Espejos

espejos como objetos decorativos

“Parte de la hegemonía comercial del imperio fenicio” me cuenta Pantaleón “se debe a un molusco”

Y yo que quería hablar de conchas de las que se cogen en la playa, todas rotas e insulsas, pero amorosamente tuyas por haber sido recolectadas con tus propias manitas … Y aquí estamos, con el imperio Fenicio, sin haber siquiera terminado el mes de Agosto.

Vía Veranda, Julio 2017

“El murex brandaris” prosigue el mono sin inmutarse “es un univalvo de hermosa caracola con una glándula que segrega un pigmento que tiñe los paños de púrpura”.

¿Ha dicho “univalvo”? Sí, lo ha dicho. Y no lleva ni un párrafo aún. Pero me concentro… estabamos en los fenicios que tenían una caracola que teñía las cosas de morado. Sorry, púrpura.

“Pero no de cualquier púrpura” continua Pantaleón “¡del mítico púrpura de Tiro! El llamado púrpura imperial. “¡El púrpura de los dioses! El púrpura de las franjas de las togas de los senadores romanos. El púrpura de las velas de la nave de Cleopatra, reina de Egipto…”

Vamos, un purpura molón que parece sacaban de la caracola de marras y que descubrieron de casualidad cuando el perro de alguién (en unas historias es el perro de Hercules y en otras el de la mujer de un gobernador de Tiro) mordió una caracola y se le quedaron la boca y los bigotes teñidos de morado.

Máscara de conchas de Thomas Boog, París. www.thomasboog.com

“Plínio el viejo, que es como el Google de la antigüedad, porque sabe de todo” prosigue Pantaleón “cuenta que hacían falta 10.000 caracolas para obtener un gramo de tinte púrpura y que eso apenas daba para teñir el borde de una túnica …. A cambio, la longevidad del púrpura de Tiro era legendaria: más de dos siglos más tarde ni el lavado ni el uso continuo aclaraban ni alteraban el profundo e intenso morado escarlata que daba a los tejidos. Los fenicios se hicieron ricos y famosos con su monopolio”

“Así que las caracolas sirven para teñir cosas?” digo, por decir algo, vamos, sólo por interrumpir.

“Ese sólo es uno de los múltiples usos de los moluscos” dice Pantaleón “esos fascinantes y extraños animales que han llegado a nuestros días prácticamente inmutables desde la prehistoria….” Esto se nos está yendo de las manos: se me ha puesto en modo catedrático de concología y ya no hay quien le pare….

Cuchara, siglo XVI, Victoria and Albert Museum

“Los moluscos bivalvos fabrican dos conchas iguales unidas por una especie de bisagra” dice el muy pedante “En la antigüedad algunos de ellos eran utilizados como efectivísimas pinzas depiladoras. En algunas islas del pacífico trozos de concha servían de armas, cuchillos, agujas, cucharas y hasta biberones improvisados. En Africa Occidental el caurí fue durante siglos moneda de cambio con la que se compraban suministros a los árabes y se vendían esclavos. Pero lo cierto es que las conchas de las frías aguas del Atlántico son conchas aburridas, y sólo fue con las nuevas rutas hacia las Indias y el descubrimiento de (o más bien topamiento con) América, que comenzaron a llegar a Europa las conchas y caracolas de aguas cálidas, mucho más coloridas y alegres…”

Aplique Maison Jansen

Obeliscos de concha de Tess Mosley

Con ellas, principalmente con los nautilus, los holandeses y alemanes, muy buenos orfebres ellos, empezaron a crear “copas” de la abundancia hechas de nautilus montados en bronce…

Del Ashmolean Museum de Oxford.

Cornelis Floris, siglo XVI

Wenzel Jamnitzer, 1550, Museo Kunsthistorisches, Viena.

“¿Es eso un nautilus?” pregunto “¡Pero si es blanco! Yo pensaba que todos los nautilus tenían rayas color cobrizo….!”

Wenzel Jamnitzer, siglo XVI

Versión actual, Klaus Dupont Berlin, www.klaus-dupont.com

“Y las tienen” confirma Pantaleón “pero si los sometes a un tratamiento con un ácido especial la capa exterior desaparece y queda el caparazón interior de madreperla”.

El siglo XVII fue el siglo de oro de las artes decorativas sobre caracola. En paralelo, surgía en Europa la fiebre del ya archifamoso “cabinet de curiosités”…

Casa de Thomas Boog, Elle Décoration (Francia) 2009

“Sinceramente” dice Pantaleón “a mi esto del gabinete de curiosidades siempre me ha parecido una marranada. Esos armarios atiborrados de bichos disecados, pájaros medio desplumados y demás cochinadas acumulando polvo francamente, me horripilan”.

