bichos

You are currently browsing articles tagged bichos.

Librarse Pantaleón es más complicado de lo que parece. Hace dos fines de semana Pío y yo partíamos juntos a Oporto en amor y compañía y nada más llegar al aeropuerto ¡zas!: Pantaleón y Abelardo, éste último en “uniforme de invierno” y llevando las maletas.

IMG_6894

Cerdo de lapislázuli y oro con ojos de granadas. 7 x 10 x 7 cm. Parte de una serie de animales que Luiz Ferreira hizo para sus hijos cuando eran niños. Colección privada de D. David Ferreira.

Confieso que la primera vez que vi el “uniforme de invierno” pensé que Abelardo y Pantaleón estaban representando “Guerra y Paz” una vez más. Hay gente que ve la tele y otros que dan paseos, estos dos representan extractos de la obra de Tolstoy más o menos una vez por semana.

Pantaleón siempre es el príncipe Andrei Bolkonsky pero Abelardo no ha encontrado aún su “sitio” y va cambiando de personaje. Últimamente hace de condesa Natasha con perturbadora frecuencia, así cuando lo ví vestido de húsar, me hice ilusiones y pensé que había vuelto a ser Nikolai Rostov en el frente austriaco – papel que borda -. Pero no. Era sólo su nuevo uniforme de invierno, diseñado por Pantaleón y que viene completito con remates marta cibelina en cuellos y puños. Así, ligerito y sencillo. Y esto para un hombre que, hasta hace menos de 24 meses, vivía en chandal.

Garza de plata y cristal de roca con cresta de coral. Luiz Ferreira.

Garza de plata y cristal de roca con cresta de coral. Luiz Ferreira.

Para ir a Oporto Aberlardo consideró apropiado añadir al conjunto su capa de viaje así que, junto al mono, eramos fácilmente confundibles con una avanzadilla del Circo Ringling.

Que Pio quería ir a Oporto a probar todos y cada uno de sus vinos lo tenía claro, pero qué diablos iban a hacer allí el mono de marras y su secuaz no era tan evidente.

“Y tú, exactamente, ¿a qué vas a Oporto?” le pregunto al mono en el avión.

“Darling ¡qué pregunta! Obvio. Visitar la meca de las platerías, el nirvana de los estetas, allí donde la plata deviene otra cosa. Ir allí donde salen piezas con las marcas más codiciadas del siglo XX, allí donde compraba Jacqueline Kennedy: a la platería de Luiz Ferreira”.

Cacatúas de plata, cuerpo de marfil tallado, crestas de coral y ojos de granadas. 29 x 5 x 9.5 Colecciones de Maria Rosario y David Ferreira.

Cacatúas de plata, cuerpo de marfil tallado, crestas de coral y ojos de granadas. 29 x 5 x 9.5 Colecciones de Maria Rosario y David Ferreira.

Tiene razón. Obvio. Había olvidado que es en Oporto donde está la “casa madre” de los Ferreira.

La primera vez quel el mono y yo nos fijamos en la obra de este genial portugués aún no sabíamos quien era. Estudiando el libro de mesas de Alberto Pinto (“Tables” ediciones Flammarion 2009) nos topamos con estas espectaculares jarras…

jarra1

Del libro "Tables" de Alberto Pinto (el link a amazon en la sección libros recomendados de este blog).

Del libro “Tables” de Alberto Pinto (el link a amazon en la sección libros recomendados de este blog).

E inmediatamente nos pusimos a investigar. El libro remitía la autoría de las jarras que hicieron hiperventilar al mono al mismo orfebre que había ejecutado estos flamencos y avestruces que me entusiasmaron a mi…

Avestruces de conchas de nautilus y plata de Luiz Ferreira. Libro de Alberto Pinto.

Avestruces de conchas de nautilus y plata de Luiz Ferreira. Libro de Alberto Pinto.

Flamenco de plata y huevo de avestruz.

Flamenco hecho en plata con cuerpo de huevo de avestruz.

IMG_6925

IMG_6927

En el libro de Pinto atribuía todas estas piezas a Luiz Ferreira, orfebre de Oporto.

“Por supuesto!” dijo el mono al leer la referencia “¡no podía ser otro!”

“Ah, pero ¿le conoces?” pregunté ingenua

“Pero daaaarling! Of course! ¡Es el Buccellati portugués! ¡un genio!”

