vietri

You are currently browsing articles tagged vietri.

Dicen que Nápoles nació de los desamores entre un marino y una sirena.

Vía Pinterest

Vía Pinterest

“¡Por favor!” interrumpe Pantaleón desde su hamaca “dicho así suena muy romántico, pero sabes bien que esa historia hace aguas – excuse the pun, Darling – por todas partes. ¡Haz el favor de contarla bien!” me ordena.

Le Sirenuse, Positano. Vista desde la terraza de la piscina.

Le Sirenuse, Positano. Vista desde la terraza de la piscina.

Miro al mono con antipatía. Mi versión es mejor que la de Homero, pero ya que estamos tiquis-miquis aquí va la suya: Cuenta Homero en la Odisea que fue Circe – quien, para ser diosa, era muy cotilla – la que advirtió a Ulises de la irresistible seducción que sobre los hombres ejercían los cantos de las sirenas.

Paestum, antigua Poseidonia. Al sur de Nápoles en la bahía de Salerno. ¿Quizás fue aquí donde Circe cotilleó estas cosas a Ulises?

Paestum, antigua Poseidonia. Al sur de Nápoles, en la bahía de Salerno. ¿Quizás fue aquí donde Circe cotilleó todas estas cosas a Ulises?

El canto XII de la Odisea dedica bastante poco palabrerío a ello, pero parece que Ulises, que quiso escuchar los famosos cantos sin poner en peligro su vida, ordenó a sus hombres que le amarraran fuertemente al mástil – y que posteriormente ellos se taparan los oídos – al pasar delante de ciertas islas, cercanas a la actual Nápoles, donde habitaban las bellas sirenas. Nadie sabe a ciencia cierta cuáles son esas islas. Capri y las islas Li Galli se disputan el honor de haber sido hogar de las sirenas.

li galli con barco

Li Galli al atardecer desde Positano, agosto 2014

El caso es que los hombres de Ulises se taparon bien los oídos y ataron al buen griego al mástil, y esa noche, pasando cerca de la costa amalfitana, Ulises comenzó a oír unos cantos lejanos. Homero, que es un sieso, ni siquiera describe los cantos, pero debieron de ser formidables. Ulises se debatía entre los cabos que lo ataban loco por lanzarse al mar. Era el canto más bello que había oído jamás. Llegaba de lo profundo de la noche, mezclado con un olor a jazmín, a mar y a olivo. Era un lamento, un canto de amor, una llamada al éxtasis, a la gloria. Nunca jamás se había oído un canto igual. Y nunca volvería a oírse. Las propias sirenas se sorprendieron del magnífico sonido que salía de la boca de Parténope, una de sus más jóvenes y bellas compañeras. Pero los marinos de oídos tapados, y Ulises atado al mástil, desgañitándose por lanzarse al mar, fueron pasando de largo empujados por el viento que llenaba sus velas. Parténope, enamorada de Ulises desde que oyó por primera vez noticias de sus aventuras, intentó atraerlo a sí hasta el final. Cantó, cantó y cantó en esa oscura noche de verano, canto su mejor más dulce y más desesperado. Cantó hasta que la estela del barco de Ulises se perdió en el horizonte. Y entonces Parténope pagó el precio que han de pagar las sirenas cuya canción no es escuchada por el hombre que aman: la muerte. Así son las normas de los dioses. Su cadáver fue arrastrado por la marea hasta la playa de Santa Lucía, donde está el actual Castel del Ovo, y allí, donde el mar arrastró a la sirena muerta, se fundó una nueva ciudad cuyo nombre fue Parténope y que es ahora Nápoles.

Nápoles, vista desde la bahía con Castel del Ovo, lugar donde murió Parténope, a la derecha de la imagen.

Nápoles vista desde la bahía, con Castel del Ovo, lugar donde murió Parténope, a la derecha de la imagen.

“Bufff” dice el mono despectivo levantando el brazo para pedir otro Bellini “sigues inventando más de lo que debes. Así se cuenta la historia. Y luego pasa lo que pasa.”

Le Sirenuse con Li Galli al fondo.