Corona de conchas sobre biombo negro

Creel and Gow, Nueva York. www..creelandgow.com

Yo no sé si lo pondría todo junto pero muchos de los elementos que forman el “gabinete de curiosidades”, los corales, las mariposas, el cuerno de narval, el esqueleto de una langosta, me parecen absolutamente fascinantes. Se pusieron de moda en la época en la que partían de la metrópoli las grandes expediciones y llegaban noticias de descubrimientos botánicos, animales fantásticos, bestias marinas, minerales desconocidos, fascinantes caracolas… En los siglos XVII y XVIII el hombre ensanchaba a diario la frontera del conocimiento y eso se mezclaba aún con la superstición y leyendas de las tinieblas de la Edad Media. Convivían el álgebra y la alquimia, la matemática y la nigromancia, la ciencia y la magia. Unos estudiaban las construcciones calcáreas de las caracolas, otros anunciaban con el mismo tono de voz que Iker Jimenez en “Cuarto Milenio” que la sección de la concha de un Nautilus sigue la espiral aurea de los números de Fibonacci…

Espejo y consola de conchas

Todo ello contribuía a la fascinación del ser humano con los esqueletos de los moluscos. Porque eso son las conchas: caparazones externos que construyen los moluscos para protegerse de sus depredadores. Esqueletos fascinantes.

Espejo de conchas y amatistas, Christas South Sea Shells, Florida

Y del cabinet de curiosités que exhibía las conchas al “por menor” pasaron a la obsesión por la cantidad. Ahora que ya todos tenían conchas, se trataba de saber quien tenía más. Y así, llegó el Rococó. Llegó, según los libros, como antídoto a “los excesos del barroco” pero el Rococó, cuyo nombre mezcla la palabra “rocaille” (piedras) con “coquille” (conchas), es un exceso en sí mismo.

Se obsesionaron con la forma de la concha cuyas proporciones y aspecto copiaban hasta la saciedad….

Axel Vervoodt

y no contentos con copiar empezaron a “alicatar” espacios enteros de concha y así llegaron a uno de los inventos más absurdos del siglo XVIII (y parte de los otros): el grotto.

Cilwendeg House, Pembrokeshire

Sans Souci, palacio de Federico el Grande

Palazzo Borromeo, grotto de conchas.

¿Qué es un grotto? Una caverna o gruta artificial forrada de conchas, piedras de colores y caracolas, con motivos marinos, estalactitas, estalacmitas y alguna que otra estatua de deidades de mares y ríos. ¿Raro verdad? Pues en la alta sociedad del siglo XVIII tener un grotto era más necesario que ahora tener WiFi. Los hay por todas partes…

Neues Palais, Postdam

Woburn Abbey Grotto

“Algunos son fascinantes” dice Pantaleón “otros, la verdad, dan un poco de dentera. Porque, francamente, en materia coquille las hay bonitas y las hay asquerosas. Y nada que se construya con mejillones puede tener buen futuro…”

Pared de Mejillones, Susie MacMurray, Lo encontramos bastante repugnante… ¿qué opinais?

Goodwood House, el grotto de la Duquesa de Richmond

Los eruditos dicen que el grotto marca el principio y el fin del Rococó porque inician el camino al neoclacisimo: su inspiración viene de los clásicos romanos, de los “ninfeos” o grutas en honor a las deidades acuáticas que se construían, al principio, en grutas naturales cercanas a las costas…

Luis de Baviera, grotto de Linderhof con lago subterraneo incluido. En esto de hacerse castillos nadie superaba a Luis…

The Residenz en Munich, Grotto.

Hacerse un grotto o un ninfeo es caro, pero a pesar de esto, se siguen creando a día de hoy. Un ejemplo es la foto con la que comienza el blog, del número de julio de 2017 de la revista Veranda. Hay gente que se gana la vida pegando conchas en las paredes. Por ejemplo Blott Kerr-Wilson (www.blottshellshouses.com), o una artista americana que se llama Donna Moss y otra que se llama Cathy Jarman en Savannah (entre otros muchos). Otros se lo hacen ellos sólos…

Lilian y Ted Williams son unos señores americanos que se han hecho esto en su casa de la Provenza

Claro que la ingente cantidad de conchas y caracolas necesarias y el trabajo manual que implica el hacerse un grotto lo convierten en un capricho muy extravagante. Ya lo era en el siglo XVIII, así que los ingleses, siempre prácticos, se pasaron ya desde el XIX, a las manualidades de conchas…. Peligroso arte que pervive hasta nuestros días.

Esto es obra de una señiora que se llama Jane Pownoll, mujer de un marino, que empezó a hacer manualidades con conchas ya en 1770, año del que data esta replica de Sharpham House hecha con conchas.

“Esto de la concha es un tema delicado en el que es más necesario que nunca ejercitar el buen juicio “dice Pantaleón “Hay que tener respeto a la concha: no hay NADA más hortera que la concha desmadrada…”

Y no le falta razón, de lo sublime a lo horrible hay solo un paso. Sublimes son, en mi opinión, los apliques de Jansen

Los pendientes de Seaman Schepps y llos broches de Verdura…

Seaman Schepps

Fulco di Verdura, minaudière, broche y colgante

Sublimes me parecen algunos de los bustos cubiertos de conchas que se venden hoy en día…

And George (www.andgeorge.com)

 

Rooney Robinson Antiques

Y preocupantes son otras cosas que se ven por ahí y que, sin embargo, también levantan pasiones…

Alexander Mcqueen, de la exposición Savage Beauty en el Metropolitan Museum of Art

Thomas Boog hace maravillas con las conchas pero este cabecero de mejillones que ha colocado en su casa nos da un poco de dentera… Vïa Elle Décoration (Francia) 2009

Todo esto necesita, creemos, un segundo capítulo dedicado a los “frutos del mar” en la decoración, las dudas que presentan y lo que se puede hacer tras el verano con una pistola de pegamento y unas cuantas conchas…. y lo que posiblemente no se deba hacer nunca en aras a preservar el buen gusto.

