En los convulsos tiempos de la Inglaterra de Isabel I, cuando ser católico equivalía prácticamente a una sentencia de muerte, el jesuita Nicholas Owen se especializó en el diseño de un elemento arquitectónico-decorativo único: el agujero de cura.

“The priest-hole!!!!” chilla Pantaleón “Daaaaarling, so charming! Es elegantíiiiiiiiisimo tener una casa con Priest Hole!”.

Lo es. Pero no por el “bujero” sino para demostrar que la casa es anterior a 1600, que es lo que verdaderamente es “elegante”.

vía The Fuller View

Bueno, y tampoco está mal como curiosidad, para enseñar el agujero a las visitas. Ahora ya no sirve para nada más, pero en su momento servía para salvar la vida. Los curas se refugiaban en las casas de los pocos católicos que iban quedando en Inglaterra, y éstos, asesorados por Nicolas Owen, diseñaban un escondite secreto para que, en caso de inspección, los soldados no encontraran al cura. Así salvaba la vida tanto el cura, condenado por serlo y sus anfitriones –  por cobijarlo. Vamos, que era importante esconderlo bien, porque si lo encontraban el Plan B no era bueno.

Vía Atlenta Homes. El papel que se ve al fondo es Imperial Trellis de Kelly Wearstler para Schumacher.

Nick Owen diseño unos cuantos “holes”: tras la chimenea, escondidos en una escalera, en un techo falso, lo que fuera. Pero la policía no es tonta y no lo era tampoco en tiempos Isabelinos. A Owen lo acabaron encontrando y encerrando en la Torre de Londres. Allí le hicieron un montón de cositas feas, motivo por el cual fue canonizado en 1970. Es el Santo Patrón de los escapistas e ilusionistas.

El priest-hole era un agujero, pequeño y sin salida. Algunos eran tan pequeños que el sacerdote oculto acababa muriendo de asfixia. Vamos que no molan mucho. Al meno no tanto como molan – desde siempre – los pasadizos secretos, que, como dice Pantaleón “Tienen la inmensa ventaja de que, al menos, llevan a algún sitio.”

House and Garden. El papel, pintado a mano, es de la casa Ornamenta, y durante años fue uno de mis objetos de deseo.

Personalmente no conozco muchas casas con pasadizos secretos (¡alguna sí!) pero la pasión por el pasadizo secreto y la puerta escondida acompaña a niños y adultos desde épocas inmemoriales. Puertas y pasadizos secretos había ya en las pirámides y han resistido con buena salud hasta la edad moderna. A John Fowler le encantaban las puertas secretas… Hicks, como buen inglés, era un maestro. Albert Hadley practicó la puerta secreta, la practica Miles Redd, Juan Pablo Molyneux y decoradores de todas las esquinas del planeta.

Juan Pablo Molyneux, su casa de París. Disimular en azulejo tiene mérito…

Detalle, hay un papel de azulejos de Lacroix para Designer’s Guild que servíría para esto

Santa María degli Angelli, en Roma.

Unas están más disimuladas que otras. Algunas no están excesivamente “escondidas” porque el que no las encuentre nadie no es ahora su principal función. De hecho, tras muchas de ellas se encuentran cuartos de baño y suele ser conveniente que la gente ENCUENTRE los cuartos de baño. Si no lo encuentran, el Plan B tampoco es bueno.

Alidad, vía Elle Decor.

Fredéric Mechiche, maravilloso papel de Zuber

He investigado (vamos, que he mirado en Google) el origen de la puerta escamoteada pero nadie dice nada al respecto. La lógica indica que su función sólo puede ser estética: se esconde la puerta porque visualmente, en ese sitio, queda fea. Porque rompe la simetría, porque altera la visión del conjunto, por lo que sea.

Una de las mejores puertas escondidas de la historia de la decoración es esta, la que daba a la famosísima “Yellow Room” de Nancy Lancaster sobre la tienda de Colefax & Fowler en Londres. Vía House and Garden.

Otras teorías apuntan a que eran vías de acceso del servicio domestico, para que pudiera entrar y salir disimuladamente de un cuarto, recoger lo que hiciera falta y desaparecer inconspicuamente.

