Horror vacui

Horror vacui es un “latinajo” que quiere decir miedo al vacío. Un listo lo usó una vez para describir estos interiores apretaditos y abigarrados, bien barrocos, donde cada centímetro cuadrado está ocupado y te las ves y te las deseas para encontrar un hueco en una mesa donde posar tu copa de vino…

IMG_1117

Los aristotélicos defendían que la Naturaleza aborrece al vacío. Y yo constato que donde más lo aborrece es en casa de Pantaleón. Cuando Pantaleón se mudó de casa el traslado duró una semana. Solo en almohadones: doscientos cuarenta y cinco. El chico es así: un asceta.

Post4

Apartamento en París de Hamish Bowles, vía The World of Interiors

Apartamento en París de Hamish Bowles, vía The World of Interiors

Los ingleses hablan del “cluttered” (tó lleno) o “uncluttered”(menos cosas) look.  Antes de entrar a denostarlo, he de confesar que el “cluttered” look tiene sus ventajas. La primera: puedes dejar un libro, un periódico, una taza de té o al abuelo dormido en el salón sin que apenas se note ni desentone con el estilo decorativo.  Por el contrario, en un interior minimalista un periodico abandonado es un sacrilegio (además de que se ve desde la estación espacial internacional). La segunda: no hay que preocuparse de coordinar nada. Todo pega.

Biblioteca de Chatsworth con Duque de Devonshire dormido como accesorio

Biblioteca de Chatsworth con Duque de Devonshire dormido como accesorio. ¿a que se os ha pasado por alto?

Casa de Londres de Min Hogg, fundadora de The World of Interiors. Vía The London Magazine

Casa de Londres de Min Hogg, fundadora de The World of Interiors. Vía The London Magazine

Apartamento del "maestro" (Yves Saint Lauren) en París.

Claro que también hay importantes desventajas en esto del “cluttered look”. Lo primero que necesitas una señora de la limpieza crack total para quitar el polvo sin causar muchas bajas entre en objeto, objeto y objetito. La segunda que llega un día en que no cabes tú en casa.

mesa llena2

Soy hija, nieta y sospecho que bisnieta – esto último no he constatado personalmente – de “clutterers”. Así que sé de lo que hablo.

Chateau Gabriel, de Yves Saint Laurent

San Agustín decía, hablando de la educación, “dadme un niño hasta los 7 años y será mio para siempre”. Si ésta máxima fuera cierta, yo sería una clutterer, pero resisto valientemente mi miedo al vacío. Minimalista no soy, cierto. Aunque comparada con el mono – o mi madre – parezco un monje trapense. Venzo mis bajos instintos de “clutterer” con un truco: cada seis meses, hay que “desintoxicar”.

Paolo Moschino, vía House & Garden

Paolo Moschino, vía House & Garden

En las revistas americanas lo llaman “editar”. En cristiano: quitar todo lo que sobra. O mejor dicho, lo que no “añade nada”. Porque, hay que ser sinceros, el “alma no-minimalista” compra cosas. Y cuando las compra las pone en casa, y así pasa luego lo que pasa…

IMG_1067

Apartamento de Diana Vreeland en Nueva York. Vía The World of Interiors

Apartamento de Diana Vreeland en Nueva York. Vía The World of Interiors

William Morris ya lo dijo en su momento, sólo tienes que tener en casa lo que “sabes que es util o crees que es bello” (“things which you know to be useful or believe to be beautiful”). Es la selección basada en la meritocracia: las cosas que tienes en casa tienen que ganarse su puesto en ella. Recuerda, o bien son útiles y necesarias (ejemplo una tele) o son bellas (una escultura). Si no son ni una ni otra, sin piedad, ¡al trastero!. Si las echas de menos, ya volverán…

IMG_1055

 

Iris Apfel

Iris Apfel

Apartamento de Jackie Kennedy en Nueva York. Ella parece que tenía miedo a quedarse sin algún busto?

Apartamento de Jackie Kennedy en Nueva York. Ella parece que tenía miedo ¿a quedarse sin algún busto?

