February 2014

You are currently browsing the monthly archive for February 2014.

merienda.CR2Hace tiempo que le debo una receta de bizcocho a una lectora fiel. No tenía muy claro cómo encajarlo en una entrada-menú porque hace muy poco que publicamos un brunch y no quiero repetirle el tema tan pronto a Pantaleón, que es muy suyo ni a admin, que con lo que se curra sus publicaciones se merece un respeto para su blog. Así que he decidido disfrazar el menú de merienda y lo que hago es que os doy unas recetas de mignardises, que son como chuches sofisticadas y que es algo que me gusta poner después de las cenas para la tertulia.

BIZCOCHO

Dicen que los ingleses toman el té todas las tardes a las cinco y que lo acompañan de sandwiches de pepino. En casa se tomaba todos los días a las cinco y media. El té era darjeeling indefectiblemente y, salvo que hubiera visita, lo único que lo acompañaba era el bizcocho quatre quart. Es el bizcocho más básico de la tierra pero, para variar, lo he retocado un poco porque soy algo “especialita” para la comida. El bizcocho lleva el mismo peso de huevos, harina, azúcar y mantequilla; lo suyo es hacerlo en molde rectangular alargado y sólo usa como agente levador las claras montadas. Pues bien, yo le añado levadura, sustituyo parte de la harina por maicena y lo hago en molde redondo… manías mías. Para simplificar la preparación de los ingredientes, en la receta que os escribo uso huevos L y les asigno un peso de 60g por pieza.

Gateau Quatre Quart

Ingredientes para un molde redondo de 24cms

  • 4 huevos L, separadas las claras de las yemas
  • 240g azúcar blanco
  • 240g mantequilla derretida pero no caliente
  • 200g harina común
  • 40g maicena
  • 1 sobre levadura química (polvos de hornear, 16g)
  • Pizca de sal

Procedimiento

  1. Precalentar el horno a 175ºC con ventilador. Si vuestro horno no tiene ventilador, subid unos 15-20 grados la temperatura. Se prepara también antes de empezar el molde que se vaya a usar engrasándolo y enharinándolo.
  2. En un bol grande se baten bien las yemas con el azúcar y en cuanto esté muy espumoso y no se noten a la vista los granos de azúcar añade la mantequilla y sigue batiendo hasta que quede una mezcla ligerita. Ponemos un colador sobre el bol y echamos encima la harina, la maicena y la levadura (así se tamiza) que mezclaremos justo hasta que esté integrada.
  3. En un bol aparte, bien limpio y seco y con varillas rechinando de limpias montamos las claras con la pizca de sal justo hasta que las varillas empiezan a dejar un surco/rastro en las claras. Tomamos un tercio y lo usamos para diluir la mezcla del bizcocho, el resto lo mezclaremos de forma envolvente, haciendo gestos circulares desde abajo hasta arriba de la masa, preferiblemente usando una espátula de silicona.
  4. Se vierte la mezcla en el molde preparado y se mete en el centro del horno, de 30 a 35 minutos (en mi horno, exactamente 32 minutos).

Notas: LUso molde redondo porque con tanta mantequilla encuentro que se hace mejor a temperatura más alta, al quedar la mezcla más repartida tarda menos en hacerse y se tuesta menos por arriba, que lo prefiero. También es más fácil de desmoldar. Si queréis hacerlo en el típico molde de plumcake, os recomiendo que lo forréis con papel sulfurizado tal y como hago con las trufas (se verá más abajo) que así se desmolda infinitamente mejor. Eso sí, para este tipo de molde y cantidades convendría quitar el ventilador o bajar la temperatura del horno y añadirle al menos unos 10 minutos de cocción.

En cuanto a mis otras “variaciones”, la levadura y la maicena hacen que el bizcocho sea más ligero. Si os gusta más denso, no hay más que eliminarlas (y añadir lo que falta de harina, por supuesto). Aparte, la mitad más o menos de la mantequilla que uso es salada, creo que es la única ocasión en que la uso para cocinar. No lo he puesto en la lista de ingredientes porque no es imprescindible y no es para todos los públicos (para mí es fundamental, en cambio).

Las claras para este bizcocho se baten exactamente igual que se haría para un soufflé: justo hasta el punto de nieve pero que admitan más volumen, de modo que tengan margen para crecer más en el horno.

TRUFAS

hagotrufasSeguro que no le estoy descubriendo nada a nadie (yo tendría unos 7 años cuando aprendí la receta) pero os contaré mis truquitos para hacerlas con el menor desperdicio de chocolate posible y montando el menor lío posible. Dado que los ingredientes son sólo dos, cuanta mejor sea su calidad, mejor el resultado.

Ingredientes

  • 250g chocolate negro, mínimo 60% cacao. No me hago responsable de resultados usando menor porcentaje. Si tenéis acceso a Valrhona y os lo podéis permitir, es mi opción A. Si no, es muy recomendable Lindt para postres al 70% (lo tienen en El Corte Inglés, Hipercor y Carrefour, que yo sepa).
  • 120ml nata de montar, aprox 35% materia grasa.
  • Para la cobertura: cacao puro en polvo.

Procedimiento

1.- Preparar el recipiente en el que se va a enfriar la trufa. Yo las hago en un molde cuadrado que forro con dos tiras largas de papel sulfurizado. Las tiras cubren completamente el fondo y me servirán después de “asas” para sacar todo el chocolate dejando el recipiente prácticamente limpio, sin desperdicio.

Sacar trufa

Con este sistema, además, el recipiente queda casi limpio.

