El último Gatopardo

“A las ocho de la tarde” dice Pantaleón.

00f32cede99c127aea88841141b99904

“A las ocho de la tarde” repite el mono releyendo sus notas.

IMG_2907

Y una vez más, como el tañer de una campanada: “A las ocho de la tarde …”

IMG_2898¡Por favor! ¡Esto parece la versión pantaleónica del “Llanto a la muerte de Ignacio Sánchez Mejías”! Le pregunto al mono por qué se ha convertido de repente en un reloj de cuco viviente atascado en las ocho.

Cuarto de invitados, casa de Oscar de la Renta en Nueva York.

Cuarto de invitados, casa de Oscar de la Renta en Nueva York.

Resulta que mi pobre mono quiere escribir un homenaje a Oscar de la Renta y una reseña sobre la exposición de Givenchy al mismo tiempo, pero se me ha atascado en la hora que une ambos eventos: “A las ocho de la tarde…”.

Oscar y Annette de la Renta en su casa de Connecticut

Oscar y Annette de la Renta en su casa de Connecticut

El mono me mira suplicante: “Ayúdame a empezar” implora.

El pasado lunes, prácticamente a la misma hora (las ocho de la tarde), mientras en Madrid se inauguraba la exposición retrospectiva de Hubert de Givenchy, en Kent, Connecticut, moría Oscar de la Renta.

Voilá.

Town and Country 1974, antigua casa de Oscar de la Renta y Françoise de Langlade en La Romana, República Dominicana. 40 años después la decoración sigue estando de moda...

Town and Country 1974, antigua casa de Oscar de la Renta y Françoise de Langlade en La Romana, República Dominicana. 40 años después la decoración sigue estando de moda…

Y Oscar y Hubert tienen más cosas en común que la obviedad de una profesión compartida. El americano (“porque República Dominicana es América” explica el mono) cruzó el charco para triunfar en Europa. El francés, inició su amistad con Balenciaga, clave de su éxito, en Estados Unidos. Ambos trabajaron en París al mismo tiempo: Oscar para Lanvin y Hubert para Elsa Schiaparelli, ninguno tuvo hijos (aunque Oscar adoptó uno, un bebé abandonado en República Dominicana, que se llama Moises), ambos son famosos anfitriones.Pero fuera de estas pequeñas banalidades, sin conocerles pero tras leer sobre ambos, parece que tienen otra cosa más importante en común: ambos son buenas personas.

Casa de Oscar de la Renta en Punta Cana construida en piedra de coral. Es la que sustituyó a la casa de La Romana de la foto anterior.

Casa de Oscar de la Renta en Punta Cana construida en piedra de coral. Es la que sustituyó a la casa de La Romana de la foto anterior.

“Y esto no es algo banal” me dice Pantaleón “no hay que restar importancia a la bondad, porque es la más genuina forma de belleza” pontifica el mono. Es cierto. Ya decía Unamuno que “la bondad es la belleza en acción”. Y para dos grandes buscadores de lo bello, la bondad del corazón tiene que ser algo importante.

Hotel d'Orrosier, la casa de Givenchy en Rue de Grenelle, París.

Hotel d’Orrouer, la casa de Givenchy en Rue de Grenelle, París.

Hotel d'Orrouer detalle. Del libro "VIsite Privée"

Hotel d’Orrouer detalle. Del libro “VIsite Privée”

Dos hombres buenos en busca de la belleza, tanto en la moda como a su alrededor. Ambos buscaban embellecer a las mujeres que vestían…

Traje de Oscar de la Renta

Traje de Oscar de la Renta

Oscar dijo en una entrevista que “Moda no es lo que desfila en las pasarelas, moda es lo que ves en la calle” y Hubert se queja de extravagancias en desfiles que luego no se trasladan a la calle, que pasan y mueren porque no están fundamentados en el buen gusto, el buen corte, el volumen que favorece.

Modelo de Givenchy en la terraza del Hotel d'Orrouer

Modelo de Givenchy en la terraza del Hotel d’Orrouer

Ambos vivían rodeados de cosas maravillosas. Oscar tenía tres casas: una Nueva York, otra en el campo (Connecticut) y otra cerca del mar (Punta Cana).

