papel pintado

You are currently browsing articles tagged papel pintado.

“Lo que sí te digo es que así no va a encontrar novio” me dice Pantaleón examinando por décima vez el pobladísimo apartamento de Howard Slatkin en el libro “Fith Avenue Style”.

Pequeño nicho en el salón donde está expuesta, en ménsulas iluminadas, parte de la colección de pájaros de porcelana de Howard.

Pequeño nicho en el salón donde está expuesta, en ménsulas iluminadas, parte de la colección de pájaros de porcelana de Howard.

A Pantaleón y a mi nos regalaron “Fifth Avenue Style” por Navidad y Howard nos tiene fascinados desde entonces.  El libro narra la remodelación y decoración de un piso moderno de unos 200 metros cuadrados (a ojo de buen cubero) para convertirlo en un cruce de Versalles Parisino con un palacio de la Rusia imperial. Cada capítulo del libro es un cuarto, y va por orden de entrada: primero el vestíbulo de salida del ascensor, luego el hall, luego el salón, y así sucesivamente. En cada capítulo Howard, su dueño y decorador, explica con pelos y señales en qué se inspiró, y cómo fue el proceso de construcción/remodelación.

Maravilloso hall de entrada del piso de Howard. Papel panorámico en grisaille y suelo de piedra.

Maravilloso hall de entrada del piso de Howard. Papel panorámico en grisaille y suelo de piedra.

Hall de entrada, puerta al closet para abrigos

Hall de entrada, puerta al closet para abrigos

Closet para abrigos de los invitados con papel de Gournay

Closet para abrigos de los invitados con papel de Gournay

Pantaleón y yo al principio leímos con admiración: que si un hall hecho de trozos de un biombo de coromandel, que si otro forrado con un grisaille de Zuber, las flores de porcelana de Vladimir (ver “los falsos“), el parquet de Versalles colocado “del revés” para poder teñirlo sin dañar la madera original… Howard era nuestro nuevo héroe.

Fantástico barómetro francés que según Howard perteneció a Hubert de Givenchy. Si os fijáis se ve el parquet "dado la vuelta" para blanquearlo

Fantástico barómetro francés que según Howard perteneció a Hubert de Givenchy. Si os fijáis se ve el parquet “dado la vuelta” para blanquearlo

El salón con vistas a Central Park. Las paredes están pintadas con más de 50 colores distintos, en distintas "veladuras"  para que reflejen todo tipo de luz

El salón con vistas a Central Park. Las paredes están pintadas con más de 50 colores distintos, en distintas “veladuras” para que reflejen todo tipo de luz. Las ventanas tienen un tratamiento anti rayos UVA para proteger las telas del sol.

Salón

Salón

 

Fantásticas puertas de entrada del salón al comedor

Fantásticas puertas de entrada del salón al comedor

Pero luego, poco a poco nos empezó a invadir una sensación de claustrofobia horrible, y a partir de la página 165 notamos que nos resultaba necesario cerrar el libro a intervalos regulares de 15 minutos para poder respirar.

Screen_Shot_2013-10-17_at_6_50_26_PM

Aqui es donde se empieza a complicar la cosa. Paredes de cordobán, techo pintado con piedras de colores incrustadas en las vigas, suelo de marquetería, mesa con incrustaciones de marfil y dos puertas falsas (aquí abiertas) que revelan el bar y el cuarto de baño de invitados en mosaico de diferentes tipos de marmol

Y a la altura del cuarto de baño de invitados – hecho de diversos marmoles y con miniaturas colgadas entre ellos- Pantaleón empezó a desarrollar migraña. Para cuando llegamos a la “screening room” los dos estabamos enfermásemos. Y perplejos.

Chimenea del salón con algunas plantas verdaderas y otras de Carmen Almon en tôle (metal). A nosotros esta parte sí nos gusta

Chimenea del salón con algunas plantas verdaderas y otras de Carmen Almon en tôle (metal). A nosotros esta parte sí nos gusta

Como ya confesé en el post “Horror Vacui” soy hija, nieta y posiblemente bisnieta de “clutterers“. Con semejante pedigrí deco-acumulativo hay ya muy pocas cosas que puedan asustarme. O al menos eso pensaba. Hasta que me topé con Howard.

“Ah. Howard” dice Pantaleón. Nos miramos fijamente y en silencio.

¿Tiene Howard mal gusto? No lo sabemos ¿Tiene Howard un gusto exquisito? tampoco lo sabemos. ¿Necesita Howard un psiquiatra? …¡Como agua de mayo!.

El "descansillo" del ascensor. Hecho con trozos de un viejo biombo de coromandel y multitud de pájaros de porcelana en ménsulas doradas. Lámpara Napoleón III.

El “descansillo” del ascensor. Hecho con trozos de un viejo biombo de coromandel y multitud de pájaros de porcelana en ménsulas doradas. Lámpara Napoleón III.

Otra vista del "vestíbulo" de entrada desde el ascensor

Otra vista del “vestíbulo” de entrada desde el ascensor

¿Empezáis a notar la angustia?

Otro pasillo "despejado". Este con porcelana china azul y blanca. Puertas recargadísimas.

