Manual de Decoración

You are currently browsing the archive for the Manual de Decoración category.

“Ponme con la UNESCO” me dice Pantaleón extendiendo hacia mí una mano con un teléfono móvil.

“¿Con la UNESCO? ¿Por qué?”

“Quiero que declaren al “¡Hola!” Patrimonio de la Humanidad”

“Patrimonio….. ¿inmaterial?” pregunto sarcástica

“De inmaterial nada, daaaaarling, totalmente material: mira esto, ¡mira!” dice señalándome con el dedo una foto de Cristiano Ronaldo, mariconera de Gucci en mano y “sautoir” de Chanel al cuello “¡si no fuera por ellos, esto habría salido impune!” exclama indignado el mono.

No se bien si su objeción es al collar o al hecho de que el collar lleve unas cuantas Cs entrelazadas. C de Chanel, no de Cristiano, aclaro.

“Esto de ir anunciando marcas” dice Pantaleón “es un virus contagiosísimo. Empezó con la ropa, pero ahora está proliferando en la decoración” sentencia preocupado. Por ahora, sin embargo, la epidemia parece estar contenida en el otro lado del océano Atlántico…

“Allí les debe de parecer bien decorar con cajas narajas de Hermés” me dice el mono “porque lo hacen mucho”.  Y es cierto. Las colocan en plan trofeo, como si fueran la cabeza de Elan de Derby cobrado por fin tras 7 viajes a Nigeria.

Les gustan tanto que hasta hay páginas web donde venden cajas (¡vacías!) de Hermés para colocar en el salón. Alucinante. Hasta Abelardo está perplejo. Porque, sinceramente, lo de decorar on cajas usadas de Hermés, salvo que seas dependienta de una tienda de idem, es el colmo de la pedorrez.  Porque no las colocan porque sea un naranja muy bonito, noooo. Que si las cajas naranjas lo que contuvieran fueran pañales para “las pequeñas pérdidas” à la Concha Velasco, os aseguro que nadie las apilaba en salón por bonito que fuera el naranja. No, la gracia de la caja naranja es lo carísimo que es todo lo quer viene dentro. Y tener una pila de ellas es decir al mundo: “¡¡¡ Mirad qué pedazo cuenta corriente!!! ¿a que soy sexy?”

Un poco por encima del nivel de las cajas vacias están esas las mantas con la H bien grande que aparecen distraidamente tiradas en un sofá…

A más de mil-quini la pieza, tenerlas en “display” es de una pedorrez supina. No lo sería si no tuvieran la prominente H, marca de la casa….(a pesar de que a algunos se les olvidé)

Tienda en Sorrento. Muy cachondos los falsificadores estos. Excusas por la calidad de la foto tomada después de cenar y los obligados limoncellos.

Pero la tienen. Supongo que es parte de la gracia. Los que desembolsan semejante fortuna por la manta con la H no lo hacen porque sea de pelo de la tripita de la cabra de shatush, no. No pagan calidad, pagan la H. Por eso proliferan también unas sospechosísimas bandejas….

643cf97d7504ea73192c48389fe12e2b

Bandeja Chanel. Pedorra también.

Que nunca nadie vió en el escaparate de ninguna tienda… Igual son para consumo interno, one never knows. La fascinación de los americanos con el mundo de Hermés llega hasta el cuarto de baño de alguien que, en principio, debería ser tan poco pedorro como Jonathan Adler…

Los que no han robado el signo de latón de la tienda ni se han hecho aún con una pila de cajas naranjas lo suficientemente grande, pueden sucumbir en la tentación de enmarcar una bolsa…

wtf?????

“Eso es muy de loser” me dice el mono.

“Pero que mucho” confirmo.

Porque en el mundo de la marquitis decorativa hay una línea muy muy muy fina que marca la frontera entre lo que tiene gracia y lo que es radicalmente patético.

39-600x600

Esto ya no se si es pedorro o tiene gracia. Tampoco sé si es un proyecto DIY para el cole o una valosísima pieza comprada en ARCO.

811ac83cce78ded777e270da0e71d910

Esto definitivamente es fantástico! Cero pedorro, gran sentido del humor. (Y también podría haber sido una “pieza” vendida en ARCO)

Algunos caminan por el filo de la navaja….

Armarios forrados con tela LV, proyecto de Nicky Haslam para un cliente. Del libro “Sheer Opulence”.

Y otros, sin embargo, están firmemente asentados en lo aceptado e incluso han logrado el punto chic…

Casa de Tommy Hillfiger. Todo iba bastante bien… hasta que llegó la lámpara.

El baul de Vuitton es una de las pocas piezas “marcadas” que, a condición de que sea lo suficientemente viejo, pasa el corte.


Tony Espuch

El baul LV ha logrado convertirse en un clásico, hasta el punto que mereció un maravilloso libro sobre su historia y ejemplares más destacados. Pero eso es por ser casi una pieza de mobiliario y ser vintage, no tanto por la marca. Cualquier baul viejo sirve.

El problema de la marquitis es que desvirtua el motivo por el que todas esas marcas se hicieron famosas: su calidad. Ya la calidad no importa, no es la esencia lo que buscan sino el aparentar. De ahí las sospechosas bandejas que proliferan en internet y que se venden en Etsy. De ahí los blogs con “tutorials” de cómo hacerse un bote para lápices de Chanel (oximoron: si lo haces tú en tu casa, de Chanel no es). El lujo, para que lo sea, no necesita anunciarse ni gritar por los balcones.

 

Palm Beach. Parafraseando a George Clooney; “Where else?”