Escritorio de Annette en la casa de Connecticut

Escritorio de Annette en la casa de Connecticut

El espectacular salón de la casa de Punta Cana. De esta habitación me gusta absolutamente todo.

El espectacular salón de la casa de Punta Cana. De esta habitación me gusta absolutamente todo.

IMG_2871

Casa de Oscar de la Renta en Nueva York

Casa de Oscar de la Renta en Conecticut

Hubert tiene también una en París, otra en el campo (Chateau Le Jonchet) y otra cerca del mar (Clos Fiorentina).

169cae706ee19415bdf8a543da9ec7a9

Château Le Jonchet

Château Le Jonchet

Dormitorio de Givenchy en Clos Fiorentina, su villa en Cap Ferrat

Dormitorio de Givenchy en Clos Fiorentina, su villa en Cap Ferrat

healthy-home-master-bedroom-hubert-de-givenchy

Clos Fiorentina, la casa de Givenchy en Cap Ferrat

Clos Fiorentina, fantásticas las fundas de las sillas. Dan ganas de hacerse un logo solo para copiar esto.

Ni el mono ni yo sabemos lo suficiente de alta costura como para hablar con sensatez del tema. Sabemos que nos gustan las piezas espectacularmente cortadas de Givenchy, sus chaquetas de hechura perfecta y las telas que elige. De Oscar nos gustan las faldas balenciaguescas de sus trajes de noche, las telas tiesas perfectamente domadas y su uso del color. Este asunto, sin embargo, se lo dejamos a un colaborador estrella con el que podremos contar pronto que podrá hablarnos de todo esto con autoridad.

Givenchy 1957

Givenchy 1957

Audrey Hepburn en Givenchy, en la pelicula Sabrina.

Audrey Hepburn en Givenchy, en la pelicula Sabrina.

Oscar de la Renta

Oscar de la Renta

El destino cruzó a Oscar y Hubert unas cuantas veces. Hubert comenzó a trabajar en el taller de Elsa Schiaparelli con Françoise de Langlade, la que luego se casaría con Oscar…

Oscar de la Renta con su primera mujer, Françoise de Langlade. Los que la conocieron dicen que tenía un gusto exquisito y una gran clase. Su prematura muerte, de un cancer, dejó desolado al modisto.

Oscar de la Renta con su primera mujer, Françoise de Langlade. Los que la conocieron dicen que tenía un gusto exquisito y una gran clase. Su prematura muerte, de un cancer, dejó desolado al modisto.

Los dos conocieron a Audrey…

Oscar de la Renta con Audrey Hepburn en 1968

Oscar de la Renta con Audrey Hepburn en 1968

Pero el amigo del alma de ésta siempre fué Hubert.

23b98157ffc48a9cd9c1d96c8459d818

Famosa foto de Givenchy y Audrey Hepburn paseando por París.

Le Jonquet. Silla de rodaje de Audrey Hepburn.

Le Jonquet. Silla de rodaje de Audrey Hepburn.

Más cosas les unen: ambos vistieron a nuestro último cisne.. (ver “Fulco, Truman, los Cisnes y mis disculpas“)

Oscar y Anette de la Renta con Gianni y Marella Agnelli

Oscar y Anette de la Renta con Gianni y Marella Agnelli

Ambos profesaban admiración y afecto por Cristobal Balenciaga. Oscar empezó su carrera en Madrid trabajando para él y Hubert lo tuvo de maestro, mentor y amigo. Hasta tal punto que cuando cerró su maison envió a sus clientas a vestirse a Givenchy. Así llevó, de la mano, al taller de Givenchy a nuestra ya querida Bunny Mellon.

Hubert de Givenchy con Bunny Mellon. ésta última vestida de Givenchy.

Hubert de Givenchy con Bunny Mellon. ésta última vestida de Givenchy.