Otro pasillo “despejado”. Este con porcelana china azul y blanca. Puertas recargadísimas.

Howard. No sabemos qué decir de Howard. En el New York times le llamaban el “Zeffirelli de la Decoración”. Un lector suyo dice que “Si Dios está en los detalles, Slatkin debería ser canonizado” y otro opina que “Howard aún no ha encontrado una mesa cuyo nombre empiece por Louis o termine por Boulle que no haya decidido comprar”. Ah! ¡Si sólo fueran las mesas!. Howard acumula. ¿Qué acumula? Ese es el problema, que no lo sabe ni él. Todo. Acumula todo lo que pilla que pueda tener alguna conexión – por vaga y lejana que sea –  con cualquier imperio pasado y/o cualquier monarquía europea (actual o depuesta). Y así le va.

El comedor, que pese a todo, sí nos gusta.

El comedor, que pese a todo, sí nos gusta.

El comedor. Esta es la foto de la portada del libro

El comedor. Esta es la foto de la portada del libro

5AS_pg_104

Dicho esto hay muchas cosas del apartamento de Howard que nos llevaríamos a casa encantados. Tiene maravillas. Pero tiene razón Pantaleón, con ese mercadillo de lujo que tiene por piso no va a encontrar novio. Ni un maestro del Zen podría superar la angustia existencial que genera semejante acumulación de cosa, cosita, mueble, mueblecito, objeto, objetito..

Otra esquina del salón

Otra esquina del salón

26c497d6f945193eeeaa23576ef24599

Sí, a nosotros también nos parece que eso puede ser un Degas…

12142a3393e3406b826622d532ce4546

Al final del libro Howard da las gracias a su “equipo de limpiadoras”.

“No me extraña que necesite un equipo” dice Pantaleón “ser asistenta en casa de Howard es como ser controlador aéreo: el estrés es tal, que necesitas que le releven cada 3 horas”.

Con todo, el hall del papel gris, el salón del parquet dado la vuelta y el comedor abigarrado – con alguna que otra dificultad- sí que nos gustaban… Algunas partes muchísimo. Pero luego Howard se nos vino arriba. Más. Sí, más aún. Y llegamos, por ejemplo, a su cuarto.

El cuarto de Howard. Pantaleón y yo nos preguntamos por donde se mete a la cama

El cuarto de Howard. Pantaleón y yo nos preguntamos por donde se mete a la cama

Howard diseñó una tela para su cuarto. Le pareció sosa y la mandó bordar encima…

cortinas dormitorio

Le siguió pareciendo demasiado “minimal” y le colgó unos cuadros… Y alguna que otra cosa más. Voilá el resultado. ¿Veis a lo que nos referimos?

Screen_Shot_2013-10-18_at_9_04_06_AM

Creemos que Howard, a estas alturas de la remodelación de su casa, ya se había vuelto loco del todo.

Dice que para decorar el necesita un “Point of Departure” (punto de partida) o “POD” como él le llama. Y el punto de partida no fue la casa de su tía Paca, no. El punto de partida fue Peterhof (el palacio de Pedro el Grande en las afueras de San Petersburgo), Amalienburg, y tres o cuatro más palacios reales. Eso sólo para la estructura. Paredes, puertas, techos, estucos, maderas todo fue europeizado y aristocratizado. Y sobre esa “simple” base empezó Howard a dar rienda suelta a su ascética personalidad. Así, en el cuarto de invitados por ejemplo, Howard empezó con un maravilloso papel antiguo de Zuber, que ya de por sí tenía bastante “cosa”…

Cuarto de invitados. Fijaos en la mesilla.

Cuarto de invitados. Fijaos en la mesilla.

Mesa del cuarto de invitados. Con mucho espacio para cargar el iphone, dejar las llaves...

Mesa del cuarto de invitados. Con mucho espacio para cargar el iphone, dejar las llaves…

Y a este cuarto quizás vosotros le hubierais puesto unas cortinas sencillas, en un lino gordo de color blanco roto… Howard no. Howard pone esto.

Galería cortinas cuarto de invitados

Galería cortinas cuarto de invitados

Cortinas cuarto de invitados

Cortinas cuarto de invitados

En un distribuidor tonto de apenas un metro cuadrado Howard aprovechó para un poquito de dorado, otro poquito de tela india y unos pajaritos enmarcados…

Distribuidor de entrada al dormitorio de Howard forrado de grabados de pájaros

Distribuidor de entrada al dormitorio de Howard forrado de grabados de pájaros

Hasta en el techo…

hall2

Y para cuando el cuerpo te pide a gritos un cuarto de baño enteramente blanco, vacío, de lineas rectas, cuyo POD decorativo haya sido (por favor) un quirófano esterilizado, Howard se nos descuelga con esto:

Cuarto de baño invitados con paredes forradas en incrustaciones de varios mármoles.

Cuarto de baño invitados con paredes forradas en incrustaciones de varios mármoles.

Cuenta muy ufano que cuando los obreros terminaron de colocar esta exposición de “mármoles del mundo” enmarcados en dorado Howard lo miró con ojos críticos y pensó… “Aquí falta algo”. Así que colgó su colección de miniaturas.

