April 2013

You are currently browsing the monthly archive for April 2013.

Pantaleón volvió de Argentina en pleno ataque Sissí Emperatriz y aunque Iberia hizo lo suyo por bajarle los humos, no resultó ser suficiente.

Así que le tengo desde el lunes pasado en proceso de normalización burguesa: le obligo a hablar únicamente en español (sin palabras en otros idiomas) a viajar en transporte público, a hacer la compra en “Día” (con carrito de tela escocesa a cuestas) y a llevar los zapatos a poner medias suelas y plantillas. Le he cancelado la suscripción a “The Field” (revista inglesa de caza sólo apta para duques y terratenientes) y le he confiscado el Almanaque del Gotha.  Espero que, con este tratamiento, en diez días mejore y supere su “episodio” argentino.

Él lo lleva relativamente bien, aunque es cierto que está un poco mustio…

papel pintado azul Zuber

“¿Sigo castigado?” me pregunta con ojitos de perro abandonado.

“No estás castigado, Pantaleón” le digo “estás en tratamiento para quitarte las ínfulas de grandeza”.

“Lo que me estás quitando” dice “son las ganas de vivir…!!! Me has bloqueado las conferencias internacionales, me obligas a pedir “la vez” en el mercado, me haces comer en platos de loza y a dormir en sábanas de algodón, me has cambiado el “World of Interiors” por “Casa Diez” y… ¡otro viaje más en autobús y me dan la tarjeta platino de la EMT!!!… Si quieres acabar conmigo, ¡por favor, al menos usa una pistola!”

Ya está el melodrama. Para animarle un poco, le propongo hacer un post sobre papeles pintados.

“¿De Ikea?” me pregunta altivo y suspicaz. “No” le digo conciliadora “de lo que tú quieras”.

Me mira de reojo: “¿De lujo?” pregunta ilusionado.

“De lujo” concedo.

Así que comenzamos este primer post sobre papeles pintados con los Rolls Royce del género: Zuber, De Gournay, Fromental y Gracie. Y cuando digo Rolls, es Rolls: papeles pintados a mano hechos por encargo…

Papel de Gournay

Papel de Gournay

Y los Rolls, advierto desde el principio, tienen precio de Rolls. El panel de 91cm de ancho por unos 2.70 de alto, vale unos 800 euros. O sea, impensable. Comprar estos papeles también es perder los papeles….Pero soñar es gratis, así que allá vamos…

de Gournay

Papel panorámico de Zuber

Papel panorámico de Zuber

Pantaleón, que ve su oportunidad de colocarme su rollo erudito, me cuenta que el papel pintado se inventó en China. “Nadie sabe muy bien cuando porque los chinos son muy suyos” me dice “pero Marco Polo ya menciona paneles de papel pintado en su “Libro de las Maravillas”.

En el siglo XVII aparecen por primera vez en Francia, en las maletas de los viajeros que venían de China”. Parece ser que al principio se usaban para cosas pequeñas como forrar cajones, o el interior de los armarios. Pero con la invención de la imprenta, el papel pintado comienza su auge.

 

Detalle de la pared del Royal Pavillion de Brighton

Detalle de la pared del Royal Pavillion de Brighton

 

Todos coinciden en nombrar a Jean Michel Papillon como su inventor europeo, pero el primero que lo puso verdaderamente de moda fue otro francés: Jean Baptiste Reveillon, que atrajo la atención de la “it Girl” del momento: Maria Antonieta de Austria, Reina de Francia.

Pauline de Rothschild

Pauline de Rothschild en su casa de París. Circa 1950. Papel de Zuber.

A Mari-Anto le gustó mucho. Tanto que prácticamente forró el palacio de las Tullerías con el papel de monsieur Reveillón, al que dió cartas de patente y constituyó la Manufacture Royale des Papiers Peints.

