No recuerdo exactamente cuándo Monsieur apareció en mi vida: siempre estuvo allí.

Dovima en Givenchy, foto de Richard Avedon

Dovima en Givenchy, foto de Richard Avedon

Ya desde muy pequeño, cuando empecé a interesarme por la ropa, los trajes, los trapos…en una palabra, por la moda, las creaciones de Givenchy reinaban  absolutas desde los suntuosos reportajes que Sofía Torga de Caruncho le dedicaba en los figurines de Telva…

Colección 1989

Modelo de la colección primavera verano 1989. Givenchy.

Aparecían dos veces al año, celebrando las colecciones de costura de Verano e Invierno, y las creaciones del Maestro eran protagonistas con esa elegancia suya tan estricta y sin concesiones, siempre fiel al remate perfecto y a los mejores materiales.

1962

Colección 1962

Mi primer encuentro con él fue hace más de treinta años, en los ochenta: como becario ansioso e inquieto, acompañaba a Mª Luisa, la jefa de producto de Ratti, el gigante comasco de la seda, a mostrarle las colecciones de estampados y jacquards de esta casa italiana.

1957 venecia

Givenchy, 1957

1990

Givenchy, 1990

Nos recibía en uno de los despachos de su atelier en la  Avenida George V de Paris…

avenue georges V

Alto e imponente, hierático, siempre impecable con su bata blanca perfectamente planchada.

c63c0e47ff128372fb4552f6b127d9b8

Muchos años después, cuando Armani inauguro su retrospectiva en el Guggenheim  y Sonsoles Llanzol me lo presentó oficialmente, fue tal emoción del reencuentro que no me atreví a recordarle aquella tonta anécdota de adolescente. Sería algún tiempo después, cuando se desplazó a Madrid para supervisar la restauración del traje de novia de S.M la Reina Fabiola que realicé en mi taller, cuando entablamos una cordial y estimulante relación.

1175901224442c89b76c943c295f9d52

Audrey Hepburn con sombrero y Petite robe noire de Givenchy

6a7d03c0c470c6863d05d2b71de143ad

Jackie Kennedy vestida de Givenchy en su visita oficial a Francia

1963 grace

La princesa Gracia de Mónaco, vestida de Givenchy, en 1963

Bastaron un par de mañanas, unas pocas horas  en mi taller mientras revisaba nuestro trabajo sobre uno de los trajes de novia más icónicos del siglo XX y obra cumbre de su Maestro, Cristóbal Balenciaga, para descubrir no sólo al Grande de la Moda, si no al ser humano: generoso, educado, valiente y repleto de ideas, energía y buen gusto.

eb2726d7055aa1ade2a3aa71a91eba6c

El icónico abrigo naranja de “Desayuno con Diamantes”

 

9d9aed0d9db7ab186b532b0c99c0a356

Desde entonces muchas han sido las cartas, los billetes, las felicitaciones de Navidad, los recuerdos  y el cariño traídos y llevados desde París a Madrid y viceversa por los más diversos canales y mensajeros.

3a90cbf428be21974c196619fd01c609

Givenchy

1954 avedon

Givenchy 1954, foto de Richard Avedon

ad0562c6b5f32996123144bf835e4598

Audrey con pantalones y top en visón de Givenchy. El mismo top se exhibe en la exposición del Museo Thyssen.

Así, nada ha podido hacerme más feliz que un museo de la categoría del Thyssen Bornemisza haya dedicado a Monsieur una majestuosa retrospectiva de toda su carrera, con sus creaciones más emblemáticas.

De la exposición del Thyssen

De la exposición del Thyssen. Inspirado en YSL

De la exposición del Museo Thyssen

De la exposición del Museo Thyssen. Más reminiscencias YSL.

De la exposición del Thyssen. Mismo modelo que lleva Audrey Hepburn en una de las fotos anteriores

De la exposición del Thyssen. Mismo modelo que lleva Audrey Hepburn en una de las fotos anteriores

De la exposición del Thyssen. Abrigo de corte similar al abrigo naranja que luce Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes

De la exposición del Thyssen. Abrigo de corte similar al abrigo naranja que luce Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes

Traje de novia propiedad del Museo Galliera de París. En la exposición del museo Thyssen

Traje de novia propiedad del Museo Galliera de París. En la exposición del museo Thyssen

Ha sido un honor entrevistarle por este motivo para la revista Telva, y fue un honor acompañarle en Madrid los días de su inauguración: porque si el propio trabajo es el mejor reflejo de nuestra esencia, cada traje de Monsieur es un resumen perfecto de su personalidad: discreción, perfección, seducción… unidas por el señorio y la elegancia de las cosas bien hechas.

