jaulas

You are currently browsing the archive for the jaulas category.

Salgo a cenar el viernes y coincido con Pantaleón en el mismo restaurante. Está charlando animadamente con una elegante señora de edad indefinida, largo cuello y nariz impertinente. Pantaleón me presenta como “la escritora de su blog”.

De la tienda-showroom de Isabel López Quesada

De la tienda-showroom de Isabel López Quesada

“Querida” me dice la compañera de mesa de Pantaleón “te doy la enhorabuena por la impresionante labor social que estás llevando a cabo”.

Como no soy consciente de estar llevando a cabo ninguna labor social, ya sea impresionante o de cualquier otro tipo, me sorprende el comentario y lo digo.

Foto de Pablo Gómez-Ogando, showroom de Isabel López Quesada.

Foto de Pablo Gómez-Ogando, showroom de Isabel López Quesada.

“¡Por favor!” me dice incrédula la señora “¡educar el gusto de las masas es una labor social!¡Acercar la calle a los buenos decoradores es una labor social! Refinar al español medio ¡es una grandísima – y herculea – labor social!”

Así, todo de seguido. En voz bastante alta, para que lo oiga medio restaurante, frecuentado éste por mucho español medio con cara de asombro y cabreo a partes iguales. Pantaleón impertérrito. Él no tiene problemas en creerse la Madre Teresa de Calcutta en versión decorativa y sonrie beatíficamente a la de la “labor social”. Ambos están compartiendo una langosta a la plancha muy social.

Foto de Pablo Gómez-Ogando, mezcla de blancos y negros en el showroom de Isabel López-Quesada

Foto de Pablo Gómez-Ogando, mezcla de blancos y negros en el showroom de Isabel López-Quesada

Mi función desde luego, no es educar el gusto de nadie sino el mio propio, que como el de todos, evoluciona con el tiempo y, sobre todo, con la exposición a las cosas bellas. Viajar y observar es la mejor forma de educar el gusto, y de hacerlo propio. Y un buen sitio donde empezar es el showroom de Isabel López Quesada.

Maravillosas paredes enteladas y fantástico espejo convexo. Showroom de Isabel López Quesada, foto de Pablo Gómez-Ogando.

Maravillosas paredes enteladas y fantástico espejo convexo. Showroom de Isabel López Quesada, foto de Pablo Gómez-Ogando.

Idem. Foto de Pablo Gómez-Ogando.

Idem. Foto de Pablo Gómez-Ogando.

El pasado 29 de enero Isabel invitó a unas cuantas “bloggers” a conocer su nuevo showroom tienda, que está donde siempre (Calle Alfonso Rodríguez Santamaría, 22, Madrid, en el Viso, a 50m de la esquina con Segre) pero que ahora tiene horario continuado de tienda y se puede ir sin necesitada de cita previa. Está abierta en horario continuado de lunes a jueves de 11h a 19:00 y viernes de 11:00 a 15:00 y además, para los que no puedan acercase a la tienda-showroom también existe desde febrero una tienda online en www.isabellopezquesada.com. Dice Isabel que una de sus motivaciones para abrir la tienda online es acercar este mundo a quienes creen que es inalcanzable. Para todos esos, buenas noticias: no lo es.

Maravillosos bichitos amarillos. Pantaleón los desea vivamente. 160€ cada uno. Foto de Pablo Gómez-Ogando.

Maravillosos bichitos amarillos. Pantaleón los desea vivamente. 160€ cada uno. Foto de Pablo Gómez-Ogando.

Saltamontes en piedra y metal primo de los bichos anteriores, También 160€ y también lo queremos.

Saltamontes en piedra y metal primo de los bichos anteriores, También 160€ y también lo queremos.

La oferta en la tienda online es, por ahora, menor que en el showroom, que recomendamos vivamente visitar. Merece la pena. Isabel es un genio de las mezclas: mezcla estilos, épocas, culturas y texturas, y lo hace muy bien.

Showroom ILQ

Showroom ILQ

Isabel opina que las casas son como las personas y tiene razón. Ella es como sus interiores. Sofisticada y desenfadada a la vez. Mezcla lo exquisito con objetos y muebles de mercadillo con una maestría y un chic asombrosos. A Pantaleón le cae bien. Dice lo que piensa – lo cual es de agradecer – y es íntegra y sincera. Conoce su oficio a la perfección y no defrauda. Pero sobre todo, tiene buen gusto: sus proyectos te pueden gustar más o menos, pero nunca chirrían, nunca son pretenciosos, ni cursis, ni horteras. No patinan. Tienen en común ese chic de perfil bajo, esa sofisticación relajada, ese encanto especial que también tiene ella. Esa actitud “no nonsense” que tanto echamos de menos algunas veces.

