poner la mesa

You are currently browsing the archive for the poner la mesa category.

“¿Societé de la table? pero ¿de qué table, la redonda? ¿y cómo Alberto? ¿El de la mesa redonda no era Arturo?” pregunto al mono sumida en la confusión.

“Darling, me cansas horriblemente” me contesta el muy impertinente.

Imagen parcial de una mesa de Claude Lalanne que fue propiedad de Alberto Pinto y que se subasta la semana que viene en París.

“La Societé de la Table es el nombre de mi proxima web de cosas sobre el art de la table….” Me dice todo ufano.

” Societé de la Table, qué bien. Qué nombre más poco pretencioso.” le digo pero creo que no pilla la ironía porque no se inmuta.

Del catálogo de la subasta de Alberto Pinto (Christies)

“Y el rey de la table” prosigue, ignorándome “no puede ser otro que Alberto… ¡Alberto Pinto darling, no Alberto de los Belgas! No pongas esa cara que te van a salir arrugas.”

Así que efectivamente Pantaleón monta una web y ésta tiene por nombre “La Societé de la Table” y no, me explica, no es pretencioso, es lo que quedaba disponible en dominios punto com, y no, insiste, societé no es por el queso roquefort (que podía ser) sino porque su web pantaleónica no es una tienda al uso, es una tienda-club (???) del que formas parte al convertirte en cliente. Et voilá. Societé de la Table. ¿Y qué va a vender?

“Pues darling, todo artículos de primera necesidad” me dice “vajillas, manteles de hilo, cristalerías….”

Por ejemplo todo lo que veis aquí estará disponible en la web de Pantaleón (la langosta salero aún no!)

Efectivamente: ¡primera necesidad!

Pero volvamos a lo del rey Alberto. Confieso que soy mezquina. Mezquina y cutre porque lo del “Rey Alberto” lo sabía. Vamos que Christies subasta la colección de Alberto Pinto la semana que viene lo yo ya desde hace casi un mes y aquí estaba, callada como una p.¿Y por qué? Os preguntaréis. Pues porque hay una vajilla una jarra que quiero. Pero no quiero un poco, no. Quiero mucho. Con verdadera ilusión y pasión. Hasta el punto de haber roto la hucha cerdito, haber sacado el calcetín de debajo del colchón y juntado todos los “chines” para ver cuanto tengo. He presentado sendas pujas escritas y aunque que me voy a quedar sin jarra y sin vajilla lo saben hasta los chinos (los precios subirán como la espuma) estaba callada para no aumentar la competencia… (la competencia siendo vosotros, amables lectores).

 

Mesa del Catálogo de Christies.

“Pero tú no eres miserable darling” me amonestó el mono “no lo seas ahora”.

Y tiene razón. Así que lo cuento todo. Pero quisiera llegar con vosotros a un acuerdo entre caballeros (o damas) de la mesa redonda o de la mesa que sea: por favor, no piséis la manguera del bombero compañero. Si de repente os da por pujar por jarra o vajilla por favor escribidme para que no estemos pujando por lo mismo!. Dicho esto, y siendo leales a nuestros lectores, ni Pantaleón ni yo podemos privaros del deleite de echar un ojo al catálogo de la subasta de Christies trufado de plata, vajillas espectaculares (dejé de contar en la número 20), bibelots fantásticos, toneladas de soperas compañía de indias, cubiertos de vermeil y demás maravillas.

Lote de flores de porcelana, entre ellas algunas de Samuel Mazy y otras de Vladimir Kanevsky.Ver Los Falsos

Parte de la colección de animalitos de plata de Luiz Ferreira que se venden en la subasta de la semana que viene. Ver http://pantaleonylasdecoradoras.com/los-bichos-de-luiz-ferreira/

Alberto es eey de las mesas por derecho propio (ver libro en la sección libros recomendados) y por ese fondo de armario digno no de un rey, sino de toda una dinastía.

El armario de las vajillas. Y debe de ser uno de varios porque aquí no le caben todas….