Le Sirenuse con Li Galli al fondo, imagen de su web www.lesirenuse.it

No entiendo cómo puede estar de este humor tan ácido y descreído precisamente teniendo delante la impresionante vista de las islas donde cantó Partenope. Li Galli. Los gallos. Anteriormente conocidas como “Las Sirenas”, nombre que da el suyo al hotel en donde nos alojamos, Le Sirenuse, en Positano. Desde la terraza y desde la mayoría de sus habitaciones se ve el mar Tirreno con las islas de las sirenas al frente. Abajo la cúpula dorada de la iglesia de Positano con sus campanas anunciando el Ángelus en un tañer entusiasmado. A un lado multitud de casitas blancas trepando por los montes Lattari, adheridas a las laderas como los “vongole” a las rocas. Y esos barrancos grises, esas piedras salpicadas de pinos que caen a plomo hasta un inmenso mar turquesa. No hay lugar más romántico en el mundo. Pero el mono no está para chistes.

positano de noche casitas positano casas2 le sirenuse li galli de noche IMG_1580

Costa amalfitana desde el Sant Antonio, el barco sorrentino de Le Sirenuse.

Costa amalfitana desde el Sant Antonio, el barco sorrentino de Le Sirenuse.

Me armo de paciencia y no digo nada. Al fin y al cabo ha sido él quien nos ha convidado a pasar unos días aquí. Nos rescató a Pío y a mí de los horrores de un hotel en Santa María de Castellabatte donde nos estaban comiendo las pulgas. El hotel se anunciaba como un antiguo Palazzo con playa privada. La playa tenía de privada lo que el Parque del Retiro y el pulgoso Palazzo era sombrío, sucio e inhabitable.

“¿Se puede saber qué hacéis ahí?” me preguntó el mono ante mis lamentos.

“Ver Paestum” le contesté

“¿Y eso qué es?”

“Una zona arqueológica con tres maravillosos templos griegos”

paestum4

“Darling!” me reconviene el mono “¡Pero qué tonterías haces! Lo único griego que merece la pena son los navieros. Peludos, feúchos, simpáticos y riquísimos. Déjate de templos. Vente a Positano y te presento a Stavros.”

El comedor de Le Sirenuse de noche, con la buganvilla trepando por las paredes e iluminado únicamente co velas. Concretamente 500 velas.

El comedor de Le Sirenuse de noche, con la buganvilla trepando por las paredes e iluminado únicamente co velas. Concretamente 500 velas.

IMG_2776

Una tiene su dignidad, pero una invitación al hotel de las Sirenas no se desprecia. Sobre todo cuando uno ha caído en las garras de una rubiesca y timadora Principessa que te cobra una pasta por servir de alimento nocturno a sus chinches. Así que adorado Pío y yo hicimos las maletas y salimos del Palazzo Belmonte marcando rueda de coche en la gravilla.

“Principessas hay dos tipos” pontifica Pantaleón en el Oyster Bar de la Sirenuse “las guapas, que hacen una magnífica carrera en el extranjero como pendones verbeneros y se casan divinamente, y las feúchas, reducidas al mantenimiento de los Palazzos mediante timos al gran público”.

Le Sirenuse, el Oyster bar

Le Sirenuse, el Oyster bar

Pues sí que está amargo el mono. Más que su fantástico Negroni servido en estos vasos de Murano diseñados por Carlo Moretti de los que me he enamorado nada más verlos..

Cuencos y vasos de Carlo Moretti en cristal de Murano. Todos distintos. Disponibles en la boutique de www.lesirenuse.it

Cuencos y vasos de Carlo Moretti en cristal de Murano. Todos distintos. Disponibles en la boutique de www.lesirenuse.it