“En casa de Howard los invitados no beben” me dice Pantaleón “Lo sé porque es absolutamente imposible entrar “piripi” en este cuarto de baño y no acabar llamando al Samur psiquiátrico…”

A Howard aún le quedaba una posibilidad de redención: la cocina. Podía haberse inspirado en cualquier obra de John Pawson. Podía haber tenido como Point of Departure el desierto del Gobi. Pero no, eso es para los débiles. Y Howard no lo es:

La cocina. Alicatadita hasta el techo. Literalmente.

La cocina. Alicatadita hasta el techo. Literalmente.

Llegados a este punto de libro nada nos sorprendía. Ni la mini-cama de la Maison Jansen para Winnie su perro…

5AS_page_124

Cama de Winnie en el dormitorio de Howard. Si pensáis que los tiradores con forma de nudo de los armarios escondidos se parecen al nudo dorado de las molduras del techo de su cuarto “por casualidad” es que aún no conocéis a Howard

Ni su vestidor con máximas en latin colocadas en lo alto de las paredes…

closet 2

closet

Ni los cuartos de los manteles y la plata…

linen closet la vajilla la plata

Ni tampoco (bueno, eso un poco) el cuarto para las velas…

La "Candle Room". Howard opina que la vida no merece la pena ser vivida si no hay una vela encendida en todo momento

La “Candle Room”. Howard opina que la vida no merece la pena ser vivida si no hay una vela encendida en todo momento

Y a pesar de todo esto, el caso es que Howard nos cae bien. Cierto que está como un cencerro y que tiene más delirios de grandeza principesca que el propio Pantaleón, pero te lees el libro y es un tío simpático. Parece humilde, natural y nada tonto. Y pone los pies encima de las sillas tapizadas en el terciopelo copiado del de la Principessa de sabe-Dios-qué.

Howard en la screening room

Howard en la screening room

Y a su hermano le ha “puesto” una casa más que decente donde se puede respirar de seguido sin sentir claustrofobia…

Hall de entrada de la casa de Harry, el hermano de Howard, decorada por Howard

Hall de entrada de la casa de Harry, el hermano de Howard, decorada por Howard

El salón de casa de Harry

El salón de casa de Harry

 

Hall de casa de Harry Slatkin

Hall de casa de Harry Slatkin

Dormitorio de Harry Slatkin puesto por Howard en su versión más "minimal"

Dormitorio de Harry Slatkin puesto por Howard en su versión más “minimal”

Así que Pantaleón y yo seguimos fascinados por el inclasificable Howard capaz de esto…

Vista de la entrada al comedor desde el salón

Vista de la entrada al comedor desde el salón. Maravillosas puertas y fantástico el suelo “del revés”

Y de esto..

5AS-pg-172 5AS_pg_166Por eso, pese a todo, recomendamos que compréis el libro (disponible pinchando aquí: Fifth Avenue Style) No sólo para poder comentarlo, sino porque quiero que Howard gane mucho, mucho, mucho dinero para que pueda remodelar su casa de campo. Le propondremos de “Point of Departure” el patio de los leones de la Alhambra. Y a ver qué pasa.

Tags: , , , , ,

Pantaleón tiene un nuevo “ayuda de cámara” que responde al nombre de Jenkins, y lo raro es que lo haga, porque se trata de Abelardo, el portero.

David Cafiero, vía Lonny magazine

David Cafiero, vía Lonny magazine

La crisis hace estragos y Abelardo, para sacarse un dinerito extra, se ha colocado en sus ratos libres como “valet de chambre” de Pantaleón. Lo gordo es que, una vez convenientemente uniformado y rebautizado por el mono, Abelardo-Jenkins se ha metido tanto en su papel que no existe mayordomo inglés con más pinta de mayordomo inglés que Abelardo, natural de Castilblanco de los Arroyos.

Vía Elle Decor

Vía Elle Decor

Así que no me sorprende (en exceso) encontrarme en la escalera con un envarado y libreado Abelardo (en su versión Jenkins) que me dice: “Señora, el señor marqués no me habla.”

“¿Qué marqués?” le pregunto perpleja, dejando la bolsa de la compra en el suelo.

“Don Pantaleón” me responde muy serio.

“Pero Abelardo” le digo “¡Pantaleón no es marqués! ¡ni puede serlo!… ¡es un mono!”

“Lo sé, señora” insiste Abelardo, impertérrito, ajustándose sus guantes blancos “pero el señor marqués me ha pedido que me refiera así a él en la intimidad del hogar. Y quisiera indicarle” añade “que mi nombre es Jenkins.”

¡Mal rayo los parta a ambos! Ya he tenido bastante de esta ridícula pantomima que han montado el mono y el memo de su secuaz. Le pego dos gritos a Abelardo, le digo que es ridículo llamarse Jenkins y tener acento sevillano, que el mono es un demente, que él es un mentecato y qué me diga de una vez por qué no le habla el simio de marras.

“He roto el patito, señora” confiesa Abelardo-Jenkins con tal pesadumbre que por un instante creo que va a romper a llorar. Pero en el último momento su lado Perkins se impone al de Castilblanco de los Arroyos y se contiene. ¡Así que era ese el drama! se ha roto el patito-termómetro que Pantaleón usa para asegurarse de que el agua de su “baño de tina” esté exactamente a 25,5 grados centígrados.