Así que os emplazamos para aprovechar los últimos días de Agosto recolectando conchas y, si os apetece, leer la semana que viene el último y definitivo fasciculo sobre los amigos de Bob Esponja.

Hasta entonces esperamos vuestros comentarios e historias, filias y fobias, sobre el apasionante mundo del molusco!

 

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Salgo a cenar el viernes y coincido con Pantaleón en el mismo restaurante. Está charlando animadamente con una elegante señora de edad indefinida, largo cuello y nariz impertinente. Pantaleón me presenta como “la escritora de su blog”.

De la tienda-showroom de Isabel López Quesada

De la tienda-showroom de Isabel López Quesada

“Querida” me dice la compañera de mesa de Pantaleón “te doy la enhorabuena por la impresionante labor social que estás llevando a cabo”.

Como no soy consciente de estar llevando a cabo ninguna labor social, ya sea impresionante o de cualquier otro tipo, me sorprende el comentario y lo digo.

Foto de Pablo Gómez-Ogando, showroom de Isabel López Quesada.

Foto de Pablo Gómez-Ogando, showroom de Isabel López Quesada.

“¡Por favor!” me dice incrédula la señora “¡educar el gusto de las masas es una labor social!¡Acercar la calle a los buenos decoradores es una labor social! Refinar al español medio ¡es una grandísima – y herculea – labor social!”

Así, todo de seguido. En voz bastante alta, para que lo oiga medio restaurante, frecuentado éste por mucho español medio con cara de asombro y cabreo a partes iguales. Pantaleón impertérrito. Él no tiene problemas en creerse la Madre Teresa de Calcutta en versión decorativa y sonrie beatíficamente a la de la “labor social”. Ambos están compartiendo una langosta a la plancha muy social.

Foto de Pablo Gómez-Ogando, mezcla de blancos y negros en el showroom de Isabel López-Quesada

Foto de Pablo Gómez-Ogando, mezcla de blancos y negros en el showroom de Isabel López-Quesada

Mi función desde luego, no es educar el gusto de nadie sino el mio propio, que como el de todos, evoluciona con el tiempo y, sobre todo, con la exposición a las cosas bellas. Viajar y observar es la mejor forma de educar el gusto, y de hacerlo propio. Y un buen sitio donde empezar es el showroom de Isabel López Quesada.

Maravillosas paredes enteladas y fantástico espejo convexo. Showroom de Isabel López Quesada, foto de Pablo Gómez-Ogando.

Maravillosas paredes enteladas y fantástico espejo convexo. Showroom de Isabel López Quesada, foto de Pablo Gómez-Ogando.

Idem. Foto de Pablo Gómez-Ogando.

Idem. Foto de Pablo Gómez-Ogando.

El pasado 29 de enero Isabel invitó a unas cuantas “bloggers” a conocer su nuevo showroom tienda, que está donde siempre (Calle Alfonso Rodríguez Santamaría, 22, Madrid, en el Viso, a 50m de la esquina con Segre) pero que ahora tiene horario continuado de tienda y se puede ir sin necesitada de cita previa. Está abierta en horario continuado de lunes a jueves de 11h a 19:00 y viernes de 11:00 a 15:00 y además, para los que no puedan acercase a la tienda-showroom también existe desde febrero una tienda online en www.isabellopezquesada.com. Dice Isabel que una de sus motivaciones para abrir la tienda online es acercar este mundo a quienes creen que es inalcanzable. Para todos esos, buenas noticias: no lo es.

Maravillosos bichitos amarillos. Pantaleón los desea vivamente. 160€ cada uno. Foto de Pablo Gómez-Ogando.

Maravillosos bichitos amarillos. Pantaleón los desea vivamente. 160€ cada uno. Foto de Pablo Gómez-Ogando.

Saltamontes en piedra y metal primo de los bichos anteriores, También 160€ y también lo queremos.

Saltamontes en piedra y metal primo de los bichos anteriores, También 160€ y también lo queremos.

La oferta en la tienda online es, por ahora, menor que en el showroom, que recomendamos vivamente visitar. Merece la pena. Isabel es un genio de las mezclas: mezcla estilos, épocas, culturas y texturas, y lo hace muy bien.

Showroom ILQ

Showroom ILQ

Isabel opina que las casas son como las personas y tiene razón. Ella es como sus interiores. Sofisticada y desenfadada a la vez. Mezcla lo exquisito con objetos y muebles de mercadillo con una maestría y un chic asombrosos. A Pantaleón le cae bien. Dice lo que piensa – lo cual es de agradecer – y es íntegra y sincera. Conoce su oficio a la perfección y no defrauda. Pero sobre todo, tiene buen gusto: sus proyectos te pueden gustar más o menos, pero nunca chirrían, nunca son pretenciosos, ni cursis, ni horteras. No patinan. Tienen en común ese chic de perfil bajo, esa sofisticación relajada, ese encanto especial que también tiene ella. Esa actitud “no nonsense” que tanto echamos de menos algunas veces.