No sé si tiene que ver con nuestra precipitada salida del inhóspito agujero del que nos encontrábamos, pero desde que llegamos a Le Sirenuse, me gusta todo lo que veo. Me he enamorado de los platos de colorines en cerámica de Vietri con los que ponen la mesa. Todos distintos y de diversos motivos de animales…

le sirenuse platos vietri detallemesa vietri

platos vietri

Y los inspecciono con deseo en la tienda de Ceramiche Assunta (www.ceramicheassunta.it)

platos vietriplatos vietri coleccion 2
platos vietri3 malaplatos vietri en paestumMe gustan todos y no soy capaz de decidirme. Casi mejor. Ya me imagino fletando un camión para llevarme a casa la enésima vajilla. En mi estado de amante de todas las cosas Positanescas me enamoro hasta de la papelera de mi cuarto…

papelera mingote

Del “botijillo” que hace las veces de cache-pot..

le sirenuse habitacion 2 Del verde de las contraventanas de los balcones…

le sirenuse contraventanas2

Del piqué blanco de las fundas de las sillas…

SONY DSC

terraza hab 75

le sirenuse habitacion

De los ventanales de hierro forjado, herencia de los años sesenta…

SONY DSC le sirenuse terraza li galli

Y sobre todo de las enredaderas que, por todas partes, trepan por las blancas paredes encaladas…

IMG_1576
le sirenuse salon2
le sirenuse trepadora comedor le sirenuse trepadorastrepadora

Recuerdo una imagen de la casa de Rose Tarlow en Estados Unidos con una hiedra trepando por las paredes del salón. El efecto no era el mismo porque Rose eligió una planta caduca, y las fotos se sacaron con la hoja caída..

IMG_1721

Tumbada en la piscina, oyendo despotricar al mono, pienso en cómo conseguir que una enredadera trepe por el interior de mi salón…

IMG_1058 IMG_0283 IMG_1742Vincenzo, el maître de le Sirenuse, simpático y amable hasta decir basta, me da la clave: las ventanas son antiguas y tienen holgura, entra aire del exterior. Las plantas se protegen en invierno, en verano se las cubre del excesivo sol y hay varios jardineros que las miman casi tanto como a los huéspedes del hotel. Ummm.

Vincenzo, simpático, listo y todo un personaje. Canta canción Napolitana mejor que Sergio Bruni, compone poesías en sus ratos libres, y tiene el aspecto del mismísimo Aga Khan.

Vincenzo, simpático, listo y todo un personaje. Canta canción Napolitana mejor que Sergio Bruni, compone poesías en sus ratos libres, y tiene el aspecto del mismísimo Aga Khan.

Parece dificil reproducir estas condiciones en mi solución habitacional. Pregunto a Pantaleón qué opina del asunto.

“Opino que tienes unas ideas absurdas que implican esfuerzos innecesarios”.

Vaya. Está claro que no está compitiendo por el título de mister simpatía. Encuentro extraño este mal humor. El día anterior nos fuimos a cenar al barco de Stavros y el mono estaba en su salsa.

Vista desde nuestra ventana con el barco de Stavros al fondo.

Vista desde nuestra ventana con el barco de Stavros al fondo.

Stavros resultó ser un tipo simpatiquísimo. Me contó que se empeñó en labrarse un futuro por su cuenta al margen de su riquísima familia y que pasó años trabajando como un animal. Luego se rindió a la evidencia y optó por aceptar el puesto que tenía reservado en la naviera de su padre. “¿Y ahora también trabajas mucho?” Le pregunto. “No” contesta el griego “ahora el dinero simplemente fluye hacia mí con deliciosa monotonía”. El tipo tiene gracia. Pantaleón charla animadamente con una tía política de Stavros con la que parece estar pasándolo estupendamente· Ella me dice que le gusta mucho mi blusa y le digo que es de Zara. “¡Ah!” contesta “yo siempre he querido vestirme con ropa barata, pero nunca he tenido los medios”.

Lo pasamos de miedo. No entiendo el cambio de humor. Como el mono no me habla me voy a buscar un libro a la biblioteca del hotel…

le sirenuse oyster bar

Y al asomarme por la ventana lo comprendo todo. El barco de Stavros ya no está. Ha zarpado. Mi pobre Pantaleón es una Parténope moderna y este nuevo navegante griego ha levado el ancla y ha seguido de largo sin escuchar el canto de mi mono-sirena. Pobrecito mío. Corro a consolarle pero no está en la piscina.