01_glam_baths

El patito termómetro es una de las muchas cosas absurdas sin las que Pantaleón no puede vivir, así que encargo otro a la farmacia, me aseguro de que lo entregarán esta misma mañana y subo a inspeccionar “los daños”. Me encuentro a Pantaleón cariacontecido, aún en bata de seda de ikat y rociandose generosamente de “Blenheim Bouquet“, el agua de colonia de limón y lavanda que fabrica Penhaligon’s y encarga por barricas a Londres.

Sé que el baño sin patito es impensable así que le sugiero a Pantaleón que deje de perfumarse cual odalisca y que se de una ducha. Pantaleón instaló ambos, bañera y ducha, en su cuarto de baño porque según él “no es un asunto de aguas, darling, es un tema de horarios” (él, al revés que todo el mundo, opina que la bañera es para las mañanas y la ducha para las noches. Exclusivamente).

“No es la hora de la ducha” protesta, pero se deja convencer y manda a Abelardo-Jenkins a por las gafas de bucear (sí, se ducha con gafas de buceo. Se las compré yo. Es incapaz de cerrar los ojos en la ducha y le “gusta” ducharse mirando al chorro de agua, así que eran las gafas de buceo o una instancia para la ONCE).

28e8183ea8cb

Mientras Abelardo trae los implementos aprovecho para hablar con Pantaleón de ese gran olvidado, el cuarto de baño.

Ambos opinamos que en la medida de lo posible, en él deben convivir, si es posible de forma separada,  una generosa bañera y una amplia ducha. Y si el espacio obliga a optar, entonces la practicidad, más que el gusto personal, debe imponerse. La practicidad: ¿usarán niños el cuarto de baño? entonces bañera. ¿Lo usa primordialmente una persona mayor? entonces ducha. ¿Es necesario tener ambas cosas? Bañera con ducha incorporada. Y es que el cuarto de baño es uno de los espacios, junto con la cocina, en los que es muy, muy, muy importante que, además de bonito, el espacio sea práctico. Se usa todos los días. Si no lo es, será un “disgusto” diario.

Studio Peregalli, cuarto de baño de marmol imitando rayas

Studio Peregalli, cuarto de baño de marmol imitando rayas. Vía Architectural Digest

En cuanto a la estética, le pregunto a Pantaleón, que aún espera la preparación de su ducha, qué opina de estos cuartos de baños a reventar de azulejos, alicatados hasta el techo. Coincidimos ambos en que no nos gustan. Nos parecen fríos – además de un gasto innecesario en azulejos – preferimos con mucho la combinación de azulejos o gres con papel o pintura. Si el cuarto de baño tiene ventilación el papel aguanta perfectamente y, como hemos explicado otras veces, y ante la duda, basta con una capa de barniz transparente encima que lo impermeabilizará más.

Cuarto de baño de casa, papel de Antonina Vella para York Wallcoverings. Grabado "la armonía".

Cuarto de baño de casa, papel de Antonina Vella para York Wallcoverings. Lleva años resistiendo. El grabado, titulado “la armonía”, fue un regalo

Miles Redd coloca en este cuarto de baño el Rolls-Royce de los papeles, Vistas de la India de "De Gournay"

Miles Redd coloca en este cuarto de baño el Rolls-Royce de los papeles, Vistas de la India de “De Gournay”

Deborah Needleman, el papel es de Manuel Cánovas. Disponible en España a través de Gastón y Daniela.

Deborah Needleman, el papel es de Manuel Cánovas. Disponible en España a través de Gastón y Daniela.

MIles Redd, papel de Scalamandré

MIles Redd, papel de Scalamandré. Vía Elle Decor

 

Kate Spade, el mismo papel de Scalamandré en verde

Kate Spade, el mismo papel de Scalamandré en verde

Tela de Pierre Frey

Papel de Pierre Frey. Vía House Beautiful

Papel de raffia

Papel de raffia

A Pantaleón le fascina este cuarto de baño de Ruthie Sommers empapelado con un falso cocodrilo….

Ruthie Sommers via Lonny Magazine

Ruthie Sommers via Lonny Magazine

Con una puerta pintada por dentro con motivos chinescos….

Puerta chinesca del cuarto de baño de cocodrilo negro

Puerta chinesca del cuarto de baño de cocodrilo negro

En materia de papel, nos gustan especialmente los murales de Surface View, de los que ya os he hablado en alguna ocasión, y que pueden imprimirse en formica, en azulejos o en tela tratada.

Anuncio de waterworks, mural de Surface View con flamenco.

Anuncio de Drummonds, mural de Surface View con flamenco.