“Que duró poco” me dice Pantaleón “porque enseguida llegaron unos revolucionarios más interesados en fraternités y egalités que en papelitos con mariposas, y se cargaron la aristocracia, los reyes y los papeles pintados”. Pero antes, a Messieurs Diderot y d’Alembert ya les había dado tiempo a contar cómo era eso de la fabricación del papel pintado en su enciclopedia, con todo lujo de detalles. Así que los ingleses lo leyeron todo y se pusieron también a ello.

papel dorado

Lo primero que averiguaron los ingleses sobre los papeles pintados, es que no eran pintados: se fabricaban mediante impresión usando planchas de madera. Pero MUCHAS planchas de madera, unas 2000 para un papel escénico que ocupara todo un cuarto.

7degournayrosa

Esto a los ingleses no les pareció practico. Así que aprovechando que a ellos se les daba bien esto de la revolución industrial, se dejaron de planchas e inventaron el papel impreso por rollos. Esto es: lo democratizaron e hicieron más barato. Pero, al igual que la aldea e Asterix y Obelix, siempre hay alguien que resiste… Resisten los cuatro grandes, que a 800 euros la pieza, de democráticos tienen lo mismo que Kim Jong-un.

De-gournay

“Lo de los “democráticos” es muy confuso” me dice Pantaleón “Hay unos con nombre alemán (Zuber) que son franceses, y tres con nombres franceses que son ingleses o americanos. Lo hacen para fastidiar a las turbas” me dice convencido.

Zuber es el más antiguo de todos, es una casa alsaciana fundada a finales del siglo dieciocho.

Biombo empapelado en papel Zuber - Screen with Zuber wallpaper in grisaille

Biombo empapelado con papel de Zuber

Con cien años de distancia les nace un competidor: Gracie Studio, con sede en nueva York pero con fábrica en China desde 1927 (con un breve lapso de tiempo en Taiwan por culpa de otra revolución, esta vez la de 1949).

“Las revoluciones no son buenas para el papel pintado” me dice Pantaleón…

Gracie Studio Wallpaper, Brooke Shields Dining Room

Comedor de Brooke Shields empapelado con papel de Gracie Studio. Vía AD Estados Unidos

Bueno… salvo que sean internas, porque de una revolución interna en la casa inglesa De Gournay, fundada en 1986, nace Fromental (también inglesa) creada por dos miembros de la primera que se “revolucionaron”, se fueron y se montaron por su cuenta.

7degournayazul

Lo que todos revolucionan bastante son las cuentas corrientes, porque los precios arriba mencionados son más o menos los mismos, eurillo arriba eurillo abajo, para las cuatro marcas. Una pasta. ¿Y qué se hace con los Rolls estos una vez que te han tocado los Euromillones para poder pagarlos? Pues el primer uso histórico de estos papeles pintados panorámicos fue la de empapelar biombos o cuartos pequeños, como cuartos de baño o vestidores…

Aerin Lauder - dressing room

Vestidor de Aerin Lauder, Nueva York. Gracie Studio

 

De Gournay wallpapered bathroom

De Gournay

Pero luego, como eran tan bonitos (¡y tan caros!) supongo que a la gente le dio pena que no se vieran más, y empezaron a usarse mucho en dormitorios y, sobre todo, comedores…

de gournay rosa

de gournay turquesa

comedorgracie

comedor graciewallpaperazul

 “¡Hum!” dice Pantaleón. “¿Cómo que “Hum”? ¿Qué significa “Hum”?” le digo. “Hum! es Hum!” dice “y significa que por qué estas masas poco educadas innovan sin saber lo que hacen. Donde están bien es es los espacios pétits…o en aquellos donde puedes mantener la paleta de color lo más monocromática posible”

“Los colorines” continúa Pantaleón “marcan en exceso. Una vez colocados el cuarto no admite mucho más. Sólo “funcionan” bien de verdad en habitaciones en las que, fuera del papel, todo es bastante monocrómatico…en las hay un único color “sacado” de uno de los tonos del papel y ya. Nada más”.

De Gournay wallpaper - House Beautiful

De Gournay, vía House Beautiful. Fuera del papel, un único color…

post de gournay azul palido

degournayportobellobeige

Confesamos que en oro también nos gustan bastante, a pesar del toque emir de país del golfo pérsico...