IMG_2778

Su hamaca está vacía y no hay rastro de él en ninguna parte.

le sirenuse piscina con limonero

Pregunto por él a un camarero y me contesta que se ha ido. ¿Ido? ¿A donde? Subo y bajo las escarpadas cuestas de Positano en su busca.
positano tienda trepadoras2positano tienda lamparas2

Y nada. Vuelto exhausta y preocupada al hotel y en recepción me dan una nota suya. “Darling, necesitaba un cambio de aires. He zarpado con unos amigos. Todo pagado hasta mañana. Love you lots”. ¿Zarpado? No entiendo nada. Me asomo a una de las terrazas del hotel…

IMG_1571

Me parece ver un barco azul marino, en la distancia, navegando en dirección a Capri. Pregunto a Vincenzo si sabe qué barco es. Sin duda lo sabe. “Es el Blue One, signora”. Y mi cultura de la revista “Hola” me sirve para entenderlo todo. El famoso barco de Valentino. A rey muerto, rey puesto. 

Al día siguiente Pío y yo partimos rumbo a Nápoles. De Le Sirenuse sólo se puede ir a casa. Nada sirve en comparación.

IMG_1575

No es un hotel lujoso en el sentido literal del término. No hay mármoles, ni dorados, ni grandes piscinas, ni enormes jardines. Es sólo una casa muy bien llevada. Increíblemente bien llevada. Como si la gobernanta fuera la mejor anfitriona del mundo. Hay sábanas de hilo, toallas de Frette, platos de porcelana de Richard Ginori, copas de Murano y un tropel de gente pendiente del capricho más tonto que se te ocurra. Un barco que te lleva a bañarte a diario las calas más maravillosas de la costa, flores frescas en todos los cuartos, un botones que corre a llevarte dos botellas de agua fresca cada vez que sales de excursión y un Prosecco bien frío en cada habitación para beber mientras ves la puesta de sol desde la ventana.

li galli desde el barco

Proa del Sant Antonio, el barco del hotel. Li Galli al frente.

En la mesilla, al lado de la botella de agua fría y el chocolate, hay una cajita. En ella unos tapones para los oídos. Alguien podría pensar que son para evitar que el descanso nocturno se vea estropeado por los ronquidos de quien duerme a tu lado, pero yo prefiero creer que, siguiendo la tradición milenaria, están ahí para evitar caer en el embrujo de los cantos de las sirenas. Si los oyera, me quedaría aquí para siempre.

 

PD: Soy consciente de que esto parece un publi-reportaje, pero no lo es. Soy una auténtica enamorada de este hotel donde siempre he sido muy feliz. Reconozco el esfuerzo de sus empleados por hacernos la vida maravillosa a los huéspedes y expreso mi deseo de que éstos estén a la altura de los empleados (lo cual no siempre es el caso). El hotel es fantástico pero caro, por eso quizás sea mejor visitarlo en mayo o octubre, cuando es temporada baja pero aún hace buen tiempo. Si vais, no gastéis en una habitación lujosa porque todas están bien y lo bueno del hotel son las zonas comunes. Con que se vea el mar por alguna esquinita basta…

 

 

 

Tags: , , , , , , ,

Desde hace 15 días recibimos mails preguntando cómo hacerse con un “florón de pináculo” (parece ser que es así como se llaman los “finials” en español) y cómo diablos colocarlo en una lámpara a la española. 200 años sin “florones de pináculos” y ahora toda lámpara existente ha de tener uno. Magnífico. Nadie como Pantaleón para fomentar el consumismo y crear necesidades nuevas que antes no tenías

Finials de Hillary Thomas, a través de www.hillarythomas.com

Finials de Hillary Thomas, a través de www.hillarythomas.com

“No sé cómo no me llama De Guindos” me dice el mono muy ufano “soy un arma poderosísima para incrementar la demanda e incentivar el consumo. La economía española me NECESITA ¿Tú crees que si sigo así me darán un ducado?” pregunta.

