Madame Champignon

Ya tenemos las ganadoras del sorteo del domingo – a quienes ya hemos contactado por mail-. ¡Enhorabuena a las seis!. A Natalia L., Mercedes V. y María S., las tres de Madrid, les ha tocado una funda de almohadón ikat a cada una.  Elena S., Beatriz P. de Madrid, e Isabel B., de Santander, han ganado el vale descuento del 10% para usar en Tailak.

Pantaleón gruñó un poco por tener que recortar los 150 papelitos con números en un domingo por la tarde, pero, aunque gruñón, es buena gente, y está feliz de que hayamos podido repartir entre vosotros algunas de las cosas que nos gustan.

¡Lo volveremos a repetir en cuanto podamos!. Eso sí, si alguien tiene un bombo de lotería ¡por favor que nos lo preste!

Pantaleón está tan contento que, a pesar del frío, se me ha vestido de conde austro-húngaro y ha salido a dar un paseo. Ha vuelto doblemente entusiasmado. “Daaaaaaaaaaaaaaaaarling!! me grita cuando entra “¡te he hecho una gestión fantástica!, ¡FAN-TÁS-TI-CA!” me dice mientras deja caer el bastón y se quita sombrero y guantes.  

flores

Resulta que, paseando por la calle Velázquez, Pantaleón se ha encontrado con su amiga Madame Champignon, a quien no veía desde hacía tiempo. Madame Champignon, que en realidad no se llama así ni tiene edad para ser más que una Mademoiselle es, según Pantaleón “una jovencita encantadora, absolutamente charmante, que hace los mejores macarons de frambuesa de todo el globo terráqueo”. La mención de los macarons explica muchas cosas.

Macarons Pierre Hermé

Macarons Pierre Hermé, disponibles en www.pierreherme.com envio a toda euroopa

Pantaleón me cuenta que conoció a Marie Champignon (nombre falso) hace años en el chateau que la abuela de la chica tiene cerca de Poitiers. Marie, huerfana de padre y madre, creció con su abuela, una muy aristocrática, muy católica y muy estirada duquesa francesa radicalmente partidaria de hacer las cosas “comme dans l’ancien regime”. O sea, a la antigua.

Chateau de Gourdon - jardín italiano

Chateau de Gourdon – jardín italiano

Marie Champignon, niña y sóla en el enorme chateau-museo, pasaba las horas muertas en la cocina, para absoluto disgusto e indignación de su abuela. Allí, en la cocina, al calor del fuego, aprendió fascinada las recetas de la cocinera Odette, un angel regordete y cariñoso, que la mimaba a rabiar. La pasión de Madame Champignon fue, desde entonces y para siempre, la cocina. Arte éste en el que ha cosechado grandes éxitos, eso sí, siempre a espaldas de su abuela. Si su abuela supiera que se gana la vida “comercialmente”, trabajando con las manos y encima en la cocina, se muere ahí mismo, con el rosario en mano y los bigudís puestos.

escritorio louis XV

Pantaleón descubrió el secreto de Marie estándo invitado en el chateau de su abuela, cuando una noche bajó a la cocina en busca de una “tissane” (ya sería un pelotazo de ginebra) y encontró a Marie sacando del horno la tarta de chocolate más maravillosa que jamás había visto (ni olido).

chocolate

Ante los ruegos de Marie, Pantaleón accedió a guardar su secreto y ella, muy lista, compra su silencio mediante el envío periódico de cajas enteras de macarons de frambuesa. Pantaleón es bueno, pero no necesariamente discreto. Lo que le entra por un oido, le sale por la boca…

Chateau de Morsan, World of Interiors 1994

Chateau de Morsan, World of Interiors 1994

El caso es que – y esto son las GRANDES NOTICIAS – Pantaleón ha convencido a Madame Champignon para que colabore con nosotros, por lo que tenemos la inmensa suerte de poder anunciar que, a partir esta misma semana Madame Champignon publicará, una vez al mes, sus recetas en nuestro blog. ¡Estamos entusiasmados!.

Madame Champignon es colaboradora habitual de otros blogs en el extranjero y sus recetas son cotizadísimas porque tienen los tres ingredientes necesarios para el éxito: no son dificiles, lo explica de miedo y, si lo haces EXACTAMENTE como ella dice, sale bien seguro. 

Chateau de Montgeoffroy

Chateau de Montgeoffroy

Así que, gracias a esta gestión de Pantaleón, a partir de esta semana podremos contar con la colaboración estelar de lujo de Madame Champignon. Esperamos que disfrutéis de sus recetas…

Cocina del Chateau de Vaux-le-Vicomte

Cocina del Chateau de Vaux-le-Vicomte

A la espera del estreno de Madame Champignon, previsto para este viernes, aquí os dejamos unas ideas sencillas de cómo poner las flores para el centro de mesa de vuestra estupenda cena à la Champignon.

La primera idea la hemos sacado del curso de flores de Jane Packer, cuyo libro os recomendamos. Necesitáis: un recipiente cuadrado o rectángular, no muy alto y a poder ser opaco. Si no es opaco necesitáis una o dos hojas verdes grandes con las que recubriremos por dentro las paredes del recipiente para que no se vea el interior.

Lo primero: tomad el recipiente y llenadlo de agua hasta 3/4 partes de su capacidad. Si es transparente es el momento de poner una hoja alargada (o dos más pequeñas) forrando las paredes del recipiente por dentro. No queremos que se vea el interior. Secad bien los bordes del recipiente y con una cinta de celo transparente id colocando el celo en cuadrícula como en la imagen.