O este panel de falsa ventana, también obra de Surface View…

Surface View VA_Collections_Gallery5

A falta de papel, a los cuartos de baño les va muy bien el falso estuco…

Alidad, vía House and Garden

Alidad, vía House and Garden

Alidad, maravillosa la forma del marmol de la bañera y el pseudo estuco de la pared

El cemento pulido y teñido, el microcemento…

Cemento pulido. Via House and Garden

Cemento pulido. Via House and Garden

En este cuarto de baño de inspiración marroquí toda la "gracia" es la forma del nicho que se ha construido alrededor de la bañera-ducha

En este cuarto de baño de inspiración marroquí toda la “gracia” es la forma del nicho que se ha construido alrededor de la bañera-ducha

Lavabo de microcemento en verde oliva

Lavabo de microcemento en verde oliva

y las maravillas en tadelak que hacen Paloma Folache y Alfonso Zavala y que podéis ver en www.alenycalche.es El tadelak es una técnica de origen árabe que mezcla pigmentos de color con cal y aceites para formar una superficie hidrófuga, y es el material del que están hechos la mayoría de los hammans marroquíes.

Bañera en Tadelak

Bañera en Tadelak

Además de los revestimientos, en los cuartos de baño es muy importante la luz. Si eres mujer y pretendes maquillarte decentemente el foco de luz ha colocarse a los lados del espejo (de forma que te de la luz de frente, hacia la cara) y arriba, un poco más atrás de tu cabeza, pero nunca encima de la cabeza ni del espejo porque te hará sombras…

Si hay ventanas, confesamos que no nos gusta el cristal traslúcido porque no es “ni chicha ni limoná”, o sea, ni es cristal (transparente) ni deja de serlo. Nos parece que el cuarto de baño es el sitio ideal para unos estores de láminas…

Peter Johnson, paneles en grisaille

Peter Johnson, paneles en grisaille

Que dejan pasar la luz y la filtran de forma tan bonita, o para unos estores de una tela liviana, que permitan el paso de la luz sin dejar al vecino ejercer de “voyeur”…

Mary MacDonald

Mary MacDonald

Y si tu cuarto de baño es de ducha, creemos que hay que ocuparse especialmente de las mamparas: o prácticamente invisibles…

Rachel Bishop Designs vía el blog decorpad. Nos gusta el "garden seat" de loza dentro de la ducha

Rachel Bishop Designs vía el blog decorpad. Nos gusta el “garden seat” de loza dentro de la ducha

O figura principal del cuarto de baño:

puerta ducha

Sin términos medios…Y si hay que ahorrar: pues cortinas

Ilaria Miani, vía House and Garden.

Ilaria Miani, vía House and Garden.

Jonathan Adler. Fantástico el logo de Hermés colgado de la pared, en honor del cual - supongo - las cortinas son naranjas.

Jonathan Adler. Fantástico el logo de Hermés colgado de la pared, en honor del cual – supongo – las cortinas son naranjas.

Mark D Sykes, via Lonny Magazine

Mark D Sykes, via Lonny Magazine

O una ducha escondida dentro de un “nicho” o armario, con su puerta, como en el mítico cuarto de baño del Duque de Windsor en su casa del Bois de Boulogne…

Imagen de Fritz von der Schulenburg, vía Design Archive. La ducha se esconde tras una de las puertas de espejo. Intuyo que las la otra está el retrete...

Imagen de Fritz von der Schulenburg, vía Design Archive. La ducha se esconde tras una de las puertas de espejo. Intuyo que las la otra está el retrete…

Las dos puertas son una solución muy buena para esconder el inevitable retrete, que se debe procurar esté lo menos a la vista posible (esto es, cuando planees tu cuarto de baño, procura que el “trono” no sea lo primero que veas al abrir la puerta…)

Importante también tener suficiente espacio de “almacenaje”, como en este maravilloso cuarto de baño de “azulejos de metro” que aprovecha el espacio superior y ambos lados del lavabo para hacer armarios de espejo.

Vía AD España

Vía AD España

Nos gustan también los baños con estantería incorporada… (confesamos, ambos, que leemos en la bañera. Pantaleón pasa páginas hasta que el patito marca los 20º C y yo aguanto más, haciendo rellenos de agua caliente, dándole al grifo con el dedo gordo del pie, y haciendo movimientos ondulantes, tipo ballena, para repartir el agua caliente por igual a lo largo de la bañera…)

Via House and Garden

Via House and Garden

 blanco negro y dorado

Michael S Smith, vía Elle Decor

Michael S Smith, vía Elle Decor

Ya sean para libros o, en su caso, para toallas, nos gustan estas estanterías porque nada es más desagradable que salir del baño o de la ducha chorreando y no tener una toalla a mano…

“Esto de aquí abajo…” me dice Pantaleón enseñándome una foto

Via Architectural Digest

Via Architectural Digest

“es un ejemplo de un cuarto de baño infernal. Lo diseñó el satán de los cuartos de baño: no hay toallas cerca de la bañera, ergo mojado y en pelotas por todo el cuarto de baño, tampoco hay un mísero sitio donde dejar el jabón o gel, no hay cortinas ni mamparas para no inundarlo todo si optas por ducharte, las tuberías están todas a la vista, no hay donde guardar enseres ni espacio de repisa en los lavabos, el suelo está hecho de mosaico pequeñito con muchas juntas para ponerse negras…”

Le paro. Me ha convencido. Es importante que el cuarto de baño sea algo más que una foto bonita. Son las pequeñas cosas, como un cercano calentador de toallas para poder secarse en invierno con el lujo de una toalla calentita, los enchufes bien colocados, el espacio de encimera para el secador de pelo y un cepillo, para extender los “afeites” durante la sesión de “chapa y pintura” o simplemente para posar un necessaire y un cepillo de dientes es muy necesario. También el tener un sitio cercano donde guardar todo eso sin que esté a la vista de todos. Esas son el tipo de cosas que hacen que ames o odies un cuarto de baño: que te sea cómodo de usar.

