camas

You are currently browsing the archive for the camas category.

Pantaleón se ha hecho un esguince y su fiel Abelardo se ha ofrecido a abandonar temporalmente las comodidades de la portería escocesa (ver el post Bajo Palio) y quedarse a dormir en casa de Pantaleón para poder ayudarle por las noches. .

“Pero, daaaaaaarling, le he tenido que decir que no” se lamenta Pantaleón, pata vendada en alto y Bellini fresquito en la mano “es que no tengo sábanas de servicio…”

Leontine Linens

Ele ahí. “Pantaleón” pregunto con santa paciencia “¿cómo son las “sábanas de servicio”?”

Read the rest of this entry »

Me encuentro en la peluquería con Fiorella Sant Antonio de Wiltshaw (formerly “la Perlas” y actualmente “la Mamba”). Me pregunta qué tal está “ese viejo chocho” y finjo no saber que se refiere a Pantaleón. Pero no se me ocurre ninguna respuesta ingeniosa e hiriente que darle, y me da mucha rabia. Luego, cuando me están lavando el pelo, se me ocurren muchas, pero ya es demasiado tarde. Maldita sea mi estampa.

0ce4f216f5bfcff5f6a3f1160b6800d0

La Mamba está demasiado rubia, demasiado bronceada, enseña demasiada pierna y se ríe demasiado alto. La pelu entera es consciente de su “demasiada” presencia. Al hablar (demasiado alto) mueve mucho las manos y refulgen multitud de quilates en sus dedos. En otra serían falsos, pero en la Mamba no, ella es fiel a lo bueno y lo único falso en ella, es ella misma. Se sienta delante del espejo y pretende mantener una conversación en francés con Matthieu, el peluquero, mientras éste le corta el pelo. Matthieu, que es como es, le contesta en español porque él habla francés con quien le da la gana. Y porque el francés de la Mamba se parece más al de Zapatero que al de Depardieu…

Puech-EDC-04-13-14-lgn

La Mamba dice que está buscando una mesa para su “ante-vestíbulo” y me pregunto qué narices es un ante vestíbulo. Una vez le pregunté a Pantaleón que de donde era la Mamba y él me dijo que ella decía ser venezolana (para imitar a Carolina Herrera, a quien admira) pero Pantaleón dudaba que fuera cierto porque “no hay nadie en Venezuela con tal mal gusto como el suyo” (No sé. Tampoco es que Maduro sea un dandy…). Según Pantaleón la pieza rectángular más grande que hay colgada en la pared en casa de la Mamba no es un cuadro, sino la tele. Y de esas varias. Pero a ella le va bien, y les clava sus buenas facturas a los pichones que acuden a ella. Todo “top quality” dice la Mamba. Y sus pobres clientes acaban con sábanas de satén de Versace y papel higiénico de Hermés. No sé si os hacéis a la idea.

Dormitorio de Coco Chanel en su suite del Ritz

Dormitorio de Coco Chanel en su suite del Ritz

Cuando terminan de lavarme la cabeza veo que mi iPad ha desaparecido y lo localizo en manos de la Mamba, que está fichando una foto tras otra.

“Jajajaja” se rie “¡el viejo mono chocho! Jajaja” y sigue viendo fotos. Le arranco el aparatejo de las manos.

La Mamba me cuenta lo bien que le va y la cantidad de encargos que está recibiendo en España. No sé por qué me habla. Será porque ya no tiene amigas tras haberles robado el marido o novio a todas ellas. Me dice que ahora está poniendo una casa para un magnate ruso. En el cuarto de baño ha puesto una alfombra tibetana con pelo largo, que le llega al ruso hasta los tobillos. La grifería toda encargada en P.E. Guerin, pero en plata en lugar de bronce porque “es más moderno” (???). El dormitorio es su “pièce de resistance” me dice, lo ha entelado entero en marta cibelina. “Muy buena para mejorar la acústica”. El suelo es de alabastro (“el contraste entre el ying y el yang, you know? Y los materiales opuestos, la piel lujosa y suave, el alabastro, piedra muerta, fría y dura”). Sí dura, como su cara. No ha puesto cabecero, dice que es “un retraso decorativo”, ni tampoco alfombras porque queda “más minimal”. La cama es alta y las mesillas, de cristal, un poco más bajas para que “la cama de sensación de altar como ha pedido my client”. Me da mal rollo sólo pensar qué demonios hace el ruso ahí para que quiera que sea como un altar.

sifrida giannini rome apt christopher sturman 2

La elegante señorita se llama Frida Giannini. Lo único que me gusta de esta sucursal romana de Madame Claude es la idea de enmarcar los viejos grabados con un papel a rayas.