www.hillarythomas.com

www.hillarythomas.com

No me atrevo a decirle que bastante hacen con no “empapelarle” por usar un marquesado al que no tiene derecho. De hecho, Pantaleón ha recibido ya una carta de la Diputación de la Grandeza pidiéndole que remita los documentos que justifican su derecho a usar el título. Les ha contestado encantado diciendo que derecho no tiene ninguno pero que el título le gusta y que piensa seguir usándolo. El asunto es peliagudo porque, vista la posibilidad, parece que Abelardo está pensando en convertirse en vizconde…

Foto del libro "An invitation to the garden", de Michael Devine

Foto del libro “An invitation to the garden”, de Michael Devine

Mientras esperamos la carta de la casa de SM el Rey, Pantaleón y yo nos entretenemos leyendo blogs de decoración. Seguimos a Jennifer Bowles de The Peak of Chic porque es un hacha: escribe bien y es un pozo sin fondo de conocimientos. En su blog encontramos esta foto de abajo del libro “An Invitation to the Garden”, del diseñador Michael Devine, que saldrá a la venta el mes que viene (nuestra copia está ya reservada, os contaremos si merece o no la pena en cuanto llegue).

image001

Ver los monos blancos y quererlos fue todo uno. Así que Pantaleón y yo nos embarcamos en una exhaustiva misión de búsqueda en la web (i.e. poner “mono de porcelana blanca” en google) hasta que dimos con ellos.

Resultaron ser figuritas de Mottahedeh en “blanc de chine”. El mono sentado es parte de un par que se vende en la web de Mottahedeh por 165 dólares USA y los monos danzantes cuestan la friolera de 825 dólares USA según esa misma web. Mottahedeh no hace envíos fuera de Estados Unidos – ellos son así – pero sí que los hacen en una fantástica web de Nueva York con la que nos topamos por casualidad en la búsqueda del mono perdido: Madison Avenue Gifts

Monos de Mottahedeh en porcelana blanca

Monos de Mottahedeh en porcelana blanca. Vistos así dan un poco de miedo.

 

Monos danzantes de Mottahedeh en porcelana blanca. Aproximadamente 800 dólares la pareja.

Monos danzantes de Mottahedeh en porcelana blanca. Aproximadamente 800 dólares la pareja.

Pantaleón y yo pasamos un rato fantástico “peinando” la web de Madison Avenue y disfrutando del placer de “ir de compras” en pijama.

“De seda” apostilla el mono

“¿Qué?”

“Mi pijama. Dí que mi pijama es de seda”

“Pantaleón ¡a nadie le importa de qué es tu pijama!”

“A mí sí” dice el mono apretando el morro.

A él sí. Bueno pues mi camisón es de batista de algodón. Añado el dato por si a alguien le importara, cosa que dudo. El caso es que Pantaleón en sus sedas y yo en mis algodones hemos hecho, ambos, grandes compras. La última (“ahora ya lo puedes decir” me autoriza Pantaleón) ha sido está extraordinaria cesta piña que hemos adquirido en Zara Home por 49.99€. Mide 63 cm de alto (contando las hojas) y la encontramos absolutamente regia.

Cesta piña de Zara Home

Cesta piña de Zara Home

Pantaleón no comprende como nadie, habiendo visto esta piña, puede resistir la tentación de llevársela a casa. Por eso no me dejaba hablar de ella antes de que nuestros respectivos ejemplares hubieran llegado. Temía que al verla nos dejaseis sin existencias. Mi querido Pío no compartía este temor: “¿Para qué sirve?” me pregunta cuando me ve colocarla amorosamente en casa (perdonadle la pregunta, es hombre).

“¡Servir, servir, servir!” dice Pantaleón irritado “¡no tiene que servir para nada! Es bonita y basta.”

Mesa de bebidas con cesto debajo

Mesa de bebidas con cesto debajo

Pero el hecho es que sí sirve. La he colocado al lado de la mesa de las bebidas llena de latas de coca-cola, tónica y schweppes. También he pensado en ponerle una bolsa de plástico transparente dentro y usarla de “papelera de latas usadas” para las copas tras una cena. Me pone nerviosa ver las latas vacías adornando la mesa de bebidas y encuentro que si pones una cesta al lado para tirarlas, queda más ordenado y bonito. La cesta de piña es fantástica para ese uso. Todas las temporadas Zara Home tiene un “must” sin el que no podemos vivir. Esta temporada es la cesta piña.