Es cierto que el “horror vacui” es el mal de los más grandes. Nancy Lancaster, Yves Saint Laurent, Jackie Kennedy, Bunny Williams, Rudolf Nureyev… todos tenían casas superpobladas de objetos. De hecho, hasta casi finales de los años 90 triunfaba la decoración inglesa que se gloría precisamente en colocar cosas sobre cosas: el “country house look”no es más que eso.

Biblioteca de Badmington House

Biblioteca de Badmington House

Oscar y Anette de la Renta. Nueva York.

Oscar y Anette de la Renta. Nueva York.

Y a los que venís de esa escuela, no pretendo convenceros de que os volváis “minimal”. Primero porque es imposible y segundo porque tampoco está ahí la respuesta. Los interiores mínimal puede que fotografíen bien, pero resultan frios y, sobre todo ¡ahí  hay quien viva!. Los interiores “minimal” tienen, además, otro problema: los minimalistas tratan a cada mueble como una escultura y, si vas a hacer eso, más te vale que el mueble sea bueno. Porque tratar de escultura al sofá Ektorp de IKEA, por cómodo que sea, resulta francamente ridículo. El minimalismo, contrariamente a lo que pudiera pensarse, sólo es para los muy ricos que puedan permitirse piezas Bauhaus originales por toda la casa…

Pero, entre una cosa y otra está el interior editado. Como éste:

nuevo_estilo17

O estos…

Interior de Gilles & Boissier

Interior de Gilles & Boissier

Axel Vervoordt

Axel Vervoordt

Casa del anticuario Alejandro Fauquié

Casa del anticuario Alejandro Fauquié

Andina & Tapia, vía Nuevo Estilo

Andina & Tapia, vía Nuevo Estilo

Comedor en Barcelona, vía Nuevo Estilo

Comedor en Barcelona, vía Nuevo Estilo

Ninguna de las fotos de arriba es mínimal, pero sí son zonas de “accesorios controlados”.  Eso es lo que pretendo proponer. Controlar excesos, eliminar lo superfluo, editar hasta llegar hasta ese término medio que tan difícil parece ser de lograr en todo.

Porque, estéticamente hay un momento en el que “más es menos”…

¡No cruces ese umbral!Hamish Bowles

WoI201

 

Casa de Valentino Garavani cerca de Roma. Al chico no le falta de ná.

Casa de Valentino Garavani cerca de Roma. Al chico no le falta de ná.

Post2 blanco IMG_1112

Esto del “acumulativismo decorativo” (seguro que conseguimos que acabe siendo una corriente filosófica) es un tema candente. Como digo ha sido tradicionalmente el mal de muchos “grandes”. Y lo sigue siendo. Así que, por favor escribidnos para contarnos qué pensáis de todo esto y vuestra relación con esta especie de síndrome de Diógenes decorativo que provoca el horror vacui.  ¿Lo sufrís? ¿De forma activa? ¿Cómo víctimas? ¿Compartís hogar con un “clutterer”? ¿Habéis superado el horror vacui con éxito? ¿Sois decoradores y tenéis clientes que, en cuanto os vais, os llenan la casa de ceniceros de cristal de murano y mantelerías de Lagartera? ¿Os parece que esté look es fantástico y hay que fomentarlo? ¡Contad!

 

PD: lo malo de este post es que como soy incapaz de publicar fotos feas, casi todas las que os he enseñado – salvo las últimas – son fotos en las que el cluttered look sí que funciona, así que no creo que vaya a convencer a nadie….

 

Tags: , ,

47 comments

  1. Mara’s avatar

    Mi santo se crió con una clutterer y hoy tiene “horror horroris vacui”. Mi casa está muy feíta. Deseando saber qué opina Durdu de esto…

    1. admin’s avatar

      Yo también espero el “input” de Durdu… con un poco de miedo, confieso, creo que me va a caer una bronca…..

    2. Otilia’s avatar

      Cuando llego a casa me encantaria tener a mano una buena caja para tirarlo todo!!, cada vez me horrorizan más los cachivaches!!, dos veces al año hago una recolecta y lo llevo al mercadillo de la parroquia….