Detalle del bordado de un traje de noche. Museo Thyssen.

Detalle del bordado de un traje de noche. Museo Thyssen.

Chaqueta con pantalones de terciopelo morado. Exposición del Museo Thyssen

Chaqueta con pantalones de terciopelo morado. Exposición del Museo Thyssen

Sólo puedo decir, gracias, Maestro.

Lorenzo Caprile. Modista.

2c08faae5be9ac2b7c135aa37488a1bbLa exposición Hubert de Givenchy, en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid está abierta hasta el 18 de enero de 2015. Las entradas pueden adquirise online o en el propio museo y tienen hora asignada.

Tags: , , , , , , ,

Con este tiempo apetecen platos contundentes, bien calentitos y con salsa para poder mojar pan, ¿a que sí? Tengo el menú perfecto de chimenea, como para un día de campo, por ejemplo. Además son todo platos clásicos. Espero que le saquéis jugo:

Plato único, Coq au vin

De postre, Tarte tatin con crema inglesa

COQ AU VIN

IMG_0262

Ya sabéis que, con excepción de las ensaladas, soy bastante puntillosa con las cantidades y siempre lo hago todo medido, sea en gramos o por volumen. Pues bien, el coq au vin lo hago completamente a ojo, debe de ser la costumbre… Lo que sí he hecho en esta ocasión, para poder daros indicaciones precisas, es ir pesando todo lo que iba utilizando y así os manejáis a partir de ahí. La receta es para hacer con gallina (y mejor tirando a vieja, pero gordita, eso sí) porque con pollo no tendría nada que ver el resultado. Si no encontráis gallina o no os apetece ir a buscarla, mirad en las notas donde os daré las variaciones para usar pollo. Cuando queráis hacerlo, tened en cuenta que hay que empezar la víspera. En función del tamaño de la gallina y de la cantidad de arroz, pasta o patatas con que acompañéis el plato, dará para 4 o para 6 personas, yo lo pongo de plato único. La salsa es muy abundante, la que sobra me encanta tomarla con tallarines.

Ingredientes para 4-6 personas

  • 1 gallina grande, troceada pequeña: alas por separado, contramuslo y muslo den 2 ó 3 trozos, pechuga en 3 ó 4. Se pueden usar sólo cuartos traseros, por supuesto (si es pollo, de hecho, es recomendable. Ver notas)
  • 200g cebolla (una muy grande) troceada menuda
  • 150g zanahoria (2 normales) pelada y en rodajas o en brunoise
  • 750ml vino tinto tirando a seco (he usado un valdepeñas, vale casi cualquier cosa que se pueda beber razonablemente)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 hoja de laurel seco
  • 250g lardons. Se puede usar panceta curada o incluso bacon, pero que no sea ahumado
  • 20g de pasta de tomate concentrado (una cucharada sopera)
  • 25g de harina (una cucharada sopera)
  • 600g champiñones, limpios, sin pie y partidos en dos o en cuatro trozos, según el tamaño
  • 300g cebollitas perla o, en su defecto, de cebolla dulce en brunoise
  • 30g mantequilla sin sal, aproximadamente, para usar al menos en 3 golpes
  • Perejil picado

vertical

Procedimiento

1.- La víspera se pone a marinar la gallina con el vino, la cebolla, la zanahoria, sal y pimienta y la hoja de laurel. Tiene que estar todo tapado por el vino, la manera de conseguirlo usando sólo una botella de vino en lugar de dos o tres es meterlo en una bolsa de congelar de las enormes y sacar el aire. Guardar en la nevera.

2.- En una olla de fondo pesado ponemos los lardons a tostar a fuego medio, queremos que suelten grasita y que se tuesten. Mientras tanto, ponemos a escurrir el gallo con la marinada en un colador grande sobre un bol, que hay que recoger todo el vino.