Ikea también tiene unas bandejas que están a punto de alcanzar la categoría de imprescindibles. Pero… no permiten la compra en pijama (aunque sea de seda).

“Lo cual es una crueldad innecesaria” dice Pantaleón. Así que no hablamos de ellas, en señal de rebeldía, hasta que monten una web de compra en condiciones.

Mesa de bebidas con cesto a la derecha. El cesto es fundamental ¿lo véis?

Mesa de bebidas con cesto a la derecha. El cesto es fundamental ¿lo véis?

En Madison Avenue Gifts, la tienda que hemos descubierto buscando los monos, hemos dado con unas caracolas decorativas a las que el mono ha echado el ojo:

Objetos decorativos de caracola de mar y metal plateado de Tozai Home, 112,50 US$ cada uno. Aproximadamente 90€

Objetos decorativos de caracola de mar y metal plateado de Tozai Home, 112,50 US$ cada uno. Aproximadamente 90€

Somos grandes fans de la compra online. La  nueva tienda da para mucho. En ella hemos encontrado también estos platos de metal que nos parecen perfectos para un picnic…

image004-1 image006 image005-1

O para usarlos de bajoplatos, con un plato de cristal transparente por encima, en una comida informal. Un set de 4 platos llanos cuesta 72 dólares. El resto de los precios y medidas pinchando aquí. Nos gustaron también unos almohadones de insectos y ranas en petit point que miden 40×40 y tienen un precio de 59 US$. Los de la rana y la mariquita son magníficos.

e27db39a9986696fdf2dbb4003925364Y también una escultura a lo Curtis Jeere de Two’s Company que se vende por 120 US$ y que que encontramos francamente decorativa…

65bc154aa767cfdf33d2d327afddf5f0

Y nos hemos enamorado de esta lámpara rana de Vietri (precio 260 US$ con pantalla incluida) que nos ha hecho muchísima gracia.

6e08e3964d7c09a5054afd3651a93761

Nos gustan también un trio de espejos redondos… (los tres por 260 US$)

1a6e39e4b8a10579b0aba43af3ece784

 Unos bustos en cartón piedra…

556dd653699c0578669891958cb76663

Y un buho recatado que sirve de paragüero… (152 dólares)

39fcc596f4004a31e799aae0ea83b2b2

Hemos localizado otro trío de pompones dorados a lo Curtis Jeere que parece son el último grito (los tres se venden por 84,80 US$). Os animamos a que exploréis la web, que es como ir a ver escaparates pero en versión virtual, y que hagáis vuestros propios descubrimientos…

f1beb0b415b5da1687434ab05ece7182

Los pompones los hemos visto también en otra de nuestras webs favoritas cuya dirección os damos para continuar con la orgía de compras en pijama: ZGallerie. Atención, esta web hay que usarla con cuidado, es cutrecilla y está llena de charoles y dorados. Tiene grandes precios pero hay que ser MUY selectivo para evitar acabar en lo que Pantaleón llama el “prosti-look”

En ZGallerie encontramos más pompones Curtis Jeere en escultura…

39,95 US$ la pequeña, que mide y 49,95 US$ la grande. Ambas en ZGallerie

39,95 US$ la pequeña, que mide 35cm de alto y 22 de diámetro y 49,95 US$ la grande, que mide 45 cm de alto y 30cm de diámetro. Ambas en ZGallerie

Y hasta en servilletero. En materia de servilleteros tienen uno de coral dorado que creo me los pondría hasta de pulsera…

Servilleteros en ZGallerie

Selección de servilleteros disponibles en ZGallerie

En la misma web desarrollamos una imperiosa necesidad de adquirir una funda de iPhone como ésta… que a 14,95 US$ nos parece el bolso de “Chanel” más barato que haya existido nunca…

purse-iphone-cover-182030560

Salvo quizás su prima la funda de Ipad , que como está rebajada pude ser tuya por 7,39 US$ (unos cinco euros).