Confesamos que en oro nos gustan bastante, a pesar del toque emir de país del golfo pérsico..

“Si te pones a añadir muchos colores te has gastado 8.000€ en que te quede sucio, feo y recargado” me dice Pantaleón.

papel gracie

 Puede que tenga razón. El papel en sí debe mandar y si te pones a añadir muchas cosas, resulta que acaba siendo todo cargadísimo. “¡Exacto! Too many things going on at the same time” me dice Pantaleón. A parte que lo del cerezo en flor, la peonía trepadora y la mariposa por todas partes tiene que ser cansado, por maravillosos que sean. Por eso Pantaleón me enseña este modelo de Zuber en falso azulejo que es totalmente distinto…

Zuber carreaux Parece ser que todos los papeles de Zuber pueden hacerse en esta terminación de falso azulejo. Y también en escala de grises, lo que los franceses llaman “grisaille” que nos gusta mucho más. Tanto que le dedicaremos un post a parte.

Grisaille

Pantaleón también me enseña estas falsas boisseries de Fromental…

fromentalboisserie

 

Fromental los llama "room skins", pieles de habitación. Son paneles de falsa boiserie impresos en seda o en terciopelo...

Fromental los llama “room skins”, pieles de habitación. Son paneles de falsa boiserie impresos en seda o en terciopelo…

Que encuentro muy divertidas. Pantaleón me dice estos papeles están inspirados en la famosa decoración del Instituto Guerlain en París de 1939 atribuida a Christian Berard…

Foto vía de Peak of Chic

Foto vía The Peak of Chic

“Y para tu burguesa sed de economizar” me dice “existen versiones más económicas hechas por Ananbô”. Me asomo a su web y veo que tiene razón. Bastante más barato. Vamos, no barato tipo Dacia Logan, barato en comparación con el Rolls… o sea, digamos que BMW…

En Ananbô hacen estas falsas boisseries…

falsa boisserie

Y también varios modelos de papeles panorámicos…

India grisaille

A un precio de unos 600 euros por un panel de 4,50 de ancho por 2,50 de largo. Además de encargos personalizados, tienen tienda online que merece una visita. Los paneles de unos 2 metros de ancho se venden por unos 300 euros.

Cole & Son también se ha apuntado a la moda de los paneles de papel y venden estos basados en un diseño de Fornasetti por aproximadamente 350 euros el panel…

Benjamin Dhong (Designer), Corin Frost (Homeowner), San Francisco, Entry Hall

Y si aún te gustan los de peonías trepadoras, Griffin & Wong, en Shanghai, hacen copias bastante buenas de los Rolls que os hemos enseñado antes, a mitad de precio. En Iksel – que se distribuye en España a través de Gancedo – también hacen paneles de papeles panorámicos, pero sinceramente, no nos gustan tanto.

Siempre queda el recurso al “panel” único, en lugar de empapelar el cuarto entero. Esto, desde luego, es más asequible:

Panel de papel Gracie Studio, vía Domino Book of Decorating

Panel de papel Gracie Studio, vía Domino Book of Decorating

Vía la revista "Country" , Australia

Vía la revista “Country” , Australia

Panel grisaille

“¿Me levantas el castigo?” pregunta Pantaleón mirándome con sus grandes ojos chocolate, la carita ladeada y las orejas gachas.

Imposible resistirse. “Claro” le digo. Veo que sale raudo a buscar su chaqueta y su paraguas. “¿A donde vas?” le pregunto “Pues había pensado volver a ver una exposición que me gustó mucho” me dice poniéndose la chaqueta. “¿Cual?” Pregunto “¿la de los paisajes impresionistas del Thyssen?”. “No” me dice saliendo por la puerta con cara triunfal “¡El legado de la Casa del Alba!”.

¡Horror!

Vía Vogue. Papel De Gournay

Vía Vogue. Papel De Gournay

 

Tags: , , , ,

Mi adorado Pío me invitó a pasar la Semana Santa a Argentina y para su espanto, Pantaleón se vino con nosotros. Eso sí, fué llegar al aeropuerto de Ezeiza y no volverle a ver el pelo en tres días…

Suite del Hotel Four Seasons en Buenos Aires. No es que la suite esté dentro, este palacete entero es la suite.