“Nunca jamás nadie, pero nadie” insiste Pantaleón “ha puesto mesas como Alberto Pinto”.

Del libro “Tables” de Alberto Pinto.

“Y aunque tampoco conozco a nadie” continua el mono “ni siquiera Howard el Inclasificable, que tenga un stock como el de Alberto…”

Pantaleon y yo “necesitamos” esas setas de porcelana que Alberto coloca de centro de mesa si alguien sabe donde….

“Pero lo cierto es que hasta las más grandes maravillas pueden echarse a perder en manos de un inexperto” me dice “Sólo hay que ver las mesas que aparecen en las fotos del catálogo de Christies, llenas de las maravillas que pertenecieron a Pinto, pero tristemente faltas de la “gracia”, el flair que tenía Alberto para ponerlas…”

Claro que esa vajilla es para caerse de espaldas….da igual con qué la pongas

Esta vajilla es una de mis favoritas: una copia hecha por Mottahedeh de la porcelana rusa de la factoría Gardner de Moscú. Esta es la orden de San Jorge… un día os contaremos la magnífica historia de Catalina la Grande y sus empeños frustrados por tener una fábrica de porcelana imperial digna de tal nombre.

Esto a mi me parece un poco batiburrillo…. batiburrillo de lujo pero batiburrillo al fin y al cabo.

Idem… ¿Os habéis fijado que los franceses no ponen plato llano debajo del sopero y que colocan los cubiertos hacia abajo?

Si Alberto levantara la cabeza. Magnífico el biombo coromandel que se adivina al fondo. También sale a la venta. Sobre biombos de coromandel hablamos en su día ¿lo recordais? http://pantaleonylasdecoradoras.com/biombos/

Lo anterior demuestra que tener “material” es importante pero que aún más es saber bien qué hacer con él. Pinto lo sabía:

Esta mesa sale en el catálogo de la subasta y en el libro, es un “original” de Pinto. El rojo de la flores combina con el de las sillas falso chippendale y las dos figuras de bronce negro si las ves en el rastro les escupes, pero al verlas así puestas, en esa mesa, te hacen querer salir corriendo a por unas…

“Por eso, daaaaaarling, la Societé de la Table es una necesidad!” me dice el mono “tenemos el deber de intentar suministrar porcelana de lujo al mejor precio posible, manteles de hilo en colores nunca soñados, cosas caras para que te regalen otros y cosas baratas para comprarse uno mismo… con el compromiso de ayudar siempre a todos nuestros socios clientes a poner las mesas más bonitas del mundo en sus casas…. sacando chispas a lo que tienen, mezclando, disfrutando….y sin hacer insensateces.”

Esta vajilla es una vajilla insensata (lo es tanto que mejor ni la vendemos) pero las copas que veis y el mantel de hilo color verde agua son de un precio sensatísimo y también estarán disponibles a través de www.societédelatable.com cuando abra sus puertas en octubre

Mismo mantel, platos wedgewood de precio razonable con cubiertos y copas razonables.

A través de la web que nos están desarrollando unos simpáticos chicos salmantinos que, todo sea dícho, se están tomando su tiempo, también organizaremos cursos de flores, charlas de decoradores sobre el arte de la mesa, y demostraciones de cómo poner una mesa bonita. También tendremos una newsletter, un servicio de “acompañamiento” del cliente, ayudandole a sacar chispas a lo que se compre para que le quede lo más bonito posible de mil formas distintas y -esto es lo que más nos gusta – una especie de “carta a los reyes magos perpetua”….

Vajilla verdures de Raynaud.

La carta es como una especie de “lista de deseos” abierta, que podrás compartir (o no) o autorizarnos para que compartamos (o no) con quien te quiera hacer un regalo. Como una lista de bodas pero sin boda, de modo que si alguien va a pasar el fin de semana a tu casa, o quiere hacerte un regalo de cumpleaños, o darte las gracias por un favor, o hacerte un regalo navideño pueda ver qué es lo que te apetece de nuestra web y pueda regalartelo.

