Papeles pintados

You are currently browsing the archive for the Papeles pintados category.

En los convulsos tiempos de la Inglaterra de Isabel I, cuando ser católico equivalía prácticamente a una sentencia de muerte, el jesuita Nicholas Owen se especializó en el diseño de un elemento arquitectónico-decorativo único: el agujero de cura.

“The priest-hole!!!!” chilla Pantaleón “Daaaaarling, so charming! Es elegantíiiiiiiiisimo tener una casa con Priest Hole!”.

Lo es. Pero no por el “bujero” sino para demostrar que la casa es anterior a 1600, que es lo que verdaderamente es “elegante”.

vía The Fuller View

Bueno, y tampoco está mal como curiosidad, para enseñar el agujero a las visitas. Ahora ya no sirve para nada más, pero en su momento servía para salvar la vida. Los curas se refugiaban en las casas de los pocos católicos que iban quedando en Inglaterra, y éstos, asesorados por Nicolas Owen, diseñaban un escondite secreto para que, en caso de inspección, los soldados no encontraran al cura. Así salvaba la vida tanto el cura, condenado por serlo y sus anfitriones –  por cobijarlo. Vamos, que era importante esconderlo bien, porque si lo encontraban el Plan B no era bueno.

Read the rest of this entry »

“Pantaleón…” comienzo con voz pequeña.

“¿Yes, darling?” contesta el mono

“Esto de escribir se me ha hecho bola” Confieso

“Pues no escribas, pon fotos” dice el mono “pero haz el favor de salir del bucle”.

Así que salgo del bucle. Aquí van unas fotos de una de mis (muchas) deco-obsesiones: el papel pintado “Bibliotèque” de Brunchscwig and Fils. Cuando puse mi casa, infeliz de mi, fui rauda a Gastón y Daniela a encargar unos cuantos rollos. El rollo resultó estar a 400 “boniatos” (Abelardo dixit) y es una pena que no existan fondos de inversión que inviertan en deco-obsesiones porque ahora está a 900. Brutal revalorización.

900€ rollo de 9 metros (medida americana de rollo de papel, a cambio son casi 12 cm más anchos que los europeos) sinceramente: no los vale. Es bonito, muy bonito pero no para tanto. Con un poco más te llega para el Zuber y eso ya son palabras mayores. La obsesión empezó con un articulo en el House & Garden de hace miles de años sobre puertas escamoteadas…

Read the rest of this entry »

Me encuentro en la peluquería con Fiorella Sant Antonio de Wiltshaw (formerly “la Perlas” y actualmente “la Mamba”). Me pregunta qué tal está “ese viejo chocho” y finjo no saber que se refiere a Pantaleón. Pero no se me ocurre ninguna respuesta ingeniosa e hiriente que darle, y me da mucha rabia. Luego, cuando me están lavando el pelo, se me ocurren muchas, pero ya es demasiado tarde. Maldita sea mi estampa.

0ce4f216f5bfcff5f6a3f1160b6800d0

La Mamba está demasiado rubia, demasiado bronceada, enseña demasiada pierna y se ríe demasiado alto. La pelu entera es consciente de su “demasiada” presencia. Al hablar (demasiado alto) mueve mucho las manos y refulgen multitud de quilates en sus dedos. En otra serían falsos, pero en la Mamba no, ella es fiel a lo bueno y lo único falso en ella, es ella misma. Se sienta delante del espejo y pretende mantener una conversación en francés con Matthieu, el peluquero, mientras éste le corta el pelo. Matthieu, que es como es, le contesta en español porque él habla francés con quien le da la gana. Y porque el francés de la Mamba se parece más al de Zapatero que al de Depardieu…

Puech-EDC-04-13-14-lgn

La Mamba dice que está buscando una mesa para su “ante-vestíbulo” y me pregunto qué narices es un ante vestíbulo. Una vez le pregunté a Pantaleón que de donde era la Mamba y él me dijo que ella decía ser venezolana (para imitar a Carolina Herrera, a quien admira) pero Pantaleón dudaba que fuera cierto porque “no hay nadie en Venezuela con tal mal gusto como el suyo” (No sé. Tampoco es que Maduro sea un dandy…). Según Pantaleón la pieza rectángular más grande que hay colgada en la pared en casa de la Mamba no es un cuadro, sino la tele. Y de esas varias. Pero a ella le va bien, y les clava sus buenas facturas a los pichones que acuden a ella. Todo “top quality” dice la Mamba. Y sus pobres clientes acaban con sábanas de satén de Versace y papel higiénico de Hermés. No sé si os hacéis a la idea.