2.- Trocear el chocolate lo más fino posible, pulverizarlo si puede ser. Para estas trufas primero lo he picado con el cuchillo y a continuación lo he pasado por el robot (normalmente uso Thermomix, no hay que picar antes el chocolate y queda hecho polvito en cuestión de segundos). Por favor, no ahorréis trabajo en este paso. La proporción nata-chocolate es relativamente baja y con esto conseguimos que se funda inmediatamente el chocolate, con lo que habrá que remover menos y la textura será mucho más fina. Además os evitaréis tener que poner la mezcla al calor con el consiguiente peligro de que el chocolate se agarre o, simplemente, el engorro de hacer un baño maría. Reservar el chocolate molido en un bol.

3.- Llevar la nata justo a ebullición (se puede hacer en una jarrita al micro) y verterla por encima del chocolate, dejar que el calor actúe unos treinta segundos y remover lo necesario para que se mezcle todo. Verter la trufa en el recipiente preparado, alisar la superficie (yo lo hago golpeando el cacharro, aunque lo ortodoxo sería con una espátula) y en cuanto no esté caliente guardar en la nevera bien tapado con papel film o aluminio, para que no coja olores.

4.- Cuando esté dura la trufa, un par de horas mínimo, se saca tirando de las “asas” de papel y se ponen sobre una tabla de mármol frío, como en la foto de arriba. Como véis, yo uso una de madera porque la mía murió (casi a la vez que mi mortero de mármol, debería investigar) y no he tenido problemas porque el día era fresquito. Aquí se harían las clásicas bolitas pero yo las corto en cuadritos sobre el propio papel porque así me ahorro liar las trufitas, reduciendo mucho la manipulación del chocolate (menos desperdicio) y encuentro que quedan muy monas. Para cortarlas, lo más limpio es tratar la trufa exactamente igual que si fuera un foie y usar un cuchillo de hoja lisa que se meterá en agua caliente entre corte y corte, secándolo con un paño limpio de cocina.

cortetrufa.CR25.- Por último, recubre las trufas con el cacao en polvo. Guárdalas en frío y sácalas unos 10 minutos antes de servir, para que resulten más cremosas.

Variaciones: Lo de arriba es la receta básica, que admite mil y una variantes. Lo más sencillo es cambiar la cobertura y ya tenéis una trufa distinta. Además de cubrirlas en chocolate fundido, como los palitos de naranja que vamos a ver enseguida (para esto interesa que estén bien heladas, yo las dejo unos minutitos en el congelador ya cortadas antes de bañarlas), se pueden hacer cosas más locas como pasarlas por quicos triturados, crocante de almendra o fruta liofilizada triturada (confieso que sólo uso frambuesa, pero cualquiera serviría).

trufassurtidas

A la izquierda, con quicos. A la derecha, con chocolate fundido y almendra laminada.

También se puede variar el relleno fácilmente, por ejemplo: añade a la mezcla un poco de miel o de mermelada de naranja, unas cucharadas de dulce de leche o de pasta de fruta de la pasión; cambia 20ml de nata por aceite de oliva virgen extra (para esto me encanta usar picual, pero no hay que tomarme al pie de la letra) y añade unas escamas de flor de sal; haz infusiones en la nata con té, lavanda, rosas (en herbolarios se encuentra lo que quieras); usa chocolate con leche en vez de chocolate negro…

trufasal.CR2

Últimamente ésta es mi trufa favorita: aceite de oliva y flor de sal.

PALITOS DE NARANJA Y CHOCOLATE

mignardises.CR2En realidad es cáscara de naranja confitada como la que usé para decorar la tarta de ganache con naranja amarga sólo que con un corte distinto y bañada en chocolate. Lo suyo es que el chocolate esté temperado pero tampoco quiero complicaros (llevar el chocolate a 46-47º para bajarlo a 28-29º, por si os interesa probar) y como ya he descartado para este post las recetas de los marshmallows y de los macarons precisamente por no liaros demasiado, vamos a bañar en chocolate fundido por las buenas, sea al micro o al baño maría. Por otra parte, las cáscaras confitadas también están ricas rebozadas en azúcar sin más (en el vasito de la izquierda en la foto) y se pueden usar sin baño alguno para decorar otros postres o para añadírselo a las masas de bizcochos y magdalenas. Vamos, que es una receta-fondo de armario.

Ingredientes

  • La cáscara de dos naranjas de cultivo ecológico peladas al vivo (como vimos en el brunch para la ensalada de cítricos). No pasa nada si queda algo de pulpa.
  • 500ml agua
  • 500g azúcar blanco
  • 300g chocolate fondant

Procedimiento

1.- Se blanquean tres veces las cáscaras partiendo de agua fría. Es decir, se ponen al fuego en un cazo con agua fría y se llevan al hervor. Se retiran de este agua y se repite la operación dos veces, siempre empezando en frío. Se escurren y se cortan del tamaño que queramos, en este caso son unas tiritas de un par de milímetros de ancho, más o menos.

2.- A continuación se hace un almíbar sencillo con el agua y el azúcar, que se pondrán al fuego en un cacito y, en cuanto rompa a hervir, se añaden las cáscaras, se baja el fuego y se dejará hervir tapado a fuego lento unos 35 minutos. Pasado este tiempo, se retira el cazo del fuego y se deja enfriar ahí mismo, lo pasamos a un recipiente y se esperan al menos 24 horas antes de consumir. Yo las guardo en la nevera. Y así ya están buenas, pero para bañarlas en chocolate pasemos al paso 3.

tarro almibar.CR2

Un tarro de éstos en la nevera da muchísimo juego y dura mucho tiempo.