“Eso lo encuentro utilísimo” dice el mono “porque pones fin a todo ese dinero que, con toda buena intención, ha sido malgastado en cosas espantosísimas que no quieres”. How nice.

La lista de deseos tambien permite el “crowdfunding” conocido en estos lares como “el regalo conjunto”, para cosas un poco más caras. Y también asesoramos a novias en sus listas de bodas ayudandoles a hacerse con un “kit” completo pero sensato. Igual no todo lo que recomendemos sea de nuestra web, lo más posible es que le mandemos a comprar los platos de pan (es un decir) a Zara Home, porque lo que sí prometemos es ser absolutamente honestos, cercanos y amables. Creemos firmemente que una buena relación comercial sólo funciona si ambas partes están felices: queremos que lo estéís.

Todo (o casi todo) vía Societé de la Table.

Y en aras de la felicidad mutua y de la lealtad entre todos OS RUEGO tengais compasión de esta pobre oficinista bloguera y no me piseis mi vajilla rosa ni mi jarra verde… Es cierto que si lo hacéis posiblemente nunca me enteraré pero mi disgusto sería TAN grande que a la larga sé que os amargaría el karma!


Compañeros caballeros y damas de la Societé de la Table: todos para uno y uno para todos.

PD: La segunda parte de los Frutos del Mar ha sido reprogramada para fechas futuras. LLegará, pero más tarde. Mis disculpas.

Tags: , , , , , , , ,

Pantaleón, en traje de chaqueta mil rayas y Abelardo en su nuevo uniforme de verano (con clara inspiración marinero del acorazado Potemkin) partieron ya hace unos días. No quisieron decirme a dónde iban y confieso que hubo un momento de pánico en el que, viendo la cantidad de equipaje que llevaban, pensé que Pantaleón se iba de nuevo. “Daaaarling!” me dijo el mono subiéndose al Bentley abarrotado de baules “no seas tontina… ¿irme sin avisar? ¡Yo nunca haría eso!”

Boda de Kristy O’Neill y Brett Shapiro en Positano, verano 2016, Villa Tre Ville. Vía Instagram. Además de la maravillosa glicinia y la espectacular vista, esta mesa funciona por el color azul de las copas y la repetición incesante de los mismos elementos.

“Además” dice “me necesitas más que nunca ahora que has decidido lanzarte a hacer la tontería esa…” La tontería esa. De eso entre otras cosas, os hablaré en septiembre. Por ahora lo que quiero es contaros una cosa y hacer una petición.

La cosa a contar: Mi querida Mana Briz, dueña de El Almacen de Loza, una de las tiendas más divertidas de Madrid (si no la conocéis id, C/ Nuñez de Balboa 46, entre Ayala y Hermosilla) convoca un CONCURSO DE MESAS DE VERANO que tiene como premio una maravillosa vajilla. Las bases del concurso, del que Pantaleón es jurado junto con cuatro grandes amigos, las podéis ver en Instagram (@elalmacendeloza) pero es fácil:

  • Las fotos de las mesas han de publicarse en Instagram con el hashtag #concursomesasverano2017 IMPORTANTE: hay que hacerlo desde una cuenta con perfil público (abierto) para que puedan verse. Los tímidos: podéis publicarlas bajo seudónimo.
  • Tenéis de plazo hasta el 15 de septiembre
  • Podéis mandar cuantas mesas distintas queráis  PERO por favor NO doscientas fotos de una misma mesa, TRES fotos a lo sumo, ¡elegidlas buenas!. Os recomiendo que saquéis varias fotos, una de ellas cenital y que comprobéis todo bien antes de enviarlas, siempre hay una esquina que sale mal o aparece un algo torcido… como me pasó a mi en mi foto de abajo!