Dormitorio de Coco Chanel en su suite del Ritz

Dormitorio de Coco Chanel en su suite del Ritz

Cuando terminan de lavarme la cabeza veo que mi iPad ha desaparecido y lo localizo en manos de la Mamba, que está fichando una foto tras otra.

“Jajajaja” se rie “¡el viejo mono chocho! Jajaja” y sigue viendo fotos. Le arranco el aparatejo de las manos.

La Mamba me cuenta lo bien que le va y la cantidad de encargos que está recibiendo en España. No sé por qué me habla. Será porque ya no tiene amigas tras haberles robado el marido o novio a todas ellas. Me dice que ahora está poniendo una casa para un magnate ruso. En el cuarto de baño ha puesto una alfombra tibetana con pelo largo, que le llega al ruso hasta los tobillos. La grifería toda encargada en P.E. Guerin, pero en plata en lugar de bronce porque “es más moderno” (???). El dormitorio es su “pièce de resistance” me dice, lo ha entelado entero en marta cibelina. “Muy buena para mejorar la acústica”. El suelo es de alabastro (“el contraste entre el ying y el yang, you know? Y los materiales opuestos, la piel lujosa y suave, el alabastro, piedra muerta, fría y dura”). Sí dura, como su cara. No ha puesto cabecero, dice que es “un retraso decorativo”, ni tampoco alfombras porque queda “más minimal”. La cama es alta y las mesillas, de cristal, un poco más bajas para que “la cama de sensación de altar como ha pedido my client”. Me da mal rollo sólo pensar qué demonios hace el ruso ahí para que quiera que sea como un altar.

sifrida giannini rome apt christopher sturman 2

La elegante señorita se llama Frida Giannini. Lo único que me gusta de esta sucursal romana de Madame Claude es la idea de enmarcar los viejos grabados con un papel a rayas.

Ayer mismo estuve hablando con Pantaleón sobre dormitorios. El descrito por Fiorella rompe todas las reglas Pantaleónicas al respecto. Pantaleón opina que un cuarto para dormir ha de dar ganas de dormir en él. Y para poder hacerlo no sólo ha de estar bien aireado, sino que es preferible que tenga aspecto de estar bien aireado.

6586eb0ad9cddc86837394357f4f4c7c

Por eso él prefiere usar colores neutros o fríos en los dormitorios…

simple

Pero tampoco es que sea una regla.

Vía House and Garden

Vía House and Garden

Tu cuarto, tu dormitorio, es el lugar más tuyo de toda la casa. No es un espacio público, es dónde tú te refugias al final del día. Al final de los días buenos, y al final de los días malos. No sólo es importante que sea cómodo y anime al descanso, sino que también es esencial que te guste a tí.

Miles Redd, vía Elle Decor

Miles Redd, vía Elle Decor

Aunque no duermas las 8 horas diarias que toda top model dice son responsables de su belleza (ojos verdes, piernas kilométricas, piel de melocotón y privilegiado ADN no tienen nada que ver: con beber dos litros de agua y dormir 8 horas parece ser que tarde o temprano una se convierte en Adriana Lima) pasarás por lo menos un tercio de tu vida en la cama. Durmiendo, leyendo, remoloneando o pasando una mala gripe. Es importante que tu cuarto sea cómodo y bonito.

Charlotte Moss vía Veranda

Charlotte Moss vía Veranda

Y es esencial un buen colchón.  Creo que esto último, en lugar de pensarlo, lo he dicho en voz alta, porque la Mamba interviene:

“El colchón” dice la Mamba “El colchón solo puede ser Hastens”

Hastens. Muy bien. Sus colchones rellenos de crin están en unos 40.000€ la pieza. Si me gasto “cuarenta de los grandes” (como diría Clint Eastwood) en un colchón, no duermo en un año del dolor de conciencia.