 

Vivimos en una época en la que se rinde pleitesía a la diosa Apariencia. Y leo en un sitio que, además de en los paises nórdicos donde se hace de noche a las 2 de la tarde, también es alto el número de suicidios en Corea del Sur… ¿por qué? Por la competitividad. Y me pregunto si no aumenta también el número de suicidios en los paises con muchas cuentas de Instagram. Porque las hay que inducen al suicidio. Eso de ver a una tía subiendo y bajando de yates en las Bahamas, yendo a la opera “al-fresco” en Abu-Simbel, cogiendo el jet para ir de compras a Paris o retozando en su Isla privada con su piel perfecta de un moreno perfecto en un cuerpo perfecto sin un sólo gramo de grasa y ni un mísero lunar…. y mientras tanto tú, en el 27, con una carrera en la media y la nariz aplastada contra el cristaL, viendo llover ahí afuera. Apariencia. Empezó con las fotos de facebook donde todo el mundo es más guapo y más joven y ahora sigue con esa manía de enseñar la perpetua perfección. No es real. ¿Lo sabéis, verdad?

Y en cuanto a la deco-pretensión…. Opino que puestos a ser pretenciosos, no hagamos las cosas a medias. Hay que llegar hasta el final, es la única posibilidad de que alguien piense que en lugar de un hortera lo que eres es alguien con un muy fino sentido de la ironía.

Esta sí que es la auténtica cena en la cuadra….

Tags: , , , , ,

A Abelardo le tocó “un pico” en la Lotería del Niño y no tuvo mejor idea que regalarle una tele a Pantaleón.

1 3ecdf457d81ade8c766bba1d9d6a9651-e1369156389504

Él mono nunca había tenido tele. No por razones éticas (le fascina la telebasura) sino estéticas: opina que los aparatos de televisión son la cosa más fea que se haya creado nunca. El caso es que Abelardo, sin quererlo, ha provocado un drama. Ayer me vino a buscar apuradísimo: “El señor marqués está muy malito, señora,  dice cosas muy raras, tiene muy mala cara y no se mueve.” Subo rauda al ático y me encuentro con una escena espeluznante. Tele encendida a pleno volumen, Pantaleón en bata (de ikat, pero bata) sentado en el sofá, con los ojos rojos inyectados en sangre, mirándola fijamente. En la mesa veo lo que parecen ser los restos de varios kilos de palomitas (eso sí, colocadas en sendos “cachepots” de porcelana húngara de Herend, a modo de “cubo palomitero”). Pantaleón, desaliñado, ignora nuestra presencia y balbucea: “Tomate Orlando ¡el café de los más cafeteros! Mahou cinco estrellas ¡y la suciedad se va en un bang! Las rebajas del Corte Inglés ¡connecting people!”.

Vía de Wall Street Journal magazine. Tele colgada como parte de pared galería de cuadros.

Vía de Wall Street Journal magazine. Tele colgada como parte de pared galería de cuadros.

 image

Está clarísimo: es una caso evidente de empacho publi-televisivo. Llamo a Gumersindo que acude raudo al rescate. Entre los dos tumbamos a Pantaleón en su cama. “Movistar ¿te gusta conducir?” balbucea el mono “Don Simón naranja escribe fino, Don Simon peral escribe normal…”. Gumersindo saca una jeringuilla y el mono grita “¡esto es un medicamento! ¡Consulte con su farmaceútico!”. Gumersindo se quita su larga bufanda de Missoni y su cinturón Dolce Gabbana y con ellos ata al mono a la cama y le inyecta una buena dosis de valium. “Que haga reposo” me dice “y nada de tele”.

Tele enmarcada sobre chimenea. Un clásico en USA.

Tele enmarcada sobre chimenea. Un clásico en USA.

El mono se duerme susurrando “Si un extraño te regala flores eso es Inissia, probablemente la mejor cerveza del mundo…”. Pobrecito mío.

image

Lo de la tele es un peligro. Y decorativamente hablando también. En el fondo es como el retrete: es necesario tenerlo pero no necesariamente quieres que todos lo vean expuesto. Porque por mucho que hayan mejorado, la tele no deja de ser un electrodoméstico, y como tal, es feo. No tanto como una impresora, lo reconozco, pero feo en todo caso. ¿Qué hacer?

blend-tv-with-interior-12

En el asunto tele y decoración parece ser que hay tres escuelas de pensamiento. La primera la componen aquellos a los que la tele no les molesta estéticamente lo más mínimo: se compran la más grande que hay y la colocan donde más se vea. Es una opción. Pero salvo que seas el titular de un bar en los aledaños del Bernabeu o un cuarto específicamente dedicado al “visionado de pelis”, no parece que sea la decorativamente más acertada.

1 mesas_de_tv-

Los de la segunda escuela de pensamiento son los que, en el fondo, se avergüenzan de tener tele, y la esconden.

Escondite perfecto.

Escondite perfecto.

264ffc409c3f7289b901e193eebd6d43

Preferirían decir que leen  a Hegel y que al llegar a casa… “Al llegar a casa ¡Un capuccino! ¡Nescafé Capuccino!” interrumpe el mono que acaba de despertar.

1tv_esconder

“Pantaleón, ¿cómo te encuentras?” le pregunto solícita.

“Fenomenal” responde “¡Hoy me siento Flex! Jajajaja”

Preocupante. Pido a Abelardo que avise a Gumersindo. Va a hacer falta una dosis más fuerte. Para distraer al mono intento llevar el asunto tele a sus aspectos decorativos.

Escondite pretencioso. Si tienes esa pedazo chimenea y esa fantástica boisserie, encajar allí una tele es un pecado.

Escondite pretencioso

“¿Esconderla? Very american Darling! Todos se hacen unos cabinets enormes con motivos chinescos en el exterior para seconder la tele dentro. Supongo que si no la ves nunca no está mal, pero ¿imaginas el trajín de abrir y cerrar, esconder y des-esconder todos los días varias veces? Eso no es calidad de vida.”