3.- Cuando ya está tostado el tocino se quita algo de grasa con ayuda de un cucharón o pasando un papel de cocina y se añade el pollo con la cebolla y la zanahoria. Se remueve un poco y se añaden la pasta de tomate y la harina, esta última espolvoreando para que no haga grumos. Se rehoga todo un par de minutos, más que nada para que quede bien mezclado, y se añade el vino de la marinada y se sube el fuego. En cuanto rompa a hervir, se baja el fuego y se tapa la olla. Dejaremos cocer aproximadamente una hora y media, la salsa se habrá reducido bastante y se habrá puesto bien oscura.

4.- Mientras se hace el pollo, se limpian y se trocean los champiñones y se preparan las cebollitas. Para pelar las cebollas se pone agua con sal a hervir y se blanquean unos 5 minutos, se sacan y ya se pueden pelar con un cuchillo afilado fácilmente. A continuación se cuecen en agua limpia con sal, añadiéndolas cuando ésta hierva y manteniéndolas al fuego unos 10-12 minutos desde que recupere el hervor. Se reservan en un colador para que pierdan toda el agua, las saltearemos después de los champiñones usando la misma sartén.

6.- Se cortan los pies de los champiñones al ras y se limpian con cuidado con un paño húmedo (ya lo siento, para esta receta sí es importante que no absorban agua). En función del tamaño, se parten en dos o en cuatro, elegid siempre los más pequeñitos en la frutería o en el súper. Para que se tuesten los haremos en dos o tres tandas. Elegimos una sartén grande y la ponemos a calentar a fuego medio-alto. Cuando esté bien caliente se añade un pegote de mantequilla y en cuanto ésta se derrita y antes de que haga espuma se echa la mitad de los champiñones, o tantos como quepan en la sartén ocupando el fondo pero sin apilarse y NI LOS TOCAMOS durante al menos 20-30 segundos, hasta que huela un poquito a champi y que empiecen a ponerse un poco más brillantes (están a punto de empezar a soltar jugos) entonces ya se puede mover la sartén para hacerlos bailar. Si no os véis capaces de darles vuelo, no es problema, se les da un meneíto con una cuchara de palo o similar y se procura que cambien de lado y que sigan ocupando la superficie de la sartén sin apilarse mucho. Los volvemos a dejar tranquilitos y se les repite el movimiento a los 30 segundos, así hasta que tengan la pinta de la foto. En total, cada tanda tarda unos 3 minutos máximo, alternando períodos de movimiento en la sartén con rachas de no tocarlos (estos últimos cada vez un poco más largos, porque van soltando jugo y no se queman). Los vamos reservando en un bol aparte.

IMG_0258

Aspecto de los champiñones y las cebollitas antes de añadirlos al guiso (aunque éstos nunca se añadieron).

7.- Cuando están hechos los champiñones, se saltean en la misma sartén las cebollas con el resto de la mantequilla, también a fuego vivo y moviendo de vez en cuando la sartén. En total, unos 3 minutos, se trata sólo de que se tuesten por zonas porque ya están cocinadas. Se reservan con los champiñones.

8.- Ya tenemos el guiso hecho y la guarnición cocinada, sólo queda añadir los champiñones y las cebollas a la olla y dar un hervor conjunto de unos cinco minutos, esta vez destapado para acabar de reducir. Se sirve bien caliente y espolvoreado de perejil picado. Es el guiso perfecto para tener hecho con antelación, recalienta muy bien. Fundamental acompañarlo con algo que sirva para aprovechar la salsa: patatas cocidas, pasta, arroz…

Notas

1.- Para usar pollo, no conviene ponerlo a marinar porque no lo aguanta, ni siquiera los de caserío. En ese caso, conviene hacer algunos cambios para que sea una receta redonda: mejor usar sólo cuartos traseros o retirar los trozos de pechuga a los 25min de cocción, aproximadamente. Además, es preferible saltear el pollo, retirar y reservar mientras se saltea el lardon y luego encima las verduras unos diez minutos. El último cambio, antes de añadir el vino y el tomate, consiste en flambear el pollo con unos 100ml de cognac (o brandy) para que la carne se ponga bien firme.

2.- Sobre las fotos: en este caso no he añadido los champiñones y las cebollas por alergia de uno de los comensales. Los champiñones oscurecen algo el color de la salsa así que reconozco que a la mía le eché un chorrito (como una cucharada sopera larga) de salsa de soja. Además, está cocinado de víspera.