Suite del Hotel Four Seasons en Buenos Aires. No es que la suite esté dentro, ¡el palacete entero es la suite!

Pantaleón en Buenos Aires está como pez en el agua. Tiene su cohorte de amigas argentinas, todas ellas muy “conchetas” (muy posh) y elegantes que se lo llevan a almorzar al Jockey Club, a tomar el té en el Alvear y a recorrer anticuarios por la calle Arroyo…

A Pantaleón le gusta tomarse un "copetín" en el Alvear porque dice que es de los pocos sitios donde aún cuidan los detalles...

A Pantaleón le gusta tomarse un “copetín” en el Alvear porque dice que es de los pocos sitios donde aún cuidan los detalles…

Las amigas argentinas de Pantaleón le rien las gracias, le encuentran muy canchero (cool) y escuchan sus tonterías embelesadas. Con semejante tratamiento luego está insorportable durante meses. Le veo largarse en una limusina negra que le envía su amiga Amalita, me olvido de él, y me largo a investigar Palermo Viejo, donde según me han dicho hay una tienda de alfombras que merece una visita…

Algunas alfombras y mantas de "Elementos Argentinos"

Algunas alfombras y mantas de “Elementos Argentinos”

La tienda se llama “Elementos Argentinos” (Calle Gurruchaga 1881, Palermo Viejo) y allí me encuentro con uno de los dueños, Fernando, que me cuenta que esta tienda fue una aventura que comenzó hace unos 7 años “de casualidad”. Durante un viaje al norte del país en 2005 Fernando y su socio, Pablo, conocieron a unos tejedores de alfombras a los que les costaba mucho vender sus productos fuera de temporada. Compraron algunas de sus piezas como una forma de colaborar y las vendieron en un showroom improvisado en el salón de su casa de Buenos Aires. Del éxito de esta primera venta nació “Elementos Argentinos” que ahora da trabajo a casi 200 tejedores de las zonas más pobres de Argentina y que vende alfombras y mantas hechas a mano, al estilo tradicional.

Alfombra de Elementos Argentinos con un toque muy David Hicks. Customizable en todos los tamaños y colores.

En “Elementos Argentinos” han actualizado los tradicionales diseños de rayas para incorporar colores nuevos y diseños distintos con un cierto aire “David Hicks”. Todas las alfombras pueden personalizarse en color, tamaño y dibujo porque se ofrece un fantástico servicio de alfombras a la carta. Envían a todo el mundo. Yo me compré una maravillosa manta de alpaca de color gris marengo con flecos en rojo sangre por 650 pesos (100€ o 65€, dependiendo de si pagas en euros o no) que ha tenido gran éxito.

Alfombras a la carta...

Alfombras a la carta…

El simpatiquísimo Fernando Bach, uno de los dueños de Elementos Argentinos en el taller de alfombras a la carta, con muestras de colores maravillosos...

Me chifló el patio de la tienda y Fernando me explicó es un ejemplo típico de las casitas de Palermo, bajas, largas y estrechas con un patio en medio, a las que llamaba coloquialmente “casas chorizo”.

patio-elementos-argentinos

Palermo Viejo es una zona que ha vivido una gran transformación en los últimos 10 años. Ahora es claramente muy “canchera”. Los fines de semana se llena de paseantes de compras y de cafés y restaurantes abarrotados en cada esquina. Aún quedan algunos edificios típicos sin rehabilitar, pero la gran mayoría están rehabilitados y albergan infinidad de restaurantes y tiendas de moda.