1home klondike

Aqui el mecanismo de “des-esconder” es fácil pero la colocación de los muebles les delata incluso con el panel cerrado. ¿De verdad pretenden que creamos que se sientan en el sofá a mirar fijamente una pared en blanco?

1 my home ideas

Hacerse una especie de contraventana con prints de flores parece que está de moda…

1 apartament-therapy-e1369158131112

Sofisticado. Pero dá como miedo ¿no?

Y por fin llegamos a los de la tercera línea de opinión, los que optan por disimularla o ignorarla. O ambas cosas. La tele existe, no sirve de nada esconderla dentro de un armario, pero siempre está la opción camuflaje…

5384b360fd71c1e27ed4ee9194e4fc44

1 wallpaper apartment therapy

1 black wall houzz

Parece que hay un espejo especial que sirve para que no se vea la tele cuando está apagada (se ve espejo) y que se "transparenta" para dejar ver la imagen cuando la tele se enciende

Parece que hay un espejo especial que sirve para que no se vea la tele cuando está apagada (se ve espejo) y que se “transparenta” para dejar ver la imagen cuando la tele se enciende

Una pared negra es la mejor solución para que la tele desaparezca…

imageimageimage

Aquí la tele está en la pared de la izquierda, en primer plano. ¿A que no se vé nada?

Aquí la tele está en la pared de la izquierda, en primer plano. ¿A que no se vé nada?

En blanco, aunque compres una televisión blanca, el asunto no funciona igual de bien, porque la pantalla sigue siendo negra. Pero dependiendo de cómo la coloques, tampoco resulta feo.

image

 

image Parece que también funciona bien eso de integrarla en la biblioteca… aunque personalmente me da pena estropear una biblioteca con la tele… Salvo que sea la biblioteca B (ver el post bibliotecas)

imageimage

Los hay que la enmarcan, otros la rodean de cuadros para disimularla, otros la esconden tras un biombo… Hay te todo. Como veis, en tema de soluciones decorativas al asunto de la tele,  la gente ha dado alas a su imaginación.

“¿No es Red Bull quien te da alas?” dice el mono con voz titubeante. Me alegra la duda. Parece que poco a poco la razón va emergiendo de su tele-abarrotado cerebro.

Tras los floripondios. Estéticamente perfecto pero no es una solución para los teleadictos. Salvo que aprovechen para hacer biceps subiendo y bajando el florero 20 veces al día.

Tras los floripondios. Estéticamente perfecto pero no es una solución para los teleadictos. Salvo que aprovechen para hacer biceps subiendo y bajando el florero 20 veces al día.

Y más allá del camuflaje siempre cabe simplemente colocarla en un lugar no excesivamente conspicuo…

Vía Nuevo Estilo. La tele aquí no "canta".

Vía Nuevo Estilo. La tele aquí no “canta”.

1 house to home

1 houzz off center contemporary-living-room

Encuentra la tele. Pista: está cerca de la ventana

Encuentra la tele. Pista: está cerca de la ventana

Nos gusta la opción del caballete. Es claramente la más arty de todas. Y si te compras una video-creación artística y la dejas puesta todo el tiempo incluso puedes hacer pasar tu tele por un elemento intelectual, una instalación de arte contemporáneo. Eso sí, que la video-instalación sea muda, porque si no el dolor de cabeza puede ser terrible.

1 foto-2-e1404387748671

blend-tv-with-interior-17

“Contra el dolor de cabeza creo que anunciaban algo …” dice Pantaleón, dando signos de una evidente mejoría.

En la chimenea.

En la chimenea.

Fantástico que en la tele anuncien el remedio contra el mal que ella misma produce. Podían aprovechar para anunciar soluciones decorativas contra su propia fealdad. Hasta entonces, nos tendremos que conformar con las soluciones que nos muestran arriba y con la aceptación de su ineludible fealdad. En mi casa la tele cumple una función eminentemente cultural. En cuanto la enciendo, Adorado Pío coge un libro. A mi la tele me proporciona ratos entretenidísimos y me permite dejar en encefalograma absolutamente plano. Es la anti-actividad: enciendes la tele y simultáneamente apagas todas las funciones neurológicas. Y motoras, porque genera un letargo….

 

Soy una firme defensora del bicho. Es la más pura forma de democracia: tiene acceso a ella todo el mundo y su contenido se rige por lo que la gente quiere. Es verdad que a veces asusta lo que la gente quiere, pero ¿qué más da?. Es invierno, la tele es un servicio público que nos ofrece entretenidísimas en casa, en familia, disfrutando de un teledramón inenarrable, riéndonos juntos y pasando una tarde calentita y entrañable.

“Y” añade el mono “para todo lo demás Mastercard.”

Eso. Be water, my friend.

image

Tags: , , , , ,

Me encuentro en la peluquería con Fiorella Sant Antonio de Wiltshaw (formerly “la Perlas” y actualmente “la Mamba”). Me pregunta qué tal está “ese viejo chocho” y finjo no saber que se refiere a Pantaleón. Pero no se me ocurre ninguna respuesta ingeniosa e hiriente que darle, y me da mucha rabia. Luego, cuando me están lavando el pelo, se me ocurren muchas, pero ya es demasiado tarde. Maldita sea mi estampa.