3.- No os preocupéis en absoluto por rehogar la harina, que no hace ninguna falta, va a estar cociendo en vino más de una hora que es tiempo más que suficiente para que se cocine en un medio líquido. Por supuesto, se puede sustituír por maizena o fécula de patata.

4.- Recomiendo de corazón usar las cebollitas perla que venden en bolsas congeladas porque son más finas que las que se encuentran normalmente en los mercados y además dan mucho menos trabajo, que ya vienen peladas. Si las compráis congeladas, cocedlas como diga el paquete y no como digo yo, claro. Si en lugar de cebollita francesa usáis cebolla dulce troceada, sólo hay que saltearla sin cocerla antes. Debería estar lista en unos 8-10 minutos a un fuego medio alto.

TARTE TATIN CON CREMA INGLESA

postree

No me creo que haya tardado tanto en hacer aquí esta receta, que no cabe más clásica y la hago muchísimo. La tarta tatin me gusta tango que me la suelo hacer por mi cumpleaños. Un apunte, eso sí: me he criado oyendo que la tatin auténtica se hace con masa quebrada (bueno, una variante) pero reconozco que me gusta más con hojaldre. Aparte, como da igual que suba o no, el hojaldre comprado no desmerece la receta y hace que sea mucho más fácil lanzarse al ruedo.

LA TARTAtatin

No hace falta un molde especial para hacerla, yo uso una sartén de 25cms a la que se le quita el mango. También se puede usar una sartén a la que no se le quite el mango pero que no lo tenga de baquelita y teniendo cuidado de no quemaros al sacarla del horno. Uso manzanas variadas, normalmente combino Granny Smith con alguna variedad dulce que aguante bien la cocción sin deshacerse, como la golden o pink lady (en la foto). Con reineta queda maravilloso de sabor pero no tan bonito porque tiende a hacerse puré y conviene darle un poquito más de fuerza al fuego, con lo que es para público con un poco más de experiencia. Si vuestro molde es de un tamaño distinto, un truco para medir la cantidad de manzanas necesarias consiste simplemente en llenar el molde/sartén con las manzanas enteras. Siempre parece que van a sobrar pero hay que meterlas todas.

IMG_0305

Están muy holgaditas pero no cabe ni una más, suele ser una forma fácil de medir la cantidad de manzanas que hacen falta para la tarta.

 

Ingredientes para un molde de 25cms (6-8 personas)

  • 1’5kg manzanas, peladas, descorazonadas y cortadas en cuartos.
  • 75g mantequilla sin sal
  • 80g azúcar común
  • Plancha de hojaldre del mismo diámetro que el molde (córtala antes de empezar usando el propio molde como guía y reserva en la nevera hasta que lo vayas a usar)

Procedimiento

1.- Se reparte la mantequilla en trocitos por todo el fondo de la sartén y se espolvorea uniformemente el azúcar. Se pone a fuego lento y a continuación se preparan las manzanas, que se irán añadiendo a la sartén según las vayamos teniendo listas, independientemente de que se haya derretido la mantequilla o no.

2.- Se parten las manzanas en cuartos, se pelan y se les retira el corazón (lo suelo hacer en ese mismo orden). Conforme van estando listas se van colocando sobre el azúcar de la sartén, con la parte convexa hacia abajo. Es muy probable que la última manzana -puede que la última y media- haya que partirla en trozos más pequeños para que quepa pero hay que usarla toda. Para que todo el mundo tenga en su plato algo de manzana ácida y algo de manzana dulce pongo todos los trozos de granny smith en los bordes y en el centro la manzana dulce.

IMG_0307

Algunos trozos están levantados y los últimos están cortados más pequeños. No pasa nada.

3.- Precalentamos el horno a 200ºC y dejamos las manzanas que se vayan haciendo en la sartén, sin tocar nada. Pasados unos veinte minutos empezará a oler más rico y podrá verse cómo los jugos de manzana ya van cubriendo los trozos. Estos jugos son los que hacen que se cocine la parte de la fruta que no está en contacto con la sartén. Pasados otros 15-20 minutos, el borboteo empieza a ser más espeso y el líquido se habrá vuelto de un color amarillo ámbar, las manzanas habrán encogido mucho (aquí ya se pueden recolocar los trozos, que hará falta) y al pincharlas con un cuchillo se notarán blandas, es el momento de retirarlas del fuego y de colocar encima la plancha de hojaldre. Procura que el hojaldre “abrace” las manzanas de los bordes.