Showroom ILQ

Showroom ILQ

“Su estilo es difícil de explicar” dice Pantaleón “pero es como si Carlos de Beistegui, a mitad de camino, hubiera decidido convertir su baile veneciano del Palazzo Labia en un picnic campestre. Está ahí todo el lujo y sofisticación del mundo pero irreverentemente mezclado con lo fresco, lo natural y lo desenfadado”.

Showroom ILQ

Showroom ILQ

Y su tienda rezuma todo eso. Hay macetas de barro “descangalladas” con lámparas parisinas de los años 50, espejos y madera rústica, un cuadro antiguo con una mesa moderna, cristal de murano y mimbre, muebles de forja y almohadones tapizados en malaquita. Una silla rojo lacre con unos cacharritos de barro esmaltados en blanco, un faisán disecado y unos obeliscos. Los bichitos amarillos que enamoraron a Pantaleón, y esa vieja alacena azul y blanca, con cristales antiguos y musgo en las baldas.

IMG_7389 IMG_7384

Enamorada de estos candeleros

Enamorada de estos candeleros

Y sorprendentemente, es asequible. Barato no, pero sí a tu alcance, Dos viajes menos a Zara Home equivalen a uno al showroom isabelino. Y a la posibilidad de tener algo único y distinto, que sea solo tuyo. Merece la pena ir, porque llegar y observar es recibir una clase maestra, gratis, en 20 minutos.

07

Foto de Pablo Gómez-Ogando

IMG_7376

En paraleo, la web se nutre ahora de un blog y de nuevas fotos de proyectos, donde se puede leer cual es el proceso creativo de la decoradora y ver cómo van encajando piezas similares a las que veis en el showroom en los proyectos. La tienda-showroom es lo suficientemente cambiante como para merecer visitas periódicas y siempre hay cosas originales que encontrar por 30€-50€ con las que hacer un regalo original y distinto. O al menos ir a empaparse de nuevas ideas y mezclas y de ese estilo ecléctico y fresco, sin encorsetamientos, que resulta tan inspirador.

IMG_7391

Mesa de espejo donde estaban colocadas las bebidas, Precioso arreglo de flores y copas de colores. La mesa está colocada entre dos columbas que se han forrado de espejo para hacerlas invisibles. Un truco que también usan en Londres en la Tate Modern y que siempre funciona.

Isabel está llevando a cabo varios proyectos en el extranjero donde tiene enorme reconocimiento. Creo que la leyenda negra española, ese constante creernos menos de lo que somos, quizás nos ha impedido ver que, en materia de decoradores, España es un nicho asombroso de talento. Nos lo tienen que recordar revistas y blogs extranjeros para que nos demos cuenta. Si tuviera que hacer ahora mismo una lista de los 10 mejores decoradores del mundo, al menos un tercio serían españoles.

Fijaos: Puerta de cristal con otra puerta recuperada detrás. También en el Showroom de ILQ

Fijaos: Puerta de cristal con otra puerta recuperada detrás. También en el Showroom de ILQ

IMG_7380

Los tres grandes: Pascua Ortega, Jaime Parladé y Duarte Pinto Coello, dejan paso a los nuevos. Para mí – y esto es sólo una opinión- en España el rey y la reina son Lorenzo Castillo e Isabel López-Quesada, cada uno con un estilo radicalmente distinto. Esos dos son del top 10 mundial sin lugar a dudas. Pero hay otros muchos grandes del reino que también estarían entre mis 10 nominados, y que son capaces de hacer cosas de quitar el hipo. También una pujante generación de jóvenes talentos que sólo necesitan tiempo para convertirse en “deco-royalty” mundial. Gente que hace cosas distintas, poco obvias y fascinantes, que cuando aparecen en las páginas de las revistas extranjeras provocan desmayos. Me ha parecido que había que decirlo.

El "almacen" lleno a explotar de cosas con las que hacer un fantástico regalo

El “almacen” lleno a explotar de cosas con las que hacer un fantástico regalo

Y a la espera de la publicación de nuevos proyectos, queridos deco-junkies, echad un ojo al showroom y me contais.

IMG_7397

Todo está tras esta puerta…

 

Tags: , , , , ,

A Pantaleón le adoro, pero hay veces en las que necesito perderle un rato de vista. La semana pasada era una de ellas: mi semana de vacaciones familiares, totalmente monkey-free, con sol, playa y muchos Long Island Iced Tea.

Cocktail de verano

Me subí en el avión más contenta que unas pascuas sin querer saber nada de monos, ni de macarons de frambuesa, ni de belllinis mezclados con orfidales ni mucho menos de asuntos decorativos.

d409a340c3b50a09bca993d78ff50016

Cierto es que mientras estaba medio dormida y hecha un ocho en mi escueto asiento de turista, me pareció ver pasar de refilón un trozo de bata de seda de ikat allá al fondo, por el pasillo de Business, pero pensé que eran alucinaciones fruto del cansancio aéreo.