Foto propia: Platos y hoja ensaladera y cuenco para pan pintados por mi. Casi todo lo que hay en la foto estará disponible en octubre en la web www.societedelatable.com

Algunos consejos: cuidad la foto, es importante. Hay mesas maravillosas que en foto salen feas y otras que no lo son tanto que parecen más porque la foto es buena. Si no sois pros, mejor evitar la foto nocturna, la iluminación es más dificil y la luz de las velas nunca sale tan bonita como es. Son más fáciles de fotografiar las mesas largas, las que ahora llaman “imperiales” (Aaagh!) que las redondas o cuadradas. Ante la duda, foto cenital (desde arriba) es la más fácil.

Foto de Serena Fresson a la que sigo en Instagram entre otras cosas por las mesas tan maravillosas que pone.

Cuidad el mantel… si la mesa esta sosa un mantel estampado levanta a un muerto… pero salvo si sois unas expertas, alejaos del mantel estampado combinado con la vajilla con dibujos… es peligroso!

Foto propia, cena verano 2016

Si no sois duchos en el asunto de las flores, una maceta con una planta (¡o muchas plantas!) resuelve todo maravillosamente…

Hubert de Givenchy. Hotel d’Orouer. Las humildes macetas de terracota mezclan fenomenal con el impecable mantel de hilo blanco y el fulgor de la plata y los candelabros de bronce.



Las lucecitas también alegran mucho las mesas veraniegas, pero acordaros de fotografiarlas con luz adicional…. .

Una misma y sencilla vajilla blanca (que según Pantaleón es el “little black dress de la mesa”) puede dar para muchos looks distintos jugando con el mantel y los accesorios… y no sólo el azul es veraniego, el mimbre, la paja, incluso la arpillera, pueden ser veraniegos…

Mantel de arpillera.

Verano 2015

Y antes de fotografiarlo todo acordaos de comprobar que cada cosa está en su sitio… el plato de pan, los vasos, los cubiertos (especial atención a los de postre, la mesa de abajo, perfección absoluta, os puede servir de guía)

 

Una mesa veraniega de @paz_qb ganadora del concurso de mesas de Navidad 2016,

Espero con ilusión vuestras fotos y sobre todo, que disfrutéis enormemente de los buenos ratos que paséis con vuestros amigos y seres queridos alrededor de una mesa. Al fin y al cabo, la mesa es sólo un escenario, un decorado que se prepara para recibir a los protagonistas de la obra, que sois vosotros. ¡Buen verano! Que lo disfrutéis a tope. ¡Nos vemos en Septiembre!

NB; La petición: necesito alquilar un “zulo”… donde pintar porcelana. Ahora tengo instalado mi taller en una antigua y maravillosa portería de la que, por desgracia, me tengo que ir. ¿Alguien conoce a alguien que alquile en Madrid… no sé, un garaje con ventana,  un bajo interior, un semisótano, una antigua portería o algo similar? Si es así por favor decidmelo! Tamaño aprox 40m2, al menos una ventana, un cuarto de baño y si es posible – no indispensable – calefacción. Y, puestos a pedir, todo ello a ser posible en una calle donde no sea imposible aparcar y que tenga portero/conserje para recibir los paquetes ¡Sé que es dificil! Os agradeceré de corazon toda ayuda posible, prometo que soy la mejor inquilina del mundo!.

 

 

 

 

 

Tags:

En 1990, Bryan Burrough y John Helyar, dos periodistas del Wall Street Jounal, publicaron un libro que definiría una época: “Barbarians at the gates” (Bárbaros a las puertas).

No habla, como podría pensarse, de la caída del imperio romano. Es un libro sobre lo que hasta entonces había sido la más feroz y cruenta batalla por hacerse con el control de una compañía americana: RJR Nabisco. El libro narra las astucias e intrigas de algunos de los hombres más poderosos del Wall Street de los 80 en una OPA hostil sobre NABISCO que se llevó a cabo en los meses de octubre y noviembre de 1988 y que se considera el ejemplo paradigmático de la codicia empresarial americana de esos años 80. Michael Douglas se inspiró en esta historia para interpretar a Gordon Gekko, el inolvidable personaje de “Wall Street”. No en vano NABISCO fue adquirida mediante un LBO por el fondo “inventor” de los LBOs por excelencia, KKR, y al mando de la nave su todopoderoso capitan: Henry Kravis que había ido al colegio con Douglas. A Kravis y a sus socios se refería Ted Forstmann cuando advirtió horrorizado que “los bárbaros están a las puertas”.