4.- Se pone la sartén en el centro del horno y se hornea unos 20-25 minutos hasta que el hojaldre esté dorado. Antes de darle la vuelta (se coloca un plato encima del molde y se invierte si fuera una tortilla de patata) no es una tontería agitar suavemente la sartén hacia delante y hacia detrás para soltar un poco el caramelo del fondo del todo. Una vez en el plato, si es necesario, se ajustan los trozos de manzana. Ocasionalmente pueden incluso quedarse pegados al fondo de la sartén, no es problema, se despegan y se ponen en lo alto de la tarta y aquí no ha pasado nada. De hecho, esos trozos son riquísimos. Se espera al menos 10 minutos para servir, puede tomarse caliente o a temperatura ambiente.

LA CREMA INGLESA

IMG_0331

Tenía una amiga que decía que no se podía andar por la vida sin saber cómo se hace la crema inglesa. Sin llegar a esos extremos, creo que es una receta que hay que tener y ser capaz de hacerla sin tener que mirar una receta porque es como tener un vestidito negro en el armario que vale para todo. Además de ser una cosa riquísima, hace que cualquier postre tonto se convierta en algo más serio. Por si eso no fuera suficiente, es la base clásica para hacer helados así que lo único que puedo hacer es pedir disculpas por no haber pensado antes en daros la receta. Aparte de con yemas, se puede hacer con huevos enteros (un huevo entero equivaldría a dos yemas) tiene más cuerpo pero hay que tener más cuidado de que no vaya a cuajar. También se puede usar indistintamente leche entera o nata, o una mezcla de ambas. Creo recordar que la de las fotos está hecha con nata de guisar (15%MG) pero no lo recuerdo porque son viejas. Se puede usar maizena para espesar a gusto del consumidor siempre y cuando no se vaya a usar como base para helados.

Ingredientes para medio litro

  • Una vaina de vainilla, o una cucharada de pasta de vainilla o su equivalente en extracto de vainilla o azúcar vainillado (en este último caso, sustituye por parte del azúcar de la receta, que ya es bastante dulce)
  • 400ml de leche entera
  • 4 yemas de huevo M, mejor a temperatura ambiente
  • 75g azúcar

Procedimiento

1.- Vertemos la leche en un cazo y lo ponemos al fuego medio. A continuación, abre la vaina en dos y rasca con la punta de un cuchillo las semillitas de la vainilla, usa la propia vaina para ayudarte a echarlas a la leche (se quedan pegadas al cuchillo) y luego métela también en el cazo, ya que estamos. En cuanto empiece a hervir retíralo del fuego y reserva mientras batimos las yemas con el azúcar, así va infusionando la vainilla y templa algo con lo que quitamos riesgo de quemar las yemas nada más empezar.

2.- En un bol batimos las yemas con el azúcar, mejor si es con varillas eléctricas, hasta que se pongan muy pálidas, cremosas y esponjosas. Poco a poco y sin dejar de remover con una cuchara de palo o una espátula añade a chorro la leche vainillada hasta que esté todo bien integrado. Retira la vaina de vainilla, sécala y guárdala para otra ocasión.

IMG_0300

Aspecto de las yemas y el azúcar antes de recibir la leche.

3.- Se vierte toda la mezcla en el mismo cazo en el que calentamos la leche y se vuelve a poner en el fuego, esta vez muy lento. Removemos continuamente como si diburájamos ochos en el cazo hasta que la mezcla alcance los 80ºC, teniendo especial cuidado de que la cuchara siempre esté tocando el fondo del cazo, para que no se agarre. Como no espero que todo el mundo tenga un termómetro ad hoc, aquí va alguna pista: primero empezarán a disminuír las burbujitas de aire, luego olerá a natillas buenísimas y enseguida se notará que está más espeso, como una béchamel clarita. La prueba definitiva consiste en pasar el dedo (limpio) por el centro de la cuchara, si se mantiene la línea separada unos 5 segundos es que ya está hecho. En total no debe de llegar a los 5 minutos.

 

IMG_0302

Esta es la prueba del nueve para la crema inglesa.

 

Notas

1.- Si no tenéis tiempo de esperar a que la leche temple, guardad un par de cucharadas soperas sin calentar y mezcladlas con las yemas y el azúcar justo antes de añadir la que habéis calentado, para evitar que les dé un arrechucho de calor y se cuajen.