Por eso lo lavabos con patas, sin mueble debajo, son bonitos pero no nos convencen. Es cierto que cuanto más espacio de “suelo” se vea, mayor parecerá un cuarto de baño, pero preferimos menos espacio visual y mayor comodidad diaria…

No todos los muebles de debajo del lavabo son feos...

No todos los muebles de debajo del lavabo son feos…

Apartamento en París, vía House and Garden

Apartamento en París, vía House and Garden

 

Cuarto de baño bien pensado, vía Nuevo Estilo

Cuarto de baño bien pensado, vía Nuevo Estilo

Y dentro de la ducha o cerca de la bañera se agradece una balda o un pequeño nicho o entrante donde dejar champús y demás ungüentos..

Bill Ingram, via House Beautiful

Bill Ingram, via House Beautiful. Nicho bajo la alcachofa de ducha

Y cubierto el lado práctico, en cuanto a asuntos decorativos ..nos gustan los bustos en el cuarto de baño porque dan ese aire a terma romana que va tan bien…

House&gardenbathideas Bathroom77

Nos gustan los elementos redondos para romper tanta linea recta…

Captura de pantalla 2012-12-28 a la(s) 12.10.36

Origen: Domino Book of Decorating

Origen: Domino Book of Decorating

No nos gustan las patas del lavabo, y si no es posible taparlas con un mueble ad hoc, sugerimos tenerlas bien escondidas, como en esta propuesta de Apartment Therapy…

516b8ab074c5b63c02000872__w_540__s_fit

Nos chiflan los cuartos de baño con chimenea…

BlogPeterSheltonEDSix

Y aquellos con frentes de bañera “historiados” – aunque, siendo prácticos, reconocemos  que es muchísimo más cómodo, si eres dado a “rellenos” de agua caliente cuando estás en la bañera, como yo, que el agua caliente caiga por un extremo del baño y no a la altura de tu tripa, para escaldarte –

Paolo Moschino

Paolo Moschino


Outlook-97

Nos encantan las bañeras “exentas”, a la antigua, de esas que cuando te metes dentro el agua te llega por la barbilla, pero necesitamos una mesa o silla cerca para dejar toallas y enseres y que no resulten incómodas…

Frederick Mechiche

Frederick Mechiche

 

Kary Pierce, via House Beautiful

Kary Pierce, via House Beautiful

Nos gustan las toallas con iniciales bordadas…

Kate Townsend, vía Lonny Magazine

Kate Townsend, vía Lonny Magazine

Nos gusta el “arte” en los cuartos de baño…

Cuarto baño

Y nos gusta, el que más de todos, este cuarto de baño perfecto que hizo Jean Louis Deniot en un piso de París…

cuartodebanyo-jeanlouisdeniot

Cuartodebaño_denior

Cuartodebaño_deniot2

Por él, Pantaleón me dice que hasta renunciaría a su patito…

¿Y vosotros? ¿Cómo es vuestro cuarto de baño perfecto?

 

Tags: , , , , , , ,

Pantaleón y yo somos como Hugo Chávez: víctimas del imperialismo yanqui.

En nuestro caso del imperialismo audiovisual. Tanta peli, tanta serie de McGyver, tanto ejemplo del “sueño americano”, tanta cenicienta llegando a princesa, tanto tío haciendose palacios con dos pinzas para la ropa y un tubo de pegamento Imedio, y claro, antes o después lo somatizas todo. Pantaleón quiere ser príncipe y yo quiero hacerme casitas con un pincel y tres chinchetas.

Papel pintado a mano De Gournay

Papel pintado a mano De Gournay

Ambos estamos profundamente convencidos de que “yes we can”, y en este (peligrosísimo) convencimiento el mono estudia el libro del Gotha y yo tapizo, empapelo, pinto o hago incursiones en el mundo de la fontanería según se tercie. ¿Con algún conocimiento? Noooooooo. Con unos datos de internet, mis manitas y con dos…bueno, eso.

Hace años mi padre tuvo que venor a rescatarme, a las doce y media de la noche, de una de mis múltiples aventuras domésticas. No os aburriré con detalles, baste decir que cuando llegó las luces parpadeaban y el agua nos llegaba por los tobillos. Ya me advirtió entonces. “Lo tuyo” me dijo “es una combinación letal de dos factores: primero que eres una echada palante y segundo que tienes una caja de herramientas”.  Me confiscó la caja de herramientas y se fue. Pero se olvidó la grapadora industrial, la pistola de silicona, la tiras de velcro extra-fuerte y los botes de pintura… (no preguntéis).