Ayer mismo estuve hablando con Pantaleón sobre dormitorios. El descrito por Fiorella rompe todas las reglas Pantaleónicas al respecto. Pantaleón opina que un cuarto para dormir ha de dar ganas de dormir en él. Y para poder hacerlo no sólo ha de estar bien aireado, sino que es preferible que tenga aspecto de estar bien aireado.

6586eb0ad9cddc86837394357f4f4c7c

Por eso él prefiere usar colores neutros o fríos en los dormitorios…

simple

Pero tampoco es que sea una regla.

Vía House and Garden

Vía House and Garden

Tu cuarto, tu dormitorio, es el lugar más tuyo de toda la casa. No es un espacio público, es dónde tú te refugias al final del día. Al final de los días buenos, y al final de los días malos. No sólo es importante que sea cómodo y anime al descanso, sino que también es esencial que te guste a tí.

Miles Redd, vía Elle Decor

Miles Redd, vía Elle Decor

Aunque no duermas las 8 horas diarias que toda top model dice son responsables de su belleza (ojos verdes, piernas kilométricas, piel de melocotón y privilegiado ADN no tienen nada que ver: con beber dos litros de agua y dormir 8 horas parece ser que tarde o temprano una se convierte en Adriana Lima) pasarás por lo menos un tercio de tu vida en la cama. Durmiendo, leyendo, remoloneando o pasando una mala gripe. Es importante que tu cuarto sea cómodo y bonito.

Charlotte Moss vía Veranda

Charlotte Moss vía Veranda

Y es esencial un buen colchón.  Creo que esto último, en lugar de pensarlo, lo he dicho en voz alta, porque la Mamba interviene:

“El colchón” dice la Mamba “El colchón solo puede ser Hastens”

Hastens. Muy bien. Sus colchones rellenos de crin están en unos 40.000€ la pieza. Si me gasto “cuarenta de los grandes” (como diría Clint Eastwood) en un colchón, no duermo en un año del dolor de conciencia.

Hay modelos francamente buenos por menos de 1.000 euros. No a los colchones de IKEA (sorry IKEA, pero son malísimos: lo que ahorras en colchón lo gastas en osteópata)  pero sí a marcas estupendas como Flex o Pikolin que tienen colchones extraordinarios que no implican empeñar las joyas de la abuela. No es necesario insistir en lo de comprar un buen colchón, todo ser sensato lo hará, pero sí en la almohada: tampoco ahorres mucho en eso. Que sea buena. Ni el mejor colchón del mundo te ahorrará una tortícolis si tu almohada es mala.

cama veneciana

En asuntos de comodidad Pantaleón y yo, grandes aficionados a leer en la cama, somos grandes defensores de un buen cabecero mullido. Y mullido me temo que significa tapizado.

5761a5f26ce390b9644a58484f333fe3

Lo del cabecero no es un necesidad estética ni mucho menos…

 

 

e40d77590df59244f60d5cd687b0b5ab

rústico

Simplemente resulta cómodo para leer. Por supuesto que unos buenos cuadrantes siguen siendo necesarios, pero nos gusta más apoyarlos contra algo que no sea excesivamente duro.

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 17.35.41

Si no tienes cabecero, una barra de cortinas con unos almohadones atados a ella hace su función… (aunque nada más fácil que hacerse uno con una tabla de DM, gomaespuma, un trozo de tela y una grapadora de tapicero, para ver cómo pincha aqui)

Vía House & Garden

Vía House & Garden

Es igualmente importante la luz. Luz general para poder vestirse, hacer la cama, encontrar el calcetín perdido, luz más tenue para invitar al descanso y luz para leer. Para las dos primeras existen multitud de opciones, para la última sólo una: luz a la altura a la que estén tus ojos cuando estés sentada leyendo. Bien colocando un aplique a la altura correcta, de forma que la luz caiga sobre las páginas del libro o revista que estés leyendo…