 

Palermo_Viejo

Palermo Viejo no es en realidad un lugar dedicado a la decoración, pero sí hay sitios divertidos como el almacen “Paul” en la calle Gorriti 4865 (entre Gurruchaga y Armenia) que es una especie de “Becara” a la Argentina. Se accede por un pasillo-patio coronado por un jazmín trepador cuyo olor llegaba hasta la calle…

 

entrada-paul-buenos-aires

Allí ví unas cuantas cosas divertidas…

IMG_0716

 

la lámpara de la derecha que parece hecha de cuentas en realidad es de lana...

la lámpara de la derecha que parece hecha de cuentas en realidad es de lana…

Al día siguiente, domingo, Pío y yo nos fuimos a San Telmo – el equivalente del rastro madrileño – a echar un vistazo a lo que había. Me encantan los conventillos de San Telmo, que siguen con el mismo encanto decadente de siempre….  conventillo-san-telmo-detalle

conventillo san telmo2

IMG_0739A mi me gusta mucho la tienda de antiguedades de Silvia Petroccia, en la esquina de la calle Defensa con Carlos Calvo (C/ Defensa 1004), que sigue llena de tesoros e igual de maravillosamente puesta…

Escaparate de la tienda de antiguedades de Silvia Petrocccia

Escaparate de la tienda de antiguedades de Silvia Petrocccia

 

Interior de la tienda, con ese caos maravilloso que tan bien recrean...

Interior de la tienda, con ese caos maravilloso que tan bien recrean…

Jardinera francesa de zinc y latón pintada de gris puesta a modo de centro de mesa. Silvia Petroccia.

Y los puestecitos de la Plaza Dorrego con su particular mezcla de “quincallería” divertida…

sifones-plaza-dorrego

Pero es cierto que San Telmo ha subido mucho de precio. Entre la inflación, las limitaciones a la importación y el tipo de cambio artificialmente alto que mantiene el gobierno, todo resulta exageradamente caro. Y además, como en todas partes del mundo, siempre hay algún tipejo que tiene la tentación de hacer su agosto con un turista incauto, como el señor que me pidió 190.000 pesos (unos 25.000€) por un par de macetas de cerámica blanca muy Pantaleónicas…

Aqui la pieza de los 25.000€ ¿os lo podéis creer?

Aqui la pieza de los 25.000€ ¿os lo podéis creer?

¿Os lo podéis creer?. Fue oir mi acento español y, tras un largo “esteeeeeee……” optó por multiplicar su valor por mil. Tras oir el precio y reconfirmar que efectivamente estábamos hablando de dos macetas de cerámica blanca de aproximadamente mediados de los años 80 y con un valor máximo de 100 euros (¡el par!) esta española, con un monumental pero educado cabreo, le recomendó al señor “anticuario” que se lo hiciera ver…

Al tercer día, reapareció Pantaleón extrañamente ataviado. Mitad gaucho, mitad Valentino Garavani, con mocasines de “Guido“, pantalón verde rana, fajón de gaucho y blazer de Tom Ford. Me lo encontré almorzando con su amiga Amalita H de C en “Fervor” (C/ Posadas 1519, entre Callao y Ayacucho). Yo le vi hecho un payaso pero Amalita le encontraba “recanchero”.

Barra de "Fervor", espectaculares carnes y fantásticas "caipirinhas".

Barra de “Fervor”, espectaculares carnes y fantásticas “caipirinhas”.

En tres días Pantaleón había adoptado la manera de hablar de Amalita y de cada tres palabras que soltaba una era en inglés, otra en francés y la tercera era “¿viste?”. “¡Qué bueno veeeerte!” me dice ignorando a Pío, como siempre. Y de seguido me informa: que su amigo Fernando A. ha pintado su biblioteca de un bleu magnifique (¿viste?) y que el marido de la mejor amiga de Amalita se ha largado con su instructor de Pilates (¿viste?) y que anoche estuvo en un simpático boliche bailable (¿viste?), que la amiga de Amalita no deja a su marido por temor a perder la vajilla Vieux París de su suegra (¿viste?) pero que sí “le armó un kilombo bárbaro” cuando lo descubrió (¿viste?). ¡Buf! Aún no empezado mi bife y ya necesito una “double aspirine….¿viste?”.

Maravillosa biblioteca azul de la casa de Buenos Aires de Fernando A., el íntimo amigo de Pantaleón.

Maravillosa biblioteca azul de la casa de Buenos Aires de Fernando A., el íntimo amigo de Pantaleón.