3.- Se escurren del almíbar y se secan con papel de cocina o en una rejilla, si tienes más tiempo. Se derrite el chocolate al microondas o al baño maría en un bol ancho y se sumerjen en él las cortezas, sacándolas con un tenedor. Se escurren bien y se ponen sobre papel sulfurizado para secar. No se meten en la nevera hasta que se hayan secado porque se empaña el chocolate.

cascaritasNotas: El blanqueado triple es importante porque estamos usando el blanco de la cáscara y así mejora la textura y se quita el amargor. El blanco es importante dejarlo para las cáscaras bañadas en chocolate para que aguanten el peso extra pero para otros usos no hace falta. Para estos otros usos se puede usar sólo la piel naranja y en este caso bastaría con darles un único hervor de 5-10 minutos, siempre partiendo de agua fría.

El almíbar sencillo lleva misma cantidad de agua y azúcar, la medida medio litro/medio kilo es sólo una aproximación (muy, muy próxima) que uso por conveniencia. Se puede hacer menos cantidad y usar una taza para medir, por ejemplo, manteniendo la proporción 1:1.

Hace falta mínimo 300g de chocolate para poder bañar razonablemente las cáscaras. Sobrará mucho, en cuanto se endurezca se envuelve y se guarda sin problema para otro uso.

Para los muy ahorradores en la cocina, sabed que el primer agua del blanqueado de las cáscaras es una infusión bastante rica y muy apetecible en invierno. Además de para guardar las cáscaras, el almíbar de naranja se puede usar para mil cosas: cócteles, aliños de macedonia, crema de mantequilla y merengues tipo italiano de naranja son usos que yo le he dado en alguna ocasión.

mignardises2

Cáscaras confitadas con chocolate, con azúcar y platito con trufas.

Como siempre, espero que os haya gustado y que probéis. Estoy aquí para cualquier duda/sugerencia/curiosidad y me hace ilusión saber qué tipo de trufas hacéis. Nos vemos a finales de marzo.

Tags: , , , , , , , ,

Pantaleón lleva dos días sin salir de casa sentadito, muy serio, al lado del teléfono. Pantaleón no tiene teléfono móvil y cuando espera una llamada importante no deja que sea Abelardo quien responda. Hace bien; Abelardo, antes de convertirse en Jenkins, estaba por civilizar y fue escuchado en más de una ocasión excusando al teléfono la ausencia de Pantaleón con excesiva sinceridad (“el señor está durmiendo la mona”). Así que Pantaleón sigue sentado en su butaca pegadito al teléfono. Le pregunto de quién es la llamada que con tanto interés espera.

“Del Discovery Channel” me dice

¡Pardiez! ¡El Discovery Channel! ¡Le han descubierto! Saben que hay un mono que habla y vienen a llevárselo. Le secuestrarán, le diseccionarán, le encerrarán en un laboratorio secreto de la CIA… Pobre Pantaleón mio. Ahí tan tranquilo. Míralo, no sabe la que se le viene encima, el poverino. Tengo que impedirlo.

FO hoja adan

Hoja de Costilla de Adán-lámpara, obra de Fernando Oriol, 120€

“Pantaleón” ordeno “haz las maletas. Nos vamos…” Me pongo en marcha de un salto “¿Cómo será posible que te hayan encontrado…?”

“Les he llamado yo” me dice el mono impertérrito.

“¿Cómo que les has llamado tú?” pregunto asombrada “¿A los del Discovery Channel??? ¿Por qué?”

hoja lámpara encendida

hoja lámpara encendida

Pantaleón no se altera: “Darling, ¿no es allí donde uno llama cuando ha descubierto cosas?. Pues yo he descubierto a un magnífico tapicero y a un extraordinario artista de la forja, así que les he llamado”.

Le miro sin comprender nada

“Darling! ¡Para informar de mis discoveries!!” aclara.

Fernando Oriol, hojas de Adán. 400€, personalizable con más o menos hojas (más barato con menos hojas).

Fernando Oriol, hojas de Adán. 400€, personalizable con más o menos hojas (más barato con menos hojas).

Vale. No pasa nada. No saben que hay un mono decorador parlante. Sólo saben que hay un imbécil demente que llama por teléfono diciendo estupideces. Calma. Todo va bien.

Arboles escultura de Fernando Oriol

Arboles escultura de Fernando Oriol. El cuadro entre los dos árboles es de Blanca del Río (datos de contacto vía Pantaleón y las Decoradoras)

Intento explicar a Pantaleón que el Discovery Channel no habla de tapiceros ni artistas de la forja y que, en adelante, es mejor que se abstenga de llamar a las televisiones. Pero para no chafarle del todo añado que si quiere hablar de sus descubrimientos yo le escucho encantada…

Fernando Oriol, árbol de acero.

Fernando Oriol, fantástico árbol de acero.

“Pero es que son GRANDES descubrimientos” se queja “no te los puedes guardar para ti sóla. El mundo NECESITA conocerlos” me dice.

Así que sólo tras prometer dar a conocer tus descubrimientos urbi et orbe accede por fin a decirme qué narices ha descubierto. 

“Los Fernandos, darling: he descubierto a los Fernandos. Son dos. No se conocen. No se han visto. El uno no sabe que el otro existe pero ambos harán cosas grandes…” predice.