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.29.10 deniot chantilly

Bien colocando unas lámparas sobre las mesillas que sean lo suficientemente altas como para dar luz donde se requiere. Más altas que tus ojos y la bombilla te cegará. Más bajas y no leerás nada.

cabecero biblioteca

83d02f07ab417f2de90789445442de53

La altura de las mesillas también es importante. Han de estar más o menos a la misma altura que el colchón para que resulten cómodas. La teoría es la misma que con las mesas de los lados del sofá: no es cómodo estirar el brazo hacia arriba o hacia abajo cuando necesitas algo de la mesa…

Casa de Valentino Garavani en Londres. Diseñador Jacques Grange

Casa de Valentino Garavani en Londres. Diseñador Jacques Grange

Mesillas sabiamente colocadas delante de las estanterías

Mesillas sabiamente colocadas delante de las estanterías

Si la mesilla puede ser amplia, mejor que mejor. En circunstancias normales tendrá que acomodar una luz, tu libro, un vaso de agua y el despertador, pero en caso de gripe quizás quieras también sitio para unas flores, una jarra de agua con limón, los kleenex, las medicinas, un teléfono, el mando de la tele, un bloc y un boli y demás implementos necesarios para superar el tedio de verte confinado a una cama.

cuarto libros

Para mi la mesilla perfecta tiene que tener un cajón porque hay muchas cosas que quiero tener ahí y no quiero que estén necesariamente a la vista. Si no hay cajón un cesto sirve y si no, he visto mesas cubiertas por tela, como una mesa camilla, que cumplen muy bien con la función de esconder cosas debajo. Y si hay sitio las cómodas son magníficas mesillas.

Cuarto de Nancy Lancaster en Haslemere. Es famosa la colocación de la cama en medio del cuarto, una audacia de Nancy.

Cuarto de Nancy Lancaster en Haslemere. Es famosa la colocación de la cama en medio del cuarto, una audacia de Nancy.

Colette van de Thillard, de NIcky Haslam Designs

Colette van de Thillard, de NIcky Haslam Designs

Otra de las manías de Pantaleón es “pisar en caliente”. Nos encanta la piedra, el mármol, el azulejo hidráulico y todos sus primos, pero al bajarse de la cama con el pie desnudo no queremos que sean ellos quienes nos reciban. Una alfombra por favor. Una estera. Aunque sea mínima, sólo para no pisar en frío al bajar de la cama…

paris chimenea

Tras el buen colchón y buena almohada llegan las sábanas.

“Las sábanas” dice la Mamba como si me leyera la mente “sólo Frette o Pratesi. Cualquier otra out of the question”.

¿Os lo dije o no? Sólo marcas. Esta mujer es una máquina de gastar. Frette o Pratesi significan 1.500 cada juego de sábanas para empezar a hablar. Personalmente no soy partidaria de la sábana “de marca”, solo soy pesada con el material del que estén hechas. Pantaleón sólo duerme en sábanas de hilo, yo soy más democrática y también me avengo al algodón. Entre otras cosas porque los juegos de sábanas de hilo que tengo son todos heredados y son para cama individual y no de matrimonio. Así que cuando me casé, se acabó el hilo.

Miles Redd vía House Beautiful

Miles Redd vía House Beautiful

Pantaleón opina que el mundo se divide en dos: los que nunca han dormido en sábanas de hilo y que lo mejor que pueden hacer es quedarse así, y los que las han probado. A estos últimos me pide que transmita sus más sinceras condolencias. Están echados a perder para siempre, porque si las has probado no querrás otra cosa. Y más vale que quieras otra cosa, porque las sábanas de hilo son carísimas.

grises y blancos

Si a pesar de todo las quieres llama a Los Encajeros (www.losencajeros.com) y puestos a dejarte el riñón al menos que sea para tener las mejores sábanas que existen. En menos lujoso tampoco están mal las de The  White Company (www.thewhitecompany.co.uk).