“Luiz Ferreira” me contó el mono “hijo y padre de orfebres, nació en Oporto en 1909 y murió en esa misma ciudad en 1994. Y para haber nacido y vivido en Oporto toda su vida, es sorprendente su renombre internacional entre los “conocedores” de lo bello. “Así que Ud es el famoso Luiz Ferreira que hace esos animales tan bellos” le dijo Isabel de Inglaterra cuando se lo presentaron. Su hermana Margarita de Inglaterra le había encargado un cisne coronado para un centro de mesa unos meses antes…”

Cisne coronado. Luiz hizo varios modelos, huecos y con alas articuladas para que sirvieran de centro de mesa. Muchos de los cisnes coronados iban destinados a mesas de soberanos europeos (depuestos o no)

Cisne coronado. Luiz hizo varios modelos, huecos y con alas articuladas para que sirvieran de centro de mesa. Muchos de los cisnes coronados iban destinados a mesas de soberanos europeos (depuestos o no). Hizo uno – sin corona – por encargo de los Condes de Barcelona para su casa de Estoril.

“Hasta el siglo XX los animales se habían usado como motivos ornamentales en muchas piezas de plata, pero no habían sido nunca piezas en sí mismos. Hasta Buccellati. Hasta Ferreira. El genio de este hombre fue reinterpretar y actualizar la tradición de la platería portuguesa sin perder un ápice de su excelencia pero haciéndolas nuevas. A partir de 1950 empezó a fabricar animales mezclando plata con piedras, conchas, huevos, cuernas y todo tipo de materiales inanimados. En “Antique”, la tienda que montó en Estoril con Antonio Espirito Santo Silva, Joao Sobral Mendes y Bernardo Lancastre de socios, se los quitaban de las manos. Cisnes hizo muchos. Los primeros tenían unas alas articuladas que se abrían y dejaban un hueco interior para colocar flores. Otros eran cisnes coronados hechos ex-profeso para los exiliados reyes de Italia, Bulgaria y Rumanía que residían en Estoril…”

Alberto Pinto tenía 4 cisnes a falta de uno!  Y los cuatro los coloca en esta mesa con platos turcos.

Alberto Pinto tenía 4 cisnes a falta de uno! Y los cuatro los coloca en esta mesa con platos turcos.

“Pero los cisnes sólo eran un ejemplo de lo que Luiz inventaba…”

Impresionante carpa hecha con colmillos de hipopótamo

Impresionante carpa hecha con colmillos de hipopótamo

Durante todo el siglo XX la artesanía de la plata alcanzó en Oporto su máximo esplendor, y dentro de las tradicionales platerías de la Rua de las Flores, la casa Ferreira era muy conocida cuando Luiz se hizo cargo de ella. Pero Luiz no era un orfebre más. Era un perfeccionista, un hombre con una excepcional sensibilidad artística. Luiz conformó con seguir la tradición haciendo piezas clásicas de impecable factura, sino que optó por innovar y partiendo de la base de un dominio de la orfebrería perfecto empezó a diseñar pequeños animales (los “bichos”) en plata con una fascinante mezcla de materiales. Su capacidad para mezclar materiales con plata para crear animales maravillosos es inigualable. huevos, madera, piedras, cuernos, cristal, coral … todo servía al incomparable Ferreira para diseñar un “bicho” nuevo…

Impresionante dragón hecho con plata y cuerno de un antílope que no soy capaz de identificar,

Espectácular dragón hecho de plata y cuerno de un antílope que no soy capaz de identificar. 14 x 60 x7 cm. Colección privada de Eduardo de Padua Fortunato de Almeida.

Luiz no trabajaba la plata él mismo, diseñaba los bichos trabajaba sólo con los mejores orfebres, cuyos talleres se dedicaban en exclusiva a trabajar para él, y que aún ahora continuan trabajando para sus hijos. Luiz, perfeccionista, diseñaba los bichos, supervisaba su realización, corregía, alteraba y vigilaba que el resultado final se ajustara exactamente a lo que él había pensado. Lo extraordinario de sus espectaculares bichos es eso, lo impresionantemente bien hechos que están y el cuidado de los detalles. Ferreira buscaba desde el principio que fuera representaciones realistas de los animales que representaba. Y lo logró. Las expresiones de todos ellos son algo fuera de lo común…

Cabeza de garza

Cabeza de garza con pico de marfil y “plumas” de perlas.

Detalle de saltamontes de plata y marfil

Detalle de saltamontes de plata y marfil

Oso de malaquita con huevo de marfil

Oso de malaquita con huevo de marfil y ojos de granadas

Desde la publicación de un primer libro sobre la obra de Luiz Ferreira y al “rebufo” de su fama muchos orfebres portugueses han empezado a copiar sus modelos. Pantaleón se fijó que en el mismo hotel en el que nos alojábamos había una platería que había copiado unos gansos de Luiz Ferreira. Pero no eran lo mismo. Ninguna de las copias que vimos en escaparates lo era. Parecían iguales pero algo les pasaba que no se sabía bien qué era. No tenían ni la finura ni la ligereza de los originales de Luiz Ferreira.