2.- La crema se puede aromatizar con mil cosas aparte de la vainilla, desde otras especies hasta licores o chocolate. La vaina se puede secar y guardar para darle otro uso, yo las suelo reciclar para hacer azúcar vainillado.

3.- Cuando se hace usando los huevos enteros, es posible que queden más burbujitas de aire en las natillas aún cuando estén alcanzando la temperatura tope, es normal por las claras y hay que tenerlo en cuenta para no pasarlas.

4.- Si resulta que te pasas, tampoco es algo gravísimo, le metes la batidora a la crema y luego la pasas por un colador y 9 de cada diez personas no lo notarán.

Tags: , , , , , ,

Me encuentro a Pantaleón en su casa poniendo su particular Belén.

Vía www.bygeorge.com

Vía www.bygeorge.com

Él dice que es “minimal” porque sólo consta de niño Jesús. Por no tener no tiene ni Virgen María. Eso sí, al niño (tamaño real), me lo coloca dentro de la chimenea, previamente forrada con un antiguo cortinón de terciopelo con borlas de seda (siglo XVIII), encima de un almohadón de encaje de Chantilly, vestido con el traje de cristianar de su bisabuelo – toda una obra de arte de sedas, organdíes y encajes – y con varios collares de perlas al cuello. Ya veis. Muy minimal todo.

“Tú eres consciente de que nació paupérrimo, desnudo y en un establo, ¿verdad?” le pregunto.

Niño Jesús en corona de abeto, en una iglesia napolitana.

Niño Jesús en corona de abeto, en una iglesia napolitana.

“¿Y qué quieres, que decore con chinches y caca de burro?” responde irritado el mono “La realidad, Darling, casi siempre es antiestética. Asúmelo.”

Uh, uh! ¡Malas pulgas! Deduzco que no ha llegado aún el cargamento de champagne que encarga todos los años y que consume liberalmente, a diario, hasta bien pasado el día de Reyes.

“No Darling, no es la ausencia de alcohol” me dice el mono “¡es el hastío!”

“¿Hastío, de qué?” pregunto “¡si a ti te encanta la Navidad!”

Mesas de Navidad de Royal Copenhagen, edición 2010.

Mesas de Navidad de Royal Copenhagen, edición 2010.

“La Navidad sí, la monotonía no” aclara Pantaleón “y desde hace años cada diciembre nos visita el espíritu de las navidades pasadas. ¡Y ya no puedo más!” gime ” ¡Toma!” me dice lanzándome el especial de Navidad de una conocidísima revista.

Mesas de Navidad de Royal Copenhagen,  edición 2011

Mesas de Navidad de Royal Copenhagen, edición 2011

“¿Lo ves?” dice el mono “¡Más de lo mismo! ¡es como un eterno día Navideño de la Marmota!” se queja refiriéndose a “Atrapado en el tiempo” la película en la que Bill Murray revive todos los días el mismo día de su vida.

“El pecado original es del Corte Inglés, que hace que los españoles identifiquéis la Navidad con montones de regalos envueltos en ese absurdo papel verde irisado, esos perfumes de patchouli, la última temporada de una serie insulsa en DVD, el jersey de Emidio Tucci y ríos de rojo, verde y oro, representados por bosques enteros de flores de pascua de plástico”. Se deja caer en la chaise longue y cierra los ojos. “creo que voy a vomitar” me dice doliente.

navidad 2014 chimenea

Via House & Garden

Cada Navidad, Pantaleón le declara la guerra al color rojo. El resto de los meses del año lo adora, pero es llegar diciembre y cogerle tirria. Hay que comprenderle. El mono es un obseso de la decoración que tiene como “métier” principal poner mesas. Porque a eso se dedica. A mover muebles y poner mesas. Cuando muera lo pondrá en el obituario como su profesión: “Pantaleón Ignacio María Álvarez de Miranda y Rimsky-Korsakoff: ponía mesas”.

Mesa de Pantaleón con efigie suya a la derecha. Raiz de vid con bulbos y velas de LLorens & Duran.

Mesa de Pantaleón con carrilleras de la escuela de cocina de Telva (www.escueladecocinatelva.com). Raiz de vid con bulbos y velas de LLorens & Duran (www.llorensyduran.eu)

Pues eso, a un ser que pone mesas, no le puedes suministrar, anualmente, fotos de mantelitos rojos y vajillas hueso, con centros de acebo y flores de pascua, porque se vuelve loco.