Buf. No le soporto. Vale que se crea “Cristóbal Colón el descubridor” pero que encima hable en acertijos como Nostradamus ya es demasiado…

Con mucho celo comienza a enseñarme las cosas (ver arriba) que hace su primer “descubrimiento”, Fernando Oriol, maestro de la forja (tel 686 531878, mail [email protected])

Carrito de bebidas en metal, Fernando Oriol

Carrito de bebidas en metal, Fernando Oriol

Lo miro y pienso que en una vida pasada debí ser un gusano encantador porque tengo un karma pistonudo. Años recopilando fotos de muebles en metal, lustros buscando un simple herrero y Pantaleón me muestra a Fernando, un maestro. No me creo la suerte que tengo.

Las hojas me chiflan, los árboles también, el carrito tiene un punto “Casamidy” (www.casamidy.com) que me fascina, y me pongo nerviosa sólo de pensar en las posibilidades.

“¿Acepta encargos?” le pregunto a Pantaleón temblando de emoción.

“Te hace lo que quieras” me dice el mono. ¡Oh! ¡Música para mis oídos! Ahora todo esto que tengo recortado desde hace años, de repente, se vuelve posible…

fernando copiar

Fernando copiar 009

image004

image002

image011

Los quiero. Y por fin, ¡por fin! los puedo tener.

“¿Es esto posible?” pregunto al mono entusiasmada.

“Yes, darling” confirma “perfectamente posible”

“¿Y esto?” digo sacando la foto de la casa decorada por Windsor Smith con cuyas sillas llevo años soñando…

Windsor-Smith-Los-Angeles-Veranda-Oct-2011-1

Mismas sillas en el salón de Daniel Romualdez

Sillas similares en el salón de Daniel Romualdez

e8ff2b77ba5708aac4ef282b0787f368

“También posible” dice el mono

“¿Y esto?” continúo, envalentonada, sacando más fotos guardadas…

Captura de pantalla 2014-02-25 a la(s) 22.15.55

_big_p71_54chelseagu copia copia

_big_p70_54chelseag

IMG_1476

7c797d873f3ed9549306f4bc07a49a0a 45275398c3c4cd811425d61be272915a

fernando worlds-away_WAXSIDEG

Pantaleón rie: “Pero querida, ¡esto es facilísimo para Fernando!”

Yo insisto (ya os dije que he guardado muchas fotos) “¿Y esto de abajo, Pantaleón? ¿es esto también posible?”

MDERSAB08MDH7-5LOY_NS_238_1 ÉTAGERES vmf_vendor_BKT_626222_1330711491_491920

111 aplique hoja1 _big_p857_hampton-gr

fernando mesas image003-1 horchow3 image001

8264_1343695213_2

“¡Pues claro, chérie! Absolutamente posible” dice el mono

“¿Y asequible?” insisto antes de lanzar campanas al vuelo

“Totalmente asequible” sonríe Pantaleón “Fernando es bueno en lo que hace, absolutamente encantador y nada caro. Todo son facilidades. Aunque” añade “para algunas cosas necesitarás al segundo Fernando”

“¿El segundo Fernando?”

“Sí” confirma el mono “Fernando el Tapicero valiente. De hecho ambos han empezado a colaborar sin saberlo. Yo encargué a Fernando el Primero una estructura igual que la de esta mesa…”

111 fernando oka banco

111 fernando

“…con la idea de hacer un banco en capitoné, similar a este, pero en un ante color gris pálido…”

A-Milo-Baughman-attributed-Nickel-Framed-Upholstered-Bench_20371-product

“La estructura en dorado viejo, idéntico a la foto de arriba, llegó enseguida de Sevilla. Fernando lo había hecho exacto, perfecto, como yo quería. Impecable darling. Precio 250€. ¿No es fantástico? Mi banco está ahora en manos del segundo Fernando, que es…”

“El Tapicero valiente” me adelanto.

“Eso es. El tapicero valiente, mi segundo descubrimiento” confirma “y ese Fernando…”

“Perdona Pantaleón” le interrumpo recogiendo mis recortes de muebles y objetos en metal “otro día para el segundo Fernando. Yo ahora mismo NECESITO irme a llamar por teléfono al primero para encargar una hoja de Adán, medir la esquina del salón para un árbol, pedirle que me haga un farol y mandarle fotos de todos mis taburetes….”

Pérgola de Fernando Oriol

Pérgola de Fernando Oriol

 

Muebles de jardín de Fernando Oriol

Muebles de jardín de Fernando Oriol

PD: Pedimos perdón por el retraso en la publicación del post, se nos ha acumulado un poco el trabajo. Aprovecho para pedir disculpas por este medio y advertir que, sintiéndolo mucho, ya no podemos contestar a todos los mails individuales que enviáis pidiendo consejos decorativos personales. Nos encantaría ayudaros a todos pero ¡sois muchísimos! y ya no llegamos. Nuestras disculpas.

PD2: Buscamos voluntarios/as para completar unas clases de pintar porcelana – nivel principiante – dos tardes de viernes por mes, en Madrid. Plazas limitadísimas. Gran oportunidad porque normalmente no hay vacantes, es muy inusual que haya sitio. Interesados escribid por favor a [email protected] antes del 4 de marzo.

 

 

 

 

 

Tags: , , , , , , ,

Pantone anuncia que el color de moda para este 2014 es el “Orquídea Radiante”, que es un rosa fucsia un poco pocho. Pantaleón opina que los de Pantone, anunciando colores de moda futuros, tienen el mismo porcentaje de aciertos que la Pitonisa Lola.

Única foto que hemos encontrado en "Orquidea Radiante"

Única foto que hemos encontrado en “Orquidea Radiante”

El año pasado las criaturitas anunciaron que el color de moda sería el verde esmeralda. Sin tardar los interiores se llenaron de azul klein. El año anterior el supuesto color del año fue el mandarina. Pantaleón, tras repasar todas las revistas de decoración del 2012 y me confirma la ausencia total del color mandarina.