Bunny devino fiel clienta y gran amiga de Hubert de Givenchy, hasta el punto que le diseñó su rosaleda en Le Jonquet. Ella tiene allí su propio cuarto y cuarto de baño, ambos en sus colores favoritos: azul y blanco.

El cuarto de baño del dormitorio de Bunny Mellon en Le Jonquet

El cuarto de baño del dormitorio de Bunny Mellon en Le Jonquet

No sé si fue Bunny quien convenció a Hubert de que se hiciera con unas mesas de hierro de Giacometti o al revés, pero las mesas de Clos Fiorentina son similares a las que tenía Bunny en Oak Springs (algunas de ellas parte de la subasta de Sotheby’s)

Mesa y taburetes de Giacometti

Mesa y taburetes de Giacometti

img0111-600x839

Más Giacometti en casa Givenchy

Más Giacometti en casa Givenchy. ¿Misma mesa distinta ubicación? ¿Tiene Hubert la enfermedad de “mover muebles” que padecemos el mono y yo?

El mono me informa que una mesa de hierro de Giacometti se vendió en abril del año pasado por 1,7 millones de dólares en Doyle, Nueva York. Así que la mesa de centro de Hubert vale más que mi casa.

“Mais oui! Su contenido es mejor que tu continente” afirma el mono.

Cuarto de invitados, Le Jonchet

Cuarto de invitados, Le Jonchet

No sé cual de todas sus casas prefería Oscar. Cuando le preguntaron donde, entre todas ellas, consideraba que estaba su hogar contestó: “Mi hogar está donde esté Annette”.

“Admirable y romántica contestación” dice el mono “pero con o sin Anette la mejor es, de lejos, la de Punta Cana”.

IMG_2873

Oscar de la Renta, escalera de su casa de Punta Cana con corales y esponjas marinas sobre ménsulas blancas.

IMG_2872

La casa de punta cana. Esas paredes de piedra de coral son una maravilla.

IMG_2875

Interior de la capilla de la casa de Punta Cana. Tanto Annette (de origen europeo) como Oscar, son católicos.

IMG_2876

Entrada de la casa de Punta Cana. Desde la puerta de entrada se ve el mar. La casa puede atravesarse directamente por debajo para llegar al lado que da al Caribe o se puede subir por la escalera al salón de las fotos anteriores.

Cuarto de Invitados de la casa de Punta Cana

Cuarto de Invitados de la casa de Punta Cana

El porche

El porche

IMG_2884

La capilla desde el exterior

IMG_2882

Vista desde la casa. Vía AD

Los muebles de mimbre que Oscar usa en su porche y en la biblioteca de Punta Cana son similares a los que elige Hubert para Clos Fiorentina…

Clos Fiorentina, la caseta de la piscina.

Clos Fiorentina, la caseta de la piscina.

IMG_2922

Vista desde la terraza en Clos Fiorentina

Vista desde la terraza en Clos Fiorentina

IMG_2919

Hubert es claramente un apasionado de la decoración porque sus casas son espectaculares.

Cuarto de Philippe Venet, compañero de Givenchy, en Le Jonquet. Tela "Arbol de la vida" de Braquenie.

Cuarto de Philippe Venet, compañero de Givenchy, en Le Jonquet. Tela “Arbol de la vida” de Braquenie.

Oscar no sólo lo es sino que inauguró hace unos años “Oscar de la Renta Home” con algo de manteles, un poco de vajilla y unos bibelots. Como elige bien el primer director de Oscar de la Renta Home fue Miles Redd (ver “Miles ¿cómo has podido hacernos esto?”) y la de ahora es la fantástica Carolina Irving.

1dd8d4fa842faabac475675a4704038a

De ella esperamos grandes cosas, pero por ahora tenemos que confesar que no tienen nada especialmente emocionante, la verdad (quitando un escarabajo dorado que no está mal pero que tampoco es como para tirar cohetes).¡Ojalá editaran el mantel de esta mesa de Oscar que tantísimo nos gusta!

IMG_2890

Mesa de 1971, así que el mérito es de la fantástica Françoise, de quien Carolyne Roehn dice haber aprendido todo refinamiento. Vistas las mesas de la alumna, la maestra debió de ser excepcional.