Puech-EDC-04-13-07-lgn Al llegar al aeropuerto de destino comprobé que el cansancio existía pero las alucinaciones no: allí sentadito en su asiento de Business estaba el mismísimo Pantaleón, departiendo amigablemente con una señora americana que lucía en su mano izquierda una esmeralda cuadrada más grande que los azulejos de mi cuarto de baño. Finjí no verle.

“Daaaaaaaaaarling!”

Mierda.

“Pantaleón, ¿qué haces aquí?” le pregunto con una mezcla de irritación y hastío.

“He venido a pasar unos días a casa de Dottie, en Palm Beach” me dice “Me pareció que encontrarías reconfortante tenerme cerca, por si acaso”

“¿Por si acaso qué?”

“Por si acaso te surge una emergencia decorativa, Darling!” me dice el mono, como si fuera evidente.

6d6599a237fed822dec0d8f5e215c961

Oigo una tos y a unos cinco metros de distancia descubro a Abelardo, en un discreto segundo plano, vigilando una montaña de maletas Goyard y un flotador gigante que han traído inflado dentro del avión (también “por si acaso”).

Constato que Abelardo ha adaptado su uniforme de mayordomo al trópico añadiendo un salakof (“por si acaso”) y sustituyendo los pantalones por bermudas y calcetines azul marino hasta la rodilla. No se sabe bien si va de safari o se dispone a hacer la primera comunión, ambas opciones encajan perfectamente con la “tenue”. Antes de que surjan más “por si acasos” me despido de ellos deseándoles una felicísima estancia en Palm Beach y esperando que la ya maltrecha salud mental de Dottie los aguante.

802ba56013b8cc287588c231791093d7

En la playa paso las hojas de unas cuantas revistas de decoración que tenía atrasadas y medito sobre la estacionalidad de la materia: en cuanto llega el buen tiempo no apetece nada hablar de decoración. El primer rayo de sol desplaza la atención fuera de casa y ya sólo apetece hablar de terrazas y jardines.

9136ba9008d89bf1efb1366c1623ed67

Los vasos se tornan de plástico, los platos se visten de melamina, los manteles se plastifican e imaginamos toda comida al borde de una piscina o bajo la sombra de un árbol.

7c3529d3184580aa85346a1e433667c7

 

Hablar de telas o de tapizados no apetece, y con la primavera en todo su esplendor, uno sólo quiere un trocito de verde. Una terraza, un patio, una esquina de jardín… aunque sea ¡una maceta!

473e7317ec638e042eae08aa5a566c92

En abril, en París, me di cuenta cómo los parisinos, sedientos de primavera tras sus duros inviernos, habían hecho verdaderas junglas de todo ático a la vista…

01773be15abb4ee6f7ce76bec963c14b

Y llenado de verde cada patio interior…

daad7d861a3d07feb10f071ffd7793917afa0df7d2eb5299d9bfc7893ad7fac1

 

Terraza de Ralphs, el restaurante de la tienda de Ralph Lauren en París. Comer no se come bien, pero el sitio es precioso.

Terraza de Ralphs, el restaurante de la tienda de Ralph Lauren en París. Comer no se come bien, pero el sitio es precioso.

El jardín urbano es uno de los lujos más grandes que hay: un pedacito de verde propio en mitad de una ciudad. Desayunar al aire libre. Cenar entre farolas y estrellas. El ático romano de Jepp Giambardella en la “Gran Bellezza” inspiró en mi la misma envidia que las curvas de su estupenda novia en nuestro querido Abelardo.

Atico en Roma

Atico en Roma

Atico en Nueva York, con la catedral de San Patricio de "atrezzo"...

Atico en Nueva York, con la catedral de San Patricio de “atrezzo”…

3dec70872e7b3fd0bb450b452848e2af

Mi terraza apenas mide 3m x2m y a duras penas me cabe una mesita redonda, plegable, para organizar cenas románticas… (forzosamente han de ser románticas, en la mesita solo pueden comer dos)

b0b1eb8346a6d8bbf3b1b35127333c79

3f40da80fc29df0fabf51e4e047f471e26618035ed8e139230e85e51a62f8c14

A mi diminuta terraza le puse un césped artificial. Es cierto que dá el pego porque, dentro de los artificiales, me hice con el mejor que me podía permitir, pero es artificial. Y lo sé. Mi “bosque urbano” se limita, me temo, a una acumulación de macetas.

