Biombos

You are currently browsing articles tagged Biombos.

Pantaleón vuelve demudado de la visita a casa de un amigo suyo recién casado. “Oh, daaaarling!” me dice “¡Estoy sobrecogido!. Qué ES-PAN-TO de casa” me dice con un estremecimiento “¡Pobre Ludovico! a su edad y en garras de esa bárbara sin gusto ni educación. ¡Qué terrible mésalliance!.

Miles-Redd_screen_biombo

Miles Redd. ¿Es, o no es, un genio del color?

No sé si Ludovico, a sus lustrosos setenta años, calvo, gordito y sin una sóla pieza dental propia, considera que ha hecho una “mésalliance” (casarse mal) al contraer nupcias con una rubia ukraniana rumbosa que le hace carantoñas y le llama “mi tigrrrrrre” . Para mi que el amigo Ludovico está que no cabe en sí de gozo, y que vivir en una casa en la que, según Pantaleón, “el ganchillo y los Lladró compiten duramente por el dominio total del espacio” le parece un precio bajo que pagar por su “tigrrrrresa”.

Biombo pintado, painted folding screen

Vía Atlanta Homes Magazine

Para calmar al mono, que está tumbado en el sofá con los ojos cerrados y una compresa fria en la frente fingiendo una migraña, le digo “Cada uno tiene sus deco-fetiches, Pantaleón. En su caso son los ganchillos y los  Lladrós, en el tuyo las telas de Fortuny, en el de mi madre las mesas de juego, y en el mio… los biombos”. “Un fetiche el tuyo bien disimulado” me dice el mono malhumorado “porque biombos, ricura, no tienes ninguno”.

Cierto. Pantaleón adora las telas antiguas de Mariano Fortuny y tiene su casa llena. Mi madre pierde el oremus por las mesas de juego y tiene tantas que podría organizar una convención internacional de tahures del poker en casa. A mi prima le gustan los espejos y va camino de hacerse un “salon des glaces” de Versalles. Pero yo, que amo los biombos con locura, no tengo ninguno…

3564e693b28ac35b305829e19d4ce64f¿Qué por qué no? Pues porque me gustan como a Berlusconi las mujeres; me gustan TODOS. Ese es el problema, que no soy capaz de elegir. Y que apunto muy por encima de mis posibilidades. Primero desarrollé una viva pasión por los biombos de Coromandel, como éste de Cocó Chanel en su apartamento de la Rue Cambon:

coco_chanel_screen_biombo

Apartamento de Coco Chanel. Antes de seguir, ¿os habéis fijado en la lámina de espejo entre las dos ventanas?… tomad nota. Y recordad todo lo que puede hacer un espejo, como ya os contamos en  post titulado Espejito Mágico

Los biombos de Coromandel son biombos lacados de origen chino, pero se llaman Coromandel por el puerto indio de ese nombre donde se embarcaban todo tipo de “chucherías” chinas camino de Europa. Los de verdad son del siglo XVII (o más antiguos) y consisten en paisajes o dibujos chinescos en oro “insertados” en laca china negra. Laca china de la de capas y capas de pintura, no la sintética que conocemos ahora. Son auténticas – y muy raras- maravillas…

Coromandel screen Biombo de CoromandelBiombo Coromandel Screen

Ahora aún se encuentran algunos, pero la mayoría son reproducciones, si tienes suerte del XIX, y si no de laca sintética de antes de ayer. Bonitos sí, pero no es lo mismo. Para uno de verdad no me llegaba ni rehipotecando. Así que opté por olvidarme de los Coromandel. El remedio fue peor: tras ver la casa de Rubens en Amberes decidí que a mi lo que me gustaba eran los biombo flamencos en cordován (cuero) repujado y pintado. “Así me gusta” dice Pantaleón “sencillita y conformista”. El caso es que alguno ví, como este de abajo de una subasta de Christies del 2010 pero como los otros: lo tendré que dejar para cuando me reencarne en rubia ukraniana caza fortunas…

524

Biombo de cuero repujado, leather screen

Pantaleón me pidió que me “centrara un poco” y que me concentrara en cosas dentro de mi presupuesto. Así que empezamos a mirar biombos de espejo…

Biombo espejo

 

biombo espejo mirror folding screen

“¡Me gustan, me gustan!” le dije. Pero no encontramos ninguno hecho y es dificil encontrar espejo “envejecido” bien hecho para encargarse uno. Mis amigos de Marcos Mota, de los que os hablé en el post “Lo que rodea al arte” lo tienen bastante conseguido, aunque siempre es un poco más caro que el espejo nuevo, que tampoco está mal, mirad:

Biombo_espejo_mirror_screen

Biombo espejo mirror folding screen

John Jacob Interiors, Sudáfrica.