Hace unos días Pantaleón y yo observabamos juntos, bien calladitos y meditabundos, estas fotos del comedor de Paolo Moschino en su nueva casa de campo…

Via House & Garden, marzo 2013

Via House & Garden, marzo 2013

Y empezó el run-run del “yes we can”. En este caso encarnado en una “can” (lata o bote en inglés) de pintura azul. Y mirareis la foto y pensaréis ¡Oh no!. Pero me temo que “¡Oh sí!”. Efectivamente, queríamos pintar esos mismos eucaliptos trepadores en las paredes…

House & Garden

House & Garden

Luego llegó la ola de sensatez y pensamos que, dado que no habíamos pintado una pared en nuestra vida (excluyendo los retoques obsesivos de las paredes de casa, con pincel diminuto, de cada pequeño golpe o desconchado que llevamos a cabo mensualmente) quizás había que buscar un objetivo un poco menos ambicioso. Algo como esto…

Falsos paneles

Esto sí, ¿no? O incluso esto…

Via Lonny Mag

Via Lonny Mag

O esto…

paneles pintados

post paredes

Heidelberg Suites, Michele Bonan

Heidelberg Suites, Michele Bonan

O ya puestos, incluso con el cabecero pìntado incorporado….

faux-molding-57

A falta de boisserie o cabecero… pues te lo pintas. Y a falta de “arte”, pues también lo pintas, porque arte son estos fantásticos redondeles pintados de David Hicks …

post hicks

Todo esto nos parece eminentemente realizable. Definitivamente, we can!. Con una regla, un nivel y un poco de cinta de carrocero (de buena calidad) lo despachas en una tarde. Así que empezamos a aventurarnos un poco más, y en internet, cuna de todas las ciencias, encontramos a una mujer que había hecho esto…

falsa piedra

Que bueno, nos hubiera gustado más con otros colores, pero está logrado, y le lo cuenta, paso a paso, aqui. El sistema de pegar la cinta de carrocero y luego darle bien con el rodillo de forma que lo cubierto por la cinta quede del color del fondo nos pareció una técnica que estaba claramente a nuestra altura…

falsapiedra

Con un poquito más de gracia incluso se puede hacer esto de abajo que nos ha entusiasmado…

Via Veranda, Marzo de 2013

Via Veranda, Marzo de 2013

Hotel Recamier, Paris. Jean Louis Deniot.

Hotel Recamier, Paris. Jean Louis Deniot.

La verdad es que la falsa piedra nos rechifla…

post falsa piedra

post paredes falsa piedra

¡Todo es ponerse!

Pantaleón y yo enseguida vimos que esto de la cinta de carrocero era MUY factible, y empezamos a explorar la posibilidad de ser un poco más “risqués” (palabra Pantaleónica) en los diseños. Por ejemplo:

Pared pintada

 

Paneles

 paredes

pared pintada

¡Chupao! ¿a que sí?.

Dicen nuestras amigas de internet que la clave es que la cinta de carrocero se pegue bien pegadita para que no se cuele la pintura por debajo y que, para asegurarse, mejor dar una capa de barniz incoloro por encima antes de empezar con el color. Alternativamente, si el fondo es blanco, se da una capa, por encima de la cinta, de ese mismo blanco para que si la cinta chupa algo, que chupe del blanco de las líneas y no del color del fondo. Otra de las claves, dicen, que es quitar la cinta antes de que la pintura se haya secado del todo. Aqui tenéis un magnífico “How to” de un blog canadiense

Esto de la cinta también sirve para hacer rayas. Horizontales…

Rayas horizontales

O verticales…

blue-and-white-living-room-with-striped-wall

pared rayas rojas

Que pueden ser del grosor que tu quieras. Dorothy Draper, que tenía las ideas bien claras, decía que el ancho perfecto eran, exactamente, 15 centímetros pero bueno… tampoco hay que tomárselo a la tremenda…cabe pintarlas de grosores distintos e incluso puestas tanto en vertical como en horizontal…

Rayas dos colores

Con las rayas a dos colores parece ser que el truco es: 1) Pintar toda la pared del color más claro. 2) Marcar con lápiz pegando pegando al techo y pegando al rodapie (si las rayas son verticales, si son horizontales verticalmente en cada esquina) el grosor deseado, para evitar tener que medir el grosor de cada raya cada vez que pegas la cinta vertical. 3) Siguiendo las marcas, colocar las cinta de carrocero, teniendo cuidado de colocarla siempre a un lado o al otro de la marca, de modo que las rayas sean del mismo grosor y de ir pegándola bien, bien con el dedo o pasando una espátula. 4) Volver a pintar todo (cinta incluida) del color más claro, para “sellar” la cinta. 5) Pintar las rayas del color oscuro y, antes de que seque del todo, retirar la cinta. Si el fondo está ya (recien) pintado del color claro, puedes omitir el paso 1) pero tendrás que sustutuir el 4) por el barniz incoloro.