13f35dcf9c1fdeeaf38c9a061f33caa3

Todas mis macetas son de terracota, pero demasiado “nuevas” para satisfacerme plenamente. Porque la maceta de terracota, tan española ella, me chifla, pero cuánto  más vieja “descangallada” mejor…

f9321a142c7fe0d591a0596311db0d3a

Miro las mías con ojo crítico y me planteo cómo estropearlas adecuadamente. Enterrarlas en tierra no sirve porque lo he probado. Mojarlas tampoco ayuda mucho. El musgo imposible en el seco clima de Madrid. Si alguien sabe cómo estropearlas adecuadamente, le ruego lo comparta. Nada supera ese arte tan español de la acumulación de macetas de barro, en distintas formas y tamaños. Nada mejor para dar carácter a una terraza o un patio…

5a356b0ffea4f8e45ff926d1b1d99b6e 5cc72f04e5cef58dc4e15f4a5a377de9 ed044cca039f3d375fa77c93ce717aaf

Para disimular lo pequeñita que es mi terraza, le he colocado un espejo en la pared. Truco fácil y altamente recomendable. Además, como buena fan de los contrastes de texturas, me apasionan los espejos en el exterior: nada contrasta más con la alborotada y rugosa naturaleza que una lámina lísa, estricta y fría…

a79bc56ace3c039712884f71e33b6c3d288cf2a0e64f75d7f2221d0d17b63124 293d1a16339dffb8d8a8c750506f42e9

Fuente sobre espejo

Fuente sobre espejo

A mi terracita, por la noche le añado un sinfín de velas encendidas…

1ff535db393f0ee0309b28ad9682e47d

Great Expectations cd24878ec9b350d444d2e2b0380eff92 dae711f1b0ff07af1d7e38b82d427844

Y a veces también mis “luces de emergencia“…

2e28f03ada128ade4d63186d29689ab9

Y con esa pocas cosas, las macetas, el espejo y unas velas encendidas, mi rinconcito de nada se convierte en un lugar especial. Un buen vino (fresquito, que ya hace calor y una buena conversación) y mi metro cuadrado de exterior, con vistas a un concesionario de coches, se convierte en un sitio tan mágico como cualquier lujoso ático del mundo.

5e6a558e3b1e044fefc6211b22fc9f89Tumbada en mi hamaca al sol de la verde y frondosa Florida sonrío mientras pienso en la paz y la serenidad de mi terracita cutre. Pero la paz no dura mucho: suena el móvil.

“Daaaaaarling!” me grita el mono al teléfono “¡Venme a recoger!”

Lo bueno nunca dura lo suficiente.

(Continuará…..)

PD: Pido disculpas de corazón por la tardanza en escribir. Además del viaje a Florida han estado pasando muchas cosas “extra” estas semanas, que ya os contaré. Prometo volver al redil y ser más constante en los posts. ¡Disculpadme!

Tags: , , , ,

Desde hace 15 días recibimos mails preguntando cómo hacerse con un “florón de pináculo” (parece ser que es así como se llaman los “finials” en español) y cómo diablos colocarlo en una lámpara a la española. 200 años sin “florones de pináculos” y ahora toda lámpara existente ha de tener uno. Magnífico. Nadie como Pantaleón para fomentar el consumismo y crear necesidades nuevas que antes no tenías

Finials de Hillary Thomas, a través de www.hillarythomas.com

Finials de Hillary Thomas, a través de www.hillarythomas.com

“No sé cómo no me llama De Guindos” me dice el mono muy ufano “soy un arma poderosísima para incrementar la demanda e incentivar el consumo. La economía española me NECESITA ¿Tú crees que si sigo así me darán un ducado?” pregunta.

www.hillarythomas.com

www.hillarythomas.com

No me atrevo a decirle que bastante hacen con no “empapelarle” por usar un marquesado al que no tiene derecho. De hecho, Pantaleón ha recibido ya una carta de la Diputación de la Grandeza pidiéndole que remita los documentos que justifican su derecho a usar el título. Les ha contestado encantado diciendo que derecho no tiene ninguno pero que el título le gusta y que piensa seguir usándolo. El asunto es peliagudo porque, vista la posibilidad, parece que Abelardo está pensando en convertirse en vizconde…

Foto del libro "An invitation to the garden", de Michael Devine

Foto del libro “An invitation to the garden”, de Michael Devine

Mientras esperamos la carta de la casa de SM el Rey, Pantaleón y yo nos entretenemos leyendo blogs de decoración. Seguimos a Jennifer Bowles de The Peak of Chic porque es un hacha: escribe bien y es un pozo sin fondo de conocimientos. En su blog encontramos esta foto de abajo del libro “An Invitation to the Garden”, del diseñador Michael Devine, que saldrá a la venta el mes que viene (nuestra copia está ya reservada, os contaremos si merece o no la pena en cuanto llegue).

image001

Ver los monos blancos y quererlos fue todo uno. Así que Pantaleón y yo nos embarcamos en una exhaustiva misión de búsqueda en la web (i.e. poner “mono de porcelana blanca” en google) hasta que dimos con ellos.

Resultaron ser figuritas de Mottahedeh en “blanc de chine”. El mono sentado es parte de un par que se vende en la web de Mottahedeh por 165 dólares USA y los monos danzantes cuestan la friolera de 825 dólares USA según esa misma web. Mottahedeh no hace envíos fuera de Estados Unidos – ellos son así – pero sí que los hacen en una fantástica web de Nueva York con la que nos topamos por casualidad en la búsqueda del mono perdido: Madison Avenue Gifts

Monos de Mottahedeh en porcelana blanca

Monos de Mottahedeh en porcelana blanca. Vistos así dan un poco de miedo.

 

Monos danzantes de Mottahedeh en porcelana blanca. Aproximadamente 800 dólares la pareja.