Detalle del comedor de Fernando. Porcelana Vieux Paris.

Detalle del comedor de Fernando. Porcelana Vieux Paris.

 

Me despido de Pantaleón que se va a pasar el fin de semana al campo a casa de su amigos María Inés y Fernando, y yo tomo dirección norte, rumbo a la provincia de Córdoba a hacer lo propio en casa de otros amigos. Mi visita es semi-profesional porque allí he sido requerida para hacer un “yes we can” en un dormitorio que solo cuenta con una mesa y dos mesillas. Con mi lata de pintura y las cuatro cosas que cabían en la maleta hacemos esto…

Antes: la foto (19)

Después:

cuarto pintado1 Antes…

Antes

Después:

esquina chimenea

Compruebo que la clave en estos experimentos pintureros es sin duda la calidad de la cinta adhesiva de enmascarar: la mía no era buena y se despegaba y caía todo el tiempo. Para cuando había terminado de colocarla toda, ejercicio en el que invertí casi 5 horas, se empezó a pelar y ante la inminente tragedía resolví pintar a todo correr para evitar el derrumbe total de la cinta. El problema es que eran las 10 de la noche y con las prisas no dediqué a la mezcla del color todo el tiempo que hubiera debido… así que me quedó este azul “abrigo de la reina madre de inglaterra” que sinceramente: ¡es MUY mejorable!

En el interim, Pantaleón, a cuerpo de rey, disfrutaba de la casa de campo de María Inés y Fernando, al sur de Buenos Aires…

pradera caballo

Allí enfilaba un Earl Grey tras otro, desgranaba los grandes cotilleos del París del siglo XVIII y pasaba noches enteras discutiendo con su inseparable Amalita – también invitada – sobre los méritos de Proust y su Duchesse de Guermantes…

Salon de casa de María Inés y Fernando.

Salon de casa de María Inés y Fernando.

 

IMG_0811

 

Galería

hall sombras

Al llegar me encontré a Pantaleón y a Amalita encerrados en la fantástica biblioteca de Fernando repasando fotos de viejas revistas de sociedad…

biblio campo fernando

IMG_0793

Amalita, que es una máquina de fabricar calumnias, añadía historias escandalosas – posiblemente de su cosecha propia-  a cada página que pasaba. Pantaleón lo estaba pasando en grande. En una semana ya recita a Verlaine de corrido, llama “bolche” a cualquiera con ideas políticas moderadamente progresistas y se refiere a la señora Presidenta de la República como la “Yegua”. Verdaderamente, Amalita es una influencia NEFASTA.

Además, me dí cuenta enseguida que el maravilloso parque romántico-gotico – ¡tan romántico! ¡tan del diecinueve!-  de María Inés y Fernando había tenido en Pantaleón un efecto absolutamente devastador y había desatado todas sus fantasías nonacentistas centroeuropeas…

Parque-la-Granja-Blanca

La granja blanca

El jardinero de Fernando me confesó que Pantaleón había estado  indagando sobre la posibilidad de organizar una cacería de zorros allí, en plena provincia de Buenos Aires. No sólo no le preocupó nada la ausencia del zorro en sí, sino que propuso sustituirlo por el equivalente local: iguanas. Comprendí que había que actuar rápido.

Llego a tardar un día más en ir a buscarle y bajo el influjo de las centenarias casuarinas, los magnolios desbordantes y las hojas amarillas de los robles de los pantanos me monta un solo de ballet de Mayerling a la luz de la luna… disfrazado no se si de Rodolfo de Habsburgo, de María Vetsera o de Rudolf Nureyev haciendo del primero (por eso de la malla blanca bien prietita…). Al día siguiente apareció a desayunar con bata escocesa, botas de gaucho y casco de húsar. Amalita lo encontró “recanchero”. Yo le agarré de las orejas y me lo traje de la misma para España.

Ahora está en tratamiento de shock: le he mandado a “Caprabo” a comprar huevos para que reciba una buena y necesaria dósis de muy tangible realidad…

 

Tags: ,

Newer entries »

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.