Me gustaba el biombo de espejo. Hastá ahí bien. Pero Pantaleón cometió el error de dejarme seguir viendo revistsa y descubrí que también me gustaban los de cristal con grabados o litografías insertados dentro. En el mercadillo de DecorAcción del barrio de las Letras del pasado octubre vimos este (¡perdón por la calidad de foto!) que nos gustó mucho. Pregunté el precio…

screen_prints_parrots_biombo_loros

…Y el precio era 1.900€ euros, que me pareció excesivo para lo que era. Pantaleón estaba de acuerdo. Creo que con un buen carpintero y unas láminas bonitas se puede hacer por un tercio de ese precio. ¿De donde sacar las láminas?. Fácil de estos dos “libros” de Taschen que incorporan unas 40 litografías de loros y tucanes cada uno y que cuestan unos 80 euros (lo cual para 40 láminas está de miedo). Son decorativos como libro y una fantástica fuente de grabados para llenar un biombo o una a pared entera. Son dos, uno de loros, basado en los dibujos del naturalista Edward Lear:

Parrots Edward Lear Taschen

 Que si quieres puedes comprar pinchando en esta imagen de abajo:

Y otro de Tucanes (el que yo tengo) que está basado en los dibujos de John Gould:

Toucans John Gould Taschen

Yo lo compré en Deyrolle, en París, donde se los llevaban por pares, pero si te interesa puedes comprarlo pinchando en el dibujo de aqui abajo. Más que libros, son cajas, bastante grandes, de unos 50 cm de largo, que incluyen en su interior un librito explicativo y las 40 litogragías. La “caja-libro” en sí, con sus bordes rojos, es muy bonita también.

 

Pantaleón y yo coindicimos que con esas láminas y un carpintero “apañao” se puede hacer un biombo precioso. Si opináis igual y sucumbís a la tentación, fijaos bien que el de arriba, pintado en gris, tiene unos pequeños bordes pintados en verde alrededor del “marco” de cada loro, que resaltan el color de las plumas de éste y hacen el biombo más bonito. Con los tucanes quizás pondríamos el “borde” en rojo en lugar de verde. A vuestra discreción…

El camino al abaratamiento máximo del biombo (Pantaleón arruga la nariz) pasa, por supuesto, por el biombo tapizado…

Biombo tapizado tela a cuadros Upholstered screen

A Pantaleón y a mi, reyes del “bling, bling”, nos gustan bien cuajados de chinchetitas doradas de tapicero…

Biombo tapizado con chincheta tapicero upholstered screen with nailheads

Via House & Garden

Hace unos años vimos uno de terciopelo azul marino con doble fila de chinchetas doradas colocadas en 3 “cuarterones” en Berenís (Galerías Piquer, C/ Ribera de Curtidores) que nos chifló. Las chinchetas estaban colocadas como en éste…

biombo (3)

 

Los biombos tapizados son un clásico. Pantaleón dice que quedan bien tanto en telas lisas (ante, terciopelo, un hilo gordo, incluso arpillera…) animadas con chinchetas…

6e1b75d2156b6f14e1f0eda2e495ba70

Como en telas con dibujos (ya os dijimos que el biombo de ikat, por ejemplo, estaba alto en nuestra lista de “necesidades vitales”…)

Biombo tapizado gris, upholstered folding screen

Y el biombo, lo mismo que se tapiza se empapela…

Biombo empapelado wallpapered screen

Uno de nuestros favoritos de todos los tiempos en esta categoría es el de esta foto de una tienda sevillana que apareció en AD hace ya años. Aunque confieso que Pantaleón y yo, lupa en mano la una y monóculo bien calado el otro, no somos capaces de distinguir si se trata de un biombo empapelado o pintado… La composición es maravillosa ¿a que sí?