0ce4f216f5bfcff5f6a3f1160b6800d0

La Mamba está demasiado rubia, demasiado bronceada, enseña demasiada pierna y se ríe demasiado alto. La pelu entera es consciente de su “demasiada” presencia. Al hablar (demasiado alto) mueve mucho las manos y refulgen multitud de quilates en sus dedos. En otra serían falsos, pero en la Mamba no, ella es fiel a lo bueno y lo único falso en ella, es ella misma. Se sienta delante del espejo y pretende mantener una conversación en francés con Matthieu, el peluquero, mientras éste le corta el pelo. Matthieu, que es como es, le contesta en español porque él habla francés con quien le da la gana. Y porque el francés de la Mamba se parece más al de Zapatero que al de Depardieu…

Puech-EDC-04-13-14-lgn

La Mamba dice que está buscando una mesa para su “ante-vestíbulo” y me pregunto qué narices es un ante vestíbulo. Una vez le pregunté a Pantaleón que de donde era la Mamba y él me dijo que ella decía ser venezolana (para imitar a Carolina Herrera, a quien admira) pero Pantaleón dudaba que fuera cierto porque “no hay nadie en Venezuela con tal mal gusto como el suyo” (No sé. Tampoco es que Maduro sea un dandy…). Según Pantaleón la pieza rectángular más grande que hay colgada en la pared en casa de la Mamba no es un cuadro, sino la tele. Y de esas varias. Pero a ella le va bien, y les clava sus buenas facturas a los pichones que acuden a ella. Todo “top quality” dice la Mamba. Y sus pobres clientes acaban con sábanas de satén de Versace y papel higiénico de Hermés. No sé si os hacéis a la idea.

Dormitorio de Coco Chanel en su suite del Ritz

Dormitorio de Coco Chanel en su suite del Ritz

Cuando terminan de lavarme la cabeza veo que mi iPad ha desaparecido y lo localizo en manos de la Mamba, que está fichando una foto tras otra.

“Jajajaja” se rie “¡el viejo mono chocho! Jajaja” y sigue viendo fotos. Le arranco el aparatejo de las manos.

La Mamba me cuenta lo bien que le va y la cantidad de encargos que está recibiendo en España. No sé por qué me habla. Será porque ya no tiene amigas tras haberles robado el marido o novio a todas ellas. Me dice que ahora está poniendo una casa para un magnate ruso. En el cuarto de baño ha puesto una alfombra tibetana con pelo largo, que le llega al ruso hasta los tobillos. La grifería toda encargada en P.E. Guerin, pero en plata en lugar de bronce porque “es más moderno” (???). El dormitorio es su “pièce de resistance” me dice, lo ha entelado entero en marta cibelina. “Muy buena para mejorar la acústica”. El suelo es de alabastro (“el contraste entre el ying y el yang, you know? Y los materiales opuestos, la piel lujosa y suave, el alabastro, piedra muerta, fría y dura”). Sí dura, como su cara. No ha puesto cabecero, dice que es “un retraso decorativo”, ni tampoco alfombras porque queda “más minimal”. La cama es alta y las mesillas, de cristal, un poco más bajas para que “la cama de sensación de altar como ha pedido my client”. Me da mal rollo sólo pensar qué demonios hace el ruso ahí para que quiera que sea como un altar.

sifrida giannini rome apt christopher sturman 2

La elegante señorita se llama Frida Giannini. Lo único que me gusta de esta sucursal romana de Madame Claude es la idea de enmarcar los viejos grabados con un papel a rayas.

Ayer mismo estuve hablando con Pantaleón sobre dormitorios. El descrito por Fiorella rompe todas las reglas Pantaleónicas al respecto. Pantaleón opina que un cuarto para dormir ha de dar ganas de dormir en él. Y para poder hacerlo no sólo ha de estar bien aireado, sino que es preferible que tenga aspecto de estar bien aireado.

6586eb0ad9cddc86837394357f4f4c7c

Por eso él prefiere usar colores neutros o fríos en los dormitorios…

simple

Pero tampoco es que sea una regla.

Vía House and Garden

Vía House and Garden

Tu cuarto, tu dormitorio, es el lugar más tuyo de toda la casa. No es un espacio público, es dónde tú te refugias al final del día. Al final de los días buenos, y al final de los días malos. No sólo es importante que sea cómodo y anime al descanso, sino que también es esencial que te guste a tí.

Miles Redd, vía Elle Decor

Miles Redd, vía Elle Decor

Aunque no duermas las 8 horas diarias que toda top model dice son responsables de su belleza (ojos verdes, piernas kilométricas, piel de melocotón y privilegiado ADN no tienen nada que ver: con beber dos litros de agua y dormir 8 horas parece ser que tarde o temprano una se convierte en Adriana Lima) pasarás por lo menos un tercio de tu vida en la cama. Durmiendo, leyendo, remoloneando o pasando una mala gripe. Es importante que tu cuarto sea cómodo y bonito.

Charlotte Moss vía Veranda

Charlotte Moss vía Veranda

Y es esencial un buen colchón.  Creo que esto último, en lugar de pensarlo, lo he dicho en voz alta, porque la Mamba interviene:

“El colchón” dice la Mamba “El colchón solo puede ser Hastens”

Hastens. Muy bien. Sus colchones rellenos de crin están en unos 40.000€ la pieza. Si me gasto “cuarenta de los grandes” (como diría Clint Eastwood) en un colchón, no duermo en un año del dolor de conciencia.

Hay modelos francamente buenos por menos de 1.000 euros. No a los colchones de IKEA (sorry IKEA, pero son malísimos: lo que ahorras en colchón lo gastas en osteópata)  pero sí a marcas estupendas como Flex o Pikolin que tienen colchones extraordinarios que no implican empeñar las joyas de la abuela. No es necesario insistir en lo de comprar un buen colchón, todo ser sensato lo hará, pero sí en la almohada: tampoco ahorres mucho en eso. Que sea buena. Ni el mejor colchón del mundo te ahorrará una tortícolis si tu almohada es mala.

cama veneciana

En asuntos de comodidad Pantaleón y yo, grandes aficionados a leer en la cama, somos grandes defensores de un buen cabecero mullido. Y mullido me temo que significa tapizado.