Miembros de KKR (Kohlberg, Kravis, Roberts) en 1988, de izquierda a derecha Richard I. Beattie, abogado, George R. Roberts y Henry R. Kravitz, los socios senior, y Paul E. Raether, otro socio. Fuente: New York Times

 

Los bárbaros. KKR. Los inventores del Leveraged Buy-Out (LBO) que no es más que comprar una sociedad con un préstamo que más tarde se repagará con el dinero que genere la propia sociedad (o la venta de la misma “por partes” como en un desguace). Como idea, excelente. Siempre que las cuentas salgan. KKR pagó por NABISCO 25.000 millones de dólares. Sí, veinticinco mil, no se me ha escapado el dedo. Ni Wall Street ni la Hoguera de las Vanidades, aunque inspirados parcialmente en esto, hacen justicia a la batalla por Nabisco. Ambición, dinero, traición, intriga y poder. Y sí, sí que hicieron una película. ¿Y los bárbaros?. Los bárbaros no lo eran tanto.

Carolyne Roehm y Henry Kravis

Henry Kravis estaba casado en esos momentos con quien ahora es el ídolo de todas las amas de casas americanas (y un poco el mío también): Carolyne Roehm.

La Roehm  empezó siendo Caroline Jane Smith de Kirksville, Missouri, perso se fué a Nueva York y se colocó como ayudante de Oscar de la Renta. Oscar, y sobre todo su primera mujer, Françoise, “prohijaron” a la guapa y pizpireta sueña, a la que sofisticaron pronto.

Roehm en su pisito de NY con un traje diseñado por ella misma

Jane Smith pilló un conde alemán por medio y pasó a ser Carolyne Roehm. El matrimonio duró un año, pero de vuelta en Nueva York le esperaba su gran pieza a cobrar: Henry “Hank” Kravis. Sí, el “bárbaro” de KKR. Ella le sacaba a él una cabeza de altura, pero él le sacaba a ella 3 o 4 billones de pasta. Y así, a conquistar Nueva York. Kravis peleaba por NABISCO mientras Carolyne organizaba cenas en el MET. Las revistas les adoraban. Estaban forrados y eran como un anuncio del sueño americano: parecían el quarterback y la capitana de las animadoras.

Agosto de 1989: Carolyne Roehm, Henry Kravis y Robert y Blaine Trump llegando en avion privado a Marrakech para el fin de semana de celebración del cumpleaños de Malcom Forbes. Vía The New York Social Diary

Se divorciaron sí, pero ella encontró “trabajo” como árbitro del buen gusto en todo Estados Unidos. Escribió varios libros, sobre mesas, recetas y recibir. Los mejores. Las mejores fotos que además hace ella. Pone flores. Ideales. Pone mesas. Magníficas. Decora (eso un poco más rancio) e incluso escribió un libro sobre cómo envolver regalos. Sí, envolver regalos. Lo juro. Y además vendió unos cuantos. Todo lo hace bien.

Del blog de Carolyne Roehm

Del Blog de Carolyne Roehm, las flores siempre las pone ella.

Ahora, además de escribir sus libros, tiene un blog donde escribe de cuando en cuando. Sus seguidoras son más fervientes que un miembro de la iglesia de la cinesiología y cada vez que publica una foto nueva caen en éxtasis y se desmayan. Pantaleón dicea que estos americanos son muy mitómanos (¿Cómo se explica si no lo de Elvis?) pero hay algo bueno en todo ello: quieren imitar al mejor. Aspiran a mejorar, a refinarse y sofisticarse.