Pantaleón dice que  los “Pantonisos” son como Mariano Medina, famoso hombre del tiempo de los 80: si anunciaba sequía había que salir con paraguas. Así que Pantaleón dice que el “Orquídea Radiante” (menudo nombre) es como lo del general Armada en el 23-F: “Ni está, ni se le espera”.

Vía House Beautiful US

Vía House Beautiful US

El mono y yo nos preguntamos cómo es posible que una organización tan prestigiosa como Pantone tenga este lamentabilísimo historial de predicciones. Al principio pensé que las predicciones sobre el color de moda anunciadas por los “Pantonisos” quizás se cumplieran en la moda pero no en decoración simplemente porque la capacidad de adaptación a las nuevas tendencias de la moda es mayor que en la decoración: uno cambia de chaqueta con más frecuencia que de sofá.

Famosa Biblioteca de Pauline de Rothschild en Chateau Mouton decorada por Maison Jansen

Famosa Biblioteca de Pauline de Rothschild en Chateau Mouton decorada por Maison Jansen

“Y es más fácil cambiar de chaqueta que de sofá” añade el mono “Y tapizar un sofá es como comprarse la chaqueta en Chanel. Que las de Zara te las puedes comprar en todos los colores, pero las de Chanel te lo piensas más.”

Vía Elle Decor

Vía Elle Decor

El problema de los colores de moda es que son eso: colores de moda y nadie toma (o nadie debería tomar) una decisión que te atará diez años (de media) con base en el “color de moda” porque estará de moda este año y demodé los otros nueve.

Pinterest, vía Poshe Poche

Pinterest, vía Poshe Poche

“El color de una pared, el color del tapizado de un sofá son decisiones semi-permanentes, darling. Deberían parecerse más a la elección de marido que a la del color del esmalte de uñas” dice Pantaleón

db80062d0f3e22960e53f72da37bbbd1

Hotel Le Sirenuse, Positano.

Hotel Le Sirenuse, Positano.

Hace unos meses Pantaleón fue comisionado por Mme Champignon para que eligiera el color del que ésta ha de tapizar su sofá. El asunto era peliagudo porque Madame Champignon se niega en rotundo a permitir que Pantaleón vea su casa. Ella alega motivos relacionados con su rebaño de hijos (cuatro la última vez que miramos, pero dada su proverbial fecundidad no descartamos que a día de hoy sean más). Por lo que sea, Pantaleón, aceptó el encargo de escoger la tela para tapizar un sofá que nunca ha visto en un salón que nunca ha visto. Y se puso a ello.

Pinterest via Isho Poonlee

Pinterest via Isho Poonlee

Este es el escogido:

Jacques Grange

Jacques Grange

SalesEvent_27719_Lifestyle_1

 

afa9f77195d12e9c3b909221d24ea983

En materia de paredes no lo tendremos claro, pero en materia de sofás hemos detectado a un claro vencedor: el sofá de terciopelo (o ante) azul. No es que esté de moda, es que lleva años siendo un valor seguro. ¿Por qué? Por varios motivos.

Vía Elle Decor

Vía Elle Decor

El terciopelo o el ante son texturas cálidas pero el azul es un color frío, así que esta combinación aguanta bien tanto la temporada otoño invierno como la de primavera verano (en esta última mejor el ante que el terciopelo).

Juan Montoya

Juan Montoya

Vía Coté Maison

Vía Coté Maison

blue velvet via pinterest

pinterestluxelook

El azul va con todo. No sólo va, es que queda bien con todo: con blanco es un clásico que nunca falla. Límpio. Apetecible.

Restaurante Ralph's, Ralph Lauren, París.

Restaurante Ralph’s, Ralph Lauren, París.

0713ab623253275a2bcaea488a40aeb3

Con toda la gama de rosas, desde el más pálido hasta el rosa fucsia de un capote torero. Con amarillo. El del mismo capote o uno más pálido o más mostaza. Con negro, como lo mezclaba en sus trajes YSL, ese gran maestro. Incluso con rojo, como en la bandera americana, o con verdes más estilo el Greco.

44d7c439758087a41155bc354a7244b6

 

kitkempc66745c92b8fd6bc3174970190630176

Miles Redd

Miles Redd

3f80c218689083561199a2ac9090ee34

Hasta con gris..

111 sofa azul

c7e054fc288d33dd7dc9fa51e3fbe99d

Es además un color sufrido apto para una buena jauría de pequeños champiñones (¿los perrechicos?) y la única posible pega que puede tener, si es un azul muy marino, es que produzca rechazo en aquellas jovencitas cuyo uniforme del colegio era de ese color y no han tenido aún tiempo suficiente para olvidarlo. Como Pantaleón no fue a colegio alguno sino que fue educado en casa por un preceptor (de ahí las gigantescas lagunas educativas de las que hace alarde) y servidora tuvo uniforme azul marino pero han pasado ya tantos años que casi ni se acuerda, no tenemos reparo alguno al azul. Pero nuestro escogido no sería marino del todo…

5b421b2c008c71ceffddc6cd1f34bd77

El sofá azul es todo terreno. Va con interiores modernos y más mínimal…

François Catroux

François Catroux

Así como con interiores más clásicos. Existe en versión “limpia”…

Vía Nuevo Estilo

Vía Nuevo Estilo

Y se integra igualmente en interiores más recargados…

thomas britt blue velvet

Thomas Britt

Puede ser opulento…

Vía House Beautiful

Vía House Beautiful

O simple…

Pinterest via Chris Bentley

Pinterest via Chris Bentley

Saturado…

Tom Filicia, via Elle Decor

Tom Filicia, via Elle Decor

O vivir aislado del resto como un toque de color…

jonathan rachman san francisco decorator

Jonathan Rachman

Nuestra única duda en materia de sogas azules es si tapizarlo en un terciopelo intenso o un ante de buena calidad. En el ante, al revés que en el terciopelo, nos preocupa que sea bueno. El terciopelo cuanto mejor sea más delicado será. Por ejemplo, el prácticamente extinto terciopelo de seda es un “mírame y no me toques” no apto para sentarse en él, pero los terciopelos de algodón (con un puntito de acrílico) aguantan bastante. Mientras el brillo sea bonito y no demasiado artificial puedes comprarte sin riesgo un terciopelo baratujo.