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.30.56

Claro que pagar gastos de envío por una funda de iPad de 5€ parece de tontos. Así que el mono y yo seguimos brujuleando por la página para ver qué añadimos al envío. Nos gusta esta lámpara “orbit”, que tiene un diámetro de 60cm y nos parece una ganga por 299 US$. Hay que actualizar esos salones llenos de neo-Luis XVI,  y nada como esta magnífica lámpara para lograrlo.

orbit-chandelier-022248301

Y ya puestos ¿qué os parece la alfombra imitación cebra en lana de colores verdes?…

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.43.19

¿Y esta otra modelo “David Hicks”?…

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.45.14

En mitad de la inspección de alfombras Pantaleón se acuerda que había algunas estupendas en la web de Horchow (www.horchow.com) que es la filial decorativa de la cadena de grandes almacenes Neiman Marcus. Allá nos vamos (en pijama). Otra web para explorar, intrépidos lectores. Allí tienen, por ejemplo, los manteles de hilo de Sferra en todos los colores del arco iris (ahora además en descuento) e incluso bordan en ellos las iniciales que pidas…

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 20.12.56

Cuando terminéis con Horchow (o Horchow termine con vosotros) si os queda energía no dejéis de echarles un ojo a las pegatinas papel de La Boutique du Grand Cirque. Algunas son horrorosas, pero otras tienen muchísimo potencial. Nos gusta el modelo Place des Vosgues, pero tienen otros papeles para colocar en horizontal imitando medias boisseries que también nos gustan mucho…

Modelo Vosgues,  altura 2,50 por 50cm de ancho 59 euros. Disponible en 3,50 de alto. En La Boutique du Grand Cirque

Modelo Vosgues, altura 2,50 por 50cm de ancho 59 euros. Disponible en 3,50 de alto. En La Boutique du Grand Cirque

Aunque para pegatinas de pared gigantes a buen precio no hay quien supere a esta joya que se vende por 99 libras en Rockett St George (color customizable)

La Terrasse du Grand Café.

La Terrasse du Grand Café.

Rockett St. George es también el hogar del Fernando originario: Fernando the Parrot. 64 cm de largo por 35 libras y vale cada una de ellas. Lo sé porque tengo uno en casa:

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.58.00

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.58.31

Una vez peinada la web de Rockett St George, si aún tenéis tiempo en vuestras manos y saldo en la VISA siempre podréis investigar novedades en materia de “fondo de armario de mesa” en Manor HG (www.manorhg.com) o cuberterías divertidas en Sabre (http://boutique.sabre.fr/), echar un ojo a las nuevas colecciones de Maisons du Monde (www.maisonsdumonde.es) o a los muebles, las servilletas y las flores falsas – logradísimas – de OKA (www.okadirect.com)….

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 20.31.47 Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 20.33.45

Y si estás en modo retapizado/redecorado puedes echar un ojo a las nuevas colecciones de papeles de Sanderson y Cole & Son que tienes disponibles junto con montones de telas en Fabrics & Papers (www.fabricsandpapers.com)

Fabrics and Papers, Nueva colección "Folies" de Cole and Son.

Fabrics and Papers, Nueva colección “Folies” de Cole and Son.

Tras todo eso, con los ojos rojos de no dormir, la cuenta bancaria temblando y un  montón de paquetes en dirección a tu hogar habréis disfrutado plenamente de las glorias del “pyjama-shopping”. Queremos saber qué os parece la experiencia…¿Una tortura?

Catálogo de Oka (www.okadirect.com)

Catálogo de Oka (www.okadirect.com)

Pantaleón opina que lo mejor es cuando, 3 meses después, tras cruzar el Atlántico y pasar las aduanas, llega por fin lo que te has comprado. Ya ni te acuerdas de lo que era y cada paquete nuevo es una sorpresa.

“Darling, ¡es como vivir en una permanente Navidad, en la que los reyes magos no paran de llegar!” dice el mono

Hasta que te embargan la casa.

Enjoy.

 

 

 

http://www.zgallerie.com/p-15407-feathered-robin.aspx

http://www.zgallerie.com/p-14569-branch-wall-sconce.aspx

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.