Subiendo un grado más, hay ejemplos de verdaderas maravillas hechas con plantillas (stencils) bien comprados o bien caseros (si eres MUY manitas). Hay stencils maravillosos en www.thestencil-library.com en www.cuttingedgestencils.com y en www.hennydonovanmotif.co.uk de donde son estos stencils de “azulejo” para suelo (¡o pared!). stenciled floor

No os fijeis en los colores… el color será el que tú elijas…

A Pantaleón y a mi lo del stencil nos mola mucho, pero nos da un poco de miedo. Le vemos peligros ocultos. Como es una plantilla, es necesario que esté bien pegadita a la pared para evitar fugas y goteos de pintura entre los agujeros. Date cuenta que pintas en vertical y la ley de la gravedad juega en tu contra.

pared pintada con stencil

pared pintada con stencil

post pintado

Los de las webs americanas hablan de un adhesivo en spray reposicionable, que creo debe ser como el pegamento del post-it pero en bote. ¡Yo eso en mi ferretería no lo he visto en la vida!. Y sobre todo, como son plantillas de paneles reposicionables, el acertar bien colocando el siguiente exactamente donde casa con el anterior y así, vez tras vez una pared entera… como que no lo vemos. Por otro lado, nos dan miedito los que son de varios colores. O tienes una idea previa muy clara o acabas como el del azulejo de arriba a la derecha… es todo esto lo que nos impide comprarnos YA esta plantilla para hacerse esta fantástica pared de ikat…

Ikat-wallpaper-pattern-stencil

Existen combinaciones de cinta de carrocero (que ya hemos quedado está totalmente a nuestro alcance) y de stencil (que no) que quizás sean planteables para alguno de vosotros. Hay una chica que, combinando ambas técnicas, ha copiado con éxito el maravilloso papel bambú de China Seas. Aqui el papel de verdad:

China Seas bamboo wallpaper

Y aqui lo pintado por nuestra dotada amiga…

quadrille-china-seas-trellis-background-hand-painted

Impresionante, ¿a qué sí?. El blog de nuestra estrella se llama Gorgeous Shiny Things y aqui os cuenta paso a paso como lograr una pared como la suya teniendo únicamente mucha paciencia y un bote de pintura. Y ¿sabéis qué? Tras leer su explicación nos parece perfectamente factible. ¡Pensadlo!

Pero si esto os impresiona, trasteando por internet encontramos a otro impresionante ser que se hizo una pared de ikat sin stencil ni nada, todito a mano, con nuestra nueva amiga la cinta de carrocero. Primero os voy a enseñar el resultado:

Closet de Ikat

Aqui en detalle…

Closet de ikat2

¡Queda magnífico! Como el ikat es en sí irregular, no importa que los “rombos” sean ligeramente desiguales. Nos lo imaginamos en azul índigo… quizás un poco más grande y con una mancha central en negro… ¡y nos estremecemos de emoción!. Lo mejor: es tirado de hacer. Coges tu cinta de carrocero (¡como no!) y la colocas en rayas verticales con un espacio de 24 cm de una a otra y luego en rayas verticales de 13 cm de ancho (estas son las medidas que da la bloquera) haciendo una cuadrícula. En cada cuadradito va uno de éstos….

masterbed_ikat_closet_3-540x360

Cuando termines, quitas las cintas verticales y mueves las horizontales para “rellenar” los huecos, así…

masterbed_ikat_closet_4-540x360

Y ¡voilá! Tu pared de ikat mallorquín con sólo la cinta y tus dos manitas!. ¿Se puede? ¡Claro que se puede! Yes you can!!! Más detalles en el blog The Merrypad pinchando aqui

Pero si a pesar de todo te entran sudores frios solo de pensarlo y prefieres un proyecto más humilde, aqui van estos que están a la altura de TODOS…

hpojb-wall-stripe-final

Screen-Shot-2012-11-29-at-8_52_50-AMparedesMVujIjUI2a0l

273241902362753368_0uHpxOUf_c 243264817341667603QUgNjlO7c

Y ya puestos… ¡a la porra con la cinta y rienda suelta a tu creatividad! (y a tu mano…)

 

Via Lonny Mag

Via Lonny Mag

 

Pared de grafiti de Kelly Wearstler

Pared de grafiti de Kelly Wearstler

Y para los auténticamente “vagos” (o temerosos) un gran invento, ¡el rodillo con dibujo! Se trata de rodillos grabados que van marcando el dibujo en la pared. Como estos:

PatternRoller

Sirven lo mismo para una pared que para una tela. El de arriba es de “The Painted House” (pincha aqui) pero también tienes unos cuantos en Etsy (www.etsy.com). Eso sí, nos gustaría que hicieran unos con un dibujo geométrico o con motivos un poco más grandes…

¿A que os cosquillean las manitas y ardéis en ganas de salir corriendo al Leroy Merlin más cercano? ¿Noooo? ¿Cómo que no? No quiero tonterías de si yo no puedo, de si yo soy torpe… si sabes colorear sin salirte de la línea sabes hacer esto.

Pero… si de verdad crees que no sabes, siempre puedes pedir auxilio al séptimo de caballería, en la forma de estas dos pedazo de artistas cuyos teléfonos os dejo aquí. Eso sí, ya que vienen, no hagáis el pavo, a ellas ¡pedidles el eucalipto de Paolo Moschino! Ellas sí saben…

Natalia Lafita: Tel 609 146229

Isabel García-Valdecasas: Tel607 997336, [email protected]

De gournay

mural

Mural de Natalia Lafita

Mural de Natalia Lafita

Mural de Isabel García-Valdecasas

Mural de Isabel García-Valdecasas

Tags: , , , ,

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.