Algunos dicen que no quieren sábanas de hilo porque son más difíciles de planchar. Esto no es cierto. Sí que se arrugan más fácilmente que las de algodón (una vez puestas en la cama) pero plancharse se planchan exactamente igual. Lo sé por experiencia propia. Plancho que da angustia verme así que podéis fiaros de eso: si yo puedo, puede cualquiera. Las planchas de ahora, con esos pedazo chorros de vapor, planchan lo que sea. Con mucho vapor y sábanas suficientemente húmedas se quedan lisas como un folio. Y cuanto más viejas y usadas estén mejor se planchan, así que si no os importa lucir iniciales de otros las sábanas antiguas que se venden en subastas o en algunas tiendas vintage (como Vintage Macassar, Calle Lagasca, 94, Madrid, tel  91 575 41 36) están fenomenal de precio.

Suzanne Rheinstein NY, vía Elle Decor. Buena distribución de un cuarto pequeño aunque como es el cuarto principal me surgen dudas sobre qué tal se lleva con su marido

Suzanne Rheinstein NY, vía Elle Decor. Buena distribución de un cuarto pequeño aunque como es el cuarto principal me surgen dudas sobre qué tal se lleva con su marido

En asunto sábanas hay dos opciones: si te gustan de colores o con dibujos coloridos entonces tendrás que cambiarlas con bastante frecuencia (los colores se van quedando “pardos” al lavar) y si te gusta la moda en sábanas, entonces compralas en Zara Home. Las de percal están muy bien. Si te gustan las sábanas para toda la vida, entonces invierte en unas de calidad, blancas, que te durarán mucho más. En Madrid me gustan mucho las sábanas de Pili Dolz (www.pilardolz.com) y en Bilbao, además de Los Encajeros son estupendas las de Mercedes Olazábal (94 4800266) en Las Arenas o las de Virginia Zubiaga (www.virginiazubiaga.blogspot.com.es tel 609 115 866 [email protected]). Si quieres un poco de “aventura” siempre puedes pedir que te borden tus iniciales en un color que no sea blanco…

6dc5b1586f0796ada75071636eff1586

111mirasol-custom-bed-linens-lg

 

111bedding-swm

Las antiguas colchas, esas que te hacía el tapicero de la misma tela que las cortinas pasaron a mejor vida. Creo que sólo siguen existiendo en casa de mi madre (quien por cierto, a pesar de los rumores que me llegan, NO es inglesa). Comprendo que se hayan abandonado, son una reliquia de la época de cuando alguien te abría la cama por las noches. Ahora la cama te la haces y te la abres tú y cuanto menos fanfarria mejor. Pero ¡son tan bonitas! y ¡terminan tan bien un cuarto!

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.27.34

Para tener un magnífco dormitorio no hace falta más. Una buena cáma con su buen colchón, almohada y sábanas, dos mesillas y dos lámparas. El resto es opcional. Pero hay lujos que se agradecen: una buena chimenea y una chaise longue junto a una ventana…

the interior archive

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.45.47

Un sitio donde poner los libros…

sidormitorio Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 18.01.34

Un bonito papel pintado…

cama dorada

4dc2eecc0f7f30c42ed6a2695387ae1a

Una silla o una pequeña banqueta a los pies de la cama…

en grises

 

Cuarto de invitados de la casa de campo de Hubert de Givenchy

Cuarto de invitados de la casa de campo de Hubert de Givenchy

Una buena ventana desde donde admirar la vista..

757187f0c61394434e2a0fcc24b330a9

47b8d6b5c4f53c3b2655b492ae4fba17

Me doy cuenta de cómo de distintos son Pantaleón y la Mamba. En todo. Pienso en el mono y me da rabia no haber sido capaz de encontrar una impertinencia los suficientemente grande como para chafar a esa bruja hortera. Qué le voy a decir cuando vuelva a casa.

 

elle decor

Mientras sigo dándole vueltas eso, veo que La Mamba cruza una pierna sobre la otra y, con un refulgir de brillantes le enseña a Matthieu una foto de una guapísima, elegantísima y muy bien peinada actriz.

“Matthieu” pregunta la Mamba “¿Y yo qué tengo que hacer para quedar así?”

“Reencarnarte en otra” le contesta muy serio el peluquero.

Contengo la risa y me voy rauda a casa a contárselo a Pantaleón.

Repetida. Mi favorita de todos los tiempos: Paolo Moschino vía House and Garden

Repetida. Mi favorita de todos los tiempos: Paolo Moschino vía House and Garden

Tags: , , , , , ,

Pantaleón y yo acabamos de venir de pasar un fin de semana en el norte de España.