Hay modelos francamente buenos por menos de 1.000 euros. No a los colchones de IKEA (sorry IKEA, pero son malísimos: lo que ahorras en colchón lo gastas en osteópata)  pero sí a marcas estupendas como Flex o Pikolin que tienen colchones extraordinarios que no implican empeñar las joyas de la abuela. No es necesario insistir en lo de comprar un buen colchón, todo ser sensato lo hará, pero sí en la almohada: tampoco ahorres mucho en eso. Que sea buena. Ni el mejor colchón del mundo te ahorrará una tortícolis si tu almohada es mala.

cama veneciana

En asuntos de comodidad Pantaleón y yo, grandes aficionados a leer en la cama, somos grandes defensores de un buen cabecero mullido. Y mullido me temo que significa tapizado.

5761a5f26ce390b9644a58484f333fe3

Lo del cabecero no es un necesidad estética ni mucho menos…

 

 

e40d77590df59244f60d5cd687b0b5ab

rústico

Simplemente resulta cómodo para leer. Por supuesto que unos buenos cuadrantes siguen siendo necesarios, pero nos gusta más apoyarlos contra algo que no sea excesivamente duro.

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 17.35.41

Si no tienes cabecero, una barra de cortinas con unos almohadones atados a ella hace su función… (aunque nada más fácil que hacerse uno con una tabla de DM, gomaespuma, un trozo de tela y una grapadora de tapicero, para ver cómo pincha aqui)

Vía House & Garden

Vía House & Garden

Es igualmente importante la luz. Luz general para poder vestirse, hacer la cama, encontrar el calcetín perdido, luz más tenue para invitar al descanso y luz para leer. Para las dos primeras existen multitud de opciones, para la última sólo una: luz a la altura a la que estén tus ojos cuando estés sentada leyendo. Bien colocando un aplique a la altura correcta, de forma que la luz caiga sobre las páginas del libro o revista que estés leyendo…

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.29.10 deniot chantilly

Bien colocando unas lámparas sobre las mesillas que sean lo suficientemente altas como para dar luz donde se requiere. Más altas que tus ojos y la bombilla te cegará. Más bajas y no leerás nada.

cabecero biblioteca

83d02f07ab417f2de90789445442de53

La altura de las mesillas también es importante. Han de estar más o menos a la misma altura que el colchón para que resulten cómodas. La teoría es la misma que con las mesas de los lados del sofá: no es cómodo estirar el brazo hacia arriba o hacia abajo cuando necesitas algo de la mesa…

Casa de Valentino Garavani en Londres. Diseñador Jacques Grange

Casa de Valentino Garavani en Londres. Diseñador Jacques Grange

Mesillas sabiamente colocadas delante de las estanterías

Mesillas sabiamente colocadas delante de las estanterías

Si la mesilla puede ser amplia, mejor que mejor. En circunstancias normales tendrá que acomodar una luz, tu libro, un vaso de agua y el despertador, pero en caso de gripe quizás quieras también sitio para unas flores, una jarra de agua con limón, los kleenex, las medicinas, un teléfono, el mando de la tele, un bloc y un boli y demás implementos necesarios para superar el tedio de verte confinado a una cama.

cuarto libros

Para mi la mesilla perfecta tiene que tener un cajón porque hay muchas cosas que quiero tener ahí y no quiero que estén necesariamente a la vista. Si no hay cajón un cesto sirve y si no, he visto mesas cubiertas por tela, como una mesa camilla, que cumplen muy bien con la función de esconder cosas debajo. Y si hay sitio las cómodas son magníficas mesillas.

Cuarto de Nancy Lancaster en Haslemere. Es famosa la colocación de la cama en medio del cuarto, una audacia de Nancy.

Cuarto de Nancy Lancaster en Haslemere. Es famosa la colocación de la cama en medio del cuarto, una audacia de Nancy.

Colette van de Thillard, de NIcky Haslam Designs

Colette van de Thillard, de NIcky Haslam Designs

Otra de las manías de Pantaleón es “pisar en caliente”. Nos encanta la piedra, el mármol, el azulejo hidráulico y todos sus primos, pero al bajarse de la cama con el pie desnudo no queremos que sean ellos quienes nos reciban. Una alfombra por favor. Una estera. Aunque sea mínima, sólo para no pisar en frío al bajar de la cama…

paris chimenea

Tras el buen colchón y buena almohada llegan las sábanas.

“Las sábanas” dice la Mamba como si me leyera la mente “sólo Frette o Pratesi. Cualquier otra out of the question”.