Sir John Richardson, casa de Conneticut, vía T Magazine

Vía New York Social Diary, me gusta especialmente está versión disimulada en espejo

A mi me pirran las puertas secretas. Sin ir más lejos en mi pisito semi-VPO de 100m2 me las he apañado para tener 2. El motivo es que no parezca que tengo un cuarto con cuatro puertas (que lo tengo, pero al menos sólo se ven dos)

Chateau de Chantilly, perfectamente hecha.

Miles Redd. Me encanta que esconda un “bar” y que esté lacado en ese maravilloso azul

Matthew King design, como las que vimos en el post anterior

Desde el punto de vista técnico la puerta escamoteada es inmensamente más fácil de esconder si se abre hacia dentro. Si se abre hacia fuera – que es lo cómodo – surgen todo tipo de problemas con bisagras ocultas (ocultas son, pero tienen una vida útil mucho más corta que una bisagra normal) el rodapié que no encaja, el sistema de apertura y demás fanfarrias. De mis dos puertas una se abre hacia dentro y no ha dado un problema en su vida y otra hacia fuera y es como tener un hijo díscolo…

Stephen Gambrel. Su carpintero es un genio…

Esto es el tocador de Nathalie de Massenet, la fundadora de Net-a-porter, decorado por Michael Smith

La forma clásica para esconder la puerta escamoteada ha sido siempre el papel pintado. Su dibujo disimula mejor el corte de la puerta.

Stephen Gambrel,. Confieso que el ojo de buey me da un poco de rabia… lo estropea todo, ¿no?

 

Kathy Kincaid

Esta de abajo es de Hicks, que no hacía nada a medias. Parece ser que esta puerta se abre junto con la mesilla que tiene colocada delante la cual estaba “colgada” de la pared. Fijaos que va hasta con iluminación incluída..

Otro clásico son los falsos libros, como vimos en el post anterior.

Sorprendentemente, estos parecen esconder una ventana… ????

Ruth Burts Interiors

Y, obviamente, el trampantojo…. Pocos tan buenos como este.

Ivy House, World of Interiors mayo de 2012

La “boisserie” de madera es otro de los tradicionales métodos de despiste…

Cómo me gustan estos bares a la americana, empiezo a sospechar que Pantaleón me ha contagiado su “pequeña afición” a la bebida.

Kelly Hoppen. Hasta los modernos trabajan la puerta escamoteada. No entiendo bien el motivo de la jamba…

Y por último, lo más dificil de todo… el espejo, que salvo dividido en cuarterones, es complicado de disimular…

Cuarto de Baño y vestidor de Miles Redd, todo enterito forrado de espejo

 

 

Si alguien tiene información sobre el origen y usos de las puertas secretas o disimuladas, rogamos nos contacte para contárnoslo. En el interim UN JUEGO/CONCURSO: Pongo abajo 4 fotos  de varias puertas escondidas que ya han salido en el blog… habrá un premio al primero que nos diga (correctamente) a qué casas/diseñadores corresponden… Buena suerte a todos!

Foto número 1…. esta es fácil

Foto numero 2: esta es de un cuiarto de invitados… en NY. No doy más pistas

La foto número 3 es de un hall…

Foto 4: ésta también es fácil… la habéis visto mil veces

70 comments

  1. Carmen’s avatar

    Ah, es verdad, Howard Slatkin 2 y 3, pero se inspiró en Pauline de Rothschild seguro

  2. All that is chic (@Allthatischi1)’s avatar

    Me encanta la idea del post. Supongo que porque me fascina todo aquello que en decoración tenga un punto de fantasía, de artificio, romanticismo y sofisticación. Es que andamos muy escasos de todo esto y no, no voy a empezar quejarme de lo gris que es todo porque luego me repito y no es plan. Me ha tocado el siglo XXI y tengo que adaptarme a las circunstancias. En Mallorca solo he visto dos puertas secretas, una está en un caserón en Palma, aquí les llamamos “casals” (no palacios o palacetes como se empeñan en llamarles ahora) en el centro de Palma. Se trata de un caserón del siglo XVII (que habrá sufrido mil transformaciones, me imagino) y ahora es una especie de “hotel boutique” pero en el que han respetado al máximo el carácter de la casa original. La puerta esta en un salón rojo panelada con adornos de pan de oro igual que el resto de la mitad de la pared de la sala. Y otra puerta está en una finca en el campo (aquí les llaman “possesions”). Esta puerta en concreto, está alicatada con baldosas con motivos florales en azules, verdes y blancos igual que el resto de la pared, pero situada en el comedor y a la izquierda de la chimenea. La verdad es que estos detalles me dejan con la boca abierta.