21ac08bef5d9f9e4137847abd790d3e7

En el ante el rolls es el Alcántara. Si puedes permitírtelo adelante. Fantástico, eterno, lavable. Tu tapicero te odiará porque es difícil trabajar con él, pero aguantará guerras civiles. En otro precio más asequible nos encanta el falso ante de Designer’s Guild (colección Mezzola) que existe en prácticamente todos los colores del arco iris y es lavable, resistente y agradable al tacto (precio entre 45 y 50€).

Guillermo Zalamea

Guillermo Zalamea

Si quieres añadir a tu sofá un punto de sofisticación ponle los vivos en otro color. Y bien gordos. Esto es importante. El tapicero volverá a refunfuñar, pero insiste: diámetro del vivo al menos 12mm. Insiste. Nos lo agradecerás. Si tu sofá es de ante azul pon los vivos en terciopelo negro. El terciopelo siempre tiene un color más intenso que el resto de los tejidos y destaca más. Incluso en un sofá negro de otra tela si los vivos son en terciopelo el fondo parecerá gris en comparación. El terciopelo reaviva todo lo que toca. Su exacto opuesto es el satén de seda blanco, pero por muy espectacular y Hollywood años 30 que sea la mezcla, no lo recomendamos para un sofá con “tráfico” sólo para uno de “Mira qué guapo soy pero no te acerques”.

Alessandra Branca

Alessandra Branca

Vía AD

Vía AD

Pantaleón coge el teléfono para dar su recomendación final a Madame Champignon. Sé que está de buen humor porque oigo unos berridos al teléfono que dicen algo así como: “Blueeeeeeee Velveeeeet…. Bluer than velvet were her eyeeeeees….

En cuanto al “orquidea radiante” de Pantone…

“Lo único bueno que se puede decir del Orquídea Radiante” dice Pantaleón “es que no va mal con el azul”

VER-mcdonald-tip-05-1010-lg

Soledad Suarez de Lezo, vía Nuevo Estilo

Soledad Suarez de Lezo, vía Nuevo Estilo

PD: Este post es un extra especialmente dedicado a Madame Champignon a quien tanto debemos. Sus deseos son órdenes para Pantaleón.

Tags: , , , , , , , , , ,

Abelardo se ha convertido en el “trending topic” de la comunidad de vecinos. Desde que se colocó en sus horas extra como valet de chambre de Pantaleón, además de tener muy abandonadas sus labores de portería, hace cosas estrafalarias.

Vía Graham & Green

Vía Graham & Green

Esta mañana me encuentro a un pequeño grupo de vecinos congregados en el jardín, a una distancia prudencial de la garita, observando a Abelardo clasificar la correspondencia. Constato que la pechera del uniforme azul marino de Abelardo está cuajadita de lo que parece una completísima colección de numismática y que luce, colgada al cuello, una oveja del belén.

Pantaleón se me acerca. “¿Qué es eso?” le pregunto muy seria señalando al condecorado pecho de Abelardo-Jenkins.

“Ah” dice Pantaleón impasible “la primera por la izquierda Sufrimientos por la Patria, la siguiente al Mérito Militar Individual, la otra San Hermenegildo – 3ª clase, advierto -, en la segunda fila puedes observar un bonito ejemplar de la medalla del Congreso americano, a su lado la de la fuerza expedicionaria brasileña, la legión de honor, y la medalla de donante de sangre. La Cruz de Hierro de la tercera fila supongo que la habrás reconocido”

“¿Y la oveja al cuello?”

“Eso” me aclara Pantaleón “no tiene nada que ver conmigo. Es el patético resultado de querer remediar el infructuoso intento de encontrar en el Rastro un Toisón de Oro”.

Hall de entrada de la casa de Madrid del anticuario Alfonso Icaza, vía Nuevo Estilo

Hall de entrada de la casa de Madrid del anticuario Alfonso Icaza, vía Nuevo Estilo

Flaco consuelo el saber que la oveja del belén pintorrojeada en dorado no tiene nada que ver con él. Parece ser que, sin embargo, el resto de los abalorios de nuestro Von Ribbentrop de portería sí son obra de Pantaleón. Así que cuando la presidenta de la comunidad de vecinos me dice “Ese mono tuyo es una mala influencia para Abelardo” sólo puedo disentir en que el mono sea mio. El resto es estrictamente cierto.

Vía House and Garden

Vía House and Garden

Intento averiguar por qué Abelardo tiene ahora más medallas que el general Patton y Michael Phelps puestos juntos y Pantaleón, muy ufano, me informa de que, como alumno aventajado que es, “Jenkins ha comprendido la importancia decorativa del círculo”.

Ah. “La importancia decorativa del círculo”. Cómo no lo he pensado antes.