¿Os lo dije o no? Sólo marcas. Esta mujer es una máquina de gastar. Frette o Pratesi significan 1.500 cada juego de sábanas para empezar a hablar. Personalmente no soy partidaria de la sábana “de marca”, solo soy pesada con el material del que estén hechas. Pantaleón sólo duerme en sábanas de hilo, yo soy más democrática y también me avengo al algodón. Entre otras cosas porque los juegos de sábanas de hilo que tengo son todos heredados y son para cama individual y no de matrimonio. Así que cuando me casé, se acabó el hilo.

Miles Redd vía House Beautiful

Miles Redd vía House Beautiful

Pantaleón opina que el mundo se divide en dos: los que nunca han dormido en sábanas de hilo y que lo mejor que pueden hacer es quedarse así, y los que las han probado. A estos últimos me pide que transmita sus más sinceras condolencias. Están echados a perder para siempre, porque si las has probado no querrás otra cosa. Y más vale que quieras otra cosa, porque las sábanas de hilo son carísimas.

grises y blancos

Si a pesar de todo las quieres llama a Los Encajeros (www.losencajeros.com) y puestos a dejarte el riñón al menos que sea para tener las mejores sábanas que existen. En menos lujoso tampoco están mal las de The  White Company (www.thewhitecompany.co.uk).

Algunos dicen que no quieren sábanas de hilo porque son más difíciles de planchar. Esto no es cierto. Sí que se arrugan más fácilmente que las de algodón (una vez puestas en la cama) pero plancharse se planchan exactamente igual. Lo sé por experiencia propia. Plancho que da angustia verme así que podéis fiaros de eso: si yo puedo, puede cualquiera. Las planchas de ahora, con esos pedazo chorros de vapor, planchan lo que sea. Con mucho vapor y sábanas suficientemente húmedas se quedan lisas como un folio. Y cuanto más viejas y usadas estén mejor se planchan, así que si no os importa lucir iniciales de otros las sábanas antiguas que se venden en subastas o en algunas tiendas vintage (como Vintage Macassar, Calle Lagasca, 94, Madrid, tel  91 575 41 36) están fenomenal de precio.

Suzanne Rheinstein NY, vía Elle Decor. Buena distribución de un cuarto pequeño aunque como es el cuarto principal me surgen dudas sobre qué tal se lleva con su marido

Suzanne Rheinstein NY, vía Elle Decor. Buena distribución de un cuarto pequeño aunque como es el cuarto principal me surgen dudas sobre qué tal se lleva con su marido

En asunto sábanas hay dos opciones: si te gustan de colores o con dibujos coloridos entonces tendrás que cambiarlas con bastante frecuencia (los colores se van quedando “pardos” al lavar) y si te gusta la moda en sábanas, entonces compralas en Zara Home. Las de percal están muy bien. Si te gustan las sábanas para toda la vida, entonces invierte en unas de calidad, blancas, que te durarán mucho más. En Madrid me gustan mucho las sábanas de Pili Dolz (www.pilardolz.com) y en Bilbao, además de Los Encajeros son estupendas las de Mercedes Olazábal (94 4800266) en Las Arenas o las de Virginia Zubiaga (www.virginiazubiaga.blogspot.com.es tel 609 115 866 [email protected]). Si quieres un poco de “aventura” siempre puedes pedir que te borden tus iniciales en un color que no sea blanco…

6dc5b1586f0796ada75071636eff1586

111mirasol-custom-bed-linens-lg

 

111bedding-swm

Las antiguas colchas, esas que te hacía el tapicero de la misma tela que las cortinas pasaron a mejor vida. Creo que sólo siguen existiendo en casa de mi madre (quien por cierto, a pesar de los rumores que me llegan, NO es inglesa). Comprendo que se hayan abandonado, son una reliquia de la época de cuando alguien te abría la cama por las noches. Ahora la cama te la haces y te la abres tú y cuanto menos fanfarria mejor. Pero ¡son tan bonitas! y ¡terminan tan bien un cuarto!

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.27.34

Para tener un magnífco dormitorio no hace falta más. Una buena cáma con su buen colchón, almohada y sábanas, dos mesillas y dos lámparas. El resto es opcional. Pero hay lujos que se agradecen: una buena chimenea y una chaise longue junto a una ventana…

the interior archive

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.45.47

Un sitio donde poner los libros…

sidormitorio Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.01.34

Un bonito papel pintado…

cama dorada

4dc2eecc0f7f30c42ed6a2695387ae1a

Una silla o una pequeña banqueta a los pies de la cama…

en grises

 

Cuarto de invitados de la casa de campo de Hubert de Givenchy

Cuarto de invitados de la casa de campo de Hubert de Givenchy

Una buena ventana desde donde admirar la vista..