Hubert de Givenchy también tiene fama de gran anfitrión.

IMG_2905

Maravillosas las macetas colocadas directamente sobre el impecable mantel blanco. Del libro “Visite Privée”.

Givenchy, Clos Fiorentina

Givenchy, Clos Fiorentina

Comedor en el Hotel d'Orrouer, del libro "L'style Givenchy"

Comedor en el Hotel d’Orrouer, del libro “L’style Givenchy”. Más macetas de terracota sobre el mantel. Claramente son marca de la casa y nos entusiasma.

Y ambos son grandes señores. “Couturiers” de otra época, de la época dorada donde las clientas estaban a la altura de tan grandes señores. Antes de la época de las Kardashian, la comida rápida y la ordinariez. Cuando la discreción y la sencillez – y no la extravagancia y el exhibicionismo – eran el camino a la elegancia. Ahora Oscar ya no está.

Pocos saben que Oscar fundó y financió durante toda su vida un orfanato en La Romana, donde adoptó, siendo un bebé de 24 horas a su hijo Moisés.

Pocos saben que Oscar fundó y financió durante toda su vida un orfanato en La Romana, donde adoptó, siendo un bebé de 24 horas a su hijo Moisés.

Oscar y Moises de la Renta.

Oscar y Moises de la Renta. Moises dice de Annette, la mujer de su padre, quien lo adoptó también tras casarse con Oscar, que es “la mujer más buena que conozco”. Al mono y a mi nos chiflan las familias que se quieren y que además lo dicen.

Así que Hubert de Givenchy se queda sólo. El último mohicano. El último de los grandes. Coleccionista de arte, entendido en antigüedades, amante de lo bello, buen amigo de sus amigos, excelente anfitrión y fiel compañero.

IMG_2911

Lo que queda del Paris de Dior, Saint-Laurent, Chanel y Schiaparelli ya es sólo él. El conde que aprendió a cortar telas, que vistió a princesas y bailó en sus salones. El último gatopardo.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

53 comments

  1. Camen’s avatar

    Hola Beatriz y Pantaleón. Gracias por estos ratitos de belleza y emoción. Este verano he tenido “mono” de nuevas entregas y he vuelto a releer, con fruición los artículos anteriores. Menos mal que habéis vuelto y de forma espectacular.
    Os conocí en 2013, gracias a Nuevo Estilo pero nunca había hecho un comentario. Ahora me animo por insistencia de mi hermana, también hace un blog y conoce de cerca lo de la soledad del silencio cibernético.
    Gracias de nuevo. Hasta pronto

    1. Beatriz’s avatar

      Carmen, no sabes cómo me gusta que me digas que has “re-leído”! Eso es que te ha gustado de verdad y me hace una ilusión enorme. Te agradezco que te hayas animado a comentar, porque efectivamente tu hermana tiene toda la razón del mundo: el cibersilencio es terrible. Agradezco de verdad cada comentario. Ahora que has roto el hielo espero que te animes a comentar a diestro y siniestro. También está bien que me digáis cuáles sioon los posts que os han gustado menos, porque eso me sirve para centrarme. La crítica constructiva es el mejor regalo. Un fuerte abrazo y millones de gracias.

    2. Tatiana’s avatar

      Muchas gracias Beatriz por el post, como siempre estás sembrada,es un muy bonito homenaje a alguien que aportó belleza y bondad a un Mundo cada vez más vulgar e inhumano.

      1. Beatriz’s avatar

        Muchas gracias por tu comentario Tatiana. La bondad para mi es una forma de belleza, y quien busca lo bello por encima de todo no puede más que quedar extasiado ante la enorme belleza de un corazón bueno. ¡La frase me ha salido cursilíma! espero que la cursilería se redima por el hecho de que lo siento así de verdad… Abrazos y mil gracias!

      2. Susanne’s avatar

        Me ha encantado, como siempre! lujo es tener tus posts todas las semanas, así que, si alguna vez flojeas, desde aquí te mando ánimos porque empiezas a hacerte imprescindible en todas mis semanas!!!!! Gracias!!!!!