Propuestas de mesas de Navidad de Carolyne Roehm. Fuente: www.carolyneroehm.com

Propuestas de mesas de Navidad de Carolyne Roehm. Fuente: www.carolyneroehm.com, esta es la propuesta para Navidades en el Este…

Propuestas de mesas de Navidad de Carolyne Roehm. Fuente: www.carolyneroehm.com

Propuestas de mesas de Navidad de Carolyne Roehm. Fuente: www.carolyneroehm.com

En España practicamos lo contrario, una especie de “reverse snobbery” en la que tildamos de cursis a quienes hacen las cosas bien, ridiculizamos lo “soigné” y elevamos lo “casual” a las alturas. Somos los inventores de “la arruga es bella” por no querer planchar. Creo que es el momento de quitarse la tontería de encima y ser más naturales. Aspirar a mejorar y sofisticarse más, no avergonzarse de lo que se es ni de lo que se tiene. Roehm se ha comprado una casa en Charleston. No es precisamente un adosado…

La casa de Charleston. Y no habéis visto nada aún…

Lo publica en su web y sus millones de fans, amas de casa americanas, devoran las fotos de su “bird room” y su armario de las vajillas. Y aunque vivan en una autocaravana se esforzaran por poner la mesa bonita en la caravana y poner un poco de verde en un jarrón. En España los podemitas se manifestarían delante de la casa de la Roehm amenazando con prenderle fuego.

Esto creo que es en el pisito de NY

El invernadero en Charleston

“Somos la última frontera frente a la barbarie” me dice el mono “hay que resistir”…

Nuestros pobres intentos por emular a la Roehm. Foto propia.

foto propia

“En mi juventud” continua Pantaleón “se sabía quiénes eran las dos mejores anfitrionas de España y existía entre ellas una pugna a muerte digna del videojuego más sangriento. Cómo recibían, cómo tenían organizadas sus casas, cómo ponían sus mesas, esos cuartos de invitados con la última revista y el libro de moda en la mesilla, un cuarto de baño con las toallas mullidas y calentitas, alguien que te deshacía la maleta, te colgaba y planchaba la ropa y te abría la cama….” Recita el mono con añoranza.

 

Foto propia, soperitas y platos de loza blanca comprados en El Almacen de Loza y pintados por mi, plato de Raynaud Limoges, modelo Si-Kiang, copas de cristal de murano, cubertería Christofle en acero. Platos de pan de Zara Home.

Platos y hoja decorativa pintados por mi, repollos de Los Peñotes, fanales de Gordiola.

Chez moi

Itzea, cena en la cuadra.

En casa de mi hermana.

Partes de ese mundo ahora se conocen al ver series como Downton Abbey ante las que unos se asombran extasiados y otros sienten pinchazos de nostalgia. Sí, nostalgia: convivimos aún con una generación que vivió así. Y si bien hay algunas cosas que no pueden recuperarse porque obviamente ya no hay casas con 15 de servicio hay otras en las que, como me recuerda Pantaleón: “El problema, darling, no es que ya no hay servicio, es que ya no hay señoras”.

La cena de las setas



El mono cree que eso es un drama. “Hay que montar de manera urgente un Greenpeace social” me dice Pantaleón “para preservar la especie extinta de la señora auténtica, la de las buenas maneras y los detalles exquisitos y para fomentar su cría y reproducción ¡aunque sea en cautiverio!”

Fantastica mesa de El Invernadero de Oviedo con platos maravillosos de Andrea Zarraluqui, una de las pintoras de porcelana con más talento de este país (¡y de muchos otros!)

Mesa de navidad de quitar el hipo puesta por María de la Osa para Canal de Casa. Platos de Andrea Zarraluqui, complementos de El Almacen de Loza y “bibeloquets” de Bakelita.