757187f0c61394434e2a0fcc24b330a9

47b8d6b5c4f53c3b2655b492ae4fba17

Me doy cuenta de cómo de distintos son Pantaleón y la Mamba. En todo. Pienso en el mono y me da rabia no haber sido capaz de encontrar una impertinencia los suficientemente grande como para chafar a esa bruja hortera. Qué le voy a decir cuando vuelva a casa.

 

elle decor

Mientras sigo dándole vueltas eso, veo que La Mamba cruza una pierna sobre la otra y, con un refulgir de brillantes le enseña a Matthieu una foto de una guapísima, elegantísima y muy bien peinada actriz.

“Matthieu” pregunta la Mamba “¿Y yo qué tengo que hacer para quedar así?”

“Reencarnarte en otra” le contesta muy serio el peluquero.

Contengo la risa y me voy rauda a casa a contárselo a Pantaleón.

Repetida. Mi favorita de todos los tiempos: Paolo Moschino vía House and Garden

Repetida. Mi favorita de todos los tiempos: Paolo Moschino vía House and Garden

Tags: , , , , , ,

Pantaleón tiene un nuevo “ayuda de cámara” que responde al nombre de Jenkins, y lo raro es que lo haga, porque se trata de Abelardo, el portero.

David Cafiero, vía Lonny magazine

David Cafiero, vía Lonny magazine

La crisis hace estragos y Abelardo, para sacarse un dinerito extra, se ha colocado en sus ratos libres como “valet de chambre” de Pantaleón. Lo gordo es que, una vez convenientemente uniformado y rebautizado por el mono, Abelardo-Jenkins se ha metido tanto en su papel que no existe mayordomo inglés con más pinta de mayordomo inglés que Abelardo, natural de Castilblanco de los Arroyos.

Vía Elle Decor

Vía Elle Decor

Así que no me sorprende (en exceso) encontrarme en la escalera con un envarado y libreado Abelardo (en su versión Jenkins) que me dice: “Señora, el señor marqués no me habla.”

“¿Qué marqués?” le pregunto perpleja, dejando la bolsa de la compra en el suelo.

“Don Pantaleón” me responde muy serio.

“Pero Abelardo” le digo “¡Pantaleón no es marqués! ¡ni puede serlo!… ¡es un mono!”

“Lo sé, señora” insiste Abelardo, impertérrito, ajustándose sus guantes blancos “pero el señor marqués me ha pedido que me refiera así a él en la intimidad del hogar. Y quisiera indicarle” añade “que mi nombre es Jenkins.”

¡Mal rayo los parta a ambos! Ya he tenido bastante de esta ridícula pantomima que han montado el mono y el memo de su secuaz. Le pego dos gritos a Abelardo, le digo que es ridículo llamarse Jenkins y tener acento sevillano, que el mono es un demente, que él es un mentecato y qué me diga de una vez por qué no le habla el simio de marras.

“He roto el patito, señora” confiesa Abelardo-Jenkins con tal pesadumbre que por un instante creo que va a romper a llorar. Pero en el último momento su lado Perkins se impone al de Castilblanco de los Arroyos y se contiene. ¡Así que era ese el drama! se ha roto el patito-termómetro que Pantaleón usa para asegurarse de que el agua de su “baño de tina” esté exactamente a 25,5 grados centígrados.

01_glam_baths

El patito termómetro es una de las muchas cosas absurdas sin las que Pantaleón no puede vivir, así que encargo otro a la farmacia, me aseguro de que lo entregarán esta misma mañana y subo a inspeccionar “los daños”. Me encuentro a Pantaleón cariacontecido, aún en bata de seda de ikat y rociandose generosamente de “Blenheim Bouquet“, el agua de colonia de limón y lavanda que fabrica Penhaligon’s y encarga por barricas a Londres.