5761a5f26ce390b9644a58484f333fe3

Lo del cabecero no es un necesidad estética ni mucho menos…

 

 

e40d77590df59244f60d5cd687b0b5ab

rústico

Simplemente resulta cómodo para leer. Por supuesto que unos buenos cuadrantes siguen siendo necesarios, pero nos gusta más apoyarlos contra algo que no sea excesivamente duro.

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 17.35.41

Si no tienes cabecero, una barra de cortinas con unos almohadones atados a ella hace su función… (aunque nada más fácil que hacerse uno con una tabla de DM, gomaespuma, un trozo de tela y una grapadora de tapicero, para ver cómo pincha aqui)

Vía House & Garden

Vía House & Garden

Es igualmente importante la luz. Luz general para poder vestirse, hacer la cama, encontrar el calcetín perdido, luz más tenue para invitar al descanso y luz para leer. Para las dos primeras existen multitud de opciones, para la última sólo una: luz a la altura a la que estén tus ojos cuando estés sentada leyendo. Bien colocando un aplique a la altura correcta, de forma que la luz caiga sobre las páginas del libro o revista que estés leyendo…

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.29.10 deniot chantilly

Bien colocando unas lámparas sobre las mesillas que sean lo suficientemente altas como para dar luz donde se requiere. Más altas que tus ojos y la bombilla te cegará. Más bajas y no leerás nada.

cabecero biblioteca

83d02f07ab417f2de90789445442de53

La altura de las mesillas también es importante. Han de estar más o menos a la misma altura que el colchón para que resulten cómodas. La teoría es la misma que con las mesas de los lados del sofá: no es cómodo estirar el brazo hacia arriba o hacia abajo cuando necesitas algo de la mesa…

Casa de Valentino Garavani en Londres. Diseñador Jacques Grange

Casa de Valentino Garavani en Londres. Diseñador Jacques Grange

Mesillas sabiamente colocadas delante de las estanterías

Mesillas sabiamente colocadas delante de las estanterías

Si la mesilla puede ser amplia, mejor que mejor. En circunstancias normales tendrá que acomodar una luz, tu libro, un vaso de agua y el despertador, pero en caso de gripe quizás quieras también sitio para unas flores, una jarra de agua con limón, los kleenex, las medicinas, un teléfono, el mando de la tele, un bloc y un boli y demás implementos necesarios para superar el tedio de verte confinado a una cama.

cuarto libros

Para mi la mesilla perfecta tiene que tener un cajón porque hay muchas cosas que quiero tener ahí y no quiero que estén necesariamente a la vista. Si no hay cajón un cesto sirve y si no, he visto mesas cubiertas por tela, como una mesa camilla, que cumplen muy bien con la función de esconder cosas debajo. Y si hay sitio las cómodas son magníficas mesillas.

Cuarto de Nancy Lancaster en Haslemere. Es famosa la colocación de la cama en medio del cuarto, una audacia de Nancy.

Cuarto de Nancy Lancaster en Haslemere. Es famosa la colocación de la cama en medio del cuarto, una audacia de Nancy.

Colette van de Thillard, de NIcky Haslam Designs

Colette van de Thillard, de NIcky Haslam Designs

Otra de las manías de Pantaleón es “pisar en caliente”. Nos encanta la piedra, el mármol, el azulejo hidráulico y todos sus primos, pero al bajarse de la cama con el pie desnudo no queremos que sean ellos quienes nos reciban. Una alfombra por favor. Una estera. Aunque sea mínima, sólo para no pisar en frío al bajar de la cama…

paris chimenea

Tras el buen colchón y buena almohada llegan las sábanas.

“Las sábanas” dice la Mamba como si me leyera la mente “sólo Frette o Pratesi. Cualquier otra out of the question”.

¿Os lo dije o no? Sólo marcas. Esta mujer es una máquina de gastar. Frette o Pratesi significan 1.500 cada juego de sábanas para empezar a hablar. Personalmente no soy partidaria de la sábana “de marca”, solo soy pesada con el material del que estén hechas. Pantaleón sólo duerme en sábanas de hilo, yo soy más democrática y también me avengo al algodón. Entre otras cosas porque los juegos de sábanas de hilo que tengo son todos heredados y son para cama individual y no de matrimonio. Así que cuando me casé, se acabó el hilo.

Miles Redd vía House Beautiful

Miles Redd vía House Beautiful

Pantaleón opina que el mundo se divide en dos: los que nunca han dormido en sábanas de hilo y que lo mejor que pueden hacer es quedarse así, y los que las han probado. A estos últimos me pide que transmita sus más sinceras condolencias. Están echados a perder para siempre, porque si las has probado no querrás otra cosa. Y más vale que quieras otra cosa, porque las sábanas de hilo son carísimas.

grises y blancos

Si a pesar de todo las quieres llama a Los Encajeros (www.losencajeros.com) y puestos a dejarte el riñón al menos que sea para tener las mejores sábanas que existen. En menos lujoso tampoco están mal las de The  White Company (www.thewhitecompany.co.uk).

Algunos dicen que no quieren sábanas de hilo porque son más difíciles de planchar. Esto no es cierto. Sí que se arrugan más fácilmente que las de algodón (una vez puestas en la cama) pero plancharse se planchan exactamente igual. Lo sé por experiencia propia. Plancho que da angustia verme así que podéis fiaros de eso: si yo puedo, puede cualquiera. Las planchas de ahora, con esos pedazo chorros de vapor, planchan lo que sea. Con mucho vapor y sábanas suficientemente húmedas se quedan lisas como un folio. Y cuanto más viejas y usadas estén mejor se planchan, así que si no os importa lucir iniciales de otros las sábanas antiguas que se venden en subastas o en algunas tiendas vintage (como Vintage Macassar, Calle Lagasca, 94, Madrid, tel  91 575 41 36) están fenomenal de precio.