Y aunque no pretendo encerrar a las que conozco en un laboratorio para reproducir esa clase especial que muchas tienen, sí creo que hay que buscar “it girls” o “it boys” del Lifestyle y la decoración y alentar que sean emulados…

Mesa de una reputada anfitriona española

Sobria y elegange mesa del interiorista Raul Martins

En America se pirran por las mesas de la Roehm y los libros de Charlotte Moss. Idolizaban a Brooke Astor y a Bunny Mellon. ¿Y nosotros? Nosotros tenemos que dejar de igualar por abajo, abandonar complejos y aprender importancia a una camisa bien planchada, una mesa bien puesta, a una casa bien llevada. Ojalá volvieran los rumores, ojalá volviera a haber una feroz batalla por ser reconocida como la mejor anfitriona de España. Mientras tanto, os dejamos con esta foto de una tienda en París…

 

Et voilá: la merecida ganadora del concurso de mesas es María J.P., creadora de la llamada mesa Pop, que ha ganado por apabullante mayoría de votos. ¡Enhorabuena a María!

mesa pop2

María tiene ahora a su disposición un vale de 100€ para gastar en El Almacen de Loza (www.elalmacendeloza.com) en Madrid, C/ Nuñez de Balboa 46, tel 91 435 2332, donde estoy segura que encontrará cosas a su gusto, puesto que, además de multitud de cosas bonitas, originales y a buen precio, tienen la colección completa de lozas de Bordallo Pinheiro, esas con forma de repollo o lechuga, como la estupenda sopera de María en la que ha montado su espectacular centro de verduras o la maravillosa salsera que aparece en su mesa:

maria jp4

IMG_5233

Me intriga el trigo colocado debajo del conejito rebosante de… ¿repollos?. ¿Tiene algún simbolismo especial? Me encantaría que nos lo contara su autora. Brillante uso de las “verduras del día” en una época, como es el invierno, de poca variedad en flor cortada. Brillante también la foto, con el biombo rojo de fondo y la botellita roja en primer término para dar “coherencia” cromática a todo ello.

Así como las portuguesas “copas de picos” que María usa en su composición en tres colores distintos. Existen también en ambar y rojo, además de los dos azules y el verde que se ven en la mesa de María.

maria jp5

¿Hay una oveja colocada dentro de la pecera-florero-terrario???

la foto 3

Los platos que usa en su mesa y que tanto os han gustado son de la diseñadora francesa Nathalie Lété y los vendían hace poco en Anthropologie (que no tiene tienda en España pero vende online a través de www.anthropologie.eu ). Podéis ver la c0lección completa en la página de su creadora www.nathalie-lete.com.

maria mesa

¿Os habéis fijado en el cerdito rosa?

mariajp3mariajp 5

Anthropologie ya no venden platos exactos a los que tiene María, pero sí otros diseñados por la misma autora. No son baratos (32€ plato llano) pero sí bonitos! Aquí os dejo unas cuantas fotos de los platos que hace  Nathalie Lété, todos del estilo de los de María, y que llevan tiempo causando furor en las mesas más trendy:

nathalie lete

870148_red_f1-2013-06-247nathalie lete2

La ganadora de nuestro concurso también envió otras dos mesas para el concurso cuyas fotos quisiera enseñaros y que aprovecharé para dar – a petición de algunos lectores – algunas reglas sobre cómo poner mesas “como manda la tradición”. No es que quiera imponer las reglas a lo Corea del Norte. ¡No hay pena de muerte por infringirlas!. Sólo comunico lo que sé (que tampoco es que sea una cosa complicadísima y completísima) para cumplir con lo solicitado con los lectores, pero, por supuesto ¡que cada uno haga lo que le apetezca!

Las mesas de María son estupendas para ilustrar muchas cosas. Y reconozco que fué difícil seleccionar, porque todas ellas rezuman entusiasmo, valentía y alegría de vivir. Mirad:

maria mesa 2 3

¡Ese pájaro! Envidia….

maria mesa2

Como una “pro”, María no duda en tunear el comedor entero para ponerlo “al servicio de la mesa” ¿Habéis visto como el biombo rojo ha desaparecido?

maria mesa2 2

Otro tip sobre mesas bien puestas: las velas de todo candelabro han de tener las puntas quemadas, como en esta foto de la mesa de María. Si son nuevas, las quemáis durante unos segundos, pero nada de velas con la mecha impoluta y sin usar. Regla tonta lo sé, pero creedme, es así.  No soy yo quien inventó la regla solo la transmito.