    Ya tomé nota con lo de Ananbô para los papeles pintados (y efectivamente tiene precios más humanos). Gracias y un beso!

    1. Beatriz’s avatar

      Maravillosas puertas las que describes, me encantaría verlas! Gracias por escribir.

    2. Elena’s avatar

      Maravilloso blog. Lleno de arte, historia y magia. Muchas gracias

      1. Beatriz’s avatar

        Muchas gracias Elena

      2. Marina Redondo’s avatar

        Felicidades por el post. Yo también quiero una puerta camuflada y mágica, pero vivo en un Loft, y las puertas salvo la del baño son inexistentes…
        Voy a inventarme algo porque justo en esa, tengo la pared empapelada así que quizás lo haga. Al concurso he llegado tarde, pero felicidades a la ganadora.Mil gracias por enseñarnos tanto.

        1. Beatriz’s avatar

          Gracias a ti por leernos y escribir Marina.

        2. Inma’s avatar

          En mi casa tengo una puerta escamoteada en la cocina que es la despensa pero creo que voy a poner un bar jijiji
          enhorabuena a la ganadora y gracias Beatriz por tu generosidad compartiendo un poquito de historia con nosotros.

          1. Beatriz’s avatar

            Yo también quiero bar!!! jajaja Estamos fatal Inma! Gracias a tí por ser TAN encantadora.

          2. Silvia’s avatar

            Lo que he disfrutado viendo tu último post. Cada día te superas . Gracias por hacernos disfrutar.bs

            1. Beatriz’s avatar

              Me hace ilusión que hayas disfrutado… beso enorme

            2. Rosana’s avatar

              Me encanta este último post. Lo que se puede conseguir con un poco de imaginación. Gracias.

              1. Beatriz’s avatar

                Gracias a ti Rosana

              2. Teresa’s avatar

                ¡Cómo me gustan las cosas secretas, misteriosas! Mi abuela tenía una puerta camuflada de librería que sólo servía para pasar de su gabinete a un salón pero a mí me parecía..¡lo más! Ah, mira, yo tengo un tocador camuflado bajo la escalera, no se me había ocurrido que pudiera ser algo original, Mira tú.
                Bea, ¡¡una pasada de post!!! Lo que sabes…

                1. Beatriz’s avatar

                  Lo del camuflado de libros es lo que más me gusta en el mundo… qué suerte tu abuela! Besos grandes

                2. Rocío’s avatar

                  Bueno, aquí mi teoría de la conspiración:

                  Yo creo que tiene que ver con que esas puertas llevan a zonas más privadas. Una puerta normal suele resaltar en la pared – con una jamba, con otro otro color ,…y siempre corres el peligro de que alguien un poco cotilla entre donde no deba o toque lo que no quieras. Una puerta disimulada buscaría el efecto opuesto.

                  Me chiflan la spuertas camufladas. Desde que leí el post del papel pintado de libros mi cabeza bulle pensando en disimular la que tengo debajo de la escalera ; ¿que puede haber más privado que un gabanero en permanente desorden?

                  1. Beatriz’s avatar

                    Tu teoría de la conspiración es buena Rocío… vaya chasco el buscador de tesoros que tras tiempo y esfuerzo dé con tus abrigos desordenados!!! Jajaja

                  2. Mari Carmen’s avatar

                    Beatriz, me parece muy interesante tudo lo que escribes.
                    Me lo leo todo con gran interes.
                    Veo mucha pasion y generosidad en lo que haces.
                    Muchas gracias!!!!

                    1. Beatriz’s avatar

                      Muchas gracias Mari Carmen, me alegro de verdad de que te guste y eres muy amable por tomarte el tiempo de escribirlo. Muy agradecída!

· 1 · 2 · 3 · 4 ·

Comments are now closed.

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.