Suzanne Rheinstein NY, vía Elle Decor. Buena distribución de un cuarto pequeño aunque como es el cuarto principal me surgen dudas sobre qué tal se lleva con su marido

Suzanne Rheinstein NY, vía Elle Decor. Buena distribución de un cuarto pequeño aunque como es el cuarto principal me surgen dudas sobre qué tal se lleva con su marido

En asunto sábanas hay dos opciones: si te gustan de colores o con dibujos coloridos entonces tendrás que cambiarlas con bastante frecuencia (los colores se van quedando “pardos” al lavar) y si te gusta la moda en sábanas, entonces compralas en Zara Home. Las de percal están muy bien. Si te gustan las sábanas para toda la vida, entonces invierte en unas de calidad, blancas, que te durarán mucho más. En Madrid me gustan mucho las sábanas de Pili Dolz (www.pilardolz.com) y en Bilbao, además de Los Encajeros son estupendas las de Mercedes Olazábal (94 4800266) en Las Arenas o las de Virginia Zubiaga (www.virginiazubiaga.blogspot.com.es tel 609 115 866 [email protected]). Si quieres un poco de “aventura” siempre puedes pedir que te borden tus iniciales en un color que no sea blanco…

6dc5b1586f0796ada75071636eff1586

111mirasol-custom-bed-linens-lg

 

111bedding-swm

Las antiguas colchas, esas que te hacía el tapicero de la misma tela que las cortinas pasaron a mejor vida. Creo que sólo siguen existiendo en casa de mi madre (quien por cierto, a pesar de los rumores que me llegan, NO es inglesa). Comprendo que se hayan abandonado, son una reliquia de la época de cuando alguien te abría la cama por las noches. Ahora la cama te la haces y te la abres tú y cuanto menos fanfarria mejor. Pero ¡son tan bonitas! y ¡terminan tan bien un cuarto!

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.27.34

Para tener un magnífco dormitorio no hace falta más. Una buena cáma con su buen colchón, almohada y sábanas, dos mesillas y dos lámparas. El resto es opcional. Pero hay lujos que se agradecen: una buena chimenea y una chaise longue junto a una ventana…

the interior archive

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.45.47

Un sitio donde poner los libros…

sidormitorio Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.01.34

Un bonito papel pintado…

cama dorada

4dc2eecc0f7f30c42ed6a2695387ae1a

Una silla o una pequeña banqueta a los pies de la cama…

en grises

 

Cuarto de invitados de la casa de campo de Hubert de Givenchy

Cuarto de invitados de la casa de campo de Hubert de Givenchy

Una buena ventana desde donde admirar la vista..

757187f0c61394434e2a0fcc24b330a9

47b8d6b5c4f53c3b2655b492ae4fba17

Me doy cuenta de cómo de distintos son Pantaleón y la Mamba. En todo. Pienso en el mono y me da rabia no haber sido capaz de encontrar una impertinencia los suficientemente grande como para chafar a esa bruja hortera. Qué le voy a decir cuando vuelva a casa.

 

elle decor

Mientras sigo dándole vueltas eso, veo que La Mamba cruza una pierna sobre la otra y, con un refulgir de brillantes le enseña a Matthieu una foto de una guapísima, elegantísima y muy bien peinada actriz.

“Matthieu” pregunta la Mamba “¿Y yo qué tengo que hacer para quedar así?”

“Reencarnarte en otra” le contesta muy serio el peluquero.

Contengo la risa y me voy rauda a casa a contárselo a Pantaleón.

Repetida. Mi favorita de todos los tiempos: Paolo Moschino vía House and Garden

Repetida. Mi favorita de todos los tiempos: Paolo Moschino vía House and Garden

Tags: , , , , , ,

Abelardo se ha convertido en el “trending topic” de la comunidad de vecinos. Desde que se colocó en sus horas extra como valet de chambre de Pantaleón, además de tener muy abandonadas sus labores de portería, hace cosas estrafalarias.

Vía Graham & Green

Vía Graham & Green

Esta mañana me encuentro a un pequeño grupo de vecinos congregados en el jardín, a una distancia prudencial de la garita, observando a Abelardo clasificar la correspondencia. Constato que la pechera del uniforme azul marino de Abelardo está cuajadita de lo que parece una completísima colección de numismática y que luce, colgada al cuello, una oveja del belén.

Pantaleón se me acerca. “¿Qué es eso?” le pregunto muy seria señalando al condecorado pecho de Abelardo-Jenkins.

“Ah” dice Pantaleón impasible “la primera por la izquierda Sufrimientos por la Patria, la siguiente al Mérito Militar Individual, la otra San Hermenegildo – 3ª clase, advierto -, en la segunda fila puedes observar un bonito ejemplar de la medalla del Congreso americano, a su lado la de la fuerza expedicionaria brasileña, la legión de honor, y la medalla de donante de sangre. La Cruz de Hierro de la tercera fila supongo que la habrás reconocido”

“¿Y la oveja al cuello?”

“Eso” me aclara Pantaleón “no tiene nada que ver conmigo. Es el patético resultado de querer remediar el infructuoso intento de encontrar en el Rastro un Toisón de Oro”.

Hall de entrada de la casa de Madrid del anticuario Alfonso Icaza, vía Nuevo Estilo

Hall de entrada de la casa de Madrid del anticuario Alfonso Icaza, vía Nuevo Estilo

Flaco consuelo el saber que la oveja del belén pintorrojeada en dorado no tiene nada que ver con él. Parece ser que, sin embargo, el resto de los abalorios de nuestro Von Ribbentrop de portería sí son obra de Pantaleón. Así que cuando la presidenta de la comunidad de vecinos me dice “Ese mono tuyo es una mala influencia para Abelardo” sólo puedo disentir en que el mono sea mio. El resto es estrictamente cierto.