Monos danzantes de Mottahedeh en porcelana blanca. Aproximadamente 800 dólares la pareja.

Pantaleón y yo pasamos un rato fantástico “peinando” la web de Madison Avenue y disfrutando del placer de “ir de compras” en pijama.

“De seda” apostilla el mono

“¿Qué?”

“Mi pijama. Dí que mi pijama es de seda”

“Pantaleón ¡a nadie le importa de qué es tu pijama!”

“A mí sí” dice el mono apretando el morro.

A él sí. Bueno pues mi camisón es de batista de algodón. Añado el dato por si a alguien le importara, cosa que dudo. El caso es que Pantaleón en sus sedas y yo en mis algodones hemos hecho, ambos, grandes compras. La última (“ahora ya lo puedes decir” me autoriza Pantaleón) ha sido está extraordinaria cesta piña que hemos adquirido en Zara Home por 49.99€. Mide 63 cm de alto (contando las hojas) y la encontramos absolutamente regia.

Cesta piña de Zara Home

Cesta piña de Zara Home

Pantaleón no comprende como nadie, habiendo visto esta piña, puede resistir la tentación de llevársela a casa. Por eso no me dejaba hablar de ella antes de que nuestros respectivos ejemplares hubieran llegado. Temía que al verla nos dejaseis sin existencias. Mi querido Pío no compartía este temor: “¿Para qué sirve?” me pregunta cuando me ve colocarla amorosamente en casa (perdonadle la pregunta, es hombre).

“¡Servir, servir, servir!” dice Pantaleón irritado “¡no tiene que servir para nada! Es bonita y basta.”

Mesa de bebidas con cesto debajo

Mesa de bebidas con cesto debajo

Pero el hecho es que sí sirve. La he colocado al lado de la mesa de las bebidas llena de latas de coca-cola, tónica y schweppes. También he pensado en ponerle una bolsa de plástico transparente dentro y usarla de “papelera de latas usadas” para las copas tras una cena. Me pone nerviosa ver las latas vacías adornando la mesa de bebidas y encuentro que si pones una cesta al lado para tirarlas, queda más ordenado y bonito. La cesta de piña es fantástica para ese uso. Todas las temporadas Zara Home tiene un “must” sin el que no podemos vivir. Esta temporada es la cesta piña.

Ikea también tiene unas bandejas que están a punto de alcanzar la categoría de imprescindibles. Pero… no permiten la compra en pijama (aunque sea de seda).

“Lo cual es una crueldad innecesaria” dice Pantaleón. Así que no hablamos de ellas, en señal de rebeldía, hasta que monten una web de compra en condiciones.

Mesa de bebidas con cesto a la derecha. El cesto es fundamental ¿lo véis?

Mesa de bebidas con cesto a la derecha. El cesto es fundamental ¿lo véis?

En Madison Avenue Gifts, la tienda que hemos descubierto buscando los monos, hemos dado con unas caracolas decorativas a las que el mono ha echado el ojo:

Objetos decorativos de caracola de mar y metal plateado de Tozai Home, 112,50 US$ cada uno. Aproximadamente 90€

Objetos decorativos de caracola de mar y metal plateado de Tozai Home, 112,50 US$ cada uno. Aproximadamente 90€

Somos grandes fans de la compra online. La  nueva tienda da para mucho. En ella hemos encontrado también estos platos de metal que nos parecen perfectos para un picnic…

image004-1 image006 image005-1

O para usarlos de bajoplatos, con un plato de cristal transparente por encima, en una comida informal. Un set de 4 platos llanos cuesta 72 dólares. El resto de los precios y medidas pinchando aquí. Nos gustaron también unos almohadones de insectos y ranas en petit point que miden 40×40 y tienen un precio de 59 US$. Los de la rana y la mariquita son magníficos.

e27db39a9986696fdf2dbb4003925364Y también una escultura a lo Curtis Jeere de Two’s Company que se vende por 120 US$ y que que encontramos francamente decorativa…

65bc154aa767cfdf33d2d327afddf5f0

Y nos hemos enamorado de esta lámpara rana de Vietri (precio 260 US$ con pantalla incluida) que nos ha hecho muchísima gracia.

6e08e3964d7c09a5054afd3651a93761

Nos gustan también un trio de espejos redondos… (los tres por 260 US$)

1a6e39e4b8a10579b0aba43af3ece784

 Unos bustos en cartón piedra…

556dd653699c0578669891958cb76663

Y un buho recatado que sirve de paragüero… (152 dólares)

39fcc596f4004a31e799aae0ea83b2b2

Hemos localizado otro trío de pompones dorados a lo Curtis Jeere que parece son el último grito (los tres se venden por 84,80 US$). Os animamos a que exploréis la web, que es como ir a ver escaparates pero en versión virtual, y que hagáis vuestros propios descubrimientos…

f1beb0b415b5da1687434ab05ece7182

Los pompones los hemos visto también en otra de nuestras webs favoritas cuya dirección os damos para continuar con la orgía de compras en pijama: ZGallerie. Atención, esta web hay que usarla con cuidado, es cutrecilla y está llena de charoles y dorados. Tiene grandes precios pero hay que ser MUY selectivo para evitar acabar en lo que Pantaleón llama el “prosti-look”