Sé que el baño sin patito es impensable así que le sugiero a Pantaleón que deje de perfumarse cual odalisca y que se de una ducha. Pantaleón instaló ambos, bañera y ducha, en su cuarto de baño porque según él “no es un asunto de aguas, darling, es un tema de horarios” (él, al revés que todo el mundo, opina que la bañera es para las mañanas y la ducha para las noches. Exclusivamente).

“No es la hora de la ducha” protesta, pero se deja convencer y manda a Abelardo-Jenkins a por las gafas de bucear (sí, se ducha con gafas de buceo. Se las compré yo. Es incapaz de cerrar los ojos en la ducha y le “gusta” ducharse mirando al chorro de agua, así que eran las gafas de buceo o una instancia para la ONCE).

28e8183ea8cb

Mientras Abelardo trae los implementos aprovecho para hablar con Pantaleón de ese gran olvidado, el cuarto de baño.

Ambos opinamos que en la medida de lo posible, en él deben convivir, si es posible de forma separada,  una generosa bañera y una amplia ducha. Y si el espacio obliga a optar, entonces la practicidad, más que el gusto personal, debe imponerse. La practicidad: ¿usarán niños el cuarto de baño? entonces bañera. ¿Lo usa primordialmente una persona mayor? entonces ducha. ¿Es necesario tener ambas cosas? Bañera con ducha incorporada. Y es que el cuarto de baño es uno de los espacios, junto con la cocina, en los que es muy, muy, muy importante que, además de bonito, el espacio sea práctico. Se usa todos los días. Si no lo es, será un “disgusto” diario.

Studio Peregalli, cuarto de baño de marmol imitando rayas

Studio Peregalli, cuarto de baño de marmol imitando rayas. Vía Architectural Digest

En cuanto a la estética, le pregunto a Pantaleón, que aún espera la preparación de su ducha, qué opina de estos cuartos de baños a reventar de azulejos, alicatados hasta el techo. Coincidimos ambos en que no nos gustan. Nos parecen fríos – además de un gasto innecesario en azulejos – preferimos con mucho la combinación de azulejos o gres con papel o pintura. Si el cuarto de baño tiene ventilación el papel aguanta perfectamente y, como hemos explicado otras veces, y ante la duda, basta con una capa de barniz transparente encima que lo impermeabilizará más.

Cuarto de baño de casa, papel de Antonina Vella para York Wallcoverings. Grabado "la armonía".

Cuarto de baño de casa, papel de Antonina Vella para York Wallcoverings. Lleva años resistiendo. El grabado, titulado “la armonía”, fue un regalo

Miles Redd coloca en este cuarto de baño el Rolls-Royce de los papeles, Vistas de la India de "De Gournay"

Miles Redd coloca en este cuarto de baño el Rolls-Royce de los papeles, Vistas de la India de “De Gournay”

Deborah Needleman, el papel es de Manuel Cánovas. Disponible en España a través de Gastón y Daniela.

Deborah Needleman, el papel es de Manuel Cánovas. Disponible en España a través de Gastón y Daniela.

MIles Redd, papel de Scalamandré

MIles Redd, papel de Scalamandré. Vía Elle Decor

 

Kate Spade, el mismo papel de Scalamandré en verde

Kate Spade, el mismo papel de Scalamandré en verde

Tela de Pierre Frey

Papel de Pierre Frey. Vía House Beautiful

Papel de raffia

Papel de raffia

A Pantaleón le fascina este cuarto de baño de Ruthie Sommers empapelado con un falso cocodrilo….

Ruthie Sommers via Lonny Magazine

Ruthie Sommers via Lonny Magazine

Con una puerta pintada por dentro con motivos chinescos….

Puerta chinesca del cuarto de baño de cocodrilo negro

Puerta chinesca del cuarto de baño de cocodrilo negro

En materia de papel, nos gustan especialmente los murales de Surface View, de los que ya os he hablado en alguna ocasión, y que pueden imprimirse en formica, en azulejos o en tela tratada.

Anuncio de waterworks, mural de Surface View con flamenco.

Anuncio de Drummonds, mural de Surface View con flamenco.