Showroom ILQ

Showroom ILQ

“Su estilo es difícil de explicar” dice Pantaleón “pero es como si Carlos de Beistegui, a mitad de camino, hubiera decidido convertir su baile veneciano del Palazzo Labia en un picnic campestre. Está ahí todo el lujo y sofisticación del mundo pero irreverentemente mezclado con lo fresco, lo natural y lo desenfadado”.

Showroom ILQ

Showroom ILQ

Y su tienda rezuma todo eso. Hay macetas de barro “descangalladas” con lámparas parisinas de los años 50, espejos y madera rústica, un cuadro antiguo con una mesa moderna, cristal de murano y mimbre, muebles de forja y almohadones tapizados en malaquita. Una silla rojo lacre con unos cacharritos de barro esmaltados en blanco, un faisán disecado y unos obeliscos. Los bichitos amarillos que enamoraron a Pantaleón, y esa vieja alacena azul y blanca, con cristales antiguos y musgo en las baldas.

IMG_7389 IMG_7384

Enamorada de estos candeleros

Enamorada de estos candeleros

Y sorprendentemente, es asequible. Barato no, pero sí a tu alcance, Dos viajes menos a Zara Home equivalen a uno al showroom isabelino. Y a la posibilidad de tener algo único y distinto, que sea solo tuyo. Merece la pena ir, porque llegar y observar es recibir una clase maestra, gratis, en 20 minutos.

07

Foto de Pablo Gómez-Ogando

IMG_7376

En paraleo, la web se nutre ahora de un blog y de nuevas fotos de proyectos, donde se puede leer cual es el proceso creativo de la decoradora y ver cómo van encajando piezas similares a las que veis en el showroom en los proyectos. La tienda-showroom es lo suficientemente cambiante como para merecer visitas periódicas y siempre hay cosas originales que encontrar por 30€-50€ con las que hacer un regalo original y distinto. O al menos ir a empaparse de nuevas ideas y mezclas y de ese estilo ecléctico y fresco, sin encorsetamientos, que resulta tan inspirador.

IMG_7391

Mesa de espejo donde estaban colocadas las bebidas, Precioso arreglo de flores y copas de colores. La mesa está colocada entre dos columbas que se han forrado de espejo para hacerlas invisibles. Un truco que también usan en Londres en la Tate Modern y que siempre funciona.

Isabel está llevando a cabo varios proyectos en el extranjero donde tiene enorme reconocimiento. Creo que la leyenda negra española, ese constante creernos menos de lo que somos, quizás nos ha impedido ver que, en materia de decoradores, España es un nicho asombroso de talento. Nos lo tienen que recordar revistas y blogs extranjeros para que nos demos cuenta. Si tuviera que hacer ahora mismo una lista de los 10 mejores decoradores del mundo, al menos un tercio serían españoles.

Fijaos: Puerta de cristal con otra puerta recuperada detrás. También en el Showroom de ILQ

Fijaos: Puerta de cristal con otra puerta recuperada detrás. También en el Showroom de ILQ

IMG_7380

Los tres grandes: Pascua Ortega, Jaime Parladé y Duarte Pinto Coello, dejan paso a los nuevos. Para mí – y esto es sólo una opinión- en España el rey y la reina son Lorenzo Castillo e Isabel López-Quesada, cada uno con un estilo radicalmente distinto. Esos dos son del top 10 mundial sin lugar a dudas. Pero hay otros muchos grandes del reino que también estarían entre mis 10 nominados, y que son capaces de hacer cosas de quitar el hipo. También una pujante generación de jóvenes talentos que sólo necesitan tiempo para convertirse en “deco-royalty” mundial. Gente que hace cosas distintas, poco obvias y fascinantes, que cuando aparecen en las páginas de las revistas extranjeras provocan desmayos. Me ha parecido que había que decirlo.

El "almacen" lleno a explotar de cosas con las que hacer un fantástico regalo

El “almacen” lleno a explotar de cosas con las que hacer un fantástico regalo

Y a la espera de la publicación de nuevos proyectos, queridos deco-junkies, echad un ojo al showroom y me contais.