En ZGallerie encontramos más pompones Curtis Jeere en escultura…

39,95 US$ la pequeña, que mide y 49,95 US$ la grande. Ambas en ZGallerie

39,95 US$ la pequeña, que mide 35cm de alto y 22 de diámetro y 49,95 US$ la grande, que mide 45 cm de alto y 30cm de diámetro. Ambas en ZGallerie

Y hasta en servilletero. En materia de servilleteros tienen uno de coral dorado que creo me los pondría hasta de pulsera…

Servilleteros en ZGallerie

Selección de servilleteros disponibles en ZGallerie

En la misma web desarrollamos una imperiosa necesidad de adquirir una funda de iPhone como ésta… que a 14,95 US$ nos parece el bolso de “Chanel” más barato que haya existido nunca…

purse-iphone-cover-182030560

Salvo quizás su prima la funda de Ipad , que como está rebajada pude ser tuya por 7,39 US$ (unos cinco euros).

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.30.56

Claro que pagar gastos de envío por una funda de iPad de 5€ parece de tontos. Así que el mono y yo seguimos brujuleando por la página para ver qué añadimos al envío. Nos gusta esta lámpara “orbit”, que tiene un diámetro de 60cm y nos parece una ganga por 299 US$. Hay que actualizar esos salones llenos de neo-Luis XVI,  y nada como esta magnífica lámpara para lograrlo.

orbit-chandelier-022248301

Y ya puestos ¿qué os parece la alfombra imitación cebra en lana de colores verdes?…

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.43.19

¿Y esta otra modelo “David Hicks”?…

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.45.14

En mitad de la inspección de alfombras Pantaleón se acuerda que había algunas estupendas en la web de Horchow (www.horchow.com) que es la filial decorativa de la cadena de grandes almacenes Neiman Marcus. Allá nos vamos (en pijama). Otra web para explorar, intrépidos lectores. Allí tienen, por ejemplo, los manteles de hilo de Sferra en todos los colores del arco iris (ahora además en descuento) e incluso bordan en ellos las iniciales que pidas…

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 20.12.56

Cuando terminéis con Horchow (o Horchow termine con vosotros) si os queda energía no dejéis de echarles un ojo a las pegatinas papel de La Boutique du Grand Cirque. Algunas son horrorosas, pero otras tienen muchísimo potencial. Nos gusta el modelo Place des Vosgues, pero tienen otros papeles para colocar en horizontal imitando medias boisseries que también nos gustan mucho…

Modelo Vosgues,  altura 2,50 por 50cm de ancho 59 euros. Disponible en 3,50 de alto. En La Boutique du Grand Cirque

Modelo Vosgues, altura 2,50 por 50cm de ancho 59 euros. Disponible en 3,50 de alto. En La Boutique du Grand Cirque

Aunque para pegatinas de pared gigantes a buen precio no hay quien supere a esta joya que se vende por 99 libras en Rockett St George (color customizable)

La Terrasse du Grand Café.

La Terrasse du Grand Café.

Rockett St. George es también el hogar del Fernando originario: Fernando the Parrot. 64 cm de largo por 35 libras y vale cada una de ellas. Lo sé porque tengo uno en casa:

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.58.00

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 19.58.31

Una vez peinada la web de Rockett St George, si aún tenéis tiempo en vuestras manos y saldo en la VISA siempre podréis investigar novedades en materia de “fondo de armario de mesa” en Manor HG (www.manorhg.com) o cuberterías divertidas en Sabre (http://boutique.sabre.fr/), echar un ojo a las nuevas colecciones de Maisons du Monde (www.maisonsdumonde.es) o a los muebles, las servilletas y las flores falsas – logradísimas – de OKA (www.okadirect.com)….

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 20.31.47 Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 20.33.45

Y si estás en modo retapizado/redecorado puedes echar un ojo a las nuevas colecciones de papeles de Sanderson y Cole & Son que tienes disponibles junto con montones de telas en Fabrics & Papers (www.fabricsandpapers.com)

Fabrics and Papers, Nueva colección "Folies" de Cole and Son.

Fabrics and Papers, Nueva colección “Folies” de Cole and Son.

Tras todo eso, con los ojos rojos de no dormir, la cuenta bancaria temblando y un  montón de paquetes en dirección a tu hogar habréis disfrutado plenamente de las glorias del “pyjama-shopping”. Queremos saber qué os parece la experiencia…¿Una tortura?

Catálogo de Oka (www.okadirect.com)

Catálogo de Oka (www.okadirect.com)

Pantaleón opina que lo mejor es cuando, 3 meses después, tras cruzar el Atlántico y pasar las aduanas, llega por fin lo que te has comprado. Ya ni te acuerdas de lo que era y cada paquete nuevo es una sorpresa.

“Darling, ¡es como vivir en una permanente Navidad, en la que los reyes magos no paran de llegar!” dice el mono

Hasta que te embargan la casa.

Enjoy.

 

 

 

http://www.zgallerie.com/p-15407-feathered-robin.aspx

http://www.zgallerie.com/p-14569-branch-wall-sconce.aspx

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

« Older entries

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.