“Pantaleón…” comienzo con voz pequeña.

“¿Yes, darling?” contesta el mono

“Esto de escribir se me ha hecho bola” Confieso

“Pues no escribas, pon fotos” dice el mono “pero haz el favor de salir del bucle”.

Así que salgo del bucle. Aquí van unas fotos de una de mis (muchas) deco-obsesiones: el papel pintado “Bibliotèque” de Brunchscwig and Fils. Cuando puse mi casa, infeliz de mi, fui rauda a Gastón y Daniela a encargar unos cuantos rollos. El rollo resultó estar a 400 “boniatos” (Abelardo dixit) y es una pena que no existan fondos de inversión que inviertan en deco-obsesiones porque ahora está a 900. Brutal revalorización.

900€ rollo de 9 metros (medida americana de rollo de papel, a cambio son casi 12 cm más anchos que los europeos) sinceramente: no los vale. Es bonito, muy bonito pero no para tanto. Con un poco más te llega para el Zuber y eso ya son palabras mayores. La obsesión empezó con un articulo en el House & Garden de hace miles de años sobre puertas escamoteadas…

House and Garden

Y revivió el año pasado al ver las fotos de este restaurante neoyorquino…

Tipsy Parson Bar, NY

Tipsy Parson Bar

A lo largo de más de 20 años el papel de marras ha ido apareciendo con regularidad. Hay unos que lo colocan el el cuarto de baño, que es como colocar el Miró que decían que tenía el de la “Operación Malaya”… No luce nada.

“A parte de que si en algún sitio se necesitan libros de verdad, es en un cuarto de baño” apostilla Pantaleón

Para matarlos; una herencia en papel y luego van y me ponen ese lavabo….

Otros lo ponen en un dormitorio… Que tampoco es el sitio (ahí también hace falta una biblioteca de verdad) pero que podría haber funcionado si no fuera por el verde manzana ese …

En la sección casas del NY times (perdón por la calidad de la foto, no la he encontrado mejor) me topo con Biblioteque en un hall (para mi, su lugar natural)…

ny times

Y otra vez en un distribuidor de paso (gran idea)

Otros menos acertados lo colocan en un comedor…

Y el resultado no es lo que debería ser, pero quizás sea por la mezca de maderas y por el mantel con dibujos. Los comedores para mi son lo más dificil. Hay muchos correctos pero pocos de caerse de espaldas. Con todo lo que va encima de la mesa no pueden ser recargados pero si te pasas de sobrio resulta aburrido.

BIbliothèque vuelve a aparecer en dos dormitorios: uno parece que de invitados…

Y otro perteneciente a un ser humano al que le gustan las sábanas naranjas…. (sigo recordándoos que la gracia sale a 900€ el rollo….)

Otros pobres, que miran la pela como yo, se han hecho un biombo con un trocito… Y ha servido para  bien poco.

Y por último me encuentro con un trocito de mi adorado “Bibliothèque” tras lo que parece ser (ojo a la silla y demás accoutrements) el cuarto de un escolar!. Dios da pan a quien no tiene hambre.

Y esta es la historia del papel. No han habido más avistamientos tras el Tipsy Bar donde lo usan con (cuasi) absoluta maestría, con ese zócalo de madera azul gris y ese suelo blanco. El “cuasi” se lo doy por la colocación de los apliques, que ya puestos, qué les costaba colocarlos como los de verdad, en las divisiones de “madera” de la biblioteca….

Y yo esto de los libros falsos lo persigo con pasión desde que ví, en otro vetusto House & Garden, una kitchenette de apartamento de soltero en la que los armarios de la cocina estaban hechos con falsos cantos de libros. Me pareció la pera. El falso libro es socorrido. Llevo guardando un tiempo las fotos del restaurante del hotel “Heidelberg Suites” de mi admirado Michele Bonan (no compréis el libro, no merece la pena) y su inteligente uso del falso libro para darle gracia a un espacio que es un rectángulo sin emoción…

Heidelberg Suites, Michele Bonan vía Lonny Magazine

Que sí, que sí que son falsos…

Estos te los venden por metros en Manor Bindery, en Faux Books (y en más sitios, supongo) y están logradísimos.