“¿Y cúal es la importancia decorativa del círculo?” le pregunto al mono.

untitled

“Equilibrio, darling, equilibrio” me dice “la importancia del círculo para dar equilibrio es, como bien ha comprendido Abelardo, es enorme. Mucha gente cree que decorar, un salón es pintar las paredes de un color que les guste y plantar un sofá en donde buenamente quepa. Not so.” dice el mono “rellenar un espacio de muebles no es decorar, del mismo modo que abrir una lata de fabada Litoral no es gastronomía”.

Via House and Garden

Via House and Garden

En decoración hay principios: unidad, equilibrio visual, ritmo, contraste, escala, proporción etc. Necesitas tener todo eso en cuenta para crear un ambiente que no sólo sea cómodo y funcional – que ha de serlo – sino bello, armónico y agradable al ojo que lo contempla.”

la foto (14)

“Lo primero en lo que se fijan los principiantes” continúa el mono “es en el equilibrio visual. Es difícil no verlo. El equilibrio visual más fácil de crear de todos es la simetría. La simetría, esto es la repetición de objetos iguales dispuestos como si se reflejaran el uno en el otro es, por algún motivo, algo que resulta calmante al ojo humano. La simetría es sinónimo de paz y orden.

Richard Shapiro, combinación perfecta de círculos y rectas. Vía Architectural Digest US

Richard Shapiro, simetría y combinación perfecta de círculos y rectas. Vía Architectural Digest US

Un espacio caótico deviene ordenado con un poco de simetría pero, a su vez, un exceso de simetría puede ser sinónimo de aburrimiento. Para aliviar el aburrimiento se recurre a la asimetría (esto ya es para alumnos un poco más avanzados). La asimetría no es caos total, no es colocar cosas allá donde caigan, es lograr un equilibrio visual con elementos que no son iguales.

Brillante composición asimétrica

Brillante composición asimétrica

Para ello hay que conocer el “peso visual” de las cosas, y saber que, por ejemplo, un objeto con formas muy irregulares “pesa” visualmente más que uno con formas simples. Que un objeto grande es igual a dos de la mitad de su tamaño porque los objetos agrupados cuentan visualmente como uno. Que si colocas un sofá enorme de un color oscuro en un lado el equilibrio te pedirá algo visualmente del mismo tamaño (por ejemplo dos butacas y una mesa) en el otro.

VIa Naoko Enoki. Equilibrio asimétrico.

VIa Naoko Enoki. Equilibrio asimétrico.

Existe otro tipo de equilibrio visual, que usan los más avanzados, y este es el equilibrio radial… que es como lo de los menhires de Stonehenge: colocar cosas alredor de un objeto central formando un círculo. El ejemplo paradigmático de esto es una mesa redonda con sillas a su alrededor.

rc-hb-paris-21

Sin equilibrio no hay nada que hacer. El equilibrio puede crearse de muchos modos. Con luz, con color, con repeticiones… con líneas. En una casa normalmente predominan las líneas rectas, que forman principalmente cuadrados y rectángulos. Las puertas son rectángulos, al igual que las ventanas y las paredes, también forman rectángulos cuadros y mesas. Y toda esa orgía de rectas y ángulos pide a gritos una curva para darle armonía…

Círculo y simetría: Alfredo Paredes vía Wall Street Journal Magazine

Círculo y simetría: Alfredo Paredes vía Architectural Digest US

Las rayas, la geometría, son armas poderosas. Ya vimos como las rayas horizontales alargan visualmente la altura de una pared y las horizontales la ensanchan. Las líneas diagonales crean movimiento

 la foto (6)

… y en un mundo lleno de líneas rectas el círculo deviene fundamental como punto de anclaje y equilibrio. Como alivio de tanta línea recta. Los espacios totalmente geométricos tienen tendencia a parecer excesivamente formales o restrictivos mientras que los de líneas absolutamente curvas e irregulares pueden parecer confusos y desordenados, así que es fundamental equilibrar ambas formas.

Pablo Paniagua vía Nuevo Estilo, simetría junto con círculos en un salón perfecto.

Pablo Paniagua vía Nuevo Estilo. Doble hueco. Simetría junto con círculos en un salón perfecto.

En el año 2011 unos señores que se llaman Dazki and Read midieron las respuestas emocionales de una serie de estudiantes de arte y diseños hacia ciertas imágenes de interiores con líneas rectas y otros con líneas curvas. Las líneas curvas generaron emociones generalmente más placenteras y relajadas que el exceso de líneas rectas. ¿Por qué? No lo sé. El cerebro humano es insondable…

Doble hueco, Nate Berkus. Vía AD USA

Doble hueco, Nate Berkus. Vía AD USA. Fijaos en la piña a la derecha de la chimenea. Luego cuento por qué…

Doble hueco: comedor

Doble hueco: comedor

“Equilibrio, darling, equilibrio” me dice “curvas, rectas, huecos. Un buen interior” continúa “es como una sinfonía… cada movimiento tiene un tema y unas variaciones que subrayan y realzan el tema. E-qui-librio”

Doble hueco, Luis Bustamante.

Doble hueco, Luis Bustamante.

Equilibrio. Pantaleón el equilibrista parece un maestro del Feng-shui. Le miro con atención para descartar que se le haya ido la mano con los orfidales; este discurso monje budista me tiene mosqueada.