Cuando hace buen tiempo no hay nada como una tarde de jardín norteño, con ese olor a magnolia y a hierba mojada, esas grandes matas de hortensias explotando en todos los tonos del rosa…esa luz que se filtra entre las hojas de los plátanos, esos prados largos en sol y sombra…

En una buena tarde de verano – no hay muchas, pero haylas- no hay nada como una siesta en el jardín, a la sombra de un árbol, con el calorcito del sol y oyendo el piar de los jilgueros y el revuelo de la brisa entre las hojas…

cama jardin la foto (55)

Eso sí, la siesta, en sofá. Nada de mantas en el suelo, que lo bucólico del jardín se acaba cuando te babea un caracol encima del tobillo, te emerge un topo a la altura del riñón, o te “liposuccionan” el muslo a mordiscos las hormigas…

En busca de la siesta veraniega perfecta, Pantaleón y yo “necesitamos” un balancín de jardín. Pero no un balancín cualquiera, no, un balancín-sofá con sus buenos almohadones y con su “palio” de tela impermeable de exterior. Como estos:

Red_Rocker

Odd_WhiteRocker2

sofa balancin idler-swingseat-arusha

 

Magnífico, ¿a que sí?

odd rocker verandah

Problema: que este fascinante “sofá colgante” lo fabrican y venden nuestros amigos y vecinos de Inglaterra (marcas Odd o Idler) por la ordinariez de 2.900 (libras) la pieza!

“Que por muy buena que sea la siesta” dice Pantaleón indignado “por ese precio deberían garantizarte la presencia de Brad Pitt en los sueños que se desarrollen durante la misma…”

Así que por nuestra consabida falta de liquidez mi amigo el mono y yo nos vimos obligados a descartar nuestro “Odd Roker” inglés (así es como se llama) a pesar de “necesitarlo” muchisimo.

Como es caprichoso y voluble Pantaleón se me fue a dormir mitad enfurruñado mitad deprimido. Y al día siguiente el asunto fue a peor después de que viera esta maravillosa especie de “rocker” en el escaparate de la tienda de Velázquez de Gastón y Daniela

sofa balancin gaston y daniela

Su “necesidad” fue a más.

Le dije a Pantaleón que no hay que rendirse a la primera y que si verdaderamente quería su sofá balancín, ya nos las ingeniaríamos entre ambos para encontrar algo asequible. Tras un largo discurso sobre la necesidad de agudizar el ingenio – que a mi me pareció muy efectivo – le mandé para casa tristón, pero – en mi opinión – no tan “deprimidíiiiiisimo, darling” como el día anterior.

Por eso me sorprendió tanto al día siguiente, al salir para la oficina, el encontrarme con Pantaleón en el jardín pasando una soga gordísima por encima de la rama de un árbol…. Me asusté muchísimo, porque una cosa es no poderse comprar el Odd Rocker y otra llevar la decepción hasta estos extremos.

“¡Nooo, Pantaleón, nooo!” le grité…un minuto antes de ver que, además de con la soga, estaba con Abelardo, el portero y un señor con un camión de Ikea…Pantaleón se volvió sorprendido.

“Pero darling, ¿por qué no quieres que colguemos del cedro el sofá de IKEA? ¿No te parece buena idea?”

Sofa_IkeaFalsa alarma. Mi discurso sobre agudizar el ingenio había surtido efecto y Pantaleón había ideado, como remedio,  colgar un Ektorp de entre dos ramas de un cedro con una soga como para amarrar trasatlánticos.

La soga bien, pero el Ektorp se desfondó en cuanto Abelardo, con sus hermosos 110 kilos de peso, se sentó encima. Pantaleón, sin preocuparse en exceso del culazo del pobre Abelardo, pretendió hacer uso de la garantía de 15 años que tienen los sofás de IKEA. Y la tienen, pero la santa de la señorita que le atendió consiguió, con bastante esfuerzo, convencerle de que no, la garantía no cubría colgar los sofás de árboles y de que sí, que esto era así aunque no lo hubieran puesto expresamente en el folleto…

“Pantaleón” le digo “creo que ya lo tengo: necesitamos varios palets!”