O este panel de falsa ventana, también obra de Surface View…

Surface View VA_Collections_Gallery5

A falta de papel, a los cuartos de baño les va muy bien el falso estuco…

Alidad, vía House and Garden

Alidad, vía House and Garden

Alidad, maravillosa la forma del marmol de la bañera y el pseudo estuco de la pared

El cemento pulido y teñido, el microcemento…

Cemento pulido. Via House and Garden

Cemento pulido. Via House and Garden

En este cuarto de baño de inspiración marroquí toda la "gracia" es la forma del nicho que se ha construido alrededor de la bañera-ducha

En este cuarto de baño de inspiración marroquí toda la “gracia” es la forma del nicho que se ha construido alrededor de la bañera-ducha

Lavabo de microcemento en verde oliva

Lavabo de microcemento en verde oliva

y las maravillas en tadelak que hacen Paloma Folache y Alfonso Zavala y que podéis ver en www.alenycalche.es El tadelak es una técnica de origen árabe que mezcla pigmentos de color con cal y aceites para formar una superficie hidrófuga, y es el material del que están hechos la mayoría de los hammans marroquíes.

Bañera en Tadelak

Bañera en Tadelak

Además de los revestimientos, en los cuartos de baño es muy importante la luz. Si eres mujer y pretendes maquillarte decentemente el foco de luz ha colocarse a los lados del espejo (de forma que te de la luz de frente, hacia la cara) y arriba, un poco más atrás de tu cabeza, pero nunca encima de la cabeza ni del espejo porque te hará sombras…

Si hay ventanas, confesamos que no nos gusta el cristal traslúcido porque no es “ni chicha ni limoná”, o sea, ni es cristal (transparente) ni deja de serlo. Nos parece que el cuarto de baño es el sitio ideal para unos estores de láminas…

Peter Johnson, paneles en grisaille

Peter Johnson, paneles en grisaille

Que dejan pasar la luz y la filtran de forma tan bonita, o para unos estores de una tela liviana, que permitan el paso de la luz sin dejar al vecino ejercer de “voyeur”…

Mary MacDonald

Mary MacDonald

Y si tu cuarto de baño es de ducha, creemos que hay que ocuparse especialmente de las mamparas: o prácticamente invisibles…

Rachel Bishop Designs vía el blog decorpad. Nos gusta el "garden seat" de loza dentro de la ducha

Rachel Bishop Designs vía el blog decorpad. Nos gusta el “garden seat” de loza dentro de la ducha

O figura principal del cuarto de baño:

puerta ducha

Sin términos medios…Y si hay que ahorrar: pues cortinas

Ilaria Miani, vía House and Garden.

Ilaria Miani, vía House and Garden.

Jonathan Adler. Fantástico el logo de Hermés colgado de la pared, en honor del cual - supongo - las cortinas son naranjas.

Jonathan Adler. Fantástico el logo de Hermés colgado de la pared, en honor del cual – supongo – las cortinas son naranjas.

Mark D Sykes, via Lonny Magazine

Mark D Sykes, via Lonny Magazine

O una ducha escondida dentro de un “nicho” o armario, con su puerta, como en el mítico cuarto de baño del Duque de Windsor en su casa del Bois de Boulogne…

Imagen de Fritz von der Schulenburg, vía Design Archive. La ducha se esconde tras una de las puertas de espejo. Intuyo que las la otra está el retrete...

Imagen de Fritz von der Schulenburg, vía Design Archive. La ducha se esconde tras una de las puertas de espejo. Intuyo que las la otra está el retrete…

Las dos puertas son una solución muy buena para esconder el inevitable retrete, que se debe procurar esté lo menos a la vista posible (esto es, cuando planees tu cuarto de baño, procura que el “trono” no sea lo primero que veas al abrir la puerta…)

Importante también tener suficiente espacio de “almacenaje”, como en este maravilloso cuarto de baño de “azulejos de metro” que aprovecha el espacio superior y ambos lados del lavabo para hacer armarios de espejo.

Vía AD España

Vía AD España

Nos gustan también los baños con estantería incorporada… (confesamos, ambos, que leemos en la bañera. Pantaleón pasa páginas hasta que el patito marca los 20º C y yo aguanto más, haciendo rellenos de agua caliente, dándole al grifo con el dedo gordo del pie, y haciendo movimientos ondulantes, tipo ballena, para repartir el agua caliente por igual a lo largo de la bañera…)

Via House and Garden

Via House and Garden

 blanco negro y dorado

Michael S Smith, vía Elle Decor

Michael S Smith, vía Elle Decor

Ya sean para libros o, en su caso, para toallas, nos gustan estas estanterías porque nada es más desagradable que salir del baño o de la ducha chorreando y no tener una toalla a mano…