IMG_7397

Todo está tras esta puerta…

 

Tags: , , , , ,

Hace unos días Pantaleón, mi madre, mi hermana Inés y yo nos fuimos a Burdeos. Se celebraba en el recinto ferial Bordeaux-Lac (sí, mucho Lac, pero si has visto un recinto ferial, los has visto todos) la primera edición de las “Pulgas” Bordelaises. Es famosa la feria de anticuarios de Burdeos, que suele celebrarse en febrero (con el Lac más surgelé que las croquetas de “Findus”) pero esta edición brocante de finales de septiembre es nueva, así que decidimos echarle un vistazo.

07e30b3b6b736614723403a3b5a18a9b

 

Pantaleón es todo lo buen compañero de viaje que es mal vecino. No se queja, no se cansa, todo le parece bien, come cualquier cosa, duerme donde sea y es culto y entretenido. Para viajes en avión es perfecto: no te enteras de que está (piensa que el avión se va a caer y se pasa el viaje entero con los puños apretados y los ojos cerrados entregando el alma a Dios). En Burdeos se portó bastante bien. Con mi madre se lleva de miedo y a mi hermana Inés, madre de la indomable Teresa, su némesis, le tiene mucho respeto. Así que todo iba bastante bien hasta que, terminada la jornada de brocante, nos reunimos de vuelta en el coche, con nuestras compras y hallazgos, y Pantaleón nos apareció con esto.

mi jaula

“¿Qué es eso Pantaleón?” le pregunto asustada ante el tamaño del bicho.

“Esto, evidentemente” dice el mono “es una jaula.”

Pero no una jaula cualquiera. Una jaula en la que cabe él. Peor: una jaula ¡en la que quepo yo!. Intento hacerle comprender que “eso” “evidentemente” no cabe en el coche ni mucho menos se factura en un avión y que quizás proceda intentar devolverla al amable comerciante que se la ha vendido.

“¿Devolver?” dice Pantaleón espantado “No, no, devolver, no”

 

Lorenzo Castillo

Lorenzo Castillo

Pantaleón, aferrado a su jaula nos cuenta:

“¡Tener una jaula de pájaros es practicamente una obligación!. Hace más de 4.000 años que todo aquel que es alguien ha tenido una jaula” nos dice en un largo plañido “Desde tiempos inmemoriales” continúa el mono “la fascinación de los hombres con los pájaros les llevó a construir jaulas para guardarlos en ellas. Hay jeroglíficos egipcios que muestran palomas, ibis, patos y loros en jaulas, hay en Méjico ruinas de pajareras de adobe donde los indios paquimé criaban periquitos y guacamayos con cuyo rico plumaje elaboraban escudos, penachos y adornos, hay evidencias de ricas jaulas persas y chinas e incluso hablan las crónicas de una famosa jaula de Alejandro Magno que albergaba a un periquito que fue luego conocido, en su honor, como el periquito alejandrino…

8ee856f9800b2e2e5d6bc2edcf674fb3

Las jaulas de los egipicios eran rectángulares, las indias eran cilindricas, las de los griegos – que también las tenían estaban hechas de caña o mimbre y eran más ligeras. También tenían jaulas los romanos (éstas rectángulares o cónicas). Es más, en Roma el furor pajarero fue tal que hasta había una escuela para enviar a tu loro a aprender  a saludar el correcto latín a los invitados. Plinio el Viejo dejó escritas (¿qué es lo que no habrá dejado escrito ese hombre?) unas concretísimas instrucciones sobre la educación del loro “cada pájaro ha de disponer de un hábitat propio, en un lugar bastante sombrío, para ayudarle a concentrarse lejos de las distracciones (…)”. Dicen que un vecino de Tiberio en Capri tenía un loro que recitaba correctamente la genealogía del emperador remontándose 10 generaciones. Cuando el pájaro murió a manos de un vecino envidioso, el funeral fue prácticamente un acto de estado al que acudieron las masas…

pinterest donna sherman

Ejercicio de agudeza visual: ¿donde está la jaula?

Ejercicio de agudeza visual: ¿donde está la jaula?

No hay crónicas sobre las jaulas de los vándalos. Puede que éstos más que enjaular pájaros se los comieran, pero con la llegada de la edad media y su fascinación por los animales raros y exóticos, verdaderos y de leyenda, surgen otra vez con fuerza las jaulas de todo tipo. Los pájaros llegados del oriente eran muy cotizados, pero también lo eran los mirlos blancos, muy apreciados por su rareza y considerados dignos regalos para agasajar a nobles y príncipes de la Iglesia.