Vía House and Garden

Vía House and Garden

Intento averiguar por qué Abelardo tiene ahora más medallas que el general Patton y Michael Phelps puestos juntos y Pantaleón, muy ufano, me informa de que, como alumno aventajado que es, “Jenkins ha comprendido la importancia decorativa del círculo”.

Ah. “La importancia decorativa del círculo”. Cómo no lo he pensado antes.

“¿Y cúal es la importancia decorativa del círculo?” le pregunto al mono.

untitled

“Equilibrio, darling, equilibrio” me dice “la importancia del círculo para dar equilibrio es, como bien ha comprendido Abelardo, es enorme. Mucha gente cree que decorar, un salón es pintar las paredes de un color que les guste y plantar un sofá en donde buenamente quepa. Not so.” dice el mono “rellenar un espacio de muebles no es decorar, del mismo modo que abrir una lata de fabada Litoral no es gastronomía”.

Via House and Garden

Via House and Garden

En decoración hay principios: unidad, equilibrio visual, ritmo, contraste, escala, proporción etc. Necesitas tener todo eso en cuenta para crear un ambiente que no sólo sea cómodo y funcional – que ha de serlo – sino bello, armónico y agradable al ojo que lo contempla.”

la foto (14)

“Lo primero en lo que se fijan los principiantes” continúa el mono “es en el equilibrio visual. Es difícil no verlo. El equilibrio visual más fácil de crear de todos es la simetría. La simetría, esto es la repetición de objetos iguales dispuestos como si se reflejaran el uno en el otro es, por algún motivo, algo que resulta calmante al ojo humano. La simetría es sinónimo de paz y orden.

Richard Shapiro, combinación perfecta de círculos y rectas. Vía Architectural Digest US

Richard Shapiro, simetría y combinación perfecta de círculos y rectas. Vía Architectural Digest US

Un espacio caótico deviene ordenado con un poco de simetría pero, a su vez, un exceso de simetría puede ser sinónimo de aburrimiento. Para aliviar el aburrimiento se recurre a la asimetría (esto ya es para alumnos un poco más avanzados). La asimetría no es caos total, no es colocar cosas allá donde caigan, es lograr un equilibrio visual con elementos que no son iguales.

Brillante composición asimétrica

Brillante composición asimétrica

Para ello hay que conocer el “peso visual” de las cosas, y saber que, por ejemplo, un objeto con formas muy irregulares “pesa” visualmente más que uno con formas simples. Que un objeto grande es igual a dos de la mitad de su tamaño porque los objetos agrupados cuentan visualmente como uno. Que si colocas un sofá enorme de un color oscuro en un lado el equilibrio te pedirá algo visualmente del mismo tamaño (por ejemplo dos butacas y una mesa) en el otro.

VIa Naoko Enoki. Equilibrio asimétrico.

VIa Naoko Enoki. Equilibrio asimétrico.

Existe otro tipo de equilibrio visual, que usan los más avanzados, y este es el equilibrio radial… que es como lo de los menhires de Stonehenge: colocar cosas alredor de un objeto central formando un círculo. El ejemplo paradigmático de esto es una mesa redonda con sillas a su alrededor.

rc-hb-paris-21

Sin equilibrio no hay nada que hacer. El equilibrio puede crearse de muchos modos. Con luz, con color, con repeticiones… con líneas. En una casa normalmente predominan las líneas rectas, que forman principalmente cuadrados y rectángulos. Las puertas son rectángulos, al igual que las ventanas y las paredes, también forman rectángulos cuadros y mesas. Y toda esa orgía de rectas y ángulos pide a gritos una curva para darle armonía…

Círculo y simetría: Alfredo Paredes vía Wall Street Journal Magazine

Círculo y simetría: Alfredo Paredes vía Architectural Digest US

Las rayas, la geometría, son armas poderosas. Ya vimos como las rayas horizontales alargan visualmente la altura de una pared y las horizontales la ensanchan. Las líneas diagonales crean movimiento

 la foto (6)

… y en un mundo lleno de líneas rectas el círculo deviene fundamental como punto de anclaje y equilibrio. Como alivio de tanta línea recta. Los espacios totalmente geométricos tienen tendencia a parecer excesivamente formales o restrictivos mientras que los de líneas absolutamente curvas e irregulares pueden parecer confusos y desordenados, así que es fundamental equilibrar ambas formas.

Pablo Paniagua vía Nuevo Estilo, simetría junto con círculos en un salón perfecto.

Pablo Paniagua vía Nuevo Estilo. Doble hueco. Simetría junto con círculos en un salón perfecto.

En el año 2011 unos señores que se llaman Dazki and Read midieron las respuestas emocionales de una serie de estudiantes de arte y diseños hacia ciertas imágenes de interiores con líneas rectas y otros con líneas curvas. Las líneas curvas generaron emociones generalmente más placenteras y relajadas que el exceso de líneas rectas. ¿Por qué? No lo sé. El cerebro humano es insondable…

Doble hueco, Nate Berkus. Vía AD USA

Doble hueco, Nate Berkus. Vía AD USA. Fijaos en la piña a la derecha de la chimenea. Luego cuento por qué…

Doble hueco: comedor

Doble hueco: comedor

“Equilibrio, darling, equilibrio” me dice “curvas, rectas, huecos. Un buen interior” continúa “es como una sinfonía… cada movimiento tiene un tema y unas variaciones que subrayan y realzan el tema. E-qui-librio”

Doble hueco, Luis Bustamante.

Doble hueco, Luis Bustamante.

Equilibrio. Pantaleón el equilibrista parece un maestro del Feng-shui. Le miro con atención para descartar que se le haya ido la mano con los orfidales; este discurso monje budista me tiene mosqueada.