“Esto de aquí abajo…” me dice Pantaleón enseñándome una foto

Via Architectural Digest

Via Architectural Digest

“es un ejemplo de un cuarto de baño infernal. Lo diseñó el satán de los cuartos de baño: no hay toallas cerca de la bañera, ergo mojado y en pelotas por todo el cuarto de baño, tampoco hay un mísero sitio donde dejar el jabón o gel, no hay cortinas ni mamparas para no inundarlo todo si optas por ducharte, las tuberías están todas a la vista, no hay donde guardar enseres ni espacio de repisa en los lavabos, el suelo está hecho de mosaico pequeñito con muchas juntas para ponerse negras…”

Le paro. Me ha convencido. Es importante que el cuarto de baño sea algo más que una foto bonita. Son las pequeñas cosas, como un cercano calentador de toallas para poder secarse en invierno con el lujo de una toalla calentita, los enchufes bien colocados, el espacio de encimera para el secador de pelo y un cepillo, para extender los “afeites” durante la sesión de “chapa y pintura” o simplemente para posar un necessaire y un cepillo de dientes es muy necesario. También el tener un sitio cercano donde guardar todo eso sin que esté a la vista de todos. Esas son el tipo de cosas que hacen que ames o odies un cuarto de baño: que te sea cómodo de usar.

Por eso lo lavabos con patas, sin mueble debajo, son bonitos pero no nos convencen. Es cierto que cuanto más espacio de “suelo” se vea, mayor parecerá un cuarto de baño, pero preferimos menos espacio visual y mayor comodidad diaria…

No todos los muebles de debajo del lavabo son feos...

No todos los muebles de debajo del lavabo son feos…

Apartamento en París, vía House and Garden

Apartamento en París, vía House and Garden

 

Cuarto de baño bien pensado, vía Nuevo Estilo

Cuarto de baño bien pensado, vía Nuevo Estilo

Y dentro de la ducha o cerca de la bañera se agradece una balda o un pequeño nicho o entrante donde dejar champús y demás ungüentos..

Bill Ingram, via House Beautiful

Bill Ingram, via House Beautiful. Nicho bajo la alcachofa de ducha

Y cubierto el lado práctico, en cuanto a asuntos decorativos ..nos gustan los bustos en el cuarto de baño porque dan ese aire a terma romana que va tan bien…

House&gardenbathideas Bathroom77

Nos gustan los elementos redondos para romper tanta linea recta…

Captura de pantalla 2012-12-28 a la(s) 12.10.36

Origen: Domino Book of Decorating

Origen: Domino Book of Decorating

No nos gustan las patas del lavabo, y si no es posible taparlas con un mueble ad hoc, sugerimos tenerlas bien escondidas, como en esta propuesta de Apartment Therapy…

516b8ab074c5b63c02000872__w_540__s_fit

Nos chiflan los cuartos de baño con chimenea…

BlogPeterSheltonEDSix

Y aquellos con frentes de bañera “historiados” – aunque, siendo prácticos, reconocemos  que es muchísimo más cómodo, si eres dado a “rellenos” de agua caliente cuando estás en la bañera, como yo, que el agua caliente caiga por un extremo del baño y no a la altura de tu tripa, para escaldarte –

Paolo Moschino

Paolo Moschino


Outlook-97

Nos encantan las bañeras “exentas”, a la antigua, de esas que cuando te metes dentro el agua te llega por la barbilla, pero necesitamos una mesa o silla cerca para dejar toallas y enseres y que no resulten incómodas…

Frederick Mechiche

Frederick Mechiche

 

Kary Pierce, via House Beautiful

Kary Pierce, via House Beautiful

Nos gustan las toallas con iniciales bordadas…

Kate Townsend, vía Lonny Magazine

Kate Townsend, vía Lonny Magazine

Nos gusta el “arte” en los cuartos de baño…

Cuarto baño

Y nos gusta, el que más de todos, este cuarto de baño perfecto que hizo Jean Louis Deniot en un piso de París…

cuartodebanyo-jeanlouisdeniot

Cuartodebaño_denior

Cuartodebaño_deniot2

Por él, Pantaleón me dice que hasta renunciaría a su patito…

¿Y vosotros? ¿Cómo es vuestro cuarto de baño perfecto?

 

Tags: , , , , , , ,

« Older entries

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.