4e7d07cc68c8d496556f9e7f2cf3c02c

pyd_jaula pinterest

Se habla de grandes jaulas de pájaros, que contenían más de 800 ejemplares, en la corte de Luis XI el prudente. En la de de Renato I de Anjou, Rey de Jerusalén y Sicilia, su bella y admirada reina, Jeanne de Laval, dicen tenía en su dormitorio un maravilloso y raro ejemplar de ruiseñor blanco en una jaula dorada cubierta, por las noches, por un rico brocado verde cuajado de oro y piedras preciosas. Isabel de Baviera (1371-1435), reina de Francia, tenía un canario enjaulado y Ana de Bretaña, también reina de Francia pero cien años después, un jilguero cantor. En 1493, en su regreso triunfal a España, Cristóbal Colón trajo de regalo a su protectora y mecenas, la reina Isabel la Católica, una pareja de guacamayos de las recién descubiertas “Indias”. En Inglaterra el periquito del Gabón que tenía Enrique VIII se pasaba el rato gritando a los viajeros que pretendían cruzar el Támesis en barcaza anunciándoles él mismo el precio del pasaje.

 

1fc4e83f973d2997e98af2903d1c2dbb

pyd jaula ventana anuncio sofaDoscientos años antes, en los inventarios de Jean, Duque de Berri (1340 – 1416), se mencionan entre sus posesiones diversos pájaros exóticos y jaulas así como unos “oiselets de Chypre, dans son cagelet” (pajaritos de chipre en su jaula). Estos “pajaritos de Chipre” eran perfumeros de metal y esmalte con forma de pájaro que se metían en jaulas a veces sólos y a veces mezclados con pájaros de verdad…

ffcd946e8633761efc4c4191d493cbdc

Via Lonny Magazine, Octubre de 2013

Via Lonny Magazine, octubre de 2013

Lo del pajarito mecánico venía de lejos. Filón de Bizancio (siglo III A.C.) y Herón de Alejandría (siglo I A.C.) no contentos con enjaular pájaros vivos, crearon pájaros mecánicos que cantaban gracias al vapor de agua y la presión del aire. En 949 un obispo francés de visita en Bizancio describe un árbol de bronce dorado en cuyas ramas estaban posados distintos pájaros que, gracias a un mecanismo “píaban cada uno de acuerdo con el sonido de su especie”. En la edad media, por algún motivo que desconozco, estos pájaros artificiales además de piar huelen bien y se convierten en una especie de incensiario-perfumero que canta…

b36907d8a1ed58b43a4958ec5c9c5eeb 538946d4078185c07c69f8e117d306cd9614fdd9bf2115245e0b0c2ac86c4f5c

pyd jaula esquina

Estos pajatiros de Chipre aprecen también en 1379 en el inventorio del mobiliario de palacio de Carlos V de Francia. Una de las jaulas se describe como pequeña, redonda y hecha enteramente de oro. En su interior había una cigueña en miniatura con incrustaciones de rubíes, zafiros y perlas. Los maravillosos “oiselets” siguieron estando en boga hasta bien entrado el siglo dieciseis y aparecen también en el inventario de Diana de Poitiers, la famosa duquesa de Valentinois, amante de dos (o quizás tres) reyes de Francia.

23083ed922891c46a49e87ba0b22b174

 

pyd con jaula

Un papel del museo Metropolitan de Nueva York habla de la jaula que el Conde de Artois mandó construir en 1344 en su castillo de Hesdin. Dicen que era un “ernorme jardin de invierno (…) con un complejo sistema de acequias y canales que se nutrían de fuentes de agua, los barrotes estaban decorados con hojas y lirios de plomo y la jaula entera contenía una enorme cantidad de árboles artificiales en cuyas ramas se posaban pequeños pájaros llenos de ricos perfumes que acompañaban con su olor el canto de las bandadas de pájaros vivos”

 

 

942a03f2c06686a75d36dd37c71abcf2a70d16e130adb9000db7c2c2a691b1dd

pyd jaula lámpara

Los franceses parece que llevaban la delantera en esto de hacer pajareras. De hecho, Francia fue el único país que tuvo un gremio de constructores de jaulas con carta de patente real. Llega el siglo XVIII y, de repente, ninguna casa que mereciera la pena podía permitirse el lujo de no tener un aviario o pajarera y ningún señor o señora elegante podía serlo sin tener una jaula exquisitamente tallada. Ambos Luis XV y Luis XVI encargaron enormes cantidades de jaulas que ordenaron se colgaran entre los naranjos de los jardines de Versalles y por primera vez en la historia la jaula empézó a tener preferencia sobre el pájaro que habitaba en ella… ¿Os acordáis de la maravillosa jaula del jardín de Baviera de la injustamente denostada película “Sissi”?” pregunta Pantaleón. Para entonces, las tres estamos calladas y fascinadas. Inés y mi madre sentadas de medio lado en el taburete Napoleón III que ha comprado Inés y yo inspeccionando la pajarera. Solo podemos asentir. Pantaleón sigue:

 f8f774710e4f321998423f75262d1237 c0c35bced37cb251a310f2d119141c7d f0ce02dbeb82bf4fc1f0c22a6439c389