“Mira” me dice “una de las formas simétricas recurrentes en salones y comedores clásicos es el “doble hueco”. Dos grandes rectángulos que enmarcan otro “algo” central. Se usa en puertas simétricas

doble espacio puertas

“Que crean un equilibrio agradable. La gente abusa de las puertas dobles centrales, muy a la inglesa” me dice bajando la voz, como si me contara que abusan de los estupefacientes “pero yo, dice el mono prefiero el doble hueco a la francesa: dos puertas enmarcando una pared central. La pared central es mucho más fácil de convertir en algo decorativamente apetecible que un gran espacio vacío…”

“De hecho” añade “esta forma de simetría, con sus altos y sus bajos es tan agradable a la vista por el equilibrio de su composición que incluso es habitual recurrir al falso doble hueco” me dice el mono…

Alejandro Fauquié, falso doble hueco hecho con espejos

Alejandro Fauquié, falso doble hueco hecho con espejos

John Jacob, falso doble hueco con espejos a cuarterones. Fijaos en el espejo central redondo

John Jacob, falso doble hueco con espejos a cuarterones. Fijaos en el espejo central redondo

Nacho Polo, falso "doble hueco" con librerías. Fijaos en el sillón redondo.

Nacho Polo, falso “doble hueco” con librerías. Fijaos en el sillón redondo.

Pepe Leal, otro falso "doble hueco" con librerías coronadas con dos platos redondos.

Pepe Leal, otro falso “doble hueco” con librerías coronadas con dos platos redondos.

“Dos rectángulos enmarcando un objeto central son un clásico…”

“En el Feng-Shui…” dice el mono (¡lo sabía! ¡se ha hecho budista!) “se prohíbe poner dos objetos iguales juntos porque se considera que los pares no son esteticamente agradables, y se recomienda agrupar las cosas en tres. El doble hueco funciona porque siempre hay un “algo” en el medio, esto es, no son dos cosas sino tres: dos iguales y una distinta en el centro. El ABC del “decorative arrangement”…”

“Pero incluso así, esta agradable simetría puede ser tediosa, aburrida y estirada si no colocas un círculo” advierte el mono “Mira…”

Exceso de simetría en líneas rectas. Albergo JK Firenze, de Michele Bonan

Exceso de simetría en líneas rectas. Albergo JK Firenze, de Michele Bonan

“La foto de arriba es agradable, pero aburrida. El doble hueco ha perdido late de su frescura y el equilibrio es rígido porque le hace falta un círculo. Mira ahora el mismo sistema, del mismo decorador, con dos círculos estratégicamente colocados…”

Mi adorado hotel JK Capri, de Michele Bonan, demuestra el poder del círculo...

Mi adorado hotel JK Capri, de Michele Bonan, demuestra el poder del círculo…

“Es otra cosa, ¿a que sí?” Pregunta el mono.

Empiezo a comprender a Abelardo: “¿Todo eso hace un círculo?” pregunto

John Jacob Interiors

John Jacob Interiors

 

redondo sobre puerta

“Todo eso” confirma el mono.

12d70e2cc70c895883c848faf3860f28

Así que no es sólo color, luz, textura y equilibrio visual. A todo eso, por su fuera poco, hay que añadirle por algún motivo que desconozco, la alternancia de curvas y rectas.

“O un círculo cuadrado” me dice Pantaleón.

“¿Un circulo cuadrado?” pregunto asombrada

“Yes darling” confirma el simio …

Circulo cuadrado: espejo redondo enmarcado en cuadrado

Circulo cuadrado: espejo redondo enmarcado en cuadrado

“El círculo enmarcado en un cuadrado. Una forma especialmente exitosa…”

El Napoleón redondo enmarcado en un cuadrado es lo que hace que esta composición funcione...

El Napoleón redondo enmarcado en un cuadrado es lo que hace que esta composición funcione…

La combinación perfecta…

Círculo cuadrado en foto

Círculo cuadrado en foto

 

Más círculos enmarcados en cuadrado

Más círculos enmarcados en cuadrado

Otro círculo cuadrado

Otro “círculo cuadrado”

Espejo redondo sobre espejo cuadrado, de Larry Lazlo

Espejo redondo sobre espejo cuadrado, de Larry Lazlo

Parece que es cierto que el exceso de líneas rectas se ve placenteramente matizado con el añadido de un redondel…

863bdb16d27a5d5ecc898035e3e43b8f

John Jacob Interiors

John Jacob Interiors

Maravilloso espejo de Hervé Van der Straeten.

Maravilloso espejo de Hervé Van der Straeten.

studio-apartment-architect-in-milan-design-interior-2

 

6a559ffbc2bf5c1af9656c8c277abb06

Via House and Garden

Via House and Garden

Lorenzo Castillo

Lorenzo Castillo

La Lancha, casa de Eduardo Mencos y Annelí Bojstad cerca de Jarandilla de la Vera

La Lanchacasa de Eduardo Mencos y Annelí Bojstad cerca de Jarandilla de la Vera. Brillante uso del círculo.

Así que empiezo a meditar si colgar la paellera en medio de mi salón rectángular, sacar de algún sition un cesto redondo, una lámpara globo o recortar las alfombras en círculo. Por que en n mi casa curvas, lo que se dice curvas, en principio sólo las mías…

Doble Hueco con alfombra redonda, catálogo Zara Home 2007

Doble Hueco con alfombra redonda, catálogo Zara Home 2007

 

Jean Louis Deniot

Le pregunto a Pantaleón.

“¿Qué circulo coloco? ¿Tú que prefieres?”

“Oh my sweet” me dice “vale un círculo cualquiera, los cestos, una corona de flores, un gran reloj, un grabado enmarcado en redondo, cualquier cosa” dice el mono “mucho mejor colgar el círculo…que entrar en un círculo vicioso”

IMG_1463

 

Tags: , , , , , ,

« Older entries

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.