“Mira” me dice “una de las formas simétricas recurrentes en salones y comedores clásicos es el “doble hueco”. Dos grandes rectángulos que enmarcan otro “algo” central. Se usa en puertas simétricas

doble espacio puertas

“Que crean un equilibrio agradable. La gente abusa de las puertas dobles centrales, muy a la inglesa” me dice bajando la voz, como si me contara que abusan de los estupefacientes “pero yo, dice el mono prefiero el doble hueco a la francesa: dos puertas enmarcando una pared central. La pared central es mucho más fácil de convertir en algo decorativamente apetecible que un gran espacio vacío…”

“De hecho” añade “esta forma de simetría, con sus altos y sus bajos es tan agradable a la vista por el equilibrio de su composición que incluso es habitual recurrir al falso doble hueco” me dice el mono…

Alejandro Fauquié, falso doble hueco hecho con espejos

Alejandro Fauquié, falso doble hueco hecho con espejos

John Jacob, falso doble hueco con espejos a cuarterones. Fijaos en el espejo central redondo

John Jacob, falso doble hueco con espejos a cuarterones. Fijaos en el espejo central redondo

Nacho Polo, falso "doble hueco" con librerías. Fijaos en el sillón redondo.

Nacho Polo, falso “doble hueco” con librerías. Fijaos en el sillón redondo.

Pepe Leal, otro falso "doble hueco" con librerías coronadas con dos platos redondos.

Pepe Leal, otro falso “doble hueco” con librerías coronadas con dos platos redondos.

“Dos rectángulos enmarcando un objeto central son un clásico…”

“En el Feng-Shui…” dice el mono (¡lo sabía! ¡se ha hecho budista!) “se prohíbe poner dos objetos iguales juntos porque se considera que los pares no son esteticamente agradables, y se recomienda agrupar las cosas en tres. El doble hueco funciona porque siempre hay un “algo” en el medio, esto es, no son dos cosas sino tres: dos iguales y una distinta en el centro. El ABC del “decorative arrangement”…”

“Pero incluso así, esta agradable simetría puede ser tediosa, aburrida y estirada si no colocas un círculo” advierte el mono “Mira…”

Exceso de simetría en líneas rectas. Albergo JK Firenze, de Michele Bonan

Exceso de simetría en líneas rectas. Albergo JK Firenze, de Michele Bonan

“La foto de arriba es agradable, pero aburrida. El doble hueco ha perdido late de su frescura y el equilibrio es rígido porque le hace falta un círculo. Mira ahora el mismo sistema, del mismo decorador, con dos círculos estratégicamente colocados…”

Mi adorado hotel JK Capri, de Michele Bonan, demuestra el poder del círculo...

Mi adorado hotel JK Capri, de Michele Bonan, demuestra el poder del círculo…

“Es otra cosa, ¿a que sí?” Pregunta el mono.

Empiezo a comprender a Abelardo: “¿Todo eso hace un círculo?” pregunto

John Jacob Interiors

John Jacob Interiors

 

redondo sobre puerta

“Todo eso” confirma el mono.

12d70e2cc70c895883c848faf3860f28

Así que no es sólo color, luz, textura y equilibrio visual. A todo eso, por su fuera poco, hay que añadirle por algún motivo que desconozco, la alternancia de curvas y rectas.

“O un círculo cuadrado” me dice Pantaleón.

“¿Un circulo cuadrado?” pregunto asombrada

“Yes darling” confirma el simio …

Circulo cuadrado: espejo redondo enmarcado en cuadrado

Circulo cuadrado: espejo redondo enmarcado en cuadrado

“El círculo enmarcado en un cuadrado. Una forma especialmente exitosa…”

El Napoleón redondo enmarcado en un cuadrado es lo que hace que esta composición funcione...

El Napoleón redondo enmarcado en un cuadrado es lo que hace que esta composición funcione…

La combinación perfecta…

Círculo cuadrado en foto

Círculo cuadrado en foto

 

Más círculos enmarcados en cuadrado

Más círculos enmarcados en cuadrado

Otro círculo cuadrado

Otro “círculo cuadrado”

Espejo redondo sobre espejo cuadrado, de Larry Lazlo

Espejo redondo sobre espejo cuadrado, de Larry Lazlo

Parece que es cierto que el exceso de líneas rectas se ve placenteramente matizado con el añadido de un redondel…

863bdb16d27a5d5ecc898035e3e43b8f

John Jacob Interiors

John Jacob Interiors

Maravilloso espejo de Hervé Van der Straeten.

Maravilloso espejo de Hervé Van der Straeten.

studio-apartment-architect-in-milan-design-interior-2

 

6a559ffbc2bf5c1af9656c8c277abb06

Via House and Garden

Via House and Garden

Lorenzo Castillo

Lorenzo Castillo

La Lancha, casa de Eduardo Mencos y Annelí Bojstad cerca de Jarandilla de la Vera

La Lanchacasa de Eduardo Mencos y Annelí Bojstad cerca de Jarandilla de la Vera. Brillante uso del círculo.

Así que empiezo a meditar si colgar la paellera en medio de mi salón rectángular, sacar de algún sition un cesto redondo, una lámpara globo o recortar las alfombras en círculo. Por que en n mi casa curvas, lo que se dice curvas, en principio sólo las mías…

Doble Hueco con alfombra redonda, catálogo Zara Home 2007

Doble Hueco con alfombra redonda, catálogo Zara Home 2007

 

Jean Louis Deniot

Le pregunto a Pantaleón.

“¿Qué circulo coloco? ¿Tú que prefieres?”

“Oh my sweet” me dice “vale un círculo cualquiera, los cestos, una corona de flores, un gran reloj, un grabado enmarcado en redondo, cualquier cosa” dice el mono “mucho mejor colgar el círculo…que entrar en un círculo vicioso”

IMG_1463

 

Tags: , , , , , ,

« Older entries

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.