Manor Bindery, en blanco.

 

La clave para que queden bien de verdad es hacerles unos listoncitos a modo de baldas…

La puerta es falsa, lo demás no.

The Black Lion, un restaurante en Londres con falsos libros de pergamino de Faux Books

Aunque en relación precio calidad, lo mejor que se despacha en falso libro es el papel de koziel (www.koziel.fr) que en España comercializa Leroy Merlin

Panel de Koziel, papel plastificado.

Papel Koziel, disponible en su web, 54€ el rollo de 10 metros, pape vinílico, se le puede pasar un spontex mojado.

Papel pintado de Koziel en blancos, también 54€ el rollo

Tengo un rollo en casa. No sé muy bien para qué lo quiero pero no me pude resistir. Lo compré hace unos años cuando valía 25€. (Efectivamente los Hedge Funds deberían invertir en papel pintado!) Quizás para forrar una columna y hacer que desaparezca… no lo sé. Antes o después caerá, sobre todo ahora que he aprendido a empapelar sola. Mientras tanto, si alguno acierta a encontrarse en su camino con una muestra de mi papel, el de verdad, el caro, el de Brunschwig no dejéis de enviarme una foto y darle recuerdos de mi parte!

PD: Envio hoy esta tontería con unas cuantas fotos porque llevo 6 borradores de otros posts y ninguno sale adelante. A uno le faltan buenas fotos, para otro no se me ocurre nada gracioso, otro – sobre conchas – requiere que termine de leerme un libro entero al respecto, y un cuarto, sobre el buen gusto, se ha convertido en una tésis doctoral. Así que Brunschwig: allá va y vosotros, lectores adorados: perdón.

 

 

 

80 comments

  1. Carmen Rufino’s avatar

    Eres genial, Beatriz.
    Si este post ha surgido como sustituto de ultimísima hora y no habría existido de no “atascarse” el otro tema, no sabes cómo me alegro porque me ha encantado. Muchas gracias. Besos
    Mao

  2. Pilar FP’s avatar

    ¡Me ha encantado, Bea!

    1. Beatriz’s avatar

      Estoy empezando a sospechar que me consolais por pena!!

    2. Teresa’s avatar

      ¡Ma-ra-vi-llo-so! Esto de ver en la lejanía nuestros deseos es muy pedagógico. Vamos, que el que no se consuela es porque no quiere. ¡me chifla el papelito de marras. Pero también me gustan los sustitutos. El de Kosiel blanco me flipa. ¡Un gustazo de post!

    3. Cristina’s avatar

      Me ha re chiflado! La misma obsesión que yo. Tengo incluso telas de librerías desde hace 15 años. Millones de gracias!

      1. Beatriz’s avatar

        Ay, alma gemela! Tenemos que hacernoslo ver!

      2. Mara GV’s avatar

        Eso, eso, fuera bucles.
        Me ha encantado todo pero como soy borona y tengo la materia gris hecha sopa lo mejor me ha parecido que el bar se llame Tipsy Parson, ha dado para minutos de jiji en flojera yo sola… necesito vacaciones!!

        1. Beatriz’s avatar

          What, are you tipsy yourself??? En mi cole había una monja con predisposición… de ahí al parson, un paso. Besos Marita.

        2. Paz .Sancho’s avatar

          A mí se me hacía bola de pequeña. Terminaba la pera y el yogur y mi bola seguía allí. Te comprendo perfectamente, pero si ésto que has publicado te parece poco, estás muy equivocada! Esa frescura y espontaneidad nos gusta. Nos gusta la asiduidad. Que la foto no tiene calidad? No pasa nada, otras sí la tienen. Lo que para ti es algo por lo que pedir perdón para mí es una lectura divertida y amena con la que aprendo muchas cosas.
          Yo quería poner un papel así en una casa que iba a ser para mí. Tenía un dormitorio que yo quería convertir en salita, así que pensé en forrar los frentes del armario empotrado…al final no fui a vivir allí. Mejor, porque ignoraba la cantidad de boniatos! Ja ja ja
          Qué te parece forrar la puerta de entrada de la casa cuando éstas son tan feas (la típica enrasada de chapa color embero) ?