        1. Beatriz’s avatar

          Susanne tú también empiezas a hacerte imprescindible en las mías. Siempre una palabra amable y cariñosa. ¡Qué lujo contar contigo!

        2. Tante Leonie’s avatar

          Que gusto estas personas…nada será como fue, me ha encantado !

          1. Beatriz’s avatar

            Ay, Tante Leonie, no sé. Ya sabes tú bien que “todo tiene que cambiar para que todo siga igual…”. Mil gracias y abrazos enormes.

          2. Angela’s avatar

            Enhorabuena estoy enganchada a tu blog, es sin duda el mejor de decoración! Xfa no lo dejes nunk! Es un auténtico placer leer tus post!
            X cierto q soy prima de madame champignon!!

            1. Beatriz’s avatar

              Una prima de Madame Champignon es muy VIP en este blog!!! Adicta?? Aún nos caes mejor! Lo que es un placer es tener comentaristas como vosotros. No me canso de decir que los lectores que tengo son lo mejor de este blog. Y es que es verdad. Mil gracias por tu comentario y un abrazo enorme.

            2. Carmen’s avatar

              Tengo insomnio y se me ocurre mirar el correo a las 4 de la madrugada y veo tu post…..y aqui me tienes entregà, estupendo como siempre y deseando que llegue el nuevo colaborador, da alguna pista

              1. Beatriz’s avatar

                Oh, oh. Insomnio malo. Incluso con Pantaleón. Tomate un pastillazo que dormir es esencial para evitar colapso! No doy pistas sobre el nuevo colaborador (bueno, más que colaborador estrella invitada porque en principio será un único post) porque quiero darle la oportunidad de que se arrepienta si quiere… ¡aunque espero que no lo haga! El martes que viene quizás pueda anunciar su identidad…

              2. Miryam Satrústegui’s avatar

                Realmente bonito Bea. tu sabio Pantaleón susurra siempre cosas preciosas e interesantes. Ese mono tuyo tiene todo el aspecto de ser también parte de ese Paris dorado

                1. Beatriz’s avatar

                  Para cosas realmente bonitas, tú, mi arma!!!!

                2. Teresa 3,14’s avatar

                  Rotundo post! que nostalgia de esa época que no he vivido, bueno.. apenas vislumbrado, de cuando aún no había globalización ni la imperante cultura ‘Big Mac’ trasladada a todos los ámbitos, cultura, cocina, moda, decoración.. todo rápido, bonito, barato y tan global… ahora las ciudades europeas se parecen todas tanto.. Nuestras madres si que pueden hablar de esa época..
                  Gracias por hacernos soñar y saber lo que es bueno..

                  T

                  1. Beatriz’s avatar

                    Y nosotras podremos hablar de otra… la nostalgia es peligrosa. Creo que nos gusta la época perdida precisamente porque está perdida. El deseo de lo que no se puede tener, como las morenas que quieren ser rubias y las de pelo rizado que quieren tenerlo liso y al revés. Y luego esa melancolía del paraiso perdido que tan bien explotan los nacionalismos… Lo que estuvo bien estuvo bien, pero quedan cosas por delante que estarán bien, y mejor! Al menos eso espero! Abrazos enormes Teresa!!

                  2. Teresa 3,14’s avatar

                    Que sabia respuesta Beatriz! digna de ti..
                    Bsss
                    T

                  3. Carmen Oliver’s avatar

                    Qué gran vida, muchas gracias por el post, como siempre impecable y muy trabajado.

                    http://www.carmenoliverfotografiablog.com
                    http://www.carmenoliverfotografia.com

                    1. Beatriz’s avatar

                      Muchas gracias Carmen.

                    2. Blanca’s avatar

                      Fantastico como siempre….es maravillosamente divertido poder leerte

                      1. Beatriz’s avatar

                        Mil gracias Blanca. Nos gusta entretener. Es nuestro pequeño “servicio público”! Te mando un abrazo enorme y millones de gracias por comentar.

· 1 · 2 · 3 ·

Comments are now closed.

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.