“…Los ingleses, que nunca andan muy a la zaga, se hicieron los reyes de las jaulas del siglo XIX. Torres palaciegas, tejados, ventanas con balaustradas y balcones… nada era poco para la jaula del XIX. Ya casi ni se veían los pájaros dentro, pero poco importaba, era la jaula lo que debía ser la “piece de resistance” de todo salón… Las jaulas se construían imitando palacios y edificios, incluso hubo algunas que imitaban el Taj Majal.

 pyd natalie haegerman amberes 19th cent french 74af502b357cdf7e67dfd37f9b3c8056 95ad51b130b6d24c444b1fbe116bafb8 72f78d438510cf27ce570d0a6cbd4742

Como jaulas dejaban mucho que desear en lo relativo a aireamiento y confort de los pájaros, pero decorativas lo eran mucho. Las hacían de caoba y latón, con decoraciones en porcelana pintada y cuencos de plata para el agua de los pájaros. Parece ser que los victorianos consideraban que su ligereza visual y espectacularidad añadía un efecto especialmente placentero a cualquier interior.

7c85402bd1f82341c27d687ddf883ec6 3ca87fd7ac3d7be79259697362ba0e84

En China las jaulas, más sencillas, eran pequeñas y portátiles. Los hombres salían a pasear con su jaula en la mano y entablaban largas conversaciones sobre pájaros en los parques. En China un “tenedor de jaulas” era la expresión que se usaba para referirse a alguién con “posibles” y buen vivir que tenía tiempo de asueto para ocuparse de un pájaro.

e7be0183cbad0fda4a8107311b712df6

05bd8a28c7231805d98f2468ae0ad949

cage etsy fa4403fed7b86d6b5d40a1819b70b5e7

pyd jaula estanteria pinterest

Muchas jaulas chinas adoptaron forma de pagoda, las inglesas seguía fingiendo ser castillos y palacios y las turcas, muy en boga a finales del XIX y principios del veinte tienen forma de globo, con una parte inferior rectángular y una superior redonda, de metal, como una “Montgolfiera”…

pyd jaula turca

Para entonces ingleses y franceses habían perfeccionado ya el arte del pájaro mecánico que cantaba ya más de seis tonos distintos. Encerrados en jaulas de latón eran el regalo de moda de la época, eran un poco como el iPad moderno, todos querían uno…

parisapartmentfiles

 

Luego, en el siglo veinte la practicidad y el advenimiento del plástico acabó con las jaulas, que se volvieron funcionales y feas y sólo servían para albergar canarios amarillos que se colocaban en las porterías…Pero ¡ay de la jaula romántica!. De las maravillas de la Edad Media casi ninguna sobrevive. Su plata, oro y bronce hace mucho que fueron fundidas por algunos desaprensivos posteriores, pero de las del XIX quedan bastantes y a parte de ser bonitas, han de ser salvadas de su fin. Pueden albergar plantas, velas o pájaros de porcelana. Sus posibilidades son enormes. y ¡Hay que tener una!. Ésta” termina Pantaleón mirando a su jaula con ternura “es la mía”.

f6042802b4b495460985f9340f60fbde

Silencio del público. Inés se levanta y sin mediar palabra se echa a andar hacia la entrada de la Feria.

“¿A donde vas?” le pregunto

“A organizar un transporte para la jaula del mono” me dice “y a por con una propia”

“¡Yo quiero otra!” le digo, siguiéndola.

Mi madre se queda sentada en el taburete Napoleón III.

“¿Tú no quieres una jaula?” le pregunta Pantaleón

“Yo ya tuve un loro” confiesa mi madre “fue en tiempos de Franco. Fue muy conflictivo.”

“¿Mordía?” inquiere Pantaleón

“Peor” dice mi madre “silbaba la Internacional Comunista”.

contemporary-accessories-and-decor

 

Tags: , ,

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.