    3. Otilia’s avatar

      Por otra parte las casas minimalistas (no en cuanto a decoración sino en cuanto a concepto de casas vacias/limpias de objetos) me dan un poco de vertigo, parece que nadie vive alli, como que no hay dia a dia… crisis decorativa total !!!

      1. admin’s avatar

        No puedo estar más de acuerdo, ni aséptico vacío ni bazar de Bangkok. La recolecta periódica es esencial para esto, porque cuando te interesa la decoración, te gustan los muebles y las cosas bonitas, es muy fácil acabar “cluttereando”. Esto es como comer, si te gusta y no haces régimen de vez en cuando, acabas Monstserrat Caballé en menos que canta un gallo.

      2. Carmelo’s avatar

        Hola, me pasa como a ti, soy hijo y nieto de decoradores compulsivos y me han contagiado, no hay nada que mas me guste que los ambientes ultrabarrocos y recargados. Me parece que aportan un estilo cálido y de una casa vivida, porque a pesar de que vivo rodeado de antigüedades y esculturas de bronce no tengo miedo a celebrar cenas e invitar “a copas” a mis amigos en casa. Además empiezo a fomentar este hábito entre mis padres, ahora soy yo quien va a tiendas de decoración comprar mas cosas; confieso que tengo fichadas ya dos cosas para comprar, luego te cuento si me las he adjudicado!

        Un post fabuloso como me tenéis acostumbrado, desayuno y lectura interesante es una buena forma de empezar el día. Enhorabuena!

        1. admin’s avatar

          Si la acumulación es de tesoros entonces hay excusa. Pero tienen que ser MARAVILLAS. Para evitar acumular hay otra regla: por cada cosa que entra ha de salir otra.

        2. Teresa’s avatar

          Lo confieso: estoy casada con un clutterer hijo y nieto de clutteresas. Y la lucha es titánica pero poco a poco vamos llegando a una entente más o menos cordiale porque yo tampoco soy una minimal.
          En casa hay un ciervo, pequeño, ojo, y restaurado porque sufrió los embates del plumero jacarandoso y de ser un señor de cornamenta importante pasó a ser un bambi con el consiguiente mosqueo de su propietario.
          La verdad, a veces yo también tengo ganas de sacar a pasear el famoso plumero y dejar el salón como el Golán, rasito rasito.
          Total, que esta vez me toca en tu lado y enfrente del inefable mono.

          1. admin’s avatar

            Jajajaja! Me he reido mucho con lo del Golán! Miedito me das con un plumero. Comprendo el cabreo del dueño del animalito, pasar de “Golden Medallion” a escarabajo pelotero es sin duda cabreante. Una duda ¿fuiste tú la del plumero jacarandoso?? Confiesa!

          2. Teresa (creo que soy la 2 de este nombre)’s avatar

            Pos no, esta vez soy inocente. La delicuente es la santa que limpia mi casa 3 veces por semana y la pobre está amenazada de muerte horrorosa por el clutteresco de mi marido. La verdad es que como es un poco moto peligra bastante todo lo delicadito.

          3. calinetta’s avatar

            Jaja, yo tambien tengo un “horror horroris vacui” en casa debido, sospecho, a sus ancestros pro cluttered. Y lo agradezco, eh! Aunque tenga que tener mil ojos cuando se encarga de sacar la basura para recuperar cierto objetos queridos.
            Mi solución contra mis impulsos “cluttered” es una mudanza cada 2-3 años. Hay que viajar ligero de equipaje…

          4. Tarsicia’s avatar

            El cluttered look es una cosa que se veía mucho en las casas malagueñas de finales del XIX, con su abigarramiento de cuadritos, de salones y de salitas morunas….la verdad es que a mi me gusta, para los niños es un paraíso….
            Pero mi casa no padece ese mal, ahora todo mueble que compro va a casa de hermanos o amigos, así puedo seguir acumulando….pero sigo teniendo espacio pa andar por la casa…..

            1. admin’s avatar

              Puedo ser tu amiga a los efectos de computar como receptora de los muebles q te sobran???? 🙂

            2. Otilia’s avatar

              Para las limpias habituales de trastos y muebles yo los llevo a Tu Trato, en la calle Oviedo 23, Madrid, http://www.tutrato.es.