Perdidamente enamorada de estas garzas en cristal de roca, plata y coral. La grande mide unos 30 cm.

Perdidamente enamorada de estas garzas en cristal de roca, plata y coral. La grande mide unos 30 cm.

Florence, la mujer de Gerald van der Kempt, quien fue mucho tiempo conservador del Palacio de Versalles, escribió en 1970 que su marido “estaba convencido que Luiz Ferreira tiene un puesto en la historia de los “bels objets” y dice que en el año 2000 la gente coleccionará piezas de Luiz Ferreira como antes coleccionaban huevos de Fabergé”. Y Van der Kempt fue un visionario. El año pasado, en una subasta en París, se pagaron 140.000€ por un par de venados en plata y marfil como estos:

IMG_6901

Tenían la codiciada marca: LF. Las piezas de Luiz Ferreira son efectivamente codiciadas, quien las tiene dificilmente se deshace de ellas y las pocas que salen a subasta alcanzan precios muy altos. Pero su platería sigue abierta, la llevan sus hijos María Rosario y David, y siguen haciendo los bichos diseñados por su padre, siguiendo sus diseños, con la misma calidad y mimo. Nos impresionaron especialmente unos gansos…

IMG_6914IMG_6915

Tienen cabezas articuladas que se pueden mover para “representar” distintas escenas. Los de la foto de arriba son el mismo ganso colocado de forma distinta gracias a la doble articulación del cuello. Ferreira a veces realizaba parejas de animales que dialogan los unos con los otros, creando un todo decorativo. Hay coleccionistas que tienen grupos de “bichos” que se colocan creando escenas completas. Unos levantan las patas, otros inclinan y giran los cuellos, otros extienden las alas… y sus dueños “juegan” con ellos para crear diferentes escenas decorativas.

511AP7PjRGL

Jirafas de Luiz Ferreira en la portada del libro de Pinto.

Hace falta ser muy bueno para ser capaz de hacer esto en plata y que el movimiento siempre sea grácil y natural. Pero claro, eso no es nada para los Ferreira.  Eso es algo que uno lo comprende cuando ve la inimitable langosta en plata, de más de 50cm de largo, enteramente articulada, desde las antenas, hasta cada una de las patas y así como la totalidad del cuerpo…

La foto no le hace justicia. Sólo ver la langosta merece el viaje a Oporto. En vivo y en directo e espectacular.

La foto no le hace justicia. Sólo ver la langosta merece el viaje a Oporto. En vivo y en directo e espectacular.

130900437

David era reacio a que publicara fotos de algunos de los bichos en internet  “Luego las copian, sabes” pero de la langosta me dijo “Pon todas las que quieras, no importa porque nadie va a ser capaz de copiar esto”. La ví y estoy de acuerdo con él. Jamás he visto nada igual.

Mesa de Alberto Pinto con perdiz de Luiz Ferreira

Mesa de Alberto Pinto con perdiz de Luiz Ferreira

Comprendo que entre sus clientes se encontraran el Aga Khan, los duques de Windsor, Pamela Harriman, la duquesa de Alba, Jacqueline Kennedy, el Rey Juan Carlos o las casas de Dior, Chanel, Cartier o Tiffany, quienes le encargaron piezas. Duarte Pinto Coelho tenía unas cuantas. Los Espirito Santo, obviamente también, así como el duque de Braganza y la mayoría de las familias prominentes portuguesas. Ferreira era un secreto a voces.

Mariposa con alas de ágata

Mariposa con alas de ágata

Los precios de las piezas empiezan en unos 600€ para unas mariposas como las de abajo, escarabajos y hormigas en plata y piedras de unos 7 a 10 cm…

IMG_6906

Y pueden rondar los 2000€ para una garza como esta:

pernalta327

Como capricho son un capricho carísimo, pero los Ferreira han publicado un libro sobre los bichos que cuesta 60€ y vale lo inimaginable por los buenos ratos que pasas con él…

IMG_6890

Si vais a Oporto no dudéis en acercaos por cualquiera de sus dos tiendas, la de la Rua Trinidade Coelho 9 o por la del Hotel Ipanema Park (en esta última hay más bichos) y comprad el libro. La obra de este pedazo de artista merece la visita. Los bichos son maravillosos y no decepcionan.

Gansos hechos con huevos de septaria y granadas.

Gansos hechos con huevos de septaria y granadas.

“Mi mesa necesita uno” le digo a Pantaleón con la nariz pegada al escaparate.

“Tu mesa dá igual” dice el mono “soy YO el que NECESITO uno….”

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.