Mesas de Navidad de Royal Copenhagen, 2011.

Mesas de Navidad de Royal Copenhagen, 2011.

Y llega la nochebuena y todos tenemos una casa donde ir a cenar, y en esa casa hay una anfitriona al borde de sucumbir a la tentación del mantel rojo y la vajilla beige. Con flores rojas, velas rojas y adornos dorados. Y Pantaleón se muere por dentro cuando eso sucede.

Mesa de Navidad de Carolyne Roehm

Mesa de Navidad de Carolyne Roehm

IMG_1961

No me entendáis mal. Correcto es correctísimo. Tanto como un abrigo verde de Loden. Y la sopera de plata con la flor de Pascua dentro es estéticamente muy “comme il faut”. Pero… ¡es aburrido! ¡Es una Navidad uniformada y burocratizada!

w300_526ece9e9ac35f7a2b3c3a01

Centro con plumas de faisan en varias alturas. ¡Magnifico!

“¡Es una Navidad de “Casta”!” grita Pantaleón –  que odia el rojo pero no “al rojo” – levantándose de un salto.

c56e98155119b7cc7ee07d40f0cfd9a1

Fantástico desayuno de reyes a los pies del árbol

“A eso es a lo que debería dedicar su tiempo el coletas” dice el mono “¡a iniciar una cruzada contra las Navidades de la casta! En contra de aquellos que se quejan de la Navidad porque no la entienden, a aquellos que no se esfuerzan porque han tirado la toalla, a los que se lamentan por tener que pasar nochebuena con el plasta el primo Antonio: ¡todo el mundo tiene derecho a una Navidad feliz!” dice el mono con el mismo entusiasmo con el que Pablo Iglesias pide un sueldo para cada persona “por el hecho de serlo”.

Christmas Tables de Royal Copenhagen 2009

Christmas Tables de Royal Copenhagen 2009

“Y para tener una Navidad feliz, al contrario que para tener un sueldo gratis” continúa el mono “no hay que hacer grandes gastos presupuestarios. Basta con proponérselo. Proponerse disfrutar de la compañía de los que quieres eligiendo no inmutarse por el aburrimiento de los que no te caen bien, elegir recordar que celebramos familia, amor y vida, y no tanto visas oro y langosta. Disfrutar de la ilusión de los niños en lugar de pensar cómo se ponen de pesados. Poner un niño Jesús de centro de mesa, más que las flores de Pascua, para centrarnos. Sólo hace falta eso. Y una buena anfitriona con un gran corazón y una mesa en la que dar la bienvenida a todos”.

Todo de "El Almacen de la Loza" (www.elalmacendeloza.com). Platos, vajilla para 6 216€, copas 6,35€ cada una, portavelas 38€, cuencos del ceramista Fernando Alcalde, colocados como platos de pan, 35€ cada uno.

Todo de “El Almacen de la Loza” (www.elalmacendeloza.com). Platos, vajilla para 6 216€, copas 6,35€ cada una, portavelas 38€, cuencos del ceramista Fernando Alcalde, colocados como platos de pan, 35€ cada uno. Vasitos de cristal en donde se colocan las macetas, 3€ cada uno.

“Que no hace falta que sea roja y verde, ni tan espectacular como las que cada Navidad expone la compañía de vajillas Royal Copenhagen en la ciudad de la que toma su nombre…”

Royal Copenhagen Christmas tables 2010

Royal Copenhagen Christmas tables 2010

“Puede ser una mesa fresca y joven, casi nórdica, de unos recién casados que no están para grandes gastos en porcelana…”

Todo de El Almacen de la Loza. Bajoplatos de maiz trenzado 5,50€ cada uno, plato llano blanco 8,50€, plato de postre 8€, copas de picos ambar 11€ cada una, platos de pan de madera blanca 3€, cubertería blanca para 6 personas 82€, adornos navideños de fieltro a modo de marca puestos 3€, cactus de biscuit con luz interior (a pilas) 52€, jarra de cobre 112€

Todo de El Almacen de la Loza. Bajoplatos de maiz trenzado 5,50€ cada uno, plato llano blanco 8,50€, plato de postre 8€, copas de picos ambar 11€ cada una, platos de pan de madera blanca 3€, cubertería blanca para 6 personas 82€, adornos navideños de fieltro a modo de marca puestos 3€, cactus de biscuit con luz interior (a pilas) 52€, jarra de cobre 112€

la foto 3

Figuritas de biscuit: 4 figuras por 8€. También en El Almacen de la Loza.