              Les dejas los muebles y trastos que no sean de anticuário y ellos los vende, lo venden todo y pagan religiosamente.

              Hay que preguntar por Antonio Valdés o por Isabel Angulo

            3. admin’s avatar

              Pantaleón y yo también pretendemos montar una Almoneda virtual (si hay interés por parte de los usuarios). Pondríamos fotos de objetos y muebles online mandando un mail al mes con novedades. El precio lo pone el que quiera venderlo y el mono y yo nos convertimos en comisionistas del 10%… es una profesión tan bonita la comisionista! Siempre hemos querido serlo y hasta ahora, pues no ha surgido la oportunidad!

            4. T (que Teresa ya tenéis otra)’s avatar

              Ehhh pues eso te contaba el otro día, que he crecido en una casa como la de “Eloísa está debajo de un almendro”.. que como no te tuvieras el camino zig-zag entre los muebles bien aprendido, contoneándote entre los muebles y brazos en alto (como al son de.. “mirala cara a cara que es la primeraaaa”).. ZASSSS! tirabas al suelo cualquier cosa y bronnnca que te caía..

              A mí particularmente, eso me ha traumado la infancia, con que me he vuelto relativamente mínimal.. así que mi madre me llama ‘sosa’ y mis amigas recargada.. ¡¡hay que jo… (PIIIIII CENSORED)!!

              Besos guapa!

              T

              1. admin’s avatar

                Ya, lo q pasa es q dicen las “malas lenguas” q la casa de tu señora madre es de portada del House & Garden… 🙂

              2. T’s avatar

                Pues a Pantaleón le encantaría (la casa y mi madre) ya lo estoy imaginando del bracete de mi madre tomando el té juntos en un sofá de ikat.. ¿les presentamos?

                Releñe! me tienes fichada..!!

                Muahhh,

                T

              3. admin’s avatar

                Un sofá de ikat!! La que quiero conocer a tu madre soy yo! Le declararé amor eterno!

                PD: ¿Tú pensabas de verdad que el mono detective no te tenía “fichada”??? ¡Ilusa! El mono lo sabe tó.

              4. T’s avatar

                Ajajaja me parto!! organizaré presentaciones con la condición que traigas a Pantaleón, avísale que: mi madre además de ser fan del Ikat, es un cañón..

                T

              5. Silvia castellanos’s avatar

                Cada semana me sorprendes. Disfruto con tu blog. Gracias.siempre aprendo algo. Enhorabuena

              6. Mónica Ferrer’s avatar

                Hasta ahora me consolaba pensando que el problema era que las casas eran demasiado pequeñas, pero desde que mi sobrino de 4 años ha heredado los impulsos a la Diógenes de su santo abuelo, ya no estoy tan segura.

                Ahora estamos en fase radio antigua – figurita Lego con ciertos toques tribales de los viajes del abuelo por el continente negro. Así que las radios de los años 30 viven con naves espaciales y cuernos de elefantes. Si Pantaleón es capaz de organizar eso me convierto en su proveedora oficial de macarons.

                1. admin’s avatar

                  Legos? Colmillos de elefantes? Mónica TIENES q hacer algo urgentemente. El mono dice q compres un cesto para los juguetes de inmediato y q mandes los colmillos al trastero o a subastas Goya. Si uno quiere matar elefantes q lo haga, pero los colmillos del bicho, aunque haya sido cazado incluso por su Majestad el Rey, sólo tienen sitio en el trastero. Has de por convencer a tu padre!

                2. Mónica Ferrer’s avatar

                  LOL. ¿O sea que de las mascaras, y barcas del río Limpopo ni hablamos? Bueno, se intentará , pero aviso desde ya que Ferrer senior es hijo de aragonés y vasca así que nos va a llevar un rato.

                  Enhorabuena por el blog , otra vez, me encanta y las fotos que poneis son simepre ideales.

                3. admin’s avatar

                  Sí, sí! Las máscaras y las barcas sí! Son extravagantes!

                  Gracias por seguirnos y por tus comentarios Mónica. Y de las barcas del río Limpopo no te deshagas NUNCA!

1 · 2 · 3 ·

Comments are now closed.

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.