Algunas fotos de estas mesas las publicamos como “extras” en la página de Facebook de Pantaleón y las Decoradoras y han tenido enorme éxito de crítica y público. Verdaderamente son mesas distintas y extraordinarias, como lo es por ejemplo la mesa de las dos cabezas de negro que ha fascinado a nuestros seguidores de Facebook:

maria cabezas negros

Cabezas de moro (o de africano más bien) sobre espejo. Truco pro. El biombo rojo de la mesa pop se convierte en un biombo en tonos hueso para integrar mejor la mesa en el “look total”. Esta chica sabe lo que hace…

Y en la que María mezcla colores y estampados con mano segura y sin miedo…

cabezas de moro5

Ha tenido también mucho éxito el “chanchito feliz” color turquesa que creo es hermano de otro rosa que aparece en la mesa por. A la derecha identifico vaso con adornos en cristal de color ambar que está a la venta en Zara Home. ¡Aprovechad que hay rebajas!

 

cabezas de moro 6

La mezcla del cuenco cuadrado chinesco con el plato de animal print es muy audaz! Hay que tener las cosas muy claras y decididas para hacer esta mezcla. Para que veáis que no hay combinaciones prohibidas….

cabezas de moro8

Mesa perfectamente puesta con cada cosa donde debe estar, ¿os acordáis de la sesuda discusión que tuvimos sobre las servilletas? Tras empollar el tema resulta que valen a ambos lados, izquierda (a la francesa) o derecha (a la inglesa) o encima del plato. Plato de pan a la izquierda como lo pone María. En lo único que hacemos las cosas diferentes María y yo, es que María coloca las copas en orden distinto al que yo lo hago (yo pongo agua a la izquierda, seguida de la de vino… si hay tinto y blanco se ordenan dependiendo del órden en el que se vayan a beber) pero creo que en américa siguen el órden de María.

cabezas de moro7

María coloca el cuenco sobre su plato de base y todo ello sobre un plato llano, como debe ser. En teoría, según las reglas de “etiqueta” mesera, cuando se retira una taza de consomé, un cuenco o un plato sopero, se retira junto con el plato llano de abajo y se coloca un plato llano nuevo para el segundo plato. Esta es la regla más incumplida del universo, sobre todo cuando la anfitriona es “mujer orquesta” que sirve, recoge, lleva y trae platos a la velocidad del correcaminos. La pena por incumplimiento de la regla no es grave…

 

cabezas de moro3

Otra cosa importante: Ni una botella encima de la mesa. Esta es una de las reglas que más se olvidan, pero que nuestra ganadora no olvida porque está en todo. La botella de vino, en las mesas “comme il faut” va en una mesa auxiliar, y si quieres ponerla en la mesa, entonces hay que pasar el vino a un “decanter” o licorera… Y sí, esto vale aunque el vino sea un Chateau Lafite y mueras porque los comensales vean la etiqueta!

A parte de valentía y audacia decorativa – que son grandes cualidades – en lo “material” María tiene un “fondo de armario” envidiable. Muero por saber de donde son los “chanchitos” rosa y turquesa que coloca en sus mesas…

cabezas de moro4

También me encantaría saber de donde son los preciosos cubiertos de mango de bambú que para una mesa buffet coloca en esta caja de botellas de vino reconvertida y recubierta de musgo…

maria cubiertos

Idea fantástica para colocar los cubiertos en un buffet. También quedan bonitos colocados en cubiletes…

Espero que la ganadora del concurso se avenga a darnos datos y pistas sobre sus “suministradores” e ideas a través de la sección de comentarios del blog, donde imagino que, además de felicitarla, tendréis otras mil preguntas más para ella! Enhorabuena a María, de corazón, tanto de mi parte como de la del aún desaparecido Pantaleón.

 

Tags: , , , , , , ,

« Older entries

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.