 

“O una mesa pop-rock, con mucho cristal y dorado, para los que cenan con los amigos y luego bailan hasta las tantas…”

mesa oro y verde

Mesa verde y dorada de El Almacen de la Loza. Copas verdes de picos 11€ c/una, bajo platos lavados en oro 8€, plato llano de cristal 11,75€, plato de postre de cristal 8,50€, plato de pan de cristal 5,50€, velitas 5,50, maceta de cristal verde 15€.

Mesa verde y dorada de El Almacen de la Loza. Copas verdes de picos 11€ c/una, bajo platos lavados en oro 8€, plato llano de cristal 11,75€, plato de postre de cristal 8,50€, plato de pan de cristal 5,50€, velones 11€, tea-lights dorados con velita 5,50€, maceta de cristal verde 15€, vela árbol de navidad 14€. Cubertería para 6 personas 100€.

“O algo delicado y femenino para una jovencita amante de su casa…”

Platos de Raynaud, Limoges modelo Si-Kiang, copas de El Almacen de la Loza.

Platos de Raynaud, Limoges modelo Si-Kiang, copas de El Almacen de la Loza.

“Incluso permito algo de verde y rojo, con muchas plantas a diversas alturas, para los amantes de la jardinería…”

mesa roja musgo

Todo de El Almacen de la Loza: camino de mesa de musgo vivo, bajoplatos lacados en rojo 9€ cada uno, vajilla portuguesa 12€ plato llano y 8€ el arbolito colocado a modo de navideño “cuenco de consomé”, árbol de cristal con velón rojo 80€, macetas de cristal rojo 15€, candeleros de cristal entre 9 y 12€.

mesa1

“Lo que no vale” dice el mono “es tirar la toalla. Me da igual que les sirvas pato a la naranja o paella, por mi cono si encargas la cena de Navidad en Burger King. Quiero sonrisas. Quiero velas encendidas, quiero cariño, comprensión y manos tendidas. Sobre todo a aquellos que sólo ves una vez al año. Si tú Navidad no es feliz – por lo que sea – que tu reto sea hacérsela feliz a los demás”.

Mesa de Navidad de Pascua Ortega en el suplemento de la revista Hola

Mesa de Navidad de Pascua Ortega en el suplemento de la revista Hola

Si estás más cómoda bájate del tacón, deja que los demás te ayuden, que el exceso de trabajo que da el recibir no te estropee el carácter, so pena de que estando maravillosa la cena, no la disfrute nadie. Es nochebuena. ¡Celébralo! ¡No a las Navidades corruptas por el exceso de consumismo! ¡No a las Navidades de casta!

mesa ranas christian tortu

Y para animaros a hacerlo Pantaleón y Mana Briz, dueña de El Almacen de la Loza convocan un concurso de mesas de Navidad, con un premio de un vale de 100€ a gastar en el Almacen de la Loza. No creo que tengáis problemas en gastarlo!

copas picos cuencos DSC_2397

mesa bajoplato navidad

Para participar sólo tenéis que:

1.- Dar a “me gusta” en la página de facebook de El Almacen de la Loza (https://www.facebook.com/pages/el-almacen-de-loza/163484441503).

2.- Estar suscritos (o suscribiros) a Pantaleon y las Decoradoras y

3.- Mandad vuestras fotos. Podéis mandar tantas como queráis. Todas a [email protected]

Mana y Pantaleón escogeran 10 mesas de entre las fotos que enviéis y las publicaremos en este blog y en facebook para que vosotros mismos escojáis al ganador.

christmas-table-2006-10-jpg

Royal Copenhagen, Christmas Tables 2006

Suerte y ¡feliz Navidad!

 

Tags: , , , , , , , ,

« Older entries

COPYRIGHT Muchas de las fotografías utilizadas en este blog han sido encontradas en la web y desconozco su autor. Si crees que alguna de ellas no debe ser publicada o conoces su procedencia ruego me lo indiques, para retirarla o identificar al autor. Si quieres utilizar alguna de mis imágenes puedes hacerlo indicando su procedencia.