          1. Beatriz’s avatar

            Me parece maravilloso lo de forrar la puerta de entrada, pero yo la entelaría, como hacían antes, con bien de chincheta dorada por todas partes!

          2. LuisR’s avatar

            Beatriz menos mal que estás en bucle y se te hace bola porque si no te sales del mapa con tus post, y además eligiendo como tema papeles pintados, uno de mis puntos flacos; si es que has apuntado derechito derechito con toda la intención ; )

            Aprovecho para pedirte, tú ya sabes…, un post sobre un tema más prosaico y que veo frecuentemente pésimamente resuelto: los malditos enchufes, interruptores, rejillas de aire acondicionado et al., y es que cuando no son horribles están mal colocados.

            Un fuerte abrazo, y como dijo una vez un sabio, be water my friend.

            1. Beatriz’s avatar

              No pides tú nada mi Luis! Son horribles sin remedio. En UK toda la vida les han parecido la pera los de Forbes and Lomax (transparentes) pero no sé qué decirte. Y caros un rato. Echa un ojo a Jim Lawrence y/o pintalos del color de la pared. Los interruptores de la luz, si los techos son bajos, colocalos más abajo de lo normal, el techo “crece”. Abrzs

            2. Marina Redondo’s avatar

              Los papeles pintados me gustan y uso mucho los de Laura Ashley, pero
              los de libros no me gustan actualmente, los veo muy vistos, aburridos y esos precios prohibitivos… Bueno el de Leroy tiene un pase.
              Bucles, lo sé, estoy con mi blog en uno metido, así que dejaré pasar tiempo.
              El otro día me acordé de Abelerdo. Jean Porche publicó unas fotos de un portal con unos buzones que parecían expositores de joyas y pensé que la portería debía de ser una maravilla,..Abelardo estaría encantado!!!
              (Era en Italia)
              Animo Beatriz, nos entretienes, nos enseñas, nos diviertes, y
              a veces no podemos ser tan perfeccionistas. Un abrazo.

              1. Beatriz’s avatar

                Ves? para gustos están los colores, yo a Laura Ashley le cogí manía en mis tiempos mozos y de ahí no hay quien me saque! jejeje

              2. Rocío’s avatar

                Hola Beatriz,

                Soy lectora lurker desde que te descubrí el año pasado y estabas de temporada sabática. En un par de semanas me leí todas tus entradas, estaba como en un trance. Madre mía! Eres un pozo de sabiduría! Lo que he aprendido gracias a tí y al mono!
                No sabes la alegría que fue descubrir que habías vuelto.

                El post de hoy me ha encantado, y te explico: soy una loca de las bibliotecas y por ende, del papel pintado de libros. No sé si conoces el de Deborah Bowness – yo me enamoré desde que lo ví en el comedor de Lisa Borgnes Giramonti http://abloomsburylife.blogspot.com.es/ . Es un poco menos formal de los que aparecen en tu post pero me gusta ese aire bohemio pelín desharrapado.

                Me apunto el de Koziel plastificado. Tengo una puerta horribilis debajo de la escalera que llevo tiempo dándole vueltas a empapelarla toda ella y el trocito de pared que le rodea. Lo mismo este verano me lio la manta a la cabeza.

                Como siempre, un placer leerte. Muchas gracias y anímate a salir del bucle. A veces “done is better than perfect”. Un abrazo, Rocío

                1. Beatriz’s avatar

                  Me parece una idea estupenda lo de empapelar la puerta con todo lo de alrededor! Conozco el de Deborah Bowness que usa mucho Abigail Ahern, si te gusta echa un ojo a su web, te divertirá. Abrazos.

· 1 · 2 · 3 · 4 · 5 ·

Comments are now closed.

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.