Vía AD, foto de una tienda sevillana

Vía AD, foto de una tienda sevillana

Claro que el rolls-royce del empapelamiento es hacerse un biombo con un papel pintado a mano de los de De Gournay (¡sobre ellos escribiremos pronto!)

la foto 4-2

 

Biombo John Saladino screen

Interior de John Saladino

Claro que una cosa es empapelar el biombo y otra cosa ponerte a hacerlo con papeles de Zuber o De Gournay. Ahí barato, lo que se dice barato, no te va a salir el bicho. Así que en nuestra incansable búsqueda del biombo también echamos un ojo a opciones más asequibles, como los “biombos-contraventana”…

Biombo Screen John Stefanidis Veranda

John Stefanidis, via Veranda

 shutter screen biombo contraventana

Los biombos contraventana nos gustan para casas de veraneo, porque dan un aire muy colonial-caribeño que nos gusta, pero no sé si los vemos tanto en una casa de ciudad en pleno invierno. Así que miramos también los biombos hechos con puertas antiguas (o simplemente viejas) que además ni siquiera hace falta que sean todas iguales para que quede bonito

biombo puertas screen made with doorsbiombo hecho con puertas screen made with doors

Estos nos gustan mucho, pero en ausencia de puertas adecuadas seguimos buscando. En el escaparate de un anticuario de South Audley Street, en Londres, Pantaleón y yo avistamos un magnífico ejemplar firmado por Fornasetti. No hay foto, pero dado que este hombre se forró a hacer biombos hemos encontrado una foto de estos otros dos:

Biombo Fornasetti, folding screen

Ambos disponibles a través de la cadena online de anticuarios americanos 1st dibs (www.1stdibs.com). A precios de millonario americano. El dibujo del de la izquierda fue luego reproducido en un panel de papel pintado de Cole & Son, así que si te pica la necesidad del Fornasetti, es perfectamente factible hacerselo.

Luego están los biombos pintados. Mi abuela tenía uno maravilloso que por un lado era liso (tapizado en cuero negro con sus chinchetas) y por otro un cuadro al oleo, en lienzo. Algo parecido a esto de abajo aunque (sin ofender a nadie) el de mi abuela era más bonito…

Biombo hecho con un cuadro

la verdad es que yo no he visto muchos biombos hechos de lienzo de cuadro (Pantaleón mueve la cabeza de lado a lado para confirmar que él tampoco) aunque sí hemos visto bastantes biombos de paneles de madera pintados, tanto con motivos clásicos…

Biombo pintado en gris, revista Veranda, mes de marzo 2013. Painted folding screen, Veranda.

Via Veranda, Marzo-Abril 2013

biombo pintado, painted folding screen

 Como más modernos…

Biombo pintado, painted folding screen

 

biombos (2)

Dentro del ramo del biombo pintado uno de nuestros favoritos es este de aqui abajo (al que no descartamos hincarle el diente pronto armados de nuestro pincel y nuestra lata de pintura, porque recordad, que “Yes we can!”)

Biombo pintado imitando boisserie, painted screen, faux molding

Si no os atrevéis con el dibujito, siempre tenéis la opción de compraros vuestra can (bote) de pintura de pizarra (disponible en Leroy Merlin) y haceros este modelo…

biombo pizarra

Ahora bien, en la búsqueda incansable de “biombos 3B” (Buenos, Bonitos y Baratos) Pantaleón y yo hemos dado con el caballo ganador: nada supera en la relación estética-calidad-precio a este biombo trompe-oeil de Maisons du Monde que tiene el espectacular precio de 69€. (sí, sesenta y nueve, no le falta ningún número).

biombo maisons du monde

Disponible pinchando aqui.

Y después de todo esto, os preguntaréis que por qué no tengo un biombo. Si seguís el blog y leísteis en su día el post “¡Todos al suelo!” ya sabréis la respuesta. Es una triste manifestación más de mi “síndrome del desayuno de hotel”.  Qué le voy a hacer, ¡me gustan TODOS! Pero solo puedo elegir uno y no soy capaz. Pantaleón que siempre sabe perfectamente lo que quiere y nunca duda en elegir, me mira estupefacto, pero vosotros…¿Sois capaces de elegir? ¿Con cual os quedaríais?

Biombo empapelado o pintado verde

Tags:

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.