Capri

Salon del Hotel J.K. Place Capri

Salon del Hotel J.K. Place Capri

Mítica Capri. Esas fotos de Jackie Kennedy descalza paseando por su puerto….la pelicula de la guapísima Sofía Loren en el esplendor de su juventud… Capri en la época de Tiberio, con sus bacanales y orgías y con “disidentes del régimen” siendo lanzados al mar desde la roca más alta. La Capri de la novela de Axel Munthe, donde cada vez que un lugareño trabajando en su huerta encuentra un ánfora, un cuenco o un busto murmulla impertérrito “Roba di Timberio” (cosas de Tiberio) y lo tira al mar cual basura…  Y la Capri de los anuncios de perfume de Dolce y Gabanna con ese mar azul y ese tío moreno tan cachas…

Capri es lugar de muchas leyendas. Más si, como yo, estás casada con un amante apasionado de la canción napolitana y te levantas, sábado sí, sábado no, con la voz de Peppino di Capri entonando “Luna Caprese” retumbando por toda la casa (el otro día mi queridísimo marido se dió de alta en facebook sólo para contactar con Peppino… toda la mañana poniendo “peppino” en el buscador de Google y en facebook… os imagináis los resultados ¿no?)

Pero volvamos a lo nuestro. Que Capri es un templo del lujo te queda claro en el momento en que llegas a la isla y ves que, por ejemplo, todos los taxis son descapotables. Por si no te quedaba claro, al pagar la primera coca-cola confirmas ya que esto es para otro nivel social superior al tuyo, pero a pesar de todo, de los precios altos, las masas de turistas, los corales falsos que intentan colocarte por buenos… ¡Oh, Capri!. Merece la pena. Un sitio de leyenda no es un sitio de leyenda durante casi 2000 años por nada.

Y si vais, y os da para algo más que una visita de ida y vuelta en el ferry que sale de Sorrento, echadle un ojo a esta maravilla de hotel (maravilla desde el punto de vista de su interiorismo, que yo sí fuí de las de ida y vuelta en el ferry de Sorrento) cuyas fotos os incluyo. Tarifas en la web del propio J.K. Place Capri. Consolaos: ¡lo bueno de ir fuera de temporada es que hay menos masas de turistas!

Otra vista del salón

Otra vista del salón

Si os fijais en esta foto y en la del inicio del post veréis que ambas juegan con los espejos. Otro uso “espejil” a reseñar. ¿Por qué funcionan visualmente las imágenes y resultan “serenas”? Por el contraste del azul oscuro y el blanco, puestos en el mismo plano en las paredes y los toques en negro de algunos muebles y accesorios (fijaos que la gama cromática es de tres colores, no de dos: el negro cuenta) y del suelo. También por la simetría imperante y por la altura de los techos.

Foto de detalle, el espejo redondo de encima de la puerta es un contraste bonito con todas las líneas rectas.

Foto de detalle, el espejo redondo de encima de la puerta es un contraste bonito con todas las líneas rectas.

Abajo el comedor. El verde claro ya no contrasta tanto con el blanco… a mi me gusta menos, pero me encantaría saber qué pensáis. ¡Ah! ¿os habéis fijado en los busto? Bustos + espejos. No digo más.

Comedor Hotel JK Capri

Comedor Hotel JK Capri

Abajo algunas habitaciones

JK capri habitación1

 

 

JK Capri habitación2

Bueno, ¿qué os parece? Hay cosas que copiar ¿no? La mezcla de blanco y azul, tan limpia. Los suelos de madera pintados de blanco de las habitaciones. El “rinconcito” mesa a dos de aqui arriba, que no todo sea comer a diario en bandeja viendo la tele, un día se puede poner un rinconcito similar acercando dos butacas a una mesa puesta para dos con un buen vino y unas velas encendidas e improvisar una cena romántica de viernes ¿no os parece?. Y si queréis, jejeje, incluso os puedo pasar unos cuantos mp3 con los grandes éxitos de Peppino di Capri….

3 comments

  1. Pío Caro Baroja’s avatar

    Sò accumparute ‘e stelle a primma sera
    Tutta tragara luce ‘mmiezo ‘o mare
    ‘Na fascia argiento sotto e faragliune
    E nu’mistero int a ‘sta notte chiara
    Notte ‘e silenzio e io mo’chiesta canzone
    Canta ‘vulesse a chi m’ha affaturato

    Tu, luna luna tu, luna caprese
    Ca faie sunna’ l’amore ‘e nnammurate
    Adduorme a nenna mia ca sta scetata
    E falla ‘nnamura’pe na bucia
    Tu, luna luna tu, luna buciarda
    Famme passa’sti pene ‘e gelusia
    E fa ca nena fosse tutta ‘a mia,
    Tu, luna luna tu, luna caprese

  2. Redbee’s avatar

    Guau!!! Menudo hotelazo. Y gran posssttt. Me gusta mucho el azul del hall con el blanco. Veo que parte del truco con esos colore tan fuertes es reducir la gama cromática, sin pasarse. Muchas gracias por esta nueva ración de ideas.

    1. admin’s avatar

      Hola Redbee, gracias por tu comentario. Sí, yo también creo que el hotel está muy logrado y que su decoración es muy adecuada a un hotel o casa cerca del mar. Los contrastes de color efectivamente son muy efectivos. Si quieres hacer algo similar recuerda que es mas efectivo hacerlo en un mismo plano, que efectivamente hay que limitar la gama de colores para no “emborronar” y que uno de los dos o tres colores que uses ha de ser siempre blanco o negro. En realidad el contraste no es tanto de colores sino de “tono” o intensidad, por eso uno de los dos colores siempre ha de ser el blanco (lo más claro) con un color oscuro o el negro (lo más oscuro) con un color claro. Aquí hay un color principal oscuro (el azul) y un color de contraste o acento en blanco que se repite en cortinas, tapicería, accesorios etc. para reforzar el contraste. Menudo rollo te he metido! En fin, que muchas gracias por tu comentario. Te esperamos de vuelta por estos lares!

Comments are now closed.

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.