111janepacker

Necesitaréis tantas flores como agujeros tenga vuestra cuadrícula. Cuidad de no ponerlos demasiado juntos, que hay que tener en cuenta el tamaño de la cabeza de la flor. Si no tienes suficientes flores puedes hacer trampas rellenando los agujeros externos con algo de verde. Cortalo un poco más bajito que la flor. La flor debes cortarla de forma que su tallo – sin contar la cabeza – sea igual de largo que el fondo de tu recipiente más, aproximadamente, 1cm. Cuando las tengas todas cortadas, a exactamente la misma altura, las vas metiendo en sus agujeritos y ¡voilá! centro perfecto.

janepackerfinal

Esta técnica de la cuadrícula de celo es muy útil y la puedes utilizar para todo tipo de centros, sobre todo cuando no tienes foam verde de floristería. Acuerdate siempre de rellenar el recipiente de agua ANTES de poner los celos, de otro modo al rellenarlo se mojarán y despegarán.

Hay jarroncitos para flores que facilitan enormemente hacer un centro bonito. Nos gustan especialmente los de la marca Chive (que significa “alcaparra” en inglés… ¡ni idea de por qué se llaman así!). Son originalmente canadienses pero ahora se venden online desde inglaterra a través de www.chiveuk.com. Lo bueno que tienen estos cacharritos es que haces centros estupendos con muy poca flor, lo cual es una mala noticia para los floristas pero una buenísima noticia para nuestro bolsillo. Si vais a comprarlos, por favor, hacedlo con una regla o un centímetro en la mano y fijaos MUY bien en las medidas porque algunos de los cacharritos son mucho más pequeños de lo que parece en la foto y luego no resultan útiles. Nos gusta especialmente éste:

Modelo Hudson 2 - medium

Modelo Hudson 2 – medium

Fijaos en que sea el tamaño mediano o grande, porque el pequeño es excesivamente pequeño. Aquí puesto en casa:

 

Aquí puesto con unas pocas freesias

con unas pocas freesias

También nos gustan estos:

h4dobu-2T

h28hoc-2T

No son caros, aproximadamente 30€ cada uno, y tienen la ventaja de que son bonitos y sencillos a la vez y que con muy pocas flores (incluso sólo con algo de verde y alguna flor) quedan muy bonitos. Si tienes una mesa larga puedes poner dos Hudson (las tres bolitas de arriba) seguidos intercalados con velas y quedan estupendos, no hace falta nada más.

Otra idea: la repetición. Toda repetición de un mismo elemento crea una armonía en sí misma. Esta frase grandilocuente sirve para explicar porque la repetición constante de algo bonito y barato resulta tan efectiva. ¿Qué os parece una sucesión de “vasos de cepillo de dientes” de Ikea o Zara, todos iguales, con la misma flor, puestos todos seguidos?. No tengo fotos (sólo de otras “repeticiones”) pero probadlo ya veréis que resulta efectista y nada caro.

mesasfloresi

centros mini pinos

 

Para esto de la repetición constante os recomendamos las margaritas blancas, porque no son caras, existen todo el año y quedan muy bonitas puestas juntas. Con dos ramos rellenas unos 6 vasos de “cepillo de dientes” (intenta que los “vasos” que elijas combinen con mantel o vajillas). Basta con ponerlas todas juntas sin verde ni nada, sobresaliendo un poco del vaso. Nos gustan los plateados porque van con todo…

Aqui sólo con verde

Aqui sólo con verde

Los “floreros” de la foto de arriba son similares a unos “vasos de cepillo de dientes” de Ikea que Pantaleón y yo usamos bastante. Son de acero inoxidable y valen 2,90€. Bien limpitos brillan mucho y hasta pueden parecer alpaca (a la luz de las velas….)

Vaso semvik

Vaso semvik

La idea es más o menos como esta… (pero en repetición)

me refiero al vasito pequeño plateado con verde y un único tulipán

me refiero al vasito pequeño plateado con verde y un único tulipán

centro facil

Vamos, que con esto y las recetas que Madame Champignon os de… ¡vais a impresionar a todo el mundo! Por favor contadnos cómo os resulta y ¡mandad fotos!

4 comments

  1. Anto’s avatar

    No hay derecho!!! A que no hay derecho se preguntara Pantaleon.No hay derecho que hayamos estado tanto tiempo leyendo en el desayuno el Correo antes Español(ahora ni eso )pudiendo leer_como es mi caso hoy_como descubre Marie las receta de los macarrons y mil cosas mas APASIONANTES.Me pngo nerviosisisima,nada que ver con lo nerviosisima que me ponia “leyendole”a Otegui,a las Necanes(con k)etc,etc,etc.Hoy mismo me pongo las cadenas en las “katiuskas”(esta nevando)y me voy a Moraleja a darme de baja del periodico.Gracias.

  2. Tarsicia’s avatar

    Como siempre genial!!! espero que madame Champignon también nos dé recetas low fat, porque si no voy a acabar como Alaska que mide 1,54 y pesa casi 70 Kg!!!

  3. Mara’s avatar

    Aaaaah! Era haciendo una cuadrícula con celo…. Lo he intentado hacer a machete mil y una veces, siempre con resultado decepcionante. La próxima no me pilla desapercibida.
    PD: En Tiger venden un bombo de Bingo bastante curiosón.

  4. Luisa’s avatar

    Ahora ya se quien es Madame Champignon!! encantada de conocerla. No había leído este post hasta hoy!!

Comments are now closed.

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.