“Ah!” me dice el mono  “Quieres paletizarte…”

Le ignoro, porque es lo mejor que se puede hacer y le enseño unas fotos…

cama colgante

Estilismo del genio Hans Blomquist

Estilismo del genio Hans Blomquist

Via el blog de Anna White

Via el blog de Anna White

Estas camas colgantes creo que se pueden hacer fácilmente con una tabla grande, una antigua puerta, o varios palets. Que lo mismo que sirven para sofá chill-out…

pallet-sofa-2 shipping-pallet-sofa

pallet esquina

deberían servir, convenientemente unidos por dos o tres tablas, de cama colgante…

Swing Picture127

Pantaleón no lo ve claro. Es más consciente de nuestras limitaciones y nuestra absoluta incapacidad para clavar un clavo en el sitio correcto nos hace abandonar la idea. Pantaleón, que sigue con la idea de colgar cosas, propone ahora colgar un banco con las patas serradas…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA banco1

Via el blog Ayuda a decorar

Via el blog Ayuda a decorar

Y la idea es buena, pero le recuerdo que la idea original era echar una siesta y en en estos banquitos, la siesta va a ser de faquir… Y luego está el tema de las cortinas anti moscas y mosquitos (que tienen enorme potencial para estropear magníficas siestas) que no está resuelto en la opción de arriba…

Así que visto que nuestras dotes de bricolage están limitádísimas y que los sofás, en principio, no parecen estar hechos para ser colgados, le propuse a Pantaleón “tunear” un balacín simple y convertirlo en el “rocker” que siempre quisimos añadiendo almohadones y una mosquitera.

Tras unas vueltas por la web encontramos este, por 150 euros en tienda hogar 10 que nos parece eminentemente tuneable…

balancin de jardin tien10

Porque de bricolage no sabemos ni papa, pero el teléfono del tapicero lo tenemos en las teclas de “marcación rápida”… y en todo caso, ¿cómo de dificil puede ser buscarle a este embrión de “rocker” unos almohadones ad hoc?

Se compra online y te lo envían… pronto lo veremos bajo la sombra de unos tilos al fondo de este maravilloso jardín…

Jardin_Itzea

 ¿Qué os parece? ¿Funcionará? ¿Se os ocurren otras ideas para hacernos con un pseudo “rocker”?

PD: No queríamos dejar de compartir con vosotros la ENORME ilusión que nos ha hecho vernos mencionados en el último número de Nuevo Estilo, nada menos que en la carta de la directora, la amabilísima y encantadora Marta Riopérez.

No tenemos aún el gusto de conocerla – aunque nos encantaría – pero, por supuesto, eso no impide que el mono se refiera ahora a ella como “Dear Marta, such a darllng!” como si tomara el té con ella todos los días. Grandísima ilusión de saber que nuestro humilde blog gusta a gente experta con gusto y criterio. Espero que a vosotros, nuestros lectores desde hace tiempo, también os haga ilusión. ¡Nos descubristeis los primeros! Tenéis un lugar especial en nuestro corazoncito… eso sí, ¡no nos mantengáis en secreto! Si hay un periodista en la sala…

nuevo estilo julio 2013

Tags: , , , , ,

Pantaleón está desatado. Hoy he vuelto a casa antes de tiempo y me lo he encontrado, en batín de seda uzbeka, dictándole un post a Abelardo, nuestro portero. Este último sentadito, muy tieso y muy serio, al teclado de mi mac-book.

thibautwinslowplaid

Esto ya pasa de castaño a oscuro. Como bien podéis imaginar, entre las múltiples tareas de Abelardo no entra, ni de lejos, la de hacer de secretario personal de Pantaleón. Pero Aberlardo es más bueno que un pan y sinceramente, también un poco pichón. Y eso que Pantaleón se las ha hecho pardas. El año pasado, sin ir más lejos, cuando se fue de vacaciones en agosto, Abelardo cometió el error de dejarle a Pantaleón las llaves de la portería para que le “regara las plantas”. Por supuesto Pantaleón aprovechó la ocasión para redecorale la portería. Las plantas se murieron todas, pero la portería quedó muy “british”. En concreto como un bed & breakfast de Inverness: todo en tweeds y tartans  escoceses (ver arriba). Cuando le pedí una explicación a Pantaleón éste, impertérrito y absolutamente impenitente, lo único que dijo fue que “Aberlardo es adorable pero muy bruto, y el look “Braveheart” lo estaba pidiendo a gritos”.